Infección de la pulpa dental

L a pulpa dental es uno de los componentes de la compleja estructura de nuestros dientes. Su integridad se puede ver amenazada por la acción de fuertes traumatismos o de caries avanzadas.

En el presente artículo te contaremos qué es exactamente la pulpa dental, por qué se puede ver afectada y qué tratamientos son los adecuados en estos casos.

Estructura del diente

Los dientes son estructuras complejas que posibilitan, entre otras, las funciones de masticación de los alimentos o la pronunciación de los distintos fonemas. Se encuentran unidos al maxilar a través del periodonto, y en su estructura podemos distinguir una parte visible y una invisible.

En el caso de los dientes sanos, la estructura visible la conforma la corona, mientras que la parte no visible la integran el cuello y la raíz del diente.

Una pieza dental se compone, por lo tanto, de las siguientes partes:

  • La corona dentaria es la parte visible de la dentadura de las personas que gozan de una perfecta salud dental. Su forma determina la función de cada pieza. Gracias a las mismas, podemos llevar a cabo las funciones de masticación y trituración de los alimentos.
  • El borde de la encía es la unión de las piezas dentales con la mucosa. Es en esta zona en la que se tiende a acumular bacterias y restos de comida que, en caso de no ser removidos de la manera debida, dan lugar a la afección de las enfermedades periodontales -gingivitis o periodontitis-.
  • La raíz dental es la parte del diente insertada en el hueso alveolar. Su función es la de soportar el diente. Se encuentra anclada en el hueso maxilar o de la mandíbula. Un diente puede tener una raíz -como es el caso de los caninos y los incisivos- o varias -premolares y molares-.

Además, el diente está formado por distintas capas. Entre las mismas, podemos distinguir:

  • El esmalte dental es una capa mineralizada de gran dureza que recubre las coronas dentales. Su función es proteger la dentina de la acción de los agentes patógenos. El mismo puede sufrir cierto desgaste derivado de una mala higiene bucodental o de agentes abrasivos, dando lugar, por ejemplo, a la formación de caries.
  • La dentina se encuentra situada debajo del esmalte. Está formada por una gran cantidad de túbulos que la conectan directamente con la pulpa dental -o nervio-. Es la encargada de mitigar los golpes y las distintas presiones que padece la pieza dental, y su deterioro puede generar molestias derivadas, por ejemplo, de la sensibilidad dental.
  • El cemento forma parte del periodonto. Se trata de una fina capa cuya función es de cubrir la superficie de la raíz dental.
  • Localizada dentro de la cámara pulpar, la pulpa dental es un tejido conectivo blando compuesto de nervios y vasos sanguíneos. Se encuentra recubierta de otras capas -dentina y esmalte- que la protegen frente a amenazas externas.
Te interesará »  Tengo odontofobia: ¿cómo evitar que acudir al dentista me cause dolor?

Partes del diente
Estructura del diente

Ahora ya hemos entendido la estructura del diente y qué lugar ocupa la pulpa en la misma, pero ¿cuál es su función?

Funciones de la pulpa dental

Como hemos comentado anteriormente, en la pulpa dental se insertan los vasos sanguíneos y las fibras nerviosas. Su función, por tanto, es la de enviar una señal sensorial en el caso de que la pieza esté sufriendo algún tipo de daño.

Pero, además, cumple otra función fundamental durante la etapa de desarrollo de los dientes: es la encargada de nutrir las piezas dentales y de formar la dentina. Una vez la pieza definitiva se ha desarrollado por completo, no es necesaria la acción de la pulpa para que ésta se mantenga estable.

En algunas ocasiones, ciertas afecciones o la acción de agentes patógenos pueden causar el daño de la estructura dentaria, quedando expuesta pulpa dental -o nervio-.

¿Qué puede causar el daño de la pulpa dental?

La pulpa dental puede verse afectada siempre que la estructura dentaria se ve comprometida. Dos de las causas más comunes es la aparición de caries o la afección de las enfermedades periodontales en estado muy avanzado.

Ambas afecciones tienen una causa común: una higiene bucodental poco rigurosa.

Pero, además, existen otras causas diversas que pueden tener cierta repercusión en el daño de la pulpa -o nervio-:

  • La erosión dental, muchas veces originada por el bruxismo
  • La abrasión dental, a causa de la acción repetitiva de elementos nocivos para el esmalte sobre la superficie de los dientes
  • La aparición de una fisura o fractura en la pieza dental a causa de un fuerte traumatismo
  • Tratamientos odontológicos que no han sido llevados a cabo con rigor como, por ejemplo, una obturación o una reconstrucción que no se ha realizado con éxito

Causas inflamación pulpa dental
Caso de fractura dentaria

Afecciones más comunes en torno a la pulpa dental

El daño en la pulpa dental podemos dividirlo en reversible y no reversible, y las consecuencias que se desprenden del mismo pueden variar entre una ligera sensibilidad dental y la pérdida de la pieza dental a causa de la muerte del nervio.

