inflamacion encias

Clínica dental / Encías

El dolor de encías, normalmente unido a una inflamación y/o sangrado, es una patología muy común entre la población en general, aunque especialmente en personas de entre 30 y 50 años. Puede aparecer como un dolor puntual asociado a una herida o un traumatismo, pero aquel dolor de encías que persiste en el tiempo y que se presenta de manera muy localizada es el más preocupante, dado que puede ser síntoma de una enfermedad periodontal.

Causas principales del dolor de encías

Las causas más comunes del dolor de encía suelen ser las enfermedades periodontales, que como procesos infecciosos causados por las bacterias que se alojan en nuestra boca, provocan la inflamación e irritación de las encías y por tanto, molestias en las mismas. Existen dos estadios de enfermedad periodontal que provocan dolor de las encías. Los describimos a continuación:

Gingivitis

Es la enfermedad periodontal provocada por la acumulación de placa bacteriana y que ocasiona inflamación en la encía, enrojecimiento y sangrado de la zona gingival. El principal factor por el que se origina es la mala higiene dental: no cepillarse correctamente, o hacerlo de forma agresiva, no utilizar hilo dental… Todo ello favorece la aparición de gingivitis.

Periodontitis

Se trata del estadio avanzado de la gingivitis, donde las bacterias han afectado no sólo a los tejidos blandos, sino también al hueso maxilar, poniendo en riesgo el sustento de los dientes. Este tipo de infección provoca síntomas como mal aliento, enrojecimiento o sangrado de encías, inflamación gingival, dolor y movimiento de los dientes.

Encía inflamada y con dolor

Tanto en el caso de la gingivitis como en el de la periodontitis crónica, el dolor de encías, aunque muy localizado, no suele presentarse de forma permanente. De hecho, lo más frecuente es que surja durante el cepillado o cuando comemos algo. De cualquiera de las maneras, el tratamiento para frenar la gingivitis y que no derive en una periodontitis es una limpieza profesional. Gracias a ella se eliminará la placa bacteriana acumulada y las encías irán desinflamándose hasta que, finalmente, remita el dolor gingival.

El enrojecimeinto y sangrado de encías es el principal signo de alerta de que estamos ante una enfermedad periodontal

Otros motivos por los que duelen las encías

Además de las enfermedades periodontales como la gingivitis y periodontitis, existen otras causas por las que las encías pueden llegar a doler. Estas son algunas de ellas:

  • Después de una profilaxis: después de una limpieza profesional donde el higienista tiene que raspar la zona de las encías para eliminar la placa bacteriana, es normal que las encías se inflamen y duelan.
  • Tras un tratamiento de blanqueamiento dental: los productos que se utilizan durante una sesión de blanqueamiento dental pueden provocar sensibilidad dental. Cuando esto ocurre, el paciente siente un dolor localizado e intenso al contacto con alimentos o bebidas muy frías o calientes. Sin embargo, las molestias deberían desaparecer al separar los dientes y encías del estímulo externo.
  • Cambios hormonales: aunque la gingivitis gestacional es de conocimiento general, el dolor de encías no va asociado únicamente al embarazo, sino a todos los cambios hormonales que sufren las mujeres. Por ejemplo, después del parto, antes de la menstruación

Encía enrojecida

  • Después de la colocación de un implante: la intervención para la colocación de un implante es bastante invasiva por lo que es habitual que los días posteriores a la cirugía se sienta dolor en las encías cercanas al implante dental.
  • Tras la extracción de un diente: es completamente normal sentir dolor en las encías que se encuentran alrededor del diente extraído. La exodoncia habrá producido una inflamación en las mismas y hasta que ésta remita pueden padecerse dolores.
  • Después de someterse a una endodoncia: al igual que en los casos anteriores, al intervenir quirúrgicamente un diente, que en este caso ha sufrido una endodoncia, las encías que le rodean se ven afectadas por la manipulación realizada por el profesional y por lo tanto, pueden sufrir dolor e hinchazón de la zona gingival cercana.
  • Encías retraídas: hay ocasiones en la que la retracción de encías se debe a un cepillado fuerte, en lugar de a una enfermedad periodontal. Cuando las encías retroceden hasta dejar la raíz del diente al descubierto, es posible sentir un fuerte dolor que irá asociado a la exposición del nervio ante estímulos externos.
  • Diabetes: son muchos los estudios que demuestran la relación directa que existe entre esta patología y las enfermedades periodontales. Y ello se explica debido a que las personas que padecen  diabetes mellitus de tipo 2 sufren unas alteraciones en sus vasos sanguíneos que pueden impedir la adecuada circulación de la sangre en las encías. Dichos problemas circulatorios provocan inflamación y dolor en las mismas.
  • Anemia: la falta de vitaminas propia de personas que padecen anemia también puede provocar problemas en la cavidad oral.
  • Bruxismo: las personas bruxistas suelen padecer dolores de dientes y encías debido a la fricción que producen al rechinar los dientes.
  • La dentición en bebés: se trata de una de las causas más comunes del dolor de encías en bebés. A partir de los 6 u 8 meses de edad los niños empiezan a sentir las encías inflamadas y sensibles. Sin embargo, esto es una consecuencia natural de su desarrollo.

Dolor de encía en bebés

  • El uso de prótesis: sin una correcta higiene, es frecuente que se acumulen restos de comida entre la prótesis, por lo que puede producirse una inflamación por sarro.
  • La toma de determinados medicamentos: algunos fármacos también pueden provocar que las encías se inflamen y duelan.
  • El uso de ortodoncia: aparatos de ortodoncia como los brackets dificultan la limpieza dental y, por tanto, pueden favorecer la aparición de gingivitis por acumulación de sarro.
  • El hábito de fumar: fumar aumenta la acumulación de la placa bacteriana, lo que hace que se desarrollen enfermedades periodontales con mayor facilidad.
  • Dientes mal alineados: cuando existen malposiciones en los dientes es más común que se acumule el sarro alrededor de las piezas dentales. Si no se practica una buena higiene dental, esta situación puede derivar en una posible gingivitis.

Dado que el dolor de encías puede deberse a algunas enfermedades que pueden llegar a ser graves (especialmente en el caso de la periodontitis) es importante determinar cuál de las anteriores puede ser la causa subyacente para poder así aplicar el tratamiento adecuado para la misma.

Remedios para aliviar el dolor de encías

Una vez que hemos diagnosticado dónde está nuestro problema, es momento de buscar la solución para calmar el dolor de encías.

Aplica frío

Aplicar frío es una solución rápida, aunque temporal, para aliviar el dolor de encías. Resulta especialmente útil si estamos ante un caso de enfermedad periodontal y la inflamación es tal que duele incluso sin lavarnos los dientes o comer. Para reducir la molestia, recurre a un poco de hielo envuelto en tela y pásalo suavemente por la zona hinchada. Recuerda no tenerlo muchos minutos sobre la encía y haz descansos de unos 5 o 10 minutos.

Vigila tu dieta

La enfermedad periodontal está originada por la presencia de bacterias en las encías, así que reducir el consumo de azúcar es siempre una medida positiva. Los alimentos o bebidas con alto contenido en azúcar aceleran la acción dañina de las bacterias, así que es recomendable optar por otro tipo de comidas: verdudas, fruta o lácteos contribuyen a la recuperación gingival, pues dan el aporte vitamínico necesario para tener unas encías sanas.

Cuida tu higiene dental

Al menor síntoma de hinchazón o dolor gingival, esmérate en tener unas rutinas de higiene en casa aún más exhaustivas. Al contrario de la creencia popular, cuando la encía comienza a sangrar no debemos detener el cepillado, sino continuarlo. El movimiento de barrido para lavarnos los ientes realiza un masaje en la encía y, al cabo de unos días, ayuda a reducir el sangrado y la inflamación.

Usa un colutorio antibacteriano

No te limites al uso del cepillo: utiliza un enjuague bucal antibacteriano. Cuando se trata de un dolor puntual no asociado a una patología periodontal, es habitual que el dolor remita utilizando un especialmente indicado para tratar las encías. Resulta muy útil el uso de colutorios con clorhexidina, aunque es necesaria la recomendación de un especialista antes de recurrir a ellos, ya que no conviene utilizarlo durante muchos días seguidos. 

Enjuague para encías inflamadas

Recurre a fármacos

Siempre bajo prescripción médica, puedes tomar antiinflamatorios o incluso antibióticos para reducir la infección. Pero nunca tomes medicamntos por tu cuenta: consulta con tu especialista y sigue sus instrucciones en cuanto a dosis diaria y tiempo. 

Visita a tu dentista

En los casos en los que el dolor persista, será el momento de visitar un periodoncista profesional para que verifique si la causa puede ser una enfermedad periodontal y tratarla en consecuencia. Ten en cuenta que la piorrea no se puede tratar con remedios caseros, por lo que la única opción es ponerte en manos de un especialista. De no hacerlo, las bacterias continuarán su avance, con las consecuencias que implica para la salud de dientes y encías. 

