Comúnmente, la aparición de pulpitis dental se asocia exclusivamente a las caries, pero lo cierto es que existen otros factores que puede provocar esta afección. 

La pulpa es uno de los componentes de la compleja estructura de nuestros dientes y su integridad se puede ver amenazada por la acción de fuertes traumatismos o de caries avanzadas.

En este artículo te contaremos qué es exactamente la pulpitis y cuáles son los tratamientos adecuados en estos casos.

¿Dónde se encuentra la pulpa dental?

Las piezas dentales están unidas al maxilar a través del periodonto, y en su estructura podemos distinguir una parte visible y una invisible.

La pulpa dental se encuentra en el interior de la corona, y es la parte que se llama comúnmente como nervio. 

Es importante saber diferenciar las partes de los dientes para conocer su anatomía e identificar correctamente qué patologías o complicaciones puede presentar cada una. 

Una pieza dental se compone de las siguientes partes:

  • La corona dentaria es la parte de la dentadura que se ve cuando hablamos o sonreímos. 

    Su forma determina la función, así como el nombre de cada pieza y gracias a ellas podemos llevar a cabo las funciones de masticación y trituración de los alimentos.

  • El borde de la encía es la unión de las piezas dentales con la mucosa. 

    Es en esta zona en la que se tiende a acumular el sarro y los restos de comida que, en caso de no ser removidos de la manera debida, dan lugar a enfermedades periodontales -gingivitis o periodontitis-.

  • La raíz dental se encuentra insertada en el hueso alveolar y su función es soportar la pieza. 

    Según de qué diente se trate, puede tener una raíz -caninos e incisivos- o varias -molares y premolares-. 

    La estructura interna del diente

    Pero además de esta estructura, el diente está formado por distintas partes internas:

  • El esmalte recubre la corona dental y su misión es proteger la dentina de la acción de los agentes patógenos

    A pesar de ser la capa más dura del cuerpo humano, puede sufrir cierto desgaste derivado de una mala higiene bucodental o de agentes abrasivos.

    Como consecuencia, es posible que aparezcan caries dentales

    Ampliar imagen
    Partes de un diente
  • La dentina se encuentra situada debajo del esmalte y se encarga de mitigar los golpes y presiones del diente derivadas, por ejemplo, de las fuerzas masticatorias.  

    Por ello, la dentina evita la aparición de sensibilidad dental. 

    Está formada por una gran cantidad de túbulos que la conectan directamente con la pulpa dental -o nervio-. 

  • Junto con el esmalte, la dentina envuelve la cámara pulpar, donde se encuentra la pulpa

    Es un tejido conectivo blando compuesto por nervios y vasos sanguíneos. 

  • Por último, el cemento forma parte del periodonto y es una fina capa cuya función es cubrir la superficie de la raíz dental.

Ahora, ya hemos entendido la estructura del diente y qué lugar ocupa la pulpa en la misma, pero… ¿cuál es su misión?

Funciones de la pulpa dental

Al contener las fibras nerviosas, el objetivo de la pulpa dental es enviar una señal sensorial en caso de que la pieza dental sufra algún daño. 

Y no solo eso, sino que cumple una función esencial durante el desarrollo de los dientes: es la parte responsable de nutrir la pieza y de formar la dentina. 

Una vez que el diente ha concluido su desarrollo, así como las etapas de la dentición, ya no es necesaria la acción de la pulpa para que se mantenga estable. 

¿Qué es la pulpitis y cuántos tipos hay?

Hablamos de pulpitis cuando el nervio presenta inflamación debido a diferentes factores externos.

En función del daño que haya recibido la pulpa, la afección puede ser reversible o irreversible, pudiendo variar sus síntomas entre una ligera sensibilidad dental y la pérdida de la pieza dental a causa de la muerte del nervio.

Pulpitis dental reversible

La pulpitis dental reversible es una leve inflamación pasajera del nervio.

Por norma general, esta hinchazón está provocada por cambios de pH en la pieza dental, la ingesta de alimentos excesivamente ácidos o azucarados, o que están muy fríos o calientes. 

Igualmente, el blanqueamiento dental general cierta sensibilidad en el diente, siendo esta temporal y únicamente dura durante el mes que dura el tratamiento. 

En estas ocasiones en las que el paciente presenta pulpitis reversible, la molestia remite una vez ha desaparecido el estímulo que la provoca. 

Pulpitis dental irreversible

Por el contrario, en casos de pulpitis más avanzada, la molestia persiste durante un periodo de tiempo una vez el estímulo que la genera ha desaparecido. 

Es entonces cuando estamos ante un caso irreversible, pues la inflamación del nervio es tan severa que no es posible devolverlo a su estado de salud.

