Artículos de la categoría:
Periodoncia

Artículos destacados

Leer artículo
Encías

Las encías retraídas son una de las patologías más comunes de salud dental, que debe ser tratado adecuadamente…

Leer artículo
Dr. Jorge Ferrús

Otros artículos

La Periodoncia es la especialidad dentro de la Odontología que se encarga del cuidado de las encías.

Esta parte de la boca es fundamental para la supervivencia de las piezas, por lo que requiere de un experto que se dedique exclusivamente a asegurar su salud: el periodoncista.

Las principales afecciones que perjudican el buen estado de las encías son las conocidas como enfermedades periodontales: la gingivitis y la periodontitis.

Es por ello que los tratamientos que se engloban dentro de la especialidad de Periodoncia están enfocados a curar estos problemas, causados por las bacterias que se van acumulando alrededor de las piezas dentales.

La gingivitis supone el inicio de la afección, mientras que la periodontitis -también conocida como piorrea– supone un estado mucho más avanzado.

Es muy importante abordar esta enfermedad a tiempo y de forma eficaz, pues una periodontitis que no se trata adecuadamente puede derivar en la pérdida del diente.

Para evitar este problema, es crucial saber identificar los síntomas de la gingivitis incipiente, antes de que derive en piorrea.

Aunque no siempre se le da la importancia que tiene, un ligero sangrado de encías o una irritación leve son señales a tener muy en cuenta.

Además, hay otros signos que nos alertan, como la sensibilidad, el mal olor, el dolor, enrojecimiento o retracción de las encías.

En muchas ocasiones, basta con realizar una exhaustiva limpieza profesional para detener los efectos de la gingivitis.

Sin embargo, en caso de la piorrea, se requiere de un tratamiento específico y más profundo que incluye los siguientes pasos: análisis microbiológico, antibiótico para combatir las bacterias, mediciones de la profundidad del sarro, raspado y alisado radicular y revisiones periódicas para evitar la recidiva.

Según la regularidad marcada por el periodoncista, volvemos a realizar mediciones, análisis microbiológico y raspado y alisado radicular.

La gingivitis solo requiere una higiene profesional cada 8 o 10 meses.