¿Duele la ortodoncia?

La duda de si los tratamientos de ortodoncia duelen o generan muchas molestias son una de las principales preocupaciones de los pacientes.

Muchas personas que necesitan mejorar su oclusión y requieren de un aparato dental temen que el dolor sea demasiado fuerte, pero nada más lejos de la realidad.

Es cierto que es posible experimentar ciertas molestias a lo largo del tratamiento, especialmente durante el periodo de adaptación, no interfiere con el día a día.

Además, las ventajas de la ortodoncia superan con creces cualquier inconveniente, por lo que te explicamos cómo paliar las molestias y qué ortodoncia es la menos dolorosa.

¿Por qué duele la ortodoncia?

El objetivo de los tratamientos de ortodoncia es corregir cualquier tipo de problema de maloclusión.

Este fin solo puede conseguirse a través de pequeños micromovimientos dentales en las arcadas que se van realizando de forma gradual.

Así, con la presión constante y adecuada del aparato en las piezas, la dentadura va cambiando según la planificación del ortodoncista.

Esta sensación de opresión o empuje aumenta tras cada revisión mensual, cuando el dentista va apretando las ligaduras de los brackets y el arco.

Es importante distinguir la presión del hecho de que la ortodoncia duela pues, si fuera tan doloroso como nos hacen ver, ningún niño podría llevarla.

Hay que dejar a un lado el mito de este dolor y ponerle el nombre que le corresponde.

Maloclusión dental

¿Cuándo duele la ortodoncia?

El proceso de colocación de los aparatos dentales de ortodoncia en la boca es completamente inocuo.

Únicamente puede generar molestias derivadas de haber tenido la boca abierta durante un periodo de tiempo mayor al que acostumbramos.

Sin embargo, una vez que el ortodoncista ha concluido la colocación, es habitual que notemos una sensación que se suele calificar como “dolorosa”:

Como hemos comentado anteriormente, este dolor es la expresión de la experimentación de una presión a la que no estamos habituados.

Dichas molestias están causadas por una tensión acentuada en los dientes.

Sobre todo, estas molestias se producen a la hora de morder y en la mayor parte de los casos remiten transcurridos de 2 a 3 días.

Es habitual que aparezcan tanto en el momento de colocación del aparato como después de las revisiones del ortodoncista.

Durante estas citas, el dentista realiza ajustes necesarios en los aparatos de ortodoncia.

Pero la presión de los dientes no es la única razón por la que la ortodoncia puede, al principio, resultar algo molesta.

Cuando colocamos brackets, encontramos un cuerpo extraño en la boca al que hay que acostumbrarse.

Por ello, y debido al roce con la mucosa oral, es habitual que aparezcan pequeñas llagas o aftas en la lengua y en el interior del labio.

Esto es especialmente frecuente en los tratamientos de ortodoncia con brackets y su incidencia se ve disminuida en los procedimientos con Invisalign.

Resuelve tus dudas

La mejor forma de perder el miedo al dolor de la ortodoncia en saber por qué se producen las molestias y cómo aliviarlas.

¿A qué otras causas asociamos el dolor en los tratamientos de ortodoncia?

Aparte de los motivos que hemos explicado, se asocia el dolor a otras intervenciones que se llevan a cabo solo si el caso concreto lo requiere.

Extracciones de dientes

En algunas ocasiones, están recomendadas las extracciones dentarias, especialmente en casos severos de apiñamiento.

Si este es tu caso, debemos aclarar que las extracciones se realizan bajo los efectos de la anestesia y que, durante el procedimiento, solo sentirás un ligero pinchazo inicial.

Una vez ha remitido el efecto de la anestesia, es habitual que empieces a sentir ligeras molestias.

Para mitigar el efecto de las mismas, está recomendada la ingesta de analgésicos.

De todas formas, no debes preocuparte: el dolor remitirá transcurridos unos tres días, aproximadamente, desde la extracción.

Colocación de microtornillos

Otro de los procedimientos que pueden generar cierto temor en los pacientes es la colocación de microtornillos en ortodoncia.

Se tratan de pequeños implantes que se colocan de manera temporal en el hueso maxilar cuando hay que realizar movimientos más complejos.

Gracias a los tornillos, el aparato logra la fuerza y agarre necesarios para llevar a cabo el desplazamiento de los dientes.

Se trata de una intervención muy sencilla que, al igual que las extracciones, se realiza bajo anestesia local.

El paciente podrá hacer una vida perfectamente normal y, en caso de sentir alguna molestia, el ortodoncista recetará la ingesta de analgésicos.

Todo tratamiento de ortodoncia requiere de un periodo de adaptación, pero en el caso de Invisalign apenas hay molestias

¿Todos los sistemas de ortodoncia generan las mismas molestias?

Siempre que iniciamos un tratamiento de ortodoncia, asumimos la presencia de un agente externo en la boca.

Por este motivo, siempre se requiere un periodo de adaptación del paciente cuya duración depende del tratamiento de ortodoncia elegido.

La ortodoncia basada en los alineadores transparentes de Invisalign es la que genera menos molestias y una adaptación más corta.

Además, es un método que no tiene urgencias dentarias derivadas de la caída de un bracket o del roce de un alambre con la mucosa por no tener parte metálica.

En el extremo opuesto, encontraríamos los brackets linguales Incognito, aquellos que se colocan en la cara interna.

Es el único método invisible al 100% y por ello es un sistema elegido por muchas personas que no quieren que el aparato afecte en su imagen.

Sin embargo, su colocación supone un periodo de adaptación de unas 2 o 3 semanas, aproximadamente.

Esto se debe a que, al principio, genera molestias en el habla y es frecuente la aparición de llagas en la lengua.

Brackets linguales

¿Cómo se pueden calmar las molestias derivadas de los tratamientos de ortodoncia?

En función de la causa de esta molestia, podemos distinguir dos tipos de soluciones diferentes:

  • Dolor debido a los movimientos dentales

Debemos aclarar que cualquier presión en los dientes va a generar una sensación molesta, pero se pueden minimizar.

Siempre que nuestro ortodoncista de confianza así lo recomiende, se puede recurrir a la toma de medicamentos analgésicos.

También existen geles anestésicos que podemos aplicar directamente sobre la superficie afectada.

Su acción adormece la zona y reduce la incidencia de las molestias.

  • Heridas en la boca (llagas o aftas)

Contra las rozaduras y las llagas, lo más efectivo es usar cera especial para ortodoncia, que se puede adquirir en farmacias.

Para ello, basta con hacer una pequeña bolita y aplicarla en el bracket o zona del aparato que nos causa la molestia.

Como complemento, es posible adquirir en farmacias productos específicos para acelerar la cicatrización de las heridas.

¿Qué remedios caseros existen para aliviar el dolor causado por la ortodoncia?

La ortodoncia es un tratamiento que dura varios meses, por lo que queremos darte una serie de consejos para hacerla más llevadera.

Cuida la higiene bucodental

Lo más importante es que tengas cuidado con tu higiene oral y le dediques el tiempo necesario.

La limpieza de la boca es la base de la salud bucodental y resulta esencial para evitar la aparición de caries y enfermedades periodontales -gingivitis y periodontitis-.

Dado que los brackets dificultan la higiene, es conveniente usar otro tipo de utensilios y no solo limitarnos al cepillo.

Así, los cepillos interdentales y el irrigador bucal, como Waterpik, resultan muy eficaces para eliminar los restos de comida que quedan atrapados en el aparato.

Evita ciertos alimentos

Mientras te adaptas a la ortodoncia, puedes llevar una dieta basada en alimentos blandos para que te resulte más sencillo masticar.

Tomar alimentos muy fríos también ayuda a paliar las molestias, pues tienen un efecto adormecedor en la zona.

Hay ciertos alimentos que conviene evitar durante el tratamiento para evitar la rotura o caída de brackets, como los especialmente duros o pegajosos.

Revisión de la ortodoncia

Revisa que todo marche bien

Generalmente, las revisiones con el dentista se realizan cada mes -y cada 6 semanas aproximadamente en el caso de Invisalign-.

Pero a veces es necesario consultar con el ortodoncista que todo marche bien.

Conviene que revises tu boca para detectar si algún bracket está suelto o hay un alambre fuera de su posición que está haciéndote daño.

Para ello, basta con que pases la lengua por todas las piezas dentales antes de salir de la consulta del dentista.

Como ves, las molestias de la ortodoncia son muy llevaderas y el paciente puede hacer vida normal mientras dure el tratamiento.

Una vez que finalice todo el proceso, podrás lucir una sonrisa alineada, armónica y completamente funcional.

Así, los tratamientos de ortodoncia nos ayudan a mantener una salud bucodental óptima y mejora nuestra imagen.

