atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Desde que en el año 1965 se colocara el primer implante dental en una persona, el campo de la Implantología ha experimentado un importante desarrollo en cuanto a técnicas, materiales y tecnología utilizados.

Estos avances han traído una tasa de éxito del 97% de los casos y unos resultados estéticos que impiden distinguir un implante de un diente natural.

Por ello, hoy en día la cirugía de implantes es uno de los tratamientos dentales más frecuentes entre la población.

Y, si al principio algunas personas eran reticentes a someterse al tratamiento por el simple hecho de tratarse de una intervención quirúrgica, todos los progresos y la información con la que contamos actualmente han facilitado el acceso al procedimiento.

Si estás pensando en someterte a un tratamiento de implantes y aún tienes cuestiones sin resolver, te invitamos a leer el siguiente artículo.

Con estas 100 preguntas sobre implantes dentales podrás profundizar acerca de las técnicas, tiempos de tratamiento, costes, periodo postoperatorio, contraindicaciones o incluso curiosidades de esta cirugía oral tan habitual.

1. Conceptos generales

1. ¿Qué son los implantes dentales?

Los implantes son fijaciones de titanio biocompatibles diseñadas para anclar los dientes artificiales de porcelana que sustituirán a las piezas dentales perdidas. Una vez integrados en el hueso maxilar, los implantes actúan como soporte de los nuevos dientes artificiales (coronas o puentes fijos) y conviven de forma sana y natural con el resto de tejidos y piezas dentales de la boca.

2. ¿Para qué sirven los implantes dentales?

Los nuevos dientes artificiales fijados por los implantes deben cumplir tres funciones:

Función estética

Las coronas o puentes fijos que se colocan sobre el implante dental reponen la pieza faltante y mejoran la estética de la sonrisa

Función oclusal

Los nuevos dientes favorecen la masticación durante las comidas -lo que mejora la digestión- y alivian el exceso de carga que reciben las piezas dentales adyacentes

Función biológica

Dado que los dientes tienden a buscar el contacto entre sí, los implantes evitan que las piezas dentales vecinas se muevan e inclinen hacia el diente faltante, lo que favorece la aparición de espacios entre los dientes y el desarrollo de caries. Además, la ausencia de una raíz dental alojada en el maxilar provoca que el hueso alveolar se reabsorba y se reduzca

3. ¿De qué partes se compone un implante?

  • El cuerpo: se trata del dispositivo del implante en sí mismo, más conocido como tornillo, que se inserta en el hueso. Hace la función de raíz del diente y ancla los componentes de la prótesis
  • El pilar: es la pieza que conecta el cuerpo del implante con la corona. Su función es la de unir las dos partes (implante y corona)
  • La corona: es la imitación del diente natural desde el punto de vista estético. Se trata de la parte visible del implante y es la que otorga su funcionalidad y estética
Partes del implante dental

4. ¿Qué tipos de implantes existen?

Existen 4 tipos de implantes dentales según cómo se coloquen y fijen:

Implantes Subperiósticos

Estos implantes están basados en unas estructuras de metal que se colocan sobre el hueso de la mandíbula, justo por debajo del tejido de las encías. Disponen de unos postes que sobresalen a través de las encías, a los que se anclan los dientes artificiales. Se trata de un tipo de implante no utilizado con frecuencia y que se emplea en aquellos pacientes que no disponen de la suficiente altura ósea para utilizar un implante que se osteointegre en el hueso.

Implantes Pterigoideos

En aquellos casos en los que existe poca cantidad de hueso -y como alternativa al injerto óseo o elevación de seno– se realizan implantes enclavados en las apófisis pterigoides, ubicadas en el maxilar superior.

Implantes Cigomáticos

Se trata de implantes roscados de entre 30 y 52,5 milímetros de longitud y que se fijan sobre el hueso del pómulo (cigomático) en aquellos casos en los que no existe suficiente hueso alveolar en el maxilar.

Implantes Endo-óseos

Este tipo de implantes (los más habituales) se colocan quirúrgicamente en el hueso maxilar o la mandíbula. Su material biocompatible favorece que el implante se integre con el hueso en un proceso denominado osteointegración. Tras este proceso se coloca el diente artificial o corona, obteniendo así el aspecto natural de diente.

A su vez, los implantes se dividen en otros 3 tipos dependiendo de la forma que adquiera el implante:

Con forma de tornillo

Es uno de los tipos de implantes más utilizados en la actualidad debido a su rapidez en el proceso de osteointegración y la facilidad para su colocación.

Con forma cilíndrica

Tiene forma de cilindro y presenta dos perforaciones en su base, que permiten que el hueso se desarrolle en su interior, confiriendo una gran firmeza al implante completo.

Laminado

Fabricado con láminas de titanio perforado para permitir el crecimiento del hueso en su interior, está indicado para pacientes con poco hueso alveolar.

5. ¿Qué son los mini implantes dentales?

Los mini implantes dentales son tornillos de titanio de unos 2 milímetros de diámetro indicados como implantes provisionales que se utilizan en casos de carga inmediata, mientras cicatrizan los endóseos de grosor estándar (3,75 a 5,5 mm). Así, el paciente podrá llevar dientes provisionales fijos durante el periodo de osteointegración (3 meses). Tras éste, serán retirados y colocados los dientes definitivos de porcelana.

6. ¿Todos los implantes dentales son iguales?

No. No todos los implantes presentan la misma calidad. De la misma manera, no todos tienen el mismo coste.

En nuestra clínica únicamente trabajamos con marcas que fabrican implantes con materiales y características de calidad contrastada (como Straumann o Avinent).

La utilización de marcas y materiales de primer nivel hace que podamos ofrecer a nuestros pacientes un mejor pronóstico y una mayor duración de su tratamiento. No ya que olvidar que un implante está pensando para ser un tratamiento permanente, que dure toda la vida.

7. ¿Qué son los implantes dentales sin cirugía?

En algunas ocasiones, cuando hacemos referencia a los “implantes sin cirugía” en realidad estamos hablando de una intervención en la que se coloca un implante sin dar puntos de sutura. Por tanto, en lugar de referirnos a esta técnica como “sin cirugía”, sería más adecuado decir “cirugía mínimamente invasiva”.

Ésta se refiere a la técnica que permite la colocación de implantes mediante cirugía guiada por ordenador. Esto significa que se utiliza un escáner oral en 3D para estudiar el hueso del paciente y definir de manera virtual el lugar exacto en el que vamos a insertar el implante –posición, inclinación…-. Con ello, se fabrica la férula guía que se utiliza en la intervención para colocar los implantes sin abrir la encía.

Mediante esta técnica, el paciente obtiene una serie de beneficios: menor inflamación y molestias postoperatorias así como un periodo de recuperación más rápido.

Cirugía guiada

8. ¿Qué son los implantes dentales de carga inmediata?

La carga inmediata es una técnica utilizada en Implantología que permite al cirujano colocar el implante y cargar posteriormente un diente fijo provisional encima. Esto puede ser inmediatamente después de la cirugía o incluso hasta 48 horas después.

Una vez que el paciente tiene la corona provisional, será necesario esperar tres meses para colocar el diente definitivo, que es el tiempo que dura el proceso de osteointegración del implante en el hueso.

La principal ventaja de esta técnica es que el paciente puede disponer de la pieza dental poco tiempo después de haberse sometido a la cirugía. Además, cuenta con un diente fijo en lugar de una prótesis removible, que se mueve y es más incómoda.

Estos beneficios ayudan a la persona que se somete a la cirugía a mantener su rutina habitual tanto a nivel funcional –que incluye la capacidad masticatoria y fonética- como a nivel estético.

9. ¿Qué es la implantología estética?

A medida que se han ido desarrollando las técnicas en Implantología y, por tanto, mejorando la funcionalidad y la durabilidad de los implantes, han ido aumentando también los requerimientos estéticos.

Los implantes ofrecen una estética impecable ya que no son capaces de distinguirse de los dientes naturales, especialmente cuando la cirugía ha sido realizada correctamente y los defectos óseos compensados con injertos.

Sin embargo, la técnica de colocación tradicional cuenta con el inconveniente de que exige esperar un tiempo –alrededor de tres meses- desde que se inserta el implante hasta que se coloca definitivamente la corona.

Con el objetivo de que el paciente no tenga espacios vacíos en su boca y, por tanto, pueda mantener la discreción y la estética durante todo el tiempo que dura el tratamiento, la implantología estética ha desarrollado la técnica de colocación de implantes de carga inmediata.

Este procedimiento permite cargar una corona provisional el mismo día que se coloca el implante o, como máximo, 48 horas después.

10. ¿Cuáles son las ventajas de los implantes dentales frente a los puentes o prótesis removibles?

A grandes rasgos, las ventajas que presentan los implantes dentales es que ofrecen una solución duradera, cómoda, natural y estética de reponer los dientes perdidos.

Sin embargo, ya sea para sustituir parte o la totalidad de la dentadura, existen diferentes alternativas.

Por un lado están las prótesis fijas sobre implantes, que al no tener que ser retiradas por el paciente en ningún momento, aportan una sensación parecida a la de los dientes naturales y son muy cómodas.

Por otro lado están las prótesis removibles sobre implantes , que deben ser retiradas una vez al día para limpiarlas y también aportan mucha comodidad, siempre y cuando estén bien ancladas sobre los implantes.

Además, si comparamos esta opción con otras alternativas como un puente fijo –prótesis formada por coronas que se unen a la raíz original del diente-, las ventajas de elegir los implantes son la del reparto de cargas y no dañar los dientes vecinos.

Si sustituimos una pieza ausente con un implante, el peso que recibe la pieza lo soporta el implante, mientras que el resto de piezas adyacentes reciben su propio peso. De esta manera, las cargas se reparten adecuadamente.

Sin embargo, si realizamos un puente y no colocamos el implante, la carga se reparte entre las raíces de los dientes adyacentes. Otra desventaja es que el esmalte de estas piezas dentales vecinas hay que tallarlo. En cambio, si se opta por colocar un implante, los dientes adyacentes quedan intactos.

Prótesis removible

11. ¿Cuándo es conveniente poner implantes dentales?

Cuando perdemos una pieza dental, ya sea por un traumatismo o a causa de una enfermedad periodontal, caries o infección, es recomendable la colocación de un implante dental. Esto se hace en gran medida para evitar la principal consecuencia derivada del espacio creado por el diente faltante: la pérdida de hueso.

Cuando el hueso maxilar no percibe el estímulo de la raíz de un diente, empieza a reabsorberse y provoca el movimiento del resto de piezas dentales adyacentes (que siempre buscan el contacto entre sí) así como la pérdida de la capacidad funcional en la masticación. La colocación de un implante dental detiene el proceso de pérdida de hueso alveolar y sus consecuencias.

12. ¿Qué ocurre si no me pongo un implante en un diente faltante?

Sin pérdida ósea
Pérdida de hueso
Consecuencias de no tener dientes

La falta de un diente provoca determinados problemas en la boca que pueden agravarse en mayor o menor medida.

Por un lado, la ausencia de un diente provoca que durante la masticación se produzca un impacto entre el alimento y la encía. Esto, además de ser incómodo, hace que mastiquemos por el lado en el que no hay falta de dientes, lo que conlleva un mayor desgaste de dicha zona y una sobrecarga de la articulación.

Por otro lado, se producirá una migración de las piezas dentales que rodean el espacio vacío, que buscan el contacto con el diente perdido inclinándose y cerrando el espacio.

Pero la migración patológica provocada por la ausencia de dientes puede provocar otros problemas: los contactos interdentales se abren y se convierten en irregulares, lo que provoca la retención de alimentos y la formación de caries.

La alteración en la posición que adquieren los dientes dificulta la higiene, favorece el acúmulo de sarro y, con ello, las bacterias que pueden derivar en la aparición de caries e inflamación de la encía.

Para evitar todas estas complicaciones, se debe reponer el diente lo antes posible. Posponer la colocación de un implante conlleva mayor trabajo y coste debido a la reabsorción progresiva de hueso que se produce con el tiempo.

13. ¿Me ayudarán los implantes a preservar mis dientes naturales?

La pérdida de una o más piezas dentales puede suponer el desplazamiento del resto de dientes que están en la boca hacia el hueco o huecos que quedan libres.

Los dientes tienen una tendencia natural a moverse, por lo que el hecho de que no haya dientes que obstaculicen este movimiento beneficia el desplazamiento.

La ausencia de dientes dificulta la distribución de las fuerzas durante la masticación provocando sobrecargas en los dientes restantes que pueden dar lugar a desgastes dentarios y migraciones patológicas.

La reposición de los dientes ausentes mejorará la función masticatoria, mejorando la predictibilidad y supervivencia de los dientes permanentes a largo plazo.

14. ¿Quién fabrica los implantes dentales?

Existen muchos fabricantes de implantes dentales en todo el mundo. Y si bien la gran mayoría de los que están clasificados como alta gama son igualmente eficaces, sus diferencias pasan básicamente por ligeras variaciones en la forma del tornillo o en la posición de las espirales.

En la Clínica Dental Ferrus & Bratos optamos principalmente por fabricantes europeos como Avinent o Straumann, que superan los estándares de calidad de la Unión Europea y son considerados implantes dentales de la más alta gama.

Implantes dentales Avinent

15. ¿Cómo se hacen los implantes dentales?

Los implantes dentales se fabrican a través de un proceso de maquinado en tornos de control numérico computarizados de precisión micrónica y alta especialización. Cada pieza de titanio se inspecciona meticulosamente en el laboratorio con lupas micrométricas que permiten mantener un control de calidad exhaustivo.

En el siguiente vídeo puedes ver el proceso de fabricación que lleva a cabo el fabricante Straumann:

16. ¿Qué marca de implantes dentales es mejor?

Los implantes dentales pertenecen a un sector altamente competitivo y comercialmente muy atractivo por lo que existen más de 100 marcas que se dividen en diferentes categorías según su calidad: gama alta, media, baja y réplicas o imitaciones.

Por norma general, siempre recomendaremos utilizar implantes de alta gama ya que al tratarse de un producto que va a ser insertado en el hueso maxilar, exige un control exhaustivo de calidad que evite el riesgo de sufrir infecciones, alergias u otras contraindicaciones.

Es por ello que en la Clínica Dental Ferrus & Bratos sólo utilizamos marcas de alta gama que han sido homologadas por la Unión Europea. Ello, junto con la profesionalidad de nuestros implantólogos, asegura en gran medida el éxito del tratamiento.

17. ¿Dónde me puedo poner implantes dentales?

A pesar de que la intervención para la colocación de implantes dentales es relativamente sencilla, es importante acudir a un profesional para que la realice, dado que se trata de una cirugía que, en manos equivocadas, puede conllevar algunas complicaciones.

Es por ello que para colocarte implantes deberás acudir a una clínica dental que cuente con un odontólogo especializado en Implantología y Periodoncia de contrastada experiencia y trayectoria o, en su defecto, a un cirujano maxilofacial.

18. ¿Qué especialista coloca los implantes dentales?

El implantólogo es el profesional especializado y encargado de la sustitución de dientes perdidos mediante la colocación quirúrgica de un implante dental en el hueso maxilar o mandibular.

En la clínica Ferrus & Bratos contamos con implantólogos profesionales con más de 10 años de experiencia y con formación en másters de prestigio internacional. Además, disponemos de tecnología puntera como el TAC 3D Cone Beam para obtener imágenes radiográficas en tres dimensiones y un escáner intraoral para poder planificar meticulosamente los casos de cirugía guiada por ordenador.

19. ¿Todos los dentistas pueden colocar implantes?

La legislación española permite que cualquier odontólogo colegiado lleve a cabo cualquier tratamiento dental. Esto es así porque España es el único país de Europa en el que no están reconocidas oficialmente las especialidades dentales.

Sin embargo, en Ferrus & Bratos creemos que un dentista, por muy brillante que sea, no puede llevar a cabo todos los tratamientos dentales con el mismo acierto. Por eso, apostamos por la especialización de todos nuestros profesionales.

De esta manera, nuestros odontólogos tienen amplia experiencia y un conocimiento muy avanzado en su área, lo que les permite llevar a cabo tratamientos dentales punteros con excelentes resultados estéticos y funcionales.

Muestra de ello es que tanto el Dr. Ferrús como la Dra. Carbajo –los encargados de realizar las cirugías de implantes en nuestra clínica- ejercen su especialidad en exclusiva y han sido formados para ello.

Ambos cuentan con el Máster en Periodoncia e Implantes de la Universidad Complutense de Madrid, que está reconocido a nivel europeo y admite a 4 alumnos por año (a pesar de que se presentan alrededor de 100).

Asimismo, han obtenido la titulación European Board, que les permite ejercer su profesión en cualquier país de Europa.

20. ¿Qué son los implantes dentales a 200 euros?
¿Por qué hay tanta diferencia de una clínica a otra?

Este tipo de presupuestos, que en un primer momento se presentan de manera muy atractiva para el paciente, tienden a sumar conceptos como “aditamentos”, “accesorios implantoprotésicos”, “retirada de suturas”, etc. Todo ello encarece el coste con el que el paciente contaba y lo que se anunciaba como un implante por 200 euros, se acaba convirtiendo en un tratamiento de 1.500 euros.

Dicho esto, nos parece importante destacar que creemos en el derecho de cualquier odontólogo a fijar sus precios libremente. Sin embargo, somos partidarios de ser escrupulosos con la ética así como respetuosos con la salud, el dinero y las aspiraciones de los pacientes que acuden a nuestra consulta.

La buena calidad de las marcas y materiales utilizados, sumado a un procedimiento llevado a cabo por un profesional formado, especializado y experimentado hace incompatible cobrar un implante a 200 euros.

Debido al amplio abanico de precios ofertados en las diferentes clínicas dentales, es natural que este aspecto genere mucha confusión y desconocimiento entre los pacientes. Por eso, si vas a comparar diferentes presupuestos te aconsejamos que evalúes detenidamente todos los factores que entran en juego en la cirugía y que valores lo que te ofrece cada clínica.

En este punto, nuestra recomendación es que pidas siempre presupuestos cerrados y que desconfíes de los que, poco a poco, van sumando conceptos a una cantidad que en su origen era muy atractiva.

Por ejemplo, algunos centros basan su publicidad en “implantes dentales a 200 euros”. Un precio gancho atrae a numerosos pacientes pero es engañoso, además de profundamente desleal con el paciente.

Si quieres saber punto por punto en qué debes fijarte a la hora de comparar diferentes presupuestos, te recomendamos leer el siguiente artículo:

Implantes: el precio de reponer tus dientes perdidos

21. ¿Qué es mejor: implantes o prótesis dentales?

De forma general, se puede afirmar que el implante es la mejor opción siempre y cuando el diagnóstico lo permita. Esto se debe a que de todas las alternativas posibles es lo más parecido a un diente natural y a que previene la pérdida de hueso maxilar. Además, permite la reposición de la pieza ausente conservando la integridad de los dientes adyacentes.

En el caso de que no se den las condiciones adecuadas para la colocación de implantes, las alternativas para sustituir los dientes ausentes serían las prótesis fijas y las prótesis removibles.

Prótesis fija

Es aquella que el paciente no puede retirar una vez está colocada en su boca.  Es la opción escogida por la mayoría de los pacientes ya que es más cómoda. Sin embargo, requiere el tallado de los dientes adyacentes, por lo que es un tratamiento menos conservador.

Prótesis removible

Puede ser retirada por el paciente en cualquier momento, de manera que es más fácil de limpiar. Además, es la opción más económica. Sin embargo, también es la más incómoda, ya que si no está bien ajustada tiende a moverse.

22. ¿Qué tipos de prótesis existen para pacientes desdentados?

Existen tres tipos de prótesis cuya elección dependerá de la cantidad de hueso de la que disponga el paciente o de sus propias preferencias estéticas y funcionales:

100 preguntas sobre implantes dentales
Prótesis fijas o híbridas
Son aquellas prótesis fijas que se colocan sobre implantes dentales y que no son extraíbles en ningún momento. En la arcada superior se colocan sobre 6 implantes, mientras que en la arcada inferior serán 4 los implantes que soportarán la carga de toda la arcada. Son las prótesis más seguras y cómodas en cuanto a la posible movilidad de la misma pero requieren de una buena cantidad de tejido óseo que permita la colocación de los implantes necesarios.
100 preguntas sobre implantes dentales
Semi-fija o sobredentadura
Este tipo de prótesis va colocada sobre 4 implantes en la arcada superior y 2 implantes en la arcada inferior. La unión entre los implantes y la prótesis se produce por un sistema denominado locator (macho-hembra) que permite la desinserción de la prótesis. Es la opción más higiénica, ya que permite al paciente quitarse la prótesis para lavarla. Además, resulta más cómoda que las removibles, porque proporciona un mayor ajuste y retención.

100 preguntas sobre implantes dentales
Prótesis removibles
Más conocidas como dentaduras postizas, son aquellas que no son implanto-soportadas, sino que se colocan sobre la encía de manera que presentan cierta movilidad en su uso diario.

23. ¿Es mejor que la prótesis vaya cementada o atornillada?

Ambas técnicas se utilizan, son eficaces y cuentan tanto con ventajas como con inconvenientes. Aunque será el implantólogo el que determine qué técnica es la más adecuada en función de cada caso, las principales ventajas son las siguientes:

Uno de los beneficios de la prótesis atornillada es que es más fácil de desmontar y de retirar en los casos en los que haga falta, ya sea por motivos de higiene o por problemas que puedan surgir con la corona o derivados de enfermedades periimplantarias.

Por el contrario, la prótesis cementada favorece una mejor estabilidad de la estructura colocada sobre el implante y el procedimiento es más sencillo, permitiendo la reposición de la prótesis sobre implantes en los casos más desfavorables.

24. ¿Hay implantes dentales removibles?

Existen prótesis sobre implantes dentales que son removibles. Van sujetas a 4 implantes en la arcada superior y 2 en la inferior por un sistema denominado locator (macho-hembra) que permite extraer la prótesis con facilidad.

Estas restauraciones implanto-soportadas resultan ser una alternativa adecuada para aquellos pacientes que no dispongan de suficiente cantidad de hueso maxilar para colocar una prótesis fija. Además, gracias a que son de quita y pon, permiten una mayor higiene de la prótesis que las restauraciones fijas.

25. ¿Cómo se limpian los implantes dentales?

Los implantes dentales, al igual que los dientes naturales, también acumulan restos de comida provocando el desarrollo de placa bacteriana. Las enfermedades periimplantarias derivadas de ello ponen en riesgo la supervivencia de los implantes dentales, por lo que será extremadamente importante mantener una higiene adecuada.

Una buena higiene con implantes dentales debe realizarse al menos dos veces al día con los siguientes complementos:

100 preguntas sobre implantes dentales
Cepillo de dientes manual o eléctrico
Cepíllate siguiendo siempre el mismo orden para no olvidar ninguna zona de la boca. Introduce suavemente el cepillo entre la corona y la encía para eliminar posibles restos de comida.
100 preguntas sobre implantes dentales
Cepillos interproximales
Los cepillos interdentales son muy útiles para la limpieza de aquellos espacios entre dientes que son demasiado grandes para la seda dental.
100 preguntas sobre implantes dentales
Seda dental
La seda o hilo dental completará la higiene interdental evitando la acumulación de sarro. Para implantes, recomendamos la seda Superfloss de Oral B o Farmafloss de KIN.
100 preguntas sobre implantes dentales
Waterpik
El irrigador bucal, gracias a su chorro de agua dirigido, te ayudará a limpiar de forma correcta los implantes dentales. Su uso está muy recomendado tanto para pacientes con implantes como con brackets.

26. ¿Puedo llevar implantes en el maxilar superior e inferior? ¿Ocurre algo si contactan?

En función del número de piezas dentales ausentes, hay pacientes que necesitan implantes tanto en el maxilar superior como en el inferior. Cuando esto sucede, habrá algunos casos en los que, por su situación en la boca, los implantes de la arcada superior y la inferior contacten al morder.

Esto no supone un problema para la supervivencia del implante, pero es necesario destacar que se produce una pérdida parcial de propiocepción. Es decir, que el paciente controla peor su fuerza masticatoria que con sus dientes naturales, por lo que se produce un mayor desgaste de las coronas. Por esta razón, se suele recomendar una férula de descarga para evitar posibles roturas de la porcelana.

27. ¿A qué edad se pueden poner implantes dentales?

La edad mínima son los 18 años, aunque es mejor esperar hasta que el desarrollo facial del paciente haya finalizado.

A partir de los 18 años, las personas continúan creciendo y la cara sigue cambiando. Si se coloca un implante demasiado pronto, se corre el riesgo de que aparezcan resultados estéticos desfavorables una vez se ha completado el crecimiento. Por ello, lo más recomendable es esperar hasta los 23-25 años de edad del paciente.

28. ¿Hasta qué edad se pueden colocar implantes dentales?

La cirugía de colocación de implantes no tiene una edad máxima recomendada. Sin embargo, es imprescindible valorar el estado de salud general del paciente, así como otros factores como la medicación que tome, las enfermedades que padezca o los riesgos quirúrgicos que puedan darse por la colocación del implante.

Por otra parte, el titanio en sí mismo no perjudica a una persona por muchos años que tenga. Por tanto, si no existen contraindicaciones para someterse a una cirugía oral, se pueden colocar implantes.

29. ¿Qué es lo último en implantes dentales?

Desde que en el año 1965 se colocó el primer implante en un ser humano y en los 80 comenzó a extenderse la práctica de este tipo de cirugía, en los últimos años ha habido importantes avances en el campo de la Implantología.

El objetivo ha sido no solamente obtener mejores resultados en lo que respecta a naturalidad, funcionalidad o duración en el tiempo, sino también a la hora de conseguir una recuperación más rápida para el paciente.

De esta manera, los avances tecnológicos han facilitado la llegada de la cirugía guiada por ordenador. Ésta es una técnica mínimamente invasiva que permite estudiar el hueso del paciente y definir de manera virtual las coordenadas exactas en las que el cirujano va a colocar el implante. Posteriormente, se fabrica una férula quirúrgica que se utiliza durante la cirugía para que ésta sea más certera y no requiera abrir la encía. Con ello, se reducirá el periodo postoperatorio y éste será menos molesto.

Otra de las técnicas más innovadoras que existen actualmente es la cirugía de carga inmediata, que permite colocar el implante y la corona provisional en un plazo máximo de 48 horas, en lugar de esperar tres meses, como ocurre en las cirugías tradicionales.

2. Tratamiento

30. ¿En qué consiste la intervención para colocar implantes?

La cirugía de colocación de un implante tiene una duración aproximada de 30 minutos, aunque este tiempo puede variar en función de la complejidad del caso.

Por ejemplo, el proceso será más rápido y sencillo si hay suficiente cantidad de hueso. En el caso de que el paciente no cuente con una cantidad de hueso que garantice la colocación del implante, se debe realizar el injerto durante la intervención.

Las fases de las que consta la cirugía son las siguientes:

Anestesia

La mayoría de este tipo de intervenciones se practica en una clínica dental y mediante anestesia local. Sin embargo, hay algunos casos en los que se lleva a cabo en un centro hospitalario mediante anestesia general o sedación.

Incisión

Se realiza un pequeño corte en la encía para posteriormente levantarla y poder acceder al hueso.

Fresado y colocación del implante

Para hacer la cavidad en el hueso donde se va a colocar el implante se utilizan diferentes fresas.

Sutura

Se cierra la herida con puntos para proteger la zona en la que se ha practicado la cirugía. La sutura se retira aproximadamente a los 7-10 días.

31. ¿Cómo es el procedimiento de colocación de implantes por cirugía guiada?

La cirugía guiada por ordenador es un procedimiento de colocación de implantes que favorece la precisión en el proceso y mejora el postoperatorio para el paciente.

Para llevar a cabo este tipo de cirugía, se combina la información obtenida de un escáner intraoral en tres dimensiones con la información de una radiografía 3D, y se introduce todo ello en un software de planificación de implantes específico para este tipo de intervenciones. Gracias a los datos aportados, el programa permite obtener información valiosa sobre dónde colocar exactamente el implante y de qué tipo y tamaño debe ser.

Además, con ayuda de este sistema se diseñarán unas férulas quirúrgicas a medida de cada paciente que servirán de guía para que el implantólogo coloque los implantes sin necesidad de realizar incisiones ni poner suturas. Así, el postoperatorio para el paciente será más llevadero y el tiempo de intervención en el sillón, mucho menor.

32. ¿Cuánto tiempo se tarda en colocar los implantes dentales?

La duración de la sesión para colocar los implantes, donde se incluye el tiempo de preparación, de anestesia y explicación de las instrucciones al paciente, es el siguiente dependiendo del número de implantes a colocar:

  • 1 implante: 40 minutos aproximadamente
  • Varios implantes: 70 minutos aproximadamente
  • Rehabilitación total: 120 minutos aproximadamente

33. ¿Cómo cicatrizan los implantes dentales?

El titanio, material con el que se fabrican los implantes dentales, es un compuesto altamente biocompatible. Es decir, que no se produce el rechazo que habitualmente ocurre cuando nuestro organismo percibe un cuerpo extraño. Además, gracias a su dureza (que permite soportar el peso de la oclusión dental) y a su elasticidad (similar a las del hueso maxilar), se convierte en el mejor candidato como sustituto de un diente faltante.

