atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Ortodoncia para adultos: nunca es demasiado tarde

¿No estás contento con tu sonrisa? Si eres de los que sonríen con vergüenza pero crees que ya no tienes edad para iniciar un tratamiento de ortodoncia, te sorprenderá saber que uno de cada tres pacientes son adultos que han decidido mejorar la estética de su sonrisa.

Atrás han quedado los antiestéticos métodos tradicionales asociados a niños y adolescentes: gracias a una demanda cada vez más creciente por parte de personas adultas, han surgido nuevos sistemas de ortodoncia prácticamente imperceptibles e igual de eficaces.

Pero ¿qué métodos hay en la actualidad y cuál es su eficacia en adultos?.

¿Hasta qué edad puedo ponerme ortodoncia?

La respuesta es sencilla: siempre que esté indicado. Los tratamientos de ortodoncia son aconsejables en todas aquellas personas que tengan problemas de maloclusión dental.

En la actualidad, encontramos personas de entre 20, 30, 40 e incluso 60 y 70 años que han decidido optar por un tratamiento de ortodoncia para mejorar no solamente la estética, sino también la funcionalidad de su sonrisa.

En ocasiones son personas que bien por motivos económicos o estéticos no se pusieron ortodoncia cuando eran adolescentes o, por el contrario, personas que no han respetado debidamente la fase de retención y han visto cómo sus dientes se han movido con el paso del tiempo.

¿Qué problemas corrige la ortodoncia en adultos?

En un inicio, los tratamientos de ortodoncia están encaminados a corregir cualquier problema relacionado con la maloclusión dental: apiñamiento, dientes rotados, mordida abierta, presencia de espacios entre las piezas dentales –o diastemas-, mordida cruzada o sobremordida.

Sin embargo, los tratamientos de ortodoncia en adultos son más complejos que los realizados a niños.

Por un lado, los huesos maxilares están completamente desarrollados, por lo que no se puede actuar directamente sobre ellos para guiar la correcta erupción de los dientes, como hacemos, por ejemplo, con los aparatos de ortodoncia interceptiva.

Por ello, en aquellas ocasiones en las que hay que corregir malposiciones en los huesos maxilares debemos recurrir a un tratamiento combinado de cirugía ortognática a nivel hospitalario y ortodoncia.

Por otro lado, es habitual es que las personas adultas se hayan realizado otros tratamientos previos a la ortodoncia para mantener la salud y la funcionalidad de sus piezas dentales: endodoncias, coronas o carillas dentales, implantes…

Estos procedimientos no suponen ningún impedimento a la hora de iniciar un tratamiento de ortodoncia: sólo debemos tener en cuenta que nuestra boca debe estar en salud.

Por este motivo, si sufres la incidencia de enfermedades de las encías –gingivitis o periodontitis– o si tienes algún tipo de afección bucal como, por ejemplo, la caries debes acudir a un especialista para tratarlas previamente. Sólo entonces podrás iniciar tu tratamiento de ortodoncia.

Acude a un especialista para que revise el estado de tu boca antes de iniciar un tratamiento de ortodoncia

¿Qué ventajas tiene la ortodoncia?

Lo comprobarás al poco tiempo de terminar tu tratamiento: una sonrisa bonita te otorga una mayor seguridad en ti mismo.

Además de volvernos más atractivos y confiables para el resto de personas, una sonrisa estética supone también una serie de ventajas en cuanto a nuestra salud dental y bienestar general:

  • En caso de no tener una oclusión dental perfecta, algunas piezas dentales chocan entre sí. Por ello, unos dientes bien alineados evitan el desgaste de las piezas dentales y facilitan la masticación –y, por tanto, la digestión de las comidas-.
  • Además, una mala oclusión provoca también sobrecargas musculares, dolores de cervicales o migrañas, e incrementa las posibilidades de padecer problemas de bruxismo.
  • Por último, unos dientes alineados facilitan nuestra higiene bucodental: al no haber dientes apiñados, existe un mejor acceso a todos los recovecos de nuestra boca. Así, reducimos la incidencia de enfermedades periodontales o la aparición de caries.

Sin embargo, a lo largo del tratamiento de ortodoncia pueden surgir unas complicaciones mínimas que se deben tener en cuenta antes de tomar la decisión de iniciar el mismo.

¿Qué riesgos supone la ortodoncia?

La presencia de un aparato extraño en la boca supone un periodo de adaptación que depende, en gran medida, del método elegido. Por ello, es normal que durante los primeros días tengamos dificultades en el habla o en la masticación de alimentos.