Ampliar imagen
Pulpitis dental irresersible

Esta afección la padecen personas que reciben un impacto continuado en algún diente

Si un paciente sufre de bruxismo, significa que mantiene una presión prolongada en su pieza dental.

Es muy posible que al cabo de un tiempo, en caso de no ponerle remedio, desarrolle pulpitis irreversible. 

Lo mismo sucede como consecuencia de un fuerte traumatismo. 

Los signos pueden tardar en aparecer, siendo el principal indicio el oscurecimiento de la pieza dental. 

Cuando la pulpitis dental irreversible no es tratada a tiempo, bien por un descuido o porque es asintomática, el nervio se necrosa y la estabilidad de la pieza se puede ver amenazada.

La muerte del nervio: necrosis pulpar

Si un diente presenta inflamación aguda que no ha sido tratada a tiempo o ha sufrido un fuerte golpe que ha provocado la detención del riego sanguíneo, el nervio acaba muriendo.

Es entonces cuando hablamos de necrosis pulpar, una afección que puede diagnosticarse a través de una radiografía.

Otro signo frecuente en personas con necrosis es la aparición de una pequeña bolita o fístula en la encía

La necrosis pulpar se divide en dos tipologías:

Necrosis aséptica o por coagulación 

Se trata de una patología provocada por una isquemia, es decir, un bloqueo o disminución de la circulación sanguínea. 

La necrosis por coagulación es asintomática, y especialmente frecuente en niños -más proclives a recibir fuertes golpes en las piezas dentales-.

No obstante, no siempre tiene por qué derivar en la muerte del nervio, pues es posible que el diente quede en un estado intermedio conocido como calcificación

Necrosis séptica o por gangrena

Por otro lado, si la pieza dental presenta una colonización bacteriana que ha producido una inflamación severa, estaremos ante un caso de necrosis séptica o por gangrena. 

Los pacientes que la padecen suelen sentir un dolor agudo e intenso.

Cuando la estructura dentaria se ve comprometida y el nervio queda expuesto, se genera la pulpitis dental

¿Qué puede causar el daño de la pulpa dental?

En algunas ocasiones, ciertas afecciones o la acción de agentes patógenos pueden perjudicar la estructura dentaria, quedando expuesta pulpa dental.

Dos de las causas más comunes son las caries y las enfermedades periodontales en estado muy avanzado (piorrea).

Aunque el factor genético puede tener cierto grado de influencia en la aparición de dichas dolencias, lo cierto es que ambas tienen una causa común habitual: una higiene bucodental poco rigurosa.

Pero además, tal como hemos adelantado previamente, existen otras razones diversas tienen como consecuencia la pulpitis dental:

  • La erosión dental, muchas veces originada por el bruxismo.

  • La abrasión dental, a causa de la acción repetitiva de elementos nocivos para el esmalte sobre la superficie de los dientes.

  • La aparición de una fisura o fractura en la pieza dental debido a un fuerte traumatismo.

  • Tratamientos odontológicos que no han sido llevados a cabo con rigor como, por ejemplo, una obturación o una reconstrucción que no se ha realizado con éxito.

Ampliar imagen
Radiografía de una dentadura

Y no solo esto. Tal como apuntan las conclusiones de un ensayo publicado en la Revista Europea de Odontoestomatología, la edad de la persona también tiene una relación directa con la pulpitis dental. 

Se estudiaron la edad y hábitos de 66 individuos. Como resultado, el estudio afirma que el grupo más joven presentaban un mayor volumen de casos de pulpitis dental reversible.

Por el contrario, aquellos con más edad tenía problemas relacionados directamente con la raíz del diente.

Según este ensayo, es posible que la población joven acuda con más frecuencia a la clínica dental para frenar el avance de la enfermedad. 

¿Cuál es el tratamiento para la pulpitis dental?

Como hemos explicado, la pulpitis presenta diversas fases, y según el estado de salud bucodental que presente la persona, el profesional odontólogo optará por abordar el problema de un modo u otro. 

Así, en casos de pulpitis reversible, el tratamiento radica en eliminar la causa que genera la molestia, generalmente traducida en sensibilidad dental. 

En caso de que la persona presente una caries, la solución pasa por realizar una obturación -empaste- .

De hecho, la excavación total de caries es el método más elegido por los dentistas en caso de pulpitis reversible. 

El objetivo de un estudio realizado por investigadores de la Sección de Endodoncia en la Universidad de Sevilla fue determinar qué enfoque le daban los profesionales a estos pacientes.

Un total de 125 odontólogos se prestaron para realizar el informe y se concluyó que más del 80% de dentistas eliminaban la caries por completo.

El hecho de optar por un tratamiento u otro fue el buen resultado clínico (83%).

En cuanto a los factores directamente relacionados con el paciente que determinaban una acción determinada contra la pulpitis reversible, fue la salud oral en el 84% y la edad de la persona en un 70%.