Cuando introducimos un implante de titanio en el hueso, se produce lo que conocemos como osteointegración. Se trata del procedimiento por el cual el hueso cicatriza alrededor del titanio produciéndose su integración sólida. Si no se produjera la osteointegración, el implante dental fracasaría y tendría que ser retirado y sustituido por otro.

34. ¿Cuánto tiempo hay que esperar desde la colocación del implante hasta la colocación de la corona?

El tiempo que se debe esperar entre la colocación del implante hasta la carga de la corona depende fundamentalmente del tipo de técnica utilizada.

Con la cirugía tradicional, este periodo dura alrededor de tres meses, que es el tiempo que tarda el implante en integrarse con el hueso.

Una vez transcurrido ese periodo, se puede proceder a la colocación de la corona. En aquellos casos que requieran regeneración de hueso simultánea a la colocación del implante, el periodo de osteointegración puede variar de 4 a 6 meses, según el caso.

Sin embargo, existe una técnica denominada “cirugía de carga inmediata” que permite al cirujano colocar unas coronas provisionales el mismo día en el que se han insertado los implantes –o hasta 48 horas después como máximo-. Dicha corona se lleva durante el tiempo que dura el periodo de cicatrización y se retira cuando éste finaliza para poder colocar la corona definitiva.

corona sobre implante

35. ¿Qué es el periodo de osteointegración de los implantes y cuánto dura?

Se denomina osteointegración al proceso por el que la superficie del implante y el hueso natural vivo del paciente que ha sufrido una pérdida dental se integran entre sí íntimamente.

Por lo general, el periodo de osteointegración de los implantes dura tres meses. Sin embargo, si es necesario llevar a cabo un procedimiento regenerativo, como una elevación de seno o una regeneración horizontal o vertical de hueso, este periodo puede alargarse hasta los nueve meses.

36. ¿Cuánto dura el tratamiento completo de los implantes?

La duración habitual del tratamiento de implantes dentales en aquellos casos en los que se dan las condiciones idóneas de cantidad de hueso maxilar disponible es de tres meses, periodo que se corresponde con el tiempo que necesita el implante para integrarse con el hueso.

En aquellos casos en los que es necesario llevar a cabo un procedimiento regenerativo, como una elevación de seno o una regeneración horizontal o vertical de hueso, la duración del tratamiento aumentará.

Así, si nos encontramos con un caso en el que no existe nada de hueso, primero habría que regenerar la zona introduciendo hueso artificial, esperar a que cicatrice durante 6 meses y después colocar el implante y esperar otros 3 meses de cicatrización antes de colocar la corona.

Sin embargo, si, a pesar de necesitar un injerto de hueso artificial, existe la suficiente cantidad de hueso como para poder anclar un poco el implante, el tiempo de cicatrización del implante (3 meses) y el de la regeneración (6 meses) se solaparían, por lo que la duración final para poder colocar la corona serían 6 meses.

37. ¿Duelen los implantes dentales?

La cirugía se realiza con anestesia local, en la mayoría de ocasiones, o con anestesia general, en algunos casos. Esto hace que bajo el efecto de la anestesia no se sienta dolor o molestia alguna.

Una vez que pasa el efecto de la anestesia, es posible que se presenten molestias de mayor o menor intensidad. En algunos casos, puede darse inflamación en el área donde se ha colocado el implante o hematoma.

Para evitar las molestias, se recomienda consultar con el cirujano el uso de analgésicos. Con el tratamiento adecuado, estas molestias desaparecen al cabo de unos días.

Se debe recordar que el cirujano que ha realizado la intervención es el profesional más adecuado para determinar qué tipo de cuidados se deben seguir o qué medicación tomar para las molestias. En ningún caso es aconsejable automedicarse.

38. ¿Qué anestesia se utiliza para colocarte implantes?

La colocación de un implante dental es una intervención relativamente sencilla que se realiza únicamente bajo anestesia local. Así, aunque el paciente está consciente durante el proceso, la anestesia bloquea el dolor haciendo que el paciente no sienta absolutamente nada.

Para aquellos casos en los que existe miedo al dentista, también denominado dentofobia, en la Clínica Dental Ferrus & Bratos ofrecemos la posibilidad de realizar la intervención en nuestro gabinete de implantología adaptado para sedación consciente.

39. ¿Pueden sedarme para la colocación de implantes?

La sedación está especialmente indicada para los pacientes que sienten miedo ante el tratamiento dental, ya que permite que permanezcan semiconscientes y relajados durante toda la intervención.

Para aplicar la sedación consciente es necesario disponer de un gabinete de implantología bien equipado y de la presencia de un anestesista. Éste monitorizará las constantes vitales del paciente, administrará el grado de sedación adecuado por vía intravenosa y supervisará el curso del procedimiento.

40. ¿En qué consiste la fase de estudio y planificación del tratamiento?

La fase de estudio y planificación es la primera en llevarse a cabo en el tratamiento de
implantes y, por tanto, sobre la que se sustentan el resto de procedimientos. Por este motivo, es fundamental para conseguir el éxito y la estabilidad del tratamiento.

Esta fase, que se puede realizar en una o varias visitas al cirujano, debe contemplar los siguientes puntos:

Información

Informar al paciente sobre el implante o prótesis más adecuados.

Fecha

Establecer la época del año más indicada teniendo en cuenta los hábitos de vida del paciente.

Revisión

Examinar el estado de salud general y bucodental del paciente para detectar riesgos o contraindicaciones, en el caso de que los haya.

Diagnóstico

Valorar si es necesario practicar otros tratamientos adicionales -con anterioridad o posterioridad- para mejorar o recuperar la salud bucodental.

41. ¿Puedo llevar una corona, puente provisional o prótesis removible durante el periodo de curación del implante?

Ya sea para un implante individual o en casos de rehabilitación de varios dientes, se pueden colocar piezas provisionales que cumplan la función estética en el mismo momento en que se colocan los implantes.

Así, en casos de rehabilitaciones completas (una arcada) podremos colocar una prótesis removible durante los tres meses de cicatrización, o bien realizar un procedimiento de carga inmediata, que consiste en colocar unos dientes artificiales provisionales, que cumplirán la función masticatoria y estética durante el periodo de osteointegración de los implantes.

Cuando haya que sustituir varias piezas adyacentes podemos utilizar de forma provisional una prótesis removible que vaya sujeto a los dientes vecinos. Y cuando se trate únicamente de una pieza en el sector anterior, podremos colocar un diente provisional adherido a los dos dientes adyacentes que va a cumplir perfectamente las funciones estéticas aunque no la función masticatoria.

42. ¿Cómo puedo solucionar la falta de varios dientes vecinos?

En aquellos casos en los que existe la falta de piezas dentales de un tramo, se presentan tres posibles rehabilitaciones:

100 preguntas sobre implantes dentales
Implantes
Colocar dos implantes para rehabilitar un tramo de varios dientes con un puente.
100 preguntas sobre implantes dentales
Puente
Colocar un puente que irá soportado por las piezas vecinas que deberán ser talladas.

100 preguntas sobre implantes dentales
Prótesis removible
Utilizar una prótesis removible dento-soportada que irá sujeta a los dientes vecinos con ganchos y así evitará el movimiento excesivo de la misma.

43. ¿Cómo puedo solucionar la falta de la totalidad de mi dentadura?

En casos de personas edéntulas o a las que les falta la totalidad de su dentadura, existen dos opciones: pueden optar por prótesis sobre implantes que pueden ser fijas o semifijas, o recurrir a las prótesis convencionales removibles.

Las prótesis removibles, también conocidas como dentaduras postizas, son aquellas prótesis que van soportadas sobre la mucosa dento-alveolar y que no van sujetas por implantes dentales al tejido óseo, por lo que presentan cierta movilidad en su uso diario.

Fabricación de prótesis removible

Por su parte, las prótesis fijas y semi-fijas irán colocadas sobre implantes dentales y pueden ser fijas completamente (no se pueden extraer) o removibles.

44. ¿Cuánto tiempo hay que esperar desde una extracción para ponerte implantes?

La respuesta a esta pregunta depende del tipo de diente, del grado de infección de la pieza a extraer y del tejido óseo remanente. Si es un diente anterior (incisivo, canino o premolar), las raíces son más estrechas y si hay hueso residual suficiente sobre el que anclar el implante, en la mayor parte de los casos podemos extraer la raíz y colocar el implante en el mismo momento.

Este procedimiento puede llevarse a cabo de forma paralela siempre y cuando la infección no sea muy grande y hayamos limpiado previamente los restos de infección.

En el caso de los molares o de que haya una gran infección en uno de los dientes anteriores habrá que esperar más tiempo. Es decir, habrá que extraer y esperar a que cure la infección o bien extraer y esperar a que se regenere el hueso que deja el alveolo después de la extracción. El periodo de espera puede variar de 1 a 3 meses dependiendo de cada caso individual.

La razón de no poder realizar el procedimiento de forma paralela se debe a la discrepancia en el tamaño entre el implante y las raíces del molar, siendo mayor la raíz del diente natural que el diámetro del implante a reponer. Tal y como podrás ver a través de la siguiente fotografía, el implante no tendría suficiente retención inicial para poder ser insertado en el mismo momento en el que hacemos la extracción.

3. Postoperatorio

45. ¿Cómo es el proceso de recuperación tras la colocación de un implante?

El proceso de recuperación de la colocación de uno o más implantes, comienza justamente después de la cirugía. Estos son los aspectos a tener en cuenta:

Inflamación

Desde el mismo instante en el que termina la intervención conviene aplicarse hielo y algo de presión durante las siguientes dos horas en intervalos de 10 minutos para evitar cualquier tipo de inflamación.

Sangrado

Si después de la intervención y tras abandonar la clínica dental continuara el sangrado, colócate una gasa doblada en la zona sangrante y muérdela durante veinte minutos para detener la hemorragia.

Enjuagues

No deberás enjuagarte la boca después de la cirugía ya que realizarlo puede destruir el coágulo formado y producir más sangrado. A partir del día siguiente a la cirugía, enjuágate suavemente con clorhexidina sin alcohol o con agua templada con sal.

Medicación

Deberás tomar un comprimido de antiinflamatorio una hora antes de la intervención, y posteriormente, cada 6-8 horas durante 4 días. Sin embargo, no deberás medicarte sin la prescripción de tu doctor.

Cepillado

Salvo en la zona de la cirugía, deberás cepillarte los dientes suavemente con normalidad incluyendo los cepillos interproximales, siempre a partir del día siguiente a la intervención.

Comidas y bebidas

Deberás esperar al menos 2 horas tras la cirugía o hasta que la zona de la cirugía vuelva a tener sensibilidad, para poder tomar algo. Se recomienda una dieta blanda y fría durante el resto del día, ya que las comidas o bebidas demasiado calientes pueden causar molestias.

Tabaco

El tabaco es un factor de riesgo muy importante para el éxito de los implantes. El humo del tabaco irrita los tejidos, retrasa su curación y aumenta el riesgo de sobreinfección post-operatoria. Cuanto más fumes mayor dolor post-operatorio, por lo que se recomienda evitar su consumo en la medida de lo posible.

46. ¿Puedo llevar una vida completamente normal tras la colocación de implantes?

Sí. Este tipo de cirugía es relativamente sencilla por lo que el periodo de recuperación no afecta en gran medida a la rutina habitual. Por ello, solamente se deben seguir una serie de consejos post-operatorios.

Por ejemplo, durante las primeras horas o días es necesario evitar enjuagarse la boca, así como no tomar bebidas calientes e ingerir únicamente alimentos fríos y blandos.

Además, la práctica de deporte o de actividades que supongan un esfuerzo físico debe ser suspendida durante una o dos semanas después de la intervención.

47. ¿Cuánto tiempo después del tratamiento puedo volver al trabajo?

A menos que la cirugía requiera de una rehabilitación y regeneración complicadas que provoque una inflamación excesiva de la zona intervenida, al día siguiente de la colocación de los implantes puede hacerse vida completamente normal. Es más, en casos de uno o varios implantes simples, y siguiendo las indicaciones del doctor, no se debería sentir ningún tipo de dolor, ni inflamación que limite nuestra rutina laboral.

48. ¿Qué se puede comer tras la colocación de un implante?

Es conveniente esperar aproximadamente dos horas o hasta que pase el efecto de la anestesia para empezar a comer o beber algo. Además, durante el primer día se recomienda la ingesta de dieta blanda y fría (la comida o bebidas calientes pueden causar molestias).

A partir del segundo día, ya se puede empezar a comer y beber con más normalidad aunque siempre siendo cauto con la masticación en la zona intervenida.

Qué comer tras implantes

49. ¿Cuándo se puede empezar a fumar tras la colocación de los implantes?

De sobra es sabido que los efectos del tabaco en nuestro organismo son devastadores. Y en el caso de la boca no es menos, ya que el humo pone en riesgo el éxito de los implantes dentales: ralentiza su cicatrización, genera infecciones, dificulta la osteointegración, disminuye la capacidad de reparación de lesiones, pigmenta el esmalte y favorece la acumulación de placa.

Es por ello que será recomendable interrumpir el consumo de tabaco dos semanas antes de la colocación de los implantes, y alargar este periodo hasta 8 semanas después de la cirugía. Se trata del espacio de tiempo correspondiente al proceso de osteointegración, ya que del éxito de la cicatrización entre el hueso y el implante dependerá el éxito de la intervención.

Para casos en los que la adicción no permite dejar el hábito de manera permanente, se recomendará que se fume por debajo de los 6 cigarrillos al día por lo menos los dos primeros meses de cicatrización.

50. ¿Es normal que duelan los implantes una vez colocados?

Las dos primeras semanas podría darse la posibilidad de que moleste el implante recién colocado, pero en la gran mayoría de los casos no suele ser molesto. Si el dolor se mantuviera durante más tiempo, convendría acudir a la clínica dental para que la zona intervenida sea revisada por el implantólogo ya que podría haberse desarrollado una infección que pondría en riesgo la supervivencia del implante.

51. ¿Cómo cuidar los implantes dentales?

Durante los tres meses que dura la cicatrización de los implantes, se extremará la higiene, cepillando incluso la zona del tapón de cicatrización que suele asomar a través de la encía (una vez que ya se han quitado los puntos de sutura).

También es conveniente evitar hábitos nocivos como el tabaco y mantener un control del comportamiento de las prótesis o dientes provisionales, para que no impacten de manera rígida con la cabeza del implante.

Tras la colocación de la prótesis definitiva, la higiene de los implantes será similar a la de los dientes naturales, combinando la técnica de cepillado habitual con el uso de elementos de higiene interproximal (cepillos interdentales, irrigador, seda dental…).

52. ¿Con qué frecuencia debo acudir al dentista tras la colocación de implantes?

Como regla general, los pacientes que lleven un implante o dos implantes unitarios deben seguir la misma pauta de revisiones que cualquier otra persona que no se haya sometido a la intervención. Esto es una vez al año o cada diez meses. Así se llevará a cabo no solamente una revisión, sino también una limpieza.

Si al paciente se le ha colocado una prótesis completa sobre implantes o una sobredentadura, las revisiones deben ser cada seis meses. Esto se debe a que la limpieza es más compleja y los aflojamientos o complicaciones mecánicas de los implantes son más frecuentes.

4. Materiales

53. ¿De qué material están hechos los implantes dentales?

Aunque pueden estar fabricados con distintos materiales, la mayoría de los implantes que se colocan están fabricados con titanio.

El titanio es un metal que lleva utilizándose muchos años en Implantología y que se caracteriza por ofrecer unos resultados extremadamente fiables.

Entre sus cualidades se puede destacar que es muy resistente a la corrosión, es ligero, biocompatible y cuenta con una gran capacidad de integración en el cuerpo humano.

Sin embargo, en los últimos años se han comenzado a utilizar los implantes de zirconio. Aunque a priori el zirconio tiene características similares al titanio, su uso no se ha extendido tanto.

El zirconio también es biocompatible, resiste a la corrosión, no es sensible a la temperatura, es blanco y no presenta reacciones alérgicas. Sin embargo, los estudios sobre su supervivencia a largo plazo aún son limitados.

54. ¿Qué tipo de titanio se utiliza en los implantes dentales?

El material con el que se realizan la mayoría de implantes dentales es el titanio puro de grado 4 ó 5.

55. ¿Qué es un implante sin metal?

El concepto de “implantes sin metal” se refiere a los tornillos que están fabricados con materiales que no son estrictamente metálicos, sino cerámicos, como puede ser el zirconio.

Este tipo de implantes pueden ser una alternativa para las personas que son alérgicas al titanio, aunque esta alergia es muy infrecuente entre la población.

5. Estado de salud

56. ¿Cómo sé si soy un buen candidato para los implantes?

Lo más habitual es que cualquier persona con un buen estado general de salud o con una enfermedad sistémica controlada pueda someterse a una cirugía de colocación de implantes. Sin embargo, a pesar de estas consideraciones generales, la idoneidad de cada paciente es estudiada de manera individualizada antes de someterse al tratamiento.

57. ¿Puedo ponerme implantes si soy diabético?

Si la diabetes está controlada, esta enfermedad no supone una contraindicación para someterse a un tratamiento con implantes. Sin embargo, es necesario tratar este tema con el profesional que vaya a realizar la intervención para que determine si es aconsejable tomar alguna precaución adicional.

Por ejemplo, el cirujano puede determinar la necesidad de recetar antibióticos para evitar el riesgo de infección tras la intervención.

58. ¿Puedo ponerme implantes si tengo osteoporosis?

La osteoporosis no es una contraindicación en sí misma para la colocación de implantes. Sin embargo, se debe tener presente que uno de los medicamentos para tratar esta enfermedad son los bifosfonatos.

Dicha medicación –que puede ser tomada por vía oral o intravenosa- sí debe ser tenida en cuenta a la hora de determinar si se puede llevar a cabo la cirugía de implantes.

59. ¿Son compatibles los implantes dentales con pacientes que toman bifosfonatos?

A la hora de determinar si se pueden colocar implantes durante el tratamiento con bifosfonatos es fundamental distinguir entre los que se toman por vía oral y los que se administran por vía intravenosa.

Mientras que con los primeros no sería necesario detener el tratamiento con bifosfonatos antes de la colocación del implante, el uso de los segundos sí supone una contraindicación para la realización de cirugías orales en general.

60. ¿Puedo ponerme implantes durante el embarazo?

A pesar de que la colocación de implantes se considere una cirugía oral sencilla y apenas conlleve riesgos, la intervención está desaconsejada en el caso de mujeres embarazadas. Esto se debe a que la medicación que prescribe el cirujano -antibióticos y antiinflamatorios- sí puede presentar complicaciones durante el periodo de gestación.

61. ¿Puedo ponerme implantes si tengo una enfermedad cardiovascular?

La respuesta a esta pregunta varía en función de cada caso en particular. Y, en la mayoría de los casos, requiere  el criterio conjunto del implantólogo y el cardiólogo.

Sin embargo, existen una serie de indicaciones generales que deben ser tenidas en cuenta:

Si la persona ha sufrido un ataque al corazón en el pasado, no puede ser candidata a una cirugía de implantes hasta que no hayan transcurrido al menos seis meses desde dicho episodio.

En el caso de que el paciente que desea ponerse implantes padezca, o haya padecido en el pasado, un problema cardiovascular grave, deberá pedir autorización a su cardiólogo.

En función del criterio de este profesional, se establecerán una serie de recomendaciones médicas o se descartará la cirugía.

62. ¿Puedo ponerme implantes si tomo algún anticoagulante?

La toma de anticoagulantes no supone una contraindicación a la hora de colocarse implantes, aunque debe estudiarse cada caso de manera individual: patología de base por la que toma dicha medicación, dosis, posología y tipo de anticoagulante, etc.

En muchos casos, es necesario consultar con el hematólogo. Éste es el profesional más adecuado para indicar si el paciente puede someterse al tratamiento y, en el caso de que esta respuesta sea positiva, determinar si es necesario modificar la pauta de uso de los anticoagulantes.

63. ¿Puedo llevar implantes si soy alérgico al titanio?

En primer lugar, hay que subrayar que la alergia al titanio es extremadamente rara entre las personas alérgicas a los metales.

Dado la que la mayoría de los implantes están fabricados con titanio, en el caso de ser alérgico a este metal, debes ponerlo en conocimiento del implantólogo que vaya a realizar la cirugía. De esta manera, valorará la posibilidad de tratarte con implantes fabricados con otros materiales.

64. ¿Puedo colocarme implantes si tengo enfermedad periodontal?

Los pacientes periodontales pueden colocarse implantes dentales. Sin embargo, es importante tratar la enfermedad de las encías antes de someterse a la colocación de implantes. Un adecuado tratamiento y mantenimiento de la enfermedad periodontal es imprescindible para facilitar el procedimiento de colocación de los implantes y mejorar la supervivencia y predictibilidad de los implantes a largo plazo.

65. ¿Afecta la enfermedad periodontal a los implantes dentales?

En primer lugar, se debe destacar que si una persona padece una enfermedad periodontal en sus dientes naturales, es imprescindible que el problema esté controlado antes de colocarse los implantes. En caso contrario, se incrementa el riesgo de infección en los implantes.

Una vez que los implantes ya están colocados, puede darse una patología llamada enfermedad periimplantaria, que es la equivalente a las enfermedades periodontales que se producen en los dientes naturales.

En una primera fase, esta enfermedad provoca inflamación en la mucosa que rodea el implante dental, que es lo que se conoce como mucositis periimplantaria. Lo más adecuado es comenzar a tratar la enfermedad en esta primera fase para que no progrese. En el caso de que no se siga un tratamiento, se producirá la pérdida de hueso que rodea el implante, lo que se conoce como periimplantitis.

Por ello, tanto las enfermedades periodontales en los dientes naturales como las enfermedades periimplantarias en los implantes son susceptibles de aparecer y deben ser tratadas lo antes posible.

6. Complicaciones

66. ¿Quién no puede ponerse implantes dentales?

A partir de los 18 años, en general, cualquier persona es buen candidato para ponerse implantes. Existen, sin embargo, algunas enfermedades que, aunque no estén contraindicadas, requieren un mayor control para conseguir un resultado satisfactorio en la intervención.

Es así en el caso de los diabéticos (que pueden necesitar más tiempo para conseguir una correcta osteointegración), de personas que toman bifosfonatos o anticoagulantes, o pacientes que tengan enfermedades cardiovasculares. En estos casos, es necesario consultar con el implantólogo antes de realizar la cirugía.

En el caso de las mujeres embarazadas, podrían presentarse contraindicaciones, no por la intervención para colocar los implantes, sino por las complicaciones potenciales que se pueden presentar con la toma de antibióticos o antiinflamatorios. Es por ello que no se recomienda la realización de una cirugía oral durante el embarazo.

67. ¿Existe alguna contraindicación que desaconseje los implantes dentales?

Además de enfermedades como las periodontales o la diabetes, que pueden reducir el índice de éxito de los implantes dentales, existen determinadas condiciones sistémicas que contraindican que el paciente se someta a una cirugía oral:

  • Trastornos en la coagulación de la sangre
  • Inmunosupresión severa
  • Haber sufrido un infarto de miocardio recientemente
  • Haber sufrido un accidente cerebral muscular recientemente
  • Uso de bifosfonatos endovenosos
  • Presencia de un tumor maligno en tratamiento

68. ¿Cuándo puedo necesitar procedimientos quirúrgicos especiales (injerto de encía o hueso)?

Los injertos de hueso o encía no se practican en todas las cirugías de colocación de implantes. Sin embargo, en función del caso de cada paciente, hay ocasiones en las que el tratamiento lo requiere.

Si perdemos un diente y no lo reponemos, con el paso del tiempo el hueso que sustentaba la pieza dental va perdiendo altura y grosor. Por eso, si posteriormente queremos colocar un implante en el lugar de la pieza ausente, es necesario valorar si se dispone de suficiente cantidad de hueso.

En caso de que la respuesta sea negativa, ya sea porque se carece totalmente de hueso o porque aunque haya, esta cantidad no sea suficiente para soportar el implante, será necesario realizar un injerto óseo.

Injerto en implantología

De la misma manera, la pérdida de una pieza dental que no es reemplazada también ocasiona que la encía adelgace o incluso desaparezca con el paso del tiempo.

Si en el momento de colocar los implantes no se dispone de suficiente cantidad, será necesario restaurar el tejido gingival. De esta manera, se devolverá la barrera natural que supone la encía frente a la entrada de bacterias y se protegerá el implante.

Injerto de encía en implantología

69. ¿Puedo ponerme un implante dental si no tengo hueso?

Aquellos pacientes que no disponen de suficiente masa ósea para la colocación de los implantes dentales disponen de dos posibilidades que les ayudan a reconstruir de su sonrisa:

Injerto de hueso

La opción más recomendada es el injerto de hueso. Consiste en la colocación de hueso artificial que sirve como inductor y andamiaje para favorecer la regeneración de nuevo del hueso en la zona a tratar. Tras un periodo de cicatrización de unos 6 meses, será posible la colocación de los implantes sobre un nuevo hueso con total estabilidad.

Implantes cortos

También existe la posibilidad de colocar implantes cortos en aquellos casos donde la regeneración no sea posible, consiguiendo el éxito del tratamiento con buenos resultados estéticos y funcionales.

70. ¿Puedo ponerme un implante dental si tengo poco hueso?

Aquellas personas que tienen poco hueso maxilar para poder colocarse implantes dentales, pueden plantearse tres soluciones:

Injerto de hueso

Gracias a un injerto de hueso artificial y, después del tiempo necesario para su integración con el hueso natural, el paciente ya será apto para la intervención con implantes dentales.

Elevación de seno maxilar

Siguiendo la misma línea que la del injerto de hueso, la elevación de seno maxilar es una intervención que permite añadir hueso artificial en la zona posterior del maxilar superior a nivel de molares y premolares. Tras un periodo de seis meses, ya se podrán colocar los implantes dentales para su osteointegración.

Injerto de hueso o elevación de seno simultáneo a la colocación de implantes

Dependiendo de la disponibilidad/ausencia de hueso, en algunos casos ambos procedimientos (regeneración y colocación de implantes) pueden realizarse simultáneamente, ahorrando tiempo de tratamiento y obteniendo el mismo resultado exitoso.

71. ¿Qué contraindicaciones tienen los implantes?

A pesar de que existen ciertos riesgos o complicaciones, todas ellas se pueden tratar de manera efectiva. Estos son los problemas más habituales de los implantes dentales:

Pérdida de hueso

En ocasiones se produce una pérdida ósea alrededor del implante, especialmente en pacientes que previamente tenían enfermedad periodontal y en fumadores. Sin embargo, con visitas regulares al implantólogo o periodoncista puede realizarse un seguimiento que evite dicha reabsorción del hueso.

Infecciones

Una mala higiene bucodental puede producir una infección en los implantes. Como prevención, conviene acudir a un higienista con cierta regularidad para mantener una buena higiene en los implantes -más aún en los casos de pacientes con problemas periodontales-.

Pérdida del implante

Aunque no es habitual, en ocasiones puede perderse un implante por una infección, fractura o por un problema en el proceso de osteointegración. Sin embargo, en general, el implante perdido puede ser sustituido por uno nuevo.

Fractura de un implante o prótesis

En pacientes con bruxismo o que poseen una mordida inestable puede producirse una fractura tanto del implante como de la prótesis. Sin embargo, es la complicación menos habitual.

72. ¿Por qué se aflojan los implantes?

La osteointegración de los implantes en el hueso implica la no movilidad de los mismos. Por lo que si un implantes se mueve, supone su fracaso, de tal manera que habría que extraerlo y reponerlo por uno nuevo.

Sin embargo, una complicación más frecuente es el aflojamiento del tornillo que sirve de unión entre la corona y el implante. Este problema tiene fácil solución apretándolo, dándole el torque adecuado y sellando de nuevo dicha conexión implante-corona.

73. ¿Qué hacer si un implante se afloja o se mueve?

En el caso de que notemos cierto aflojamiento o movilidad en un implante dental, conviene acudir a una clínica dental a la mayor brevedad posible para que sea revisado por un implantólogo.

Puede que simplemente requiera que el tornillo se vuelva a apretar, o puede que esté fallando el proceso de osteointegración, pero en cualquiera de los casos, será un profesional el que determine el tratamiento correspondiente para el problema.

74. ¿Qué es la periimplantitis y cómo puede afectar a un tratamiento de implantes?

Las enfermedades periimplantarias –que se dan en los implantes- son procesos infecciosos que equivalen a las enfermedades periodontales –que se dan en los dientes naturales-. Es un proceso inflamatorio e infeccioso provocado por bacterias y acentuado por agentes medioambientales como el tabaco, una inadecuada higiene oral o una patología sistémica. Se distinguen dos fases:

En la fase inicial se produce una inflamación en la mucosa que rodea al implante dental. Esta enfermedad se conoce con el nombre de mucositis periimplantaria y, si se lleva a cabo un tratamiento adecuado, la inflamación es reversible.

Sin embargo, si la inflamación progresa y va acompañada de pérdida ósea estaremos ante una periimplantitis. En esta fase, el tratamiento de la enfermedad suele conllevar una intervención quirúrgica para restablecer el buen estado de los tejidos que rodean los implantes.

75. ¿Qué hago si pierdo un implante dental?

Cuando se pierde un implante dental, ya sea debido a un problema en el periodo de osteointegración, o tiempo después, debido a problemas relacionados con el sarro, infecciones o a sobrecargas oclusales, el procedimiento habitual es el de acudir a un profesional en el menor periodo de tiempo posible.