A continuación, te detallamos las afecciones más comunes relativas a la pulpa dental.

Pulpitis dental reversible

La pulpitis dental reversible es una leve inflamación del nervio que, en muchos casos, puede ser asintomática.

En algunas ocasiones puede suponer cierta sensibilidad dental ante determinados estímulos tales como unas comidas o bebidas muy frías o calientes, o con un alto contenido en azúcar.

En aquellas ocasiones en las que las molestias generadas por la sensibilidad dental responden a una inflamación del nervio, las mismas remiten una vez ha desaparecido el estímulo.

Sin embargo, la sensibilidad dental no responde únicamente a la infección del nervio. En algunos casos, ésta está causada por un daño de la estructura dentaria en el que el esmalte se ha debilitado y la dentina queda expuesta.

Te interesará »  La importancia de la saliva para mantener una boca sana

En casos de pulpitis reversible, el tratamiento radica en eliminar la causa que genera esta sensibilidad. Un ejemplo de ello puede ser una obturación de una caries que afecta a una pieza dental, por ejemplo.

Por el contrario, en casos de pulpitis más avanzadas, esta molestia persiste durante un periodo de tiempo una vez el estímulo que la genera ha desaparecido. Es entonces cuando estamos ante un caso de pulpitis irreversible.

Pulpitis dental irreversible

La pulpitis irreversible es la inflamación severa del nervio que no presenta opción de restablecimiento alguno.

El tratamiento idóneo para abordar un caso de pulpitis irreversible es la endodoncia. También conocida como tratamiento de conductos, la endodoncia consiste en la eliminación del paquete vasculonervioso -o nervio- que se encuentra dentro de la cámara pulpar.

Cómo se realiza una endodoncia
Procedimiento de endodoncia

De esta manera, los especialistas optan por mantener en boca una pieza que, en caso de no ser tratada adecuadamente, tendría que ser extraída.

Cuando la pulpitis dental irreversible no es tratada a tiempo, bien por un descuido o porque es asintomática, el nervio puede llegar a necrosarse y la estabilidad de la pieza se puede ver amenazada.

Necrosis pulpar

Denominamos necrosis pulpar a la muerte del nervio dental, bien a causa de una inflamación aguda que no ha sido tratada o diagnosticada a tiempo, o bien a causa de un fuerte traumatismo en la pieza dental que ha provocado una detención de la circulación sanguínea en la pieza dental.

Podemos distinguir dos tipos de necrosis dental:

  • La necrosis pulpar aséptica o por coagulación, provocada por una isquemia -bloqueo o disminución de la circulación sanguínea en una zona determinada-. Este tipo de necrosis es asintomática, y especialmente frecuente en niños -más proclives a recibir fuertes golpes en las piezas dentales-.
  • La necrosis séptica o por gangrena, a causa de una colonización bacteriana de la zona que ha provocado una inflamación severa. Los pacientes que la padecen suelen aquejar un dolor agudo e intenso.

El tratamiento idóneo para dientes necróticos es una endodoncia que consiga frenar la necrosis y permita al paciente conservar la pieza en boca. En función de la pieza afectada, el especialista optará por un tratamiento de conductos unirradicular, birradicular o polirradicular.

Generalmente, la necrosis supone una decoloración de la pieza dental que no solucionará el procedimiento endodóntico. Para recuperar la tonalidad original del diente y la estética de la sonrisa, el paciente deberá someterse a un blanqueamiento interno de la pieza y, en caso de que éste resulte ineficaz, un tratamiento de carillas estéticas.

En casos de necrosis pulpares muy avanzadas, el paciente corre el riesgo de perder la pieza dental. Además, esta infección puede extenderse a otras áreas de la boca e incluso padecer complicaciones cardiovasculares que revistan cierta complejidad.

Si tienes alguna duda con respecto a alguna de las afecciones relacionadas con la pulpa dental o quieres concertar una cita con nosotros, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra página web o bien llamando al 91 768 18 12.

¿Qué podemos hacer por ti? 1ª visita gratuita y presupuesto sin compromiso

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

¿No te gustan los formularios? Llámanos al 91 768 18 12

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...
Dr. Pedro Pablo Martínez

Dr. Pedro Pablo Martínez

Especialista en Odontología Conservadora

Pedro Pablo Martínez es licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio. Se especializó a través del Máster en Odontología Integrada de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y del Máster en Endodoncia de la Universidad Alfonso X el Sabio. Combina su actividad profesional con la investigación, ya que es autor de diversos artículos aparecidos en publicaciones científicas como Journal of Dentistry o Journal of Clinical Periodontogy.Si quieres sabes más sobre el doctor Martínez puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Haz una pregunta al dentista

  Acepto la Política de privacidad

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:
¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita