Ortodoncia funcional para niños

La ortodoncia interceptiva o funcional es aquella encaminada a abordar problemas de maloclusión en edades tempranas, cuando el crecimiento aún no ha concluido.

En casi todos los ámbitos de la salud resulta más beneficioso tratar una enfermedad a tiempo, y en el caso de los dientes supone un procedimiento más simple.

Además, evita problemas en la edad adulta. Por ello, este tratamiento de ortodoncia se encarga de corregir la mordida cuando el niño se encuentra en fase de crecimiento.

Tal y como veremos a continuación, el uso de aparatos propios de la ortodoncia interceptiva durante la infancia supone numerosos beneficios para la salud, funcionalidad y estética de la boca.

¿Qué es la ortodoncia interceptiva?

Se trata de un tipo de ortodoncia infantil, por lo que no se puede colocar en personas adultas cuyo desarrollo mandibular ya ha finalizado.

El objetivo de la ortodoncia interceptiva en niños es guiar el crecimiento y/o corregir el desarrollo de sus estructuras óseas, es decir, de los huesos: maxilar y mandíbula.

En otras palabras, lo que pretende es controlar y equilibrar tanto la posición como el tamaño de los huesos que conforman la dentadura.

¿A qué edad se coloca la ortodoncia funcional?

Generalmente, este tratamiento se coloca en niños de entre seis y once años de edad.

Dicho rango no es casual, sino que responde a una etapa en la que los huesos de la boca todavía se están formando y son, por ello, “moldeables”.

Y no solo eso, sino que este periodo se conoce con el nombre de dentición mixta, época en la que los dientes de leche conviven con los permanentes.

Así, es momento en el que los dientes temporales comienzan a caerse, para dar paso a la dentición definitiva.

Dentición mixta
Ampliar imagen
Dentición mixta

¿Cuáles son los objetivos de la ortodoncia interceptiva?

Tal como hemos adelantado previamente, el objetivo fundamental de la ortodoncia funcional es el de conseguir que los huesos tengan una posición y un tamaño adecuados.

De esta manera, se mejorará la salud, funcionalidad, estética dental y apariencia facial.

Dado que durante la infancia los huesos aún se encuentran en fase de crecimiento, se puede intervenir en ellos.

El beneficio principal de esto, por tanto, es que evitamos complicaciones y anomalías en el futuro, cuando la persona ya es adulta y sus huesos maxilares se han desarrollado por completo.

Llegados a este punto, únicamente es posible solucionar los problemas de maloclusión a través de una ortodoncia correctiva o, incluso, cirugía en los casos más graves.

La ortodoncia interceptiva evita maloclusiones muy severas que en la edad adulta solamente se solucionarían mediante cirugía

¿En qué consisten estos tratamientos?

La ortodoncia interceptiva engloba una amplia variedad de aparatos dentales, cada uno encaminado a corregir una maloclusión en concreto.

Por ello, es indispensable realizar un diagnóstico para determinar ante qué problema estamos antes de iniciar cualquier ortodoncia.

Los tratamientos más utilizados dentro de la ortodoncia funcional son los siguientes:

Para corregir la clase II o retrognatia

  • Bionator: aparato para estimular el crecimiento mandibular.

  • Anclaje extraoral: arco facial que se sujeta en el cuello y frena el crecimiento del maxilar superior.

  • Herbst: aparato que se utiliza cuando la fase de crecimiento está a punto de concluir pero es necesario reducir la distancia entre maxilar y mandíbula.

Para corregir la clase III o prognatismo

  • Máscara facial: sirve para estimular el crecimiento del hueso maxilar y se combina con el uso de un disyuntor de paladar, siendo este último un aparato expansor para corregir la mordida cruzada.

  • Mentonera: se coloca en la mandíbula y se utiliza para frenar su crecimiento.

Para corregir la mordida cruzada

  • Disyuntor de McNamara: va cementado al paladar y su función es la de abrirlo en casos de tener un maxilar comprimido.

  • Disyuntor de dos bandas: aparato que va colocado en el paladar con un tornillo central.

Su objetivo es el mismo que el del disyuntor McNamara: expandir el maxilar y corregir un paladar estrecho con mordida cruzada.

Una vez que se ha terminado el tratamiento, será necesario colocar un aparato removible de retención para mantener los resultados: la placa de Hawley.

Placa de Hawley
Ampliar imagen
Placa de Hawley

¿Cuánto tiempo duran los tratamientos de ortodoncia interceptiva?

La duración de un tratamiento de ortodoncia funcional varía en función del caso, es decir, de la naturaleza de la maloclusión.

Pero, como norma general, podemos decir que este tipo de ortodoncia dura entre seis y dieciocho meses.

Lo que sí es importante destacar es que, si el aparato es removible -de “quita y pon”- es fundamental que el paciente lo lleve puesto el número de horas indicado por el ortodoncista.