Te interesará »  Ortodoncia invisible: el tratamiento más estético

Además, son frecuentes también unas ligeras molestias derivadas del ajuste de los aparatos de ortodoncia. Las mismas remitirán transcurridas unas horas y, para aliviarlas, podemos recurrir a la ingesta de analgésicos.

También es habitual la aparición de pequeñas llagas o heridas derivadas del roce del aparato con las mejillas.  

Y, por último, el factor estético: un tratamiento de ortodoncia, hace años, repercutía negativamente en la estética de la persona. Sin embargo, en la actualidad hay varios métodos que responden a las demandas de las personas más exigentes en cuanto a estética se refiere.

¿Cuál es el mejor tratamiento de ortodoncia para adultos?

Todos los tratamientos están indicados para corregir prácticamente cualquier problema de maloclusión. La elección de uno u otro dependerá de la relación que hagamos de la importancia del precio con respecto a los requerimientos estéticos.

El tratamiento más convencional son los brackets metálicos. De eficacia demostrada, estos aditamentos se colocan en la cara visible del diente y van realizando, de manera progresiva, pequeños movimientos hasta que los dientes alcanzan la posición adecuada.

Si bien es el método más asequible, es el que más compromete la estética de las personas. Fruto de la demanda cada vez más creciente de tratamientos de ortodoncia más discretos, han surgido métodos más estéticos.

Ortodoncia estética pensada para adultos exigentes

Cuando hablamos de métodos de ortodoncia estéticos, nos referimos a tres sistemas diferentes: los brackets de zafiro, la ortodoncia con alienadores transparentes –Invisalign- o los brackets linguales –Incognito-.

Cada uno de ellos tiene una serie de ventajas frente a los demás que harán que te decantes por uno u otro a la hora de iniciar tu tratamiento.

¿Qué ventajas tienen los brackets de zafiro?

Es un método mucho más estético que los brackets metálicos convencionales, y supone la opción más asequible dentro de los métodos de ortodoncia estética.

Se caracterizan por ser cristalinos y traslúcidos, de manera que dejan pasar la luz y, a través de ellos, vemos directamente el color del esmalte del diente.

Están realizados en microcristales de zafiro, un material de gran dureza que evita que los brackets se fracturen a lo largo del tratamiento.

A diferencia de otros brackets estéticos, como los realizados en plástico o cerámica, no se tiñen ni pierden su transparencia a lo largo del tratamiento.

Sin embargo, dentro de los métodos fijos de ortodoncia, debemos destacar los brackets linguales como el sistema más discreto de todos.

¿Qué ventajas tienen los brackets linguales?

La ortodoncia con brackets linguales –Incognito- es el método más estético. Los brackets van cementados en la cara interior del diente, por lo que son completamente imperceptibles. Nadie notará que llevas ortodoncia.

Si bien es cierto que hay distintas marcas en el mercado que los ofertan, en Ferrus & Bratos nos decantamos por los brackets Incognito. Son estos los únicos que van realizados a medida y fabricados en una aleación de oro, lo que permite que el bracket sea mucho más fino y cómodo para el paciente.

El hecho de que estén elaborados a medida no sólo facilita el periodo de adaptación–unas 2 o 3 semanas desde la colocación del aparato-, sino que también supone que los movimientos planificados sean bastante más precisos.

Sin embargo, los sistemas fijos de ortodoncia tienen un inconveniente en común: dificultan la higiene dental. En este sentido, son los sistemas removibles los que les ganan cierta ventaja.

¿Por qué los adultos eligen Invisalign?

Invisalign es el método conocido como la ortodoncia invisible. Se basa en un conjunto de férulas transparentes, prácticamente imperceptibles.

En un inicio, se tomarán muestras de tu boca gracias al escaneado intraoral en 3D. Nuestras ortodoncistas planificarán el tratamiento y, gracias al programa ClinCheckdesarrollado por Aligntech-, podrás ver cómo quedará tu sonrisa incluso antes de iniciar la ortodoncia.

En caso de optar por este método, es imprescindible recordar que la eficacia del mismo depende de que lleves puestas las férulas durante, al menos, 22 horas al día.

Sin embargo, podrás retirarlas para comer, lavarte los dientes o para acudir a un determinado evento social. Es, por este motivo, el método más cómodo e higiénico y, por lo tanto, el recomendado para aquellas personas afectadas por enfermedades periodontales que deben tener un cuidado especial con sus pautas de limpieza oral.

Te interesará »  ¿Qué ventajas me aporta la ortodoncia para adultos?

Además, se minimiza la incidencia de llagas o heridas debidas al el roce del aparato con las mejillas o las urgencias dentales a causa de fractura de un bracket.

Su precio oscila entre el coste de la ortodoncia con brackets de zafiro –más asequible- y el valor del método con brackets linguales –este último es tanto el más estético como el menos económico-.

Infórmate debidamente de las ventajas y desventajas de cada método antes de decantarte finalmente por uno

¿Cuánto dura un tratamiento de ortodoncia para adultos?

A la hora de ponernos ortodoncia, debemos tener en cuenta que, en el caso de los adultos, los huesos maxilares han terminado la fase de crecimiento y sus dientes llevan años en una posición fija. Por este motivo, los movimientos se hacen más costosos que en el caso de los niños. Son tratamientos, por lo tanto, más largos.

Siempre serán más reducidos los procedimientos destinados a corregir pequeñas malposiciones derivadas de un proceso de retención deficiente. Aun así, la duración de un tratamiento de ortodoncia en adultos oscila entre los 18 meses y los dos años, aproximadamente.

Durante este periodo, puedes seguir una serie de consejos para minimizar las molestias derivadas del tratamiento de ortodoncia.

Consejos para adultos que lleven ortodoncia

El tratamiento de ortodoncia es un proceso prácticamente inocuo, pero hay ciertas precauciones a tener en cuenta a lo largo del mismo.

En caso de que hayas optado por un tratamiento fijo de ortodoncia, existe cierto riesgo de que se te despeguen los brackets. Por ello, no debes comer alimentos demasiado duros y evitar prácticas como comer manzanas o bocadillos a mordiscos. En su lugar, trocearlos puede ser una buena opción.

También es aconsejable evitar alimentos especialmente pegajosos o fibrosos, pues pueden quedar adheridos a los brackets y dificultar la higiene dental.

A lo largo del procedimiento, es posible que, debido al roce, aparezcan pequeñas llagas o heridas. Para evitarlo, puedes usar cera especial para ortodoncia. Además, es aconsejable que, en caso de tenerlas, no tomes alimentos especialmente ácidos como cítricos, tomate frito…

La ortodoncia no daña como tal los dientes, pero los métodos fijos sí dificultan la limpieza de nuestra boca. Por ello, además de cepillarte los dientes después de cada comida, debes completar tus rutinas de higiene con el uso de hilo dental o los cepillos interproximales. De esta manera, eliminarás de manera eficaz los restos de comida y las bacterias que, tras el cepillado, han quedado entre las piezas dentales.

Además, sobre todo en los casos de ortodoncia lingual, se hace especialmente relevante el uso del irrigador bucal –o waterpik-. Se trata de un cepillo que usa el agua a presión para conseguir una higiene bucodental completa.

Te recordamos que, en caso de haber optado por Invisalign, deberás llevar las férulas puestas durante al menos 22 horas al día para garantizar la eficacia del mismo. En caso de no respetar estos plazos, el tratamiento se alargará en el tiempo.

Acude a las revisiones pautadas por el especialista, respetando los plazos recomendados. De esta manera, el ortodoncista llevará un seguimiento exhaustivo de tu caso, ajustará los aparatos para realizar los movimientos debidos y verificará que todo sigue el transcurso debido.

Como has podido comprobar, los riesgos que asumes a la hora de iniciar un tratamiento de ortodoncia son mínimos en relación a los beneficios que aporta tanto a la estética como a la funcionalidad de tu sonrisa.

Si estás indeciso a la hora de iniciarlo o necesitas más información acerca de los mismos, te invitamos a ponerte a contacto con nosotros a través de nuestra página web o bien llamando al 91 768 18 12.

¿Quieres saber qué tipo de 
ortodoncia es ideal para ti?

Descubre en tan sólo 10 preguntas el sistema de
ortodoncia que mejor se adapta a tu estilo de vida
 
¡Sí, hacer el test!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (7 votos, promedio: 4,29 de 5)
Cargando…
¿Quieres saber qué tipo de ortodoncia es ideal para ti?
Descubre en tan sólo 10 preguntas el sistema de ortodoncia
que mejor se adapta a tu estilo de vida 
No, gracias
close-link

¿Quieres saber qué tipo de 
ortodoncia es ideal para ti?

Descubre en tan sólo 10 preguntas el sistema de
ortodoncia que mejor se adapta a tu estilo de vida
 
¡Sí, hacer el test!