Sin embargo, la solución idónea para abordar un caso de pulpitis irreversible es la endodoncia o tratamiento de conducto.

Gracias a esta intervención es posible eliminar el paquete vasculonervioso que se encuentra dentro de la cámara pulpar. 

Los dentistas optan por mantener en boca una pieza que, en caso de no ser tratada adecuadamente, tendría que ser extraída.

La pulpitis en los dientes de leche

En el caso de que el paciente con pulpitis tenga aún dientes de leche, el procedimiento para acabar con la patología es la realización de una pulpectomía. 

Al igual que la endodoncia, esta intervención limpia completamente el interior del diente, pero la diferencia radica en que se lleva a cabo únicamente en niños que están en edad de crecimiento. 

Aunque la pulpectomía es un tratamiento efectivo, puede resultar muy invasivo para la pieza dental. 

Es por eso que, en ciertos casos de pulpitis irreversible, se puede recurrir a otras técnicas como la pulpotomía coronal, generalmente aplicada cuando el daño del diente no llega a la raíz.

Así lo corrobora un informe elaborado por diversas instituciones odontológicas de Irlanda y Reino Unido. 

Los resultados del único ensayo clínico comparativo mostraron que la pulpotomía tiene un éxito comparable al del tratamiento del conducto radicular a los 12, 24 y 60 meses de seguimiento.

La tasa de éxito promedio para la pulpotomía coronal fue de 97.4% clínica y de 95.4% radiográfica a los 12 meses de seguimiento. 

Cómo salvar dientes necrosados

La endodoncia también es capaz de frenar la necrosis y según cuál sea la pieza afectada, será necesario realizar un tratamiento de conducto unirradicular, birradicular o polirradicular.

Sin embargo, la decoloración que provoca la enfermedad no lo soluciona el procedimiento endodóntico.

Ampliar imagen
Necrosis pulpar

Para recuperar la tonalidad original del diente y la estética de la sonrisa, el paciente deberá someterse a un blanqueamiento interno del diente endodonciado.

Esta intervención puede complementarse con carillas dentales para obtener resultados aún más naturales.

No lo dejes pasar: ve al dentista

En caso de pulpitis muy avanzada, corres el riesgo de perder la pieza dental, por lo que una temprana detección de la enfermedad marca la diferencia.

La infección de la pulpa puede extenderse a otras áreas de la boca, como las encías. 

No hay que olvidar que el estado de la cavidad oral afecta al resto del organismo, y las encías tienen mucha relación con las alteraciones cardiovasculares

La manera más apropiada para evitar el desarrollo de pulpitis es la prevención

Mantener unas buenas rutinas de higiene y acudir con regularidad al dentista te asegurarán el buen estado de tus dientes y encías. 

Si tienes alguna duda con respecto a alguna de las afecciones relacionadas con la pulpa dental o quieres concertar una cita con nosotros, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra página web o bien llamando al 91 768 18 12.

Referencias bibliográficas

Díaz Almenara, Eugenia Mª., (2019). ¿Se asocian el alcohol y la edad a padecer pulpitis o periodontitis apical? (http://www.redoe.com/ver.php?id=297).

Crespo-Gallardo, I., Martín-González, J., Jiménez-Sánchez, M.C., Cabanillas-Balsera, D., Sánchez-Domínguez, B., Segura-Egea, J.J. (2018). Dentist´s knowledge, attitudes and determining factors of the conservative approach in teeth with reversible pulpitis and deep caries lesions. (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30697380).

Cushley, S., Duncan. H.F., Lappin, M.J., Tomson, P.L., Lundy, F.T., Cooper, P., Clark, M., El Karim IA. (2019). Pulpotomy for mature carious teeth with symptoms of irreversible pulpitis: A systematic review. Journal of Dentistry. Jun. 20. pii: S0300-5712 (19) 30129-0.  (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/31229496).

Te interesará »  Traumatismo dental: ¿qué hacer tras recibir un fuerte golpe en los dientes?

¿Qué podemos hacer por ti? 1ª visita gratuita y presupuesto sin compromiso

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

¿No te gustan los formularios? Llámanos al 91 768 18 12

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...
Dr. Pedro Pablo Martínez

Dr. Pedro Pablo Martínez

Especialista en Odontología Conservadora

Pedro Pablo Martínez es licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio. Se especializó a través del Máster en Odontología Integrada de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y del Máster en Endodoncia de la Universidad Alfonso X el Sabio. Combina su actividad profesional con la investigación, ya que es autor de diversos artículos aparecidos en publicaciones científicas como Journal of Dentistry o Journal of Clinical Periodontogy.Si quieres sabes más sobre el doctor Martínez puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Haz una pregunta al dentista

  Acepto la Política de privacidad

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:
¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita