atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


¿Puedo llevar ortodoncia si tengo implantes?

Una de las dudas más habituales de los pacientes que acuden a nuestra clínica dental es si pueden llevar ortodoncia teniendo implantes o coronas (fundas). Por eso, en este artículo confirmaremos que no existe ningún problema y que la ortodoncia con implantes es perfectamente posible.

Por este motivo, en nuestra clínica dental contamos con muchos pacientes a los que hemos realizado ambos tratamientos: ortodoncia e implantes.

En este punto, conviene destacar que cuando se combinan ambos tratamientos podemos estar ante dos casos:

1. Que el paciente lleve implantes con anterioridad a la ortodoncia

2. Que el paciente no lleve implantes antes de someterse a la ortodoncia

1. Primer caso: implantes + ortodoncia

Dado que hace algunos años, eran los niños y adolescentes prácticamente los únicos que se sometían a tratamientos de ortodoncia, no era necesario realizar la planificación de dicho procedimiento con la existencia de implantes.

Esto se debe, sencillamente, a que estos pacientes tan jóvenes suelen tener todas las piezas dentales originales en el momento de comenzar la ortodoncia.

Sin embargo, hoy en día contamos con dos factores fundamentales: el auge de la ortodoncia entre pacientes adultos y el hecho de que muchas personas, con el paso de los años, hayan perdido alguno de sus dientes, por lo que se han colocado implantes.

Por eso, para muchos pacientes adultos es muy común combinar ambos tratamientos dentales. Uno para recuperar el diente o dientes perdidos y el otro para alinearlos y conseguir recuperar la sonrisa de antes (o incluso mejorarla).

Dicho todo lo anterior, en este primer caso estaríamos ante personas que se han colocado un implante dental en un momento de su vida y, posteriormente, deciden someterse a un tratamiento de ortodoncia.

Hay que tener en cuenta que el implante, es decir, el tornillo que va insertado en la encía, no se puede mover. Por ello, sería necesario planificar los movimientos que va a realizar la ortodoncia en torno al implante o implantes con los que cuenta el paciente.

Aunque este caso requiera mayor planificación, también permite la combinación de ambos procedimientos. De hecho, hay muchas veces en que los implantes son incluso buenos, ya que funcionan como sistema de anclaje para mover otros dientes.

Dado que el implante no se puede mover, es necesario planificar los movimientos que va a realizar la ortodoncia en torno al implante o implantes con los que cuenta el paciente

2. Segundo caso: ortodoncia + implantes

En este segundo caso, es decir, cuando primero colocamos la ortodoncia y posteriormente anclamos los implantes contamos con una mayor libertad.

Te interesará »  Cómo corregir una clase II con un tratamiento de ortodoncia

De hecho, es posible que, si falta una única pieza dental, no sea necesario insertar un implante.

Esto se debe a que se puede utilizar el tratamiento ortodóncico para reorganizar los dientes en la arcada y distribuirlos. De esta manera, ocuparán el espacio dejado por la pieza dental perdida.

En el supuesto de que no sea posible ocupar el espacio dejado, los implantes se colocarán tras terminar el tratamiento de ortodoncia.

De esta manera, contaremos con la ventaja -frente al primer caso descrito- de que los implantes se colocarán en una arcada (superior e inferior) completamente alineada. Es decir, se ubicarán en la posición óptima.

Uso de microimplantes

En las ocasiones en las que es necesario aumentar el anclaje -tal y como hemos adelantado en el primer caso-, los ortodoncistas recurrimos a la utilización de los microimplantes o microtornillos.

Tal y como su propio nombre indica, estos elementos son unos pequeños tornillos que se colocan en la encía y sirven de ayuda en los tratamientos de ortodoncia que son más complejos y que requieren movimientos más difíciles.

Es decir, se usan como punto de referencia para realizar desde ellos la presión suficiente que consigue desplazar los dientes. Al ser elementos fijos, los ortodoncistas podemos utilizarlos como puntos de anclaje para llevar a cabo otros movimientos.

Estos microimplantes o microtornillos se pueden utilizar tanto para juntar como para separar los dientes.

¿Qué pasa si solamente llevo coronas o fundas?

En el caso de que lleves coronas o fundas, pero no implantes, la ortodoncia se realizará de la misma manera que si tuvieras tu corona natural.

Es decir, no habrá ninguna diferencia y los resultados serán los mismos. Por citar una única -y mínima diferencia- diremos que se emplearán otros adhesivos para pegar la ortodoncia. Sin embargo, esta distinción es inapreciable para el paciente.

Si tras conocer los dos supuestos que existen sobre la combinación de los tratamientos de ortodoncia e implantes tienes alguna duda, te animamos a consultarlas con nosotros.

En este artículo se recogen consideraciones generales, pero dado que cada paciente cuenta con unas circunstancias diferentes, es conveniente que sea estudiado de manera individualizada. De esta manera, podremos decirte cuál es el orden y las pautas que deben seguirse en tu caso.

Preguntas frecuentes sobre Ortodoncia en general:

¿Quieres saber qué tipo de 
ortodoncia es ideal para ti?

Descubre en tan sólo 10 preguntas el sistema de
ortodoncia que mejor se adapta a tu estilo de vida
 
¡Sí, hacer el test!
Te interesará »  Precio de la Ortodoncia Invisible
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

¿Quieres saber qué tipo de 
ortodoncia es ideal para ti?

Descubre en tan sólo 10 preguntas el sistema de
ortodoncia que mejor se adapta a tu estilo de vida
 
¡Sí, hacer el test!