Visita tu dentista

Si tienes un problema de encías, conviene que acudas a tu especialista de forma periódica para controlar la enfermedad.

La clave: la prevención

Una vez que hemos recuperado el color rosado de nuestras encías -y con ello su salud-, la clave se encuentra en la prevención futura. Para ello, es conveniente seguir las siguientes recomendaciones:

  • Sé estricto con la limpieza bucal después de cada comida y utiliza un cepillo de dientes de cerdas suaves que no dañen tus encías.
  • Utiliza el hilo dental para eliminar los restos de comida que se acumulan entre tus dientes y que el cepillo no ha podido quitar.
  • Evita el tabaco y el alcohol. Se trata de sustancias que colaboran en la acumulación de placa por lo que es conveniente reducir su consumo al máximo.
  • Acude al higienista para realizarte limpiezas profesionales al menos una vez al año. Ello permitirá mantener la gingivitis a raya y evitará que vuelva a surgir el dolor.

Si crees que podrías sufrir una enfermedad periodontal o necesitas una limpieza profesional que te ayude a deshacerte del dolor de encías, pide cita en Ferrus & Bratos y en una primera consulta gratuita te recomendaremos el tratamiento más adecuado para tu problema dental.

Guía sobre el cuidado de las encías
Descubre nuestra Guía de Encías

En esta sección encontrarás contenidos relacionados con la salud de tus encías y las dos principales enfermedades que les afectan:…

Te interesará »  Principales problemas en las encías y cómo evitarlos

En Ferrus & Bratos nos guiamos por unas pautas editoriales que aseguran la veracidad de toda la información que publicamos. Si deseas saber más sobre cómo nos aseguramos de que nuestro contenido esté actualizado y correctamente respaldado, te animamos a leer nuestro compromiso editorial.

¿Qué podemos hacer por ti? Pruebas diágnostiscas y plan de tratamiento integral gratuito

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

O Llámanos:

Clínica Velázquez
Clínica Arturo Soria

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(495 votos, promedio: 4,27 de 5)
Dr. Jorge Ferrús
Dr. Jorge Ferrús
Periodoncista e implantólogo / Fundador de la Clínica Dental Ferrus & Bratos

Jorge Ferrús es fundador de la Clínica Dental Ferrus & Bratos, donde ejerce de periodoncista e implantólogo. Es licenciado en Odontología y se especializó a través del Máster en Periodoncia e Implantes de la Universidad Complutense de Madrid. Combina su actividad profesional con la docencia y la investigación, ya que es profesor colaborador del citado máster y autor de diversos artículos aparecidos en publicaciones científicas como Journal of Clinical Periodontology o Clinical Oral Implants Research. Si quieres sabes más sobre el doctor Ferrús puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Haz una pregunta al dentista

  Acepto la Política de privacidad

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
Preguntas respondidas
  1. Francisco

    Cuando se aplican coronas en los dientes, ¿por qué las encías duelen y qué se debe aplicar para que pueda desaparecer el dolor?

    1. Dr. Ferrús

      Hola, Francisco:

      Muchas gracias por tu consulta. Si te acaban de colocar una corona, es posible que notes un cuerpo extraño en tu boca. Hasta que te acostumbres, es normal que notes la funda en la encía, pero si el tratamiento se ha realizado correctamente y la corona está bien sujeta, esa sensación debería ir reduciéndose conforme pasan los días. De no ser así, te sugiero consultarlo con el dentista que te ha tratado, para que pueda verificar si hay algún problema con tu corona.

      Espero haber sido de ayuda. Un saludo.

  2. José

    ¿Qué debo hacer? Llevo más de un mes con cepillado, enjuague y un gen y me siguen sangrando los dientes. Ya hasta se me han aflojado 3.

    1. Dr. Ferrús

      Hola, José:

      Muchas gracias por tu consulta. Es posible que hayas desarrollado periodontitis, una enfermedad que solo se puede tratar mediante una limpieza realizada en clínica. Lo más recomendable es que acudas cuanto antes a tu dentista de confianza para que pueda valorar la gravedad de la periodontitis.

      Espero haber sido de ayuda. Un saludo.

Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:
¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita
Podemos ayudarte, llámanos.
Estudio completo y diagnóstico gratis
close-image