El implantólogo determinará la causa de la pérdida del implante y tras realizar una valoración, se regenerará la zona del hueso afectada, y se volverá a colocar un nuevo implante dental. Tras los tres meses requeridos para la cicatrización del implante en el hueso, se podrá volver a colocar la corona que llevaba el paciente.

76. ¿Por qué fracasan los implantes dentales?

En la mayoría de ocasiones, el fracaso de los implantes se produce en las fases iniciales del tratamiento y está ocasionado por infecciones o por las malas condiciones biológicas del paciente.

Después de colocar un implante, distinguimos una etapa inicial que dura alrededor de una semana y que es la fase de cicatrización de la herida provocada tras insertar el implante. Suele manifestarse con inflamación, algo de dolor y en algunos casos con hematoma. Pasada esa fase, se retiran las suturas y el riesgo de infección se reduce considerablemente.

Sin embargo, durante los tres meses de cicatrización que va a necesitar el implante para unirse al hueso pueden producirse algunos contratiempos. Por ejemplo, existe la posibilidad de que el hueso no se pegue a la superficie del titanio y se forme un tejido blando entre el titanio y el hueso que impide la adecuada osteointegración del implante.

Esto no significa que el implante se haya infectado ni que la persona sea alérgica al titanio, sino que la cirugía ha cicatrizado de una manera más infrecuente -alrededor de un 2,5% de los casos-. Cuando esto sucede hay que retirar el implante y volver a repetir el procedimiento: colocar un implante y esperar otros tres meses de cicatrización para que el hueso se osteointegre con el titanio.

Las complicaciones en etapas más tardías, una vez que se ha producido la osteointegración, se deben a desajustes o fracturas de la prótesis y a infecciones.

Una vez dicho esto, lo más importante es que cualquiera de estas alteraciones se detecte a tiempo para solucionarla y que podamos conservar el implante, en lugar de perderlo. La prevención es la clave para el mantenimiento saludable de los implantes en la boca.

77. ¿Cómo afecta el tabaco a los implantes dentales?

Los efectos del tabaco, que provienen de las más de 4.000 sustancias tóxicas y cancerígenas que contienen los cigarrillos, se introducen en nuestra sangre a través de la boca y provocan algunas de las siguientes consecuencias negativas:

Disminuye la tasa de osteointegración

Los efectos del tabaco ralentizan todos los procesos de cicatrización, por lo que la integración del implante con el hueso será más lenta. De esa manera la unión entre ambos será más frágil y habrá más posibilidades de que fracase.

Genera infecciones

El tabaco debilita el sistema inmunológico de nuestro cuerpo, por lo que su capacidad defensiva se ve mermada, exponiéndose a posibles agresiones de infecciones o bacterias.

Favorece la acumulación de placa bacteriana

El desarrollo de placa debido al consumo de tabaco, puede generar enfermedades periimplantarias poniendo en riesgo la supervivencia de los implantes a largo plazo.

Disminuye la capacidad de reparación de lesiones

Fumar incide sobre las células encargadas de reparar los tejidos, entorpeciendo su normal funcionamiento.

Amarillea los dientes

Los implantes, al igual que los dientes naturales, se ven afectados por las partículas pigmeas del tabaco, provocando la aparición de manchas.

78. ¿Cómo quitar un implante dental?

A pesar de que el índice de fracaso de los implantes es de tan sólo el 3% en manos de un profesional, en ocasiones éstos se pueden infectar, fracturar o presentar un pérdida ósea. Además, un implante colocado erróneamente por alguien sin la suficiente experiencia, puede hacer que éste se desvíe de la dirección de la raíz, apareciendo partes del metal del implante a través de la encía. En estos casos, será conveniente la extracción y recolocación de un nuevo implante.

Para retirar un implante dental, tendremos que eliminar la fina capa de hueso que rodea el mismo valiéndonos de una fresa, para después desenroscarlo y extraerlo. Si el hueso remanente lo permite, en el mismo momento de la extracción, colocaremos un nuevo implante que será de un calibre mayor que el anterior.

Si no se pudiera colocar un nuevo implante en el momento, cerraremos la encía y dejaremos que el hueso se regenere de manera natural o con ayuda de un injerto de hueso, si fuera necesario, para volver a colocar un implante nuevo tres meses después de dicha cirugía.

7. Coste

79. ¿Qué precio tienen los implantes dentales?

Los implantes dentales se encuentran, en estos momentos, inmersos en un mercado altamente competitivo, donde las ofertas de algunas clínicas dentales exceden el fin último que es mejorar la salud del paciente, y ofrecen precios engañosos con el objetivo de captar el máximo número de personas.

Estas clínicas dentales que ofrecen ofertas de alrededor de 200 euros tratan de atraer a pacientes utilizando un precio parcial que se corresponde, únicamente, con el tornillo del implante. Además, éste suele ser de gama baja, lo que aumenta el riesgo de fracaso en la osteointegración.

Una vez realizado el presupuesto, el paciente descubre que el precio final aumenta desproporcionadamente por la suma de numerosos factores que no están incluidos en el precio de la oferta: aditamentos protésicos, revisiones, retirada de suturas, cirugía…

En la Clínica Dental Ferrus & Bratos el precio de un implante unitario con corona es de 1.500 euros aproximadamente. En dicho precio se incluye el implante de alta gama, la corona y todo lo relacionado con la colocación: estudio previo del caso, cirugía, revisiones, suturas…

80. ¿Cómo financiar los implantes dentales?

Dado que en Ferrus & Bratos ofrecemos financiación del 100% del tratamiento en hasta 24 meses sin intereses, un implante dental de la más alta gama colocado por nuestro implantólogo especialista puede costearse por sólo 62,5€ al mes.

Sin embargo, si prefieres financiar tus implantes dentales en más tiempo puedes hacerlo en hasta 36 ó 48 meses con intereses compartidos.

Los tres únicos requisitos para poder financiar tu tratamiento son los siguientes:

  • Última nómina o pensión. Si eres autónomo, necesitaremos la última declaración de la renta.
  • Fotocopia del DNI o de la tarjeta de residencia.
  • Nº de cuenta donde se desea domiciliar el tratamiento, fotocopia de un recibo domiciliado o cartilla bancaria.

81. ¿Cómo puedo pagar mi tratamiento de implantes?

En Ferrus & Bratos apostamos porque cualquier persona pueda acceder al tratamiento que necesita con el menor esfuerzo posible. Es por ello que ponemos a tu disposición unas condiciones de pago cómodas y flexibles:

Financiación sin intereses

Permitimos financiar el 100% del tratamiento en hasta 24 meses sin intereses.

Financiación con intereses compartidos

Ofrecemos financiar el 100% del tratamiento en 36 ó 48 meses con intereses compartidos.

Domiciliación bancaria

Si no quieres financiar tu tratamiento, puedes aportar una entrada inicial y abonar la cantidad restante durante el periodo que dura tu rehabilitación con implantes.

Descuento por pronto pago

Si realizas un único pago antes de comenzar el tratamiento, obtendrás un 5% de descuento sobre el importe total.

Pago según tratamiento

Cada vez que acudas a nuestra consulta podrás abonar a la salida el tratamiento que se te haya realizado.

82. Quiero ponerme implantes, ¿cuánto cuesta la primera consulta?

Si estás interesado en un tratamiento de implantes, la primera consulta interdisciplinar con especialistas en nuestra clínica consistirá en una valoración por parte de nuestros especialistas en Implantología – el Dr. Jorge Ferrús y la Dra. Georgina Carbajo- y Odontología Conservadora –el Dr. Pedro Pablo Martínez y la Dra. Noelia Santos-.

Dicha consulta tiene un coste de 70 euros y una duración de una hora y media aproximadamente. En ella, los profesionales anteriormente citados determinarán si la colocación de implantes es el tratamiento adecuado para ti.

Por tanto, la primera consulta a nuestra clínica incluye:

  • Radiografía panorámica
  • Serie fotográfica con imágenes intraorales y extraorales
  • Exploración bucodental por parte de los especialistas en Implantología y Odontología Conservadora
  • Diagnóstico conjunto por parte de los doctores especializados en Implantología y Odontología Conservadora
  • Explicación del plan de tratamiento recomendado por los especialistas en Implantología y Odontología Conservadora
  • Explicación y entrega del presupuesto
  • Entrega de resultados: diagnóstico por escrito firmado por todos los doctores, radiografía y fotografías

8. Resultados

83. ¿Cuál es la tasa de éxito de los implantes dentales?

La tasa de éxito de los implantes dentales es de en torno al 97% para el grueso de la población. Sin embargo, personas propensas a padecer enfermedad periodontal, o que padezcan diabetes no controlada pueden ver esta tasa reducida.

Por su parte, el tabaco es uno de los principales factores que afectan negativamente al tratamiento con implantes. Los fumadores que no prescindan (en la medida de lo posible) de su hábito durante el periodo de osteointegración del implante, también pueden ver las posibilidades de éxito de la intervención disminuidas.

84. ¿Qué garantía tienen los implantes dentales?

La garantía de los implantes dentales fundamentalmente depende de cada clínica dental. En Ferrus & Bratos garantizamos el buen funcionamiento de los implantes durante un periodo de cinco años.

Esta garantía cubre cualquier imprevisto o problema que pueda surgir con ellos sin ningún coste para el paciente, siempre que se cumplan dos sencillas condiciones:

Que el paciente acuda cada seis meses a una revisión

Que el paciente se someta a las limpiezas bucodentales pautadas

85. ¿Cuánto tiempo duran los implantes?

Los implantes están concebidos para ser un tratamiento definitivo. Es decir, no tienen una fecha de caducidad ni una vida media estimada. De hecho, diferentes estudios publicados recientemente han establecido que el 90% de los implantes colocados hace diez años mantiene su funcionalidad actualmente.

Sin embargo, en la supervivencia a largo plazo de los implantes juegan un papel fundamental las características anatómicas y fisiológicas de la persona, así como sus hábitos y el origen de la pérdida de dientes.

En lo que se refiere a los hábitos que dependen directamente del paciente, es recomendable cepillarse los dientes después de cada comida –utilizando también la seda dental-, no fumar y acudir a revisiones anuales para que el dentista o higienista lleve a cabo una higiene profesional.

86. ¿Son seguros los implantes dentales?

Los implantes dentales son totalmente seguros para nuestra salud. El material con el que están fabricados la mayoría de ellos -el titanio- lleva utilizándose desde hace décadas, es compatible con el cuerpo humano y tiene la capacidad de osteointegrarse.

87. ¿Cómo quedan los implantes dentales?

Los implantes dentales pueden quedar estéticamente iguales que los dientes naturales. A la hora de definir el color, se tendrán en cuenta:

El matiz

Es el color dominante que presenta el diente: amarillo, gris, rosáceo…

El valor

Se corresponde con el brillo, la luminosidad y la claridad de la luz reflejada sobre el diente.

El croma

Mide la intensidad y saturación del color, de más vivo a más apagado.

Siguiendo estas pautas, los implantes y sus coronas o prótesis quedarán con un aspecto muy natural, por lo que nadie percibirá que los llevas.

88. ¿Qué se siente al tener implantes dentales?

Antes de someterse a la intervención muchas personas creen que van a sentir una sensación extraña una vez tengan los implantes. Sin embargo, no sería exagerado afirmar que los pacientes no notan la diferencia entre sus propios dientes y el implante.

Un implante, estéticamente, puede dar una apariencia tan natural como la del diente original, siempre y cuando tengamos en cuenta el color del esmalte a la hora de la rehabilitación.

A la hora de morder o masticar, la adaptación es rápida ya que las sensaciones también son similares a las de los dientes naturales. Sin embargo, nuestros propios dientes están rodeados de un ligamento periodontal que permite que tengamos sensación de presión al morder o masticar. Los implantes no cuentan con ese ligamento, por lo que puede que la sensación de presión no se sienta exactamente igual.

89. ¿Qué resultados se obtienen gracias a los implantes dentales?

Los implantes dentales son fundamentalmente una forma efectiva de reemplazar las piezas dentales perdidas.

La misión de los implantes es la de integrarse en el hueso maxilar y con el resto de dientes mediante el proceso de osteointegración. Una vez que esto ha sucedido, se restaura tanto la funcionalidad como la estética que proporciona un diente natural. Además, si se les proporcionan los cuidados adecuados, los implantes son una solución que restaura la salud, función y estética para toda la vida.

Integración del hueso con el implante

90. En el caso de que fracase un primer implante, ¿corre riesgos el segundo?

La tasa de éxito de los implantes dentales es de un 97%, y es así tanto con el primer implante colocado como con el segundo. Es por ello que, aunque el primer implante fracasase, habría muy pocas probabilidades de que el segundo también lo hiciera. Sin embargo, no puede descartarse que pueda ocurrir.

91. ¿Me producirán mal aliento los implantes?

Si una persona no padece previamente halitosis, los implantes dentales no producen mal aliento por sí solos.

Sin embargo, sí es importante destacar que es necesario mantener una buena higiene diaria que incluya el cepillado después de cada comida, así como el uso de hilo dental, cepillos interproximales y colutorio.

Además, los pacientes que llevan una prótesis removible deben extremar la limpieza de ésta para eliminar los restos de alimentos. De no hacerlo, además de mal aliento pueden surgir infecciones bacterianas.

9. Curiosidades

92. ¿Quién inventó los implantes dentales?

El profesor Per-Ingvar Brånemark fue un médico investigador sueco, conocido por ser el inventor de la implantología moderna. Sin embargo, su invención se trató más bien de un descubrimiento fortuito que se produjo en 1952 cuando investigaba el proceso de cicatrización de los conejos. Para llevar a cabo su investigación, el profesor Brånemark introducía cámaras ópticas fabricadas en titanio en las patas de los animales. Su sorpresa fue descubrir que pasado un tiempo era incapaz de extraer las cámaras ya que éstas se habían soldado en el hueso de los conejos. A este proceso lo denominó osteointegración.

Tras este experimento, Brånemark quiso comprobar cómo su reciente descubrimiento actuaba en el cuerpo humano, para lo cual los miembros de su equipo decidieron implantarse piezas de titanio en los antebrazos, comprobando, así, la solidez de la integración.

Fue así como en 1965 se realizó el primer implante dental en un paciente humano, hasta que por fin, a mediados de los años 80 se extendió su práctica para sustituir piezas dentales faltantes.

93. ¿Cómo se fabrican las prótesis sobre implantes?

Una vez los implantes han osteointegrado, se toman impresiones o se escanea la boca del paciente con un escáner en 3 dimensiones. El registro tomado se envía al laboratorio para que diseñe una prótesis a medida del paciente.

El diseño realizado por ordenador se enviará al centro de fresado para que sea reproducido. Es entonces cuando se realiza un proceso de ingeniería CAD-CAM para optimizar el resultado y asegurar la máxima precisión a la hora de que los equipos de alta tecnología fresen la estructura.

Una vez fabricada, la estructura será enviada de nuevo al laboratorio para que se lleve a cabo el recubrimiento estético de la prótesis, para que después sea enviada a la clínica dental, lista para colocarse en la boca del paciente.

94. Viajo mucho, ¿es compatible con mi tratamiento de implantes?

El tratamiento para la colocación de implantes dentales es uno de los que menos visitas a la clínica dental requiere, a diferencia de otros tratamientos como la ortodoncia o la estética dental. Así, en máximo 4 sesiones en clínica se podría dar el proceso por finalizado. Las citas se corresponden con las siguientes:

Para evitar tener que venir a una primera visita donde se realiza la revisión inicial, podemos realizar un TAC 3D el mismo día que se colocan los implantes.

A la semana se cita al paciente para realizar una revisión de los implantes y quitar suturas (puede realizarse en cualquier clínica dental).

A los 3 meses desde la colocación de los implantes, se realizará el escáner intraoral en tres dimensiones para solicitar la corona al laboratorio.

A la semana se colocaría la corona definitiva y daríamos el proceso por terminado.

95. ¿Puedo ponerme ortodoncia si llevo implantes?

Los implantes no tienen por qué suponer una contraindicación a la hora de llevar ortodoncia. De hecho, hay muchos pacientes adultos de ortodoncia que cuentan con un implante entre sus dientes.

Sin embargo, sí es necesario tener en cuenta este aspecto a la hora de planificar el tratamiento de ortodoncia. Por un lado, un implante puede resultar incluso beneficioso cuando sirve de punto de apoyo para mover el resto de dientes.

Por otro lado, se debe tener presente que los implantes no se pueden mover y que en el momento en el que se colocó, estaba alineado a una arcada que puede cambiar con la ortodoncia. Por todas estas consideraciones, es muy importante tratar este asunto con el ortodoncista para que pueda elaborar el plan de tratamiento más adecuado.

96. ¿Cómo se blanquean los implantes dentales?

Las coronas o prótesis que se colocan sobre implantes dentales, a diferencia de los dientes naturales, no pierden sus propiedades de color con el tiempo. Ya sean de circonio o porcelana, permanecerán siempre con el color que se hayan creado.

Si, por motivos como un blanqueamiento de los dientes naturales, el color de las coronas difiriera de sus dientes adyacentes, habría que crear una corona nueva de acuerdo a las nuevas características de color del resto de la dentadura.

97. Si tengo un diente roto, ¿debería colocarme un implante?

Lo ideal en casos en los que hay una rotura en un diente es intentar reconstruirlo. Sin embargo, en ocasiones la fractura afecta en cierta medida a partes vitales del diente y es recomendable su extracción. Será en esos casos cuando optaremos por sustituir ese diente por un implante dental que haga que el paciente recupere tanto su función estética como masticatoria.

98. ¿Quién puede asesorarme sobre implantes dentales?

La información inicial sobre implantes puede ser facilitada por un dentista general. Sin embargo, en caso de que sea necesario profundizar más sobre el tratamiento o comenzar a planificar la cirugía, es conveniente acudir a un profesional especializado.

Es decir, se puede acudir a la consulta de un odontólogo especializado en Implantología o a un cirujano maxilofacial. Lo importante es que este profesional sea de tu máxima confianza.

99. Si llevo implantes, ¿sonará la alarma al pasar por un detector de metales?

No. Los implantes dentales no hacen sonar las alarmas de los detectores de metales que están situados en zonas de máxima seguridad como aeropuertos, bancos, estaciones de tren o diferentes instituciones oficiales.

Por eso, tanto si llevas implantes como si estás pensando en ponértelos no debes preocuparte por este asunto. Asimismo, no es necesario que adviertas al personal de seguridad de que los llevas.

100. ¿Qué artistas y famosos llevan implantes dentales?

Si alguna vez te has planteado por qué los famosos tienen unas sonrisas tan perfectas, es porque ni siquiera ellos se libran de pasar por el dentista. Los blanqueamientos, carillas, ortodoncia e incluso los implantes dentales se encargan de que sus bocas luzcan siempre perfectas ante los flashes.

Es el caso de supermodelos como Kathy Ireland que, jugando con sus hijos, cayó al suelo de frente rompiéndose la nariz y  varias piezas dentales. La actriz televisiva Christie Blinkey también tuvo que recurrir a los implantes dentales tras salir de un accidente de helicóptero con varias muelas rotas. Y el actor Ed Helms, de la famosa película “Resacón en las Vegas”, pudo realizar la escena en la que se rompe un incisivo de la manera más real posible, gracias a que ya tenía un implante dental colocado del que sólo tuvo que extraer la corona de manera provisional.

Esperamos que este artículo te haya servido para aclarar todas tus dudas acerca de los implantes dentales. No obstante, si todavía tienes alguna consulta que resolver, puedes ponerte en contacto con nosotros. Responderemos encantados cualquiera de tus preguntas.