Si está menos tiempo con él, el tratamiento se retrasará y no conseguirá los resultados esperados en el plazo previsto.

Tras la ortodoncia interceptiva, ¿será necesario otro tratamiento dental?

La mayoría de las veces, tras llevar los aparatos interceptivos, es necesaria la colocación de la llamada ortodoncia correctiva.

La ortodoncia correctiva es aquella que se coloca a partir de los doce años, cuando ya no hay dientes de leche en la boca y han erupcionado todas las piezas dentales definitivas.

De hecho, a modo de resumen, vamos a establecer las diferencias entre la ortodoncia interceptiva y la correctiva.

Recordemos que la aparatología interceptiva o funcional se coloca entre los seis y once años, cuando los huesos todavía se están desarrollando.

El fin es mejorar la oclusión y dejarla preparada para que los dientes erupcionen correctamente alineados.

Por otro lado, la ortodoncia correctiva que se utiliza después se encarga de colocar los dientes, una vez que los huesos tienen una posición y un tamaño armónicos.

Dentro de este tipo de tratamientos, los más importantes son:

Brackets metálicos

Los brackets de metal son los más utilizados entre los adolescentes, ya que son los más baratos y los que se han utilizado tradicionalmente.

Además, este tipo de pacientes no suele tener unos requerimientos estéticos altos, ya que es habitual llevar ortodoncia a su edad

Brackets de zafiro

Los brackets de cristal de zafiro son muy estéticos ya que son transparentes y se mimetizan con el color del esmalte del diente.

Alineadores Invisalign
Ampliar imagen
Invisalign

Brackets linguales Incognito

Esta es una ortodoncia 100% invisible, ya que los brackets van colocados en la cara interna del diente.

Es el método preferido por las personas que no quieren que nadie sepa que llevan aparato dental.

No se suele utilizar mucho en los adolescentes, ya que es la más cara de todas las ortodoncias correctivas.

Alineadores Invisalign

También es una ortodoncia muy estética y ofrece muchas comodidades al paciente por ser de quita y pon.

Es un aparato que no requiere brackets y su versión Teen es utilizada por muchos adolescentes.

Optar por un tipo de aparato dental u otro depende enteramente de los requerimientos del paciente en cuanto a precio y estética.

Y es que todos los aparatos dentales consiguen corregir las maloclusiones y los problemas de alineación.

Primera visita al ortodoncista

Lo más recomendable es que lleves a tu hijo al ortodoncista a los seis años por primera vez. Así, si tiene alguna maloclusión, solucionarla será más fácil, rápido y barato

¿Por qué prevenir una maloclusión facilita el tratamiento?

Ya te hemos explicado las diferencias entre ambos tipos de ortodoncia y hemos enumerado los tratamientos de tipo correctivo.

Ahora, te diremos que haber llevado aparatos interceptivos en la infancia hace que el posterior tratamiento sea más rápido y sencillo.

Sin embargo, el hecho de no usar esta ortodoncia de niño, puede hacer que nos encontremos con una maloclusión severa en la adultez.

Esta puede estar ocasionada por un crecimiento anormal de los huesos o de una forma desequilibrada.

En tales casos, será necesario recurrir a otros procedimientos, como extracciones dentarias y a tratamientos de ortodoncias muy largas y complejas.

Cuando una maloclusión está generada por un problema óseo y no solo por la malposición de las piezas, es imprescindible someterse a una operación: la cirugía ortognática.

Este procedimiento es la única opción para modificar el tamaño y la posición de los huesos en personas adultas.

¿Cuáles son los problemas que se pueden diagnosticar a edades tempranas?

Antes de nada, diremos que, para poder realizar un diagnóstico temprano, es imprescindible llevar a los hijos al al odontopediatra en sus primeros años de vida.

De hecho, lo más recomendable es que la primera visita al ortodoncista sea a los seis años de edad.

Una vez allí, es posible que el dentista determine que el desarrollo está siendo el correcto.

En este caso, lo adecuado es pautar revisiones periódicas para realizar un seguimiento sobre su evolución.

Si, por el contrario, el dentista descubre una anomalía, se podrá planificar un tratamiento de ortodoncia interceptiva.

Cuanto antes se descubra dicho problema, mejor se podrá controlar y corregir.

Las correcciones más habituales que realizamos a estas edades son las siguientes:

  • Expandir los huesos maxilares en arcadas muy comprimidas.

  • Estimular o frenar el crecimiento de la mandíbula cuando es demasiado pequeña o muy prominente.

  • Generar espacio para cuando se produzca la erupción de todos los dientes y/o solucionar el apiñamiento severo en dientes de leche.

¿A qué causas se debe la necesidad de llevar ortodoncia funcional?

La necesidad de llevar aparatología interceptiva puede deberse a causas esqueléticas, hábitos adquiridos durante la infancia o herencia genética.

Origen esquelético (de los huesos)

Se deben a un crecimiento anormal de las bases óseas y dan lugar a: paladar ojival o estrecho, mordida cruzada o dientes superiores que, al morder, se quedan por detrás de los inferiores.

Origen funcional

Están causados por malos hábitos dentales que tienen lugar durante la infancia.

Los más frecuentes son:

Succión digital o, lo que es lo mismo, chuparse el dedo pulgar.

Respiración por la boca.

Deglución atípica o interposición de la lengua entre los dientes al tragar.

Uso del chupete de forma prolongada.

Uso del chupete en bebés
Ampliar imagen
Bebé con chupete

Origen hereditario

Hay otro tipo de anomalías que tienen una fuerte carga genética.

Debido a que el componente hereditario va a acompañar a la persona durante toda su vida, en algunos casos, estos tratamientos dentales son más largos o complejos.

Tras leer este artículo, la idea que debe quedar clara entre los padres es que lo más adecuado es acudir a la consulta del ortodoncista cuando el niño tiene seis años.

De esta manera, se comenzarán a tratar las anomalías, en caso de que existan, en una fase temprana.

Si posteriormente es necesario colocar un tratamiento correctivo, será mucho más sencillo, corto y barato que si no se hubiera llevado a cabo una fase de ortodoncia funcional.

Si tienes alguna pregunta acerca de los tratamientos mencionados o sospechas que tu hijo puede tener una maloclusión, te animamos a llamarnos.

Puedes ponerte en contacto con nuestro equipo de Odontopediatría y Ortodoncia a través del formulario web o llamando al teléfono 91 768 18 12.

Descubre nuestra Guía de Ortodoncia Infantil

En este apartado encontrarás toda la información sobre los tratamientos de ortodoncia para niños y adolescentes. En primer lugar, te…

Te interesará »  Aparatos de ortodoncia para niños: ¿qué tipos hay y qué problemas corrigen?

¿Qué podemos hacer por ti? 1ª visita gratuita y presupuesto sin compromiso Estamos en Madrid

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

¿No te gustan los formularios? Llámanos al 91 768 18 12

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(21 votos, promedio: 4,38 de 5)
Loading...
Dra. Patricia Bratos

Dra. Patricia Bratos

Ortodoncista / Fundadora de la Clínica Dental Ferrus & Bratos

Patricia Bratos es fundadora de la Clínica Dental Ferrus & Bratos, donde ejerce de ortodoncista. Es licenciada en Odontología y se especializó a través del Máster en Ortodoncia de la Universidad Complutense de Madrid. Está acreditada para llevar a cabo cualquier tratamiento ortodóncico, como Incognito e Invisalign. En este último, cuenta con los máximos reconocimientos: Invisalign Diamond Provider -por el número de casos tratados en el último año- y Club Advantage Elite -por ser una de los 50 ortodoncistas con más pacientes tratados en Europa, Oriente Medio y África-. Si quieres sabes más sobre la doctora Bratos puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Haz una pregunta al dentista

  Acepto la Política de privacidad

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
Preguntas respondidas
  1. Luis

    ¿A partir de qué edad es recomendable usar las placas Hawley en niños? ¿Cuando mudan los dientes, antes de que muden para hacer espacio o si van saliendo torcidos los dientes que no son de leche? Saludos.

    1. Dra. Patricia Bratos
      Dra. Bratos

      Hola, Luis:

      Muchas gracias por tu consulta. Al tratarse de un aparato de ortodoncia interceptiva, ha de colocarse entre los 6 y 11 años, mientras dure la dentición mixta -dientes de leche y permanentes-.

      Espero haber respondido a tu pregunta. Un saludo.

  2. Ingrid pastana

    Buenas tardes. Tengo una niña que acaba de cumplir los cuatro años y me dice el pediatra que la niña tiene mordida cruzada posterior. La llevé al odontólogo y me dicen que sí es cierto pero que ella es aún muy pequeña para un tratamiento de ortodoncia. Es cierto? Tengo que esperar a que tenga como mínimo 6 años? Gracias

    1. Dra. Patricia Bratos
      Dra. Bratos

      Hola Ingrid,

      Muchas gracias por tu pregunta. Te recomiendo que acudas a la consulta de otro odontólogo especializado en Ortodoncia para que valore a tu hija y te ofrezca una segunda opinión. Ya que no he visto a tu hija, no puedo decirte si está en el momento adecuado de someterse a un tratamiento. Sin embargo, sí te puedo indicar que, por lo general, cuanto antes se someta al niño a un tratamiento, mejores resultados dará éste.

      Espero haberte ayudado. Si tienes más preguntas, no dudes en volver a contactarnos.

      Un saludo,

Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:
¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita