atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Mordida cruzada: ¿cuáles son sus causas y cómo se soluciona?

La mordida cruzada es una maloclusión muy común entre la población que afecta a un gran número de personas y cuyo momento ideal de tratamiento es durante la etapa de crecimiento.

Este tipo de maloclusión puede producir molestias a la hora de comer y morder o daños en los dientes y las encías.

Sin embargo, puede ser corregida mediante un tratamiento de ortodoncia.

¿Qué es la mordida cruzada?

Entendemos por mordida cruzada la relación incorrecta entre los huesos maxilares (maxilar superior y mandíbula) y/o el encaje inadecuado de los dientes.

Dicho encaje inadecuado hace que los dientes superiores queden por detrás de los inferiores.

Las personas con mordida profundan se caracterizan por presentar un paladar profundo y estrecho.

Pero, además, este tipo de maloclusión provoca que la persona tenga problemas al morder, ya que los dientes no reciben las fuerzas adecuadamente.

Esto, por su parte, puede causar daños en los dientes y en la encía que los rodea.

Además, es conveniente señalar que si la mordida cruzada sólo se produce en un lado de la boca puede alterar el crecimiento de la mandíbula, ocasionando asimetrías en la cara así como dolor en la articulación de la boca.

¿Cuántos tipos de mordida cruzada existen?

En primer lugar, podemos clasificar la mordida cruzada en función del sector de la boca del que proceda:

  • Mordida cruzada anterior: afecta a la parte delantera de la boca
  • Mordida cruzada posterior: se produce en la zona trasera de la boca
  • Mordida cruzada unilateral: afecta a un lado de la boca (el derecho o el izquierdo)
  • Mordida cruzada bilateral: se produce en los dos lados de la boca

En segundo lugar, podemos clasificar la mordida cruzada en función de si su origen se encuentra en el crecimiento de los huesos o de los dientes:

  • Mordida cruzada esquelética: el maxilar superior no se ha desarrollado adecuadamente y es más pequeño que la mandíbula
  • Mordida cruzada dentaria: los huesos han crecido correctamente pero los dientes tienen una posición inadecuada
  • Mordida cruzada mixta: ni los huesos han tenido un crecimiento proporcionado ni los dientes han erupcionado correctamente
Algunos hábitos como chuparse el dedo pulgar, colocar la lengua en una posición inadecuada o respirar por la boca provocan mordida cruzada

¿Cuáles son las causas de este tipo de maloclusión?

Como ya hemos explicado anteriormente, la mordida cruzada se puede producir porque el desarrollo óseo no ha sido el adecuado y/o porque los dientes de la arcada superior y los de la arcada inferior no contactan -u ocluyen- adecuadamente.

Te interesará »  Tengo mordida abierta: ¿cuál es el tratamiento para corregirla?

Aunque en ocasiones es difícil determinar el origen concreto de este tipo de maloclusión, las alteraciones durante el crecimiento de huesos y dientes pueden deberse a distintos factores:

  • Influencia genética: la herencia familiar siempre juega un papel fundamental en el desarrollo de las personas
  • Hábitos contraproducentes: hay determinados hábitos, que pueden producirse o no durante la infancia, que modifican el crecimiento. Ejemplos de ello pueden ser la succión del dedo pulgar en los niños, la colocación de la lengua en posiciones inadecuadas o la respiración bucal

Dado que es mucho más sencillo tratar la maloclusión a edades tempranas, es conveniente acudir con los niños al ortodoncista por primera vez cuando son pequeños, es decir, cuando tienen aproximadamente seis años.

Eso sí, en el caso de que detectemos algún problema en el crecimiento, o que, por ejemplo, veamos que al hábito de nuestro hijo de chuparse el dedo se mantenga de manera muy continuada, será conveniente acudir antes.

Primera cita con el ortodoncista
Lo más recomendable es llevar a los niños por primera vez al ortodoncista cuando tienen seis años. Cualquier maloclusión a esta edad es más fácil, rápida y barata de solucionar

¿Cómo se corrige la mordida cruzada?

Si recomendamos la visita al ortodoncista es porque éste es el profesional encargado de tratar los problemas de maloclusión.

El tratamiento de la mordida cruzada varía en función de la etapa en la que es detectada.

En niños

Cuando la mordida cruzada se detecta en niños que se encuentran en fase de crecimiento (entre los seis y los doce años aproximadamente), la solución al problema suele pasar por la ortodoncia interceptiva.

La ortodoncia interceptiva es un tipo de aparatología cuyo objetivo fundamental es guiar el crecimiento adecuado de los huesos.

Los casos de mordida cruzada en niños suelen tratarse con el disyuntor de McNamara o el disyuntor de dos bandas.

El objetivo de estos aparatos es expandir el maxilar superior para, a su vez, ensanchar el paladar.

Durante el crecimiento, realizar estos cambios se puede considerar relativamente fácil, ya que los huesos de la cara aún están formándose.

Esto hace que si ejercemos determinadas fuerzas sobre ellos podamos guiar su crecimiento y evitar alteraciones que con el paso del tiempo resultarían más complicadas de corregir.

En adolescentes y adultos

Hemos dicho lo anterior ya que en el caso de los adultos la situación es radicalmente diferente.

Te interesará »  Problemas de mordida

Esto se debe a que el crecimiento de los huesos de la cara ha finalizado y ya no podemos “moldearlos”.

En estos casos, lo que los ortodoncistas debemos hacer es evaluar el grado de mordida cruzada y las consecuencias que ésta ha ocasionado en la boca de la persona.

Una vez hecho esto, determinaremos cómo se puede tratar la maloclusión.

Ortodoncia fija o removible

En el casos de los adolescentes y de los adultos, la mordida cruzada se puede tratar mediante alguno de los siguientes métodos:

  • Brackets convencionales metálicos
  • Brackets de cristal de zafiro
  • Brackets invisibles Incognito
  • Alineadores transparentes Invisalign

Ortodoncia + cirugía ortognática

En casos muy severos en los que se ha producido una gran desviación mandibular o el paciente presenta un paladar muy estrecho que dificulta acciones como comer o tragar, la ortodoncia se debe combinar con un tratamiento quirúrgico de cirugía ortognática.

Mediante la cirugía ortognática, se actuará sobre los huesos maxilares, modificando su tamaño y/o posición.

De esta manera, la cara tendrá una estructura armónica que repercuta en una mejor estética y funcionalidad.

El punto negativo de este tratamiento combinado con cirugía maxilofacial es que es más complejo, largo y caro que una simple ortodoncia.

Por este motivo, te recomendamos que acudas a una primera consulta a nuestra clínica si sospechas que tienes mordida cruzada, o dudas sobre si tu hijo la padece.

Si no presentas este tipo de maloclusión, habrás obtenido un diagnóstico gratuito.

Sin embargo, si nos encontramos ante un caso de mordida cruzada, podremos empezar a tratarla cuanto antes para que los problemas no se agraven con el paso del tiempo.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (52 votos, promedio: 4,46 de 5)
Cargando…