Si estás pensando en iniciar un tratamiento de ortodoncia o tienes alguna duda más, no dudes en contactar con nosotros.

Puedes hacerlo a través de nuestra página web o llamando al 91 768 18 12.

¡Te esperamos!

Te interesará »  ¿Afectarán la ortodoncia y los brackets a mi forma de hablar?

¿Qué podemos hacer por ti? 1ª visita gratuita y presupuesto sin compromiso Estamos en Madrid

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

¿No te gustan los formularios? Llámanos al 91 768 18 12

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(4 votos, promedio: 4,25 de 5)
Dra. Patricia Bratos

Dra. Patricia Bratos

Ortodoncista / Fundadora de la Clínica Dental Ferrus & Bratos

Patricia Bratos es fundadora de la Clínica Dental Ferrus & Bratos, donde ejerce de ortodoncista. Es licenciada en Odontología y se especializó a través del Máster en Ortodoncia de la Universidad Complutense de Madrid. Está acreditada para llevar a cabo cualquier tratamiento ortodóncico, como Incognito e Invisalign. En este último, cuenta con los máximos reconocimientos: Invisalign Diamond Provider -por el número de casos tratados en el último año- y Club Advantage Elite -por ser una de los 50 ortodoncistas con más pacientes tratados en Europa, Oriente Medio y África-. Si quieres sabes más sobre la doctora Bratos puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Haz una pregunta al dentista

  Acepto la Política de privacidad

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
Preguntas respondidas
  1. Noemi

    Hola, tengo una muela cariada y creo que me tendrán que hacer una extracción porque esta muy dañada. Aun no he visto el especialista para las opciones que tengo, pero es el primer molar. Si deciden hacer una extracción, me quedaría el espacio y sé que se puede arreglar con ortodoncia, pero me pregunto si no afectará, ya que entiendo que tendrían que extraer las demás muelas para la mordida. Entonces, solo me quedarían las muelas que le siguen, o sea, una sola muela. ¿Eso no afectará al masticar?

    1. Dra. Bratos

      Hola, Noemi:

      Muchas gracias por tu consulta. Si aun no has visitado a tu dentista, te recomiendo que no te adelantes a los acontecimientos. Es posible que no necesites extracción, sino que se pueda salvar tu diente mediante un tratamiento de Odontología Conservadora. Pero, de necesitar sacar la muela, puedes colocarte un implante o un puente dental para que tu oclusión no se vea afectada y no extraer el resto de muelas sanas. Es cuestión de valorar tu caso, pero para ello debes ser examinada antes por un profesional.

      Espero haber sido de ayuda. Un saludo.

  2. Elena Sabadell Guasch

    Buenos días. Les escribo desde Barcelona. Tengo 48 años y hace un mes y medio que llevo ortodoncia en la arcada inferior. Todavía me duele mucho al masticar, lo que me obliga a llevar una dieta muy blanda. El viernes estuve de revisión con mi ortodoncista y, al comentárselo, me dijo que eso no era normal, que no debería dolerme más allá de las dos primeras semanas. Me dijo que, de persistir el dolor, el enero debería interrumpir el tratamiento. Yo le dije que el dolor, aunque continuo, era soportable y que no me importaba seguir esa dieta, pero ella insistió en que es peligroso seguir el tratamiento con dolor porque eso indica que el maxilar se está inflamando. Una amiga me ha comentado que, si no me calma el dolor, incluso se pueden caer los dientes. Como usted comprenderá, me he asustado un poco y me he disgustado mucho, puesto que ahora ya se nota el movimiento de los dientes y me está quedando muy bien; no deseo interrumpir el tratamiento y mucho menos que los dientes se vuelvan a torcer. ¿Podría usted indicarme si hay motivo de alarma o darme algún consejo? Se lo agradecería de todo corazón. Un saludo.

    1. Dra. Bratos

      Buenos días Elena,
      Lo primero que se debe hacer es una valoración clínica para saber cuál es la causa de ese dolor, hacer una radiografía y una valoración del estado general para descartar caries, muela del juicio o enfermedad periodontal. Si no tienes nada de eso, en ortodoncia lo que se siente es presión no dolor. Lo mejor es seguir las indicaciones de tu ortodoncista y analizar bien cómo te comento las causas de ese dolor.

      Sin verte nos es muy complicado poder asesorarte mejor puesto que siempre necesitamos una valoración.

      Un saludo

Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:
¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita