Tratamiento para la deglución atípica

La deglución atípica es una anomalía relacionada con nuestra forma de tragar y que afecta a las estructuras orofaciales: dientes, mandíbula, paladar, encías, labios y lengua.

Se produce cuando uno de estos elementos realiza un movimiento incorrecto a la hora de deglutir los alimentos.

Entre los diferentes problemas que nos puede ocasionar, encontramos también la formación de distintas maloclusiones dentales.

En este artículo, te explicamos cómo debe ser una deglución normal, además de decirte la mejor forma de tratar esta anomalía.

¿Qué es la deglución?

Como sabemos, denominamos deglución al tránsito del bolo alimenticio desde la boca hasta la faringe, en primer lugar, y hasta el esófago posteriormente.

Dicho proceso no se realiza de la misma forma en bebés y en personas adultas, por lo que si una vez hemos crecido continuamos haciéndolo como cuando éramos pequeños, tendremos deglución atípica.

Es importante no confundir esta anomalía con la disfagia.

Aunque ambas están relacionadas con la manera de tragar, la segunda tiene su origen en otras enfermedades de origen neurológico.

Fases de la deglución normal

Tal como se recoge en la Guía para la evaluación de la deglución atípica, el proceso de tragar la comida consta de tres fases principales.

Oral

Es la que comprende desde el momento en que el trituramos los alimentos con los dientes, formando el bolo, hasta que la lengua realiza los movimientos pertinentes para enviarlo a la faringe.

Esta etapa se divide, a su vez, en dos más:

  • Fase preparatoria: intervienen varios actos como la salivación, la masticación y la trituración para formar el bolo alimenticio.

  • Fase expulsiva: en la que la lengua desplaza el bolo hasta la faringe.

Pero este proceso no ocurre de cualquier manera, sino que la lengua debe estar en una posición concreta para considerar que estamos ante una deglución normal.

De acuerdo con las indicaciones dadas por el Colegio Profesional de Higienistas Dentales de Madrid, tras masticar, la comida se desliza entre la lengua y el paladar.

Además, la lengua se coloca tras los incisivos superiores y tanto dientes como labios deberían estar en permanente contacto.

Así, será posible llevar los alimentos hasta el final de la boca, debe realizar un movimiento de ondulación.

Te interesará »  ¿Por qué es tan importante el cepillado infantil y cómo debe ser?

Deglución normal
Ampliar imagen
Deglución normal

Faríngea

Mientras que la fase oral es completamente consciente, esta segunda fase se produce de forma involuntaria.

Consiste en el paso del bolo a través de la faringe hasta otra zona de la garganta llamada esfínter esofágico superior.

Esofágica

Por último, el bolo continúa hasta llegar al estómago.

El curso normal de estas tres fases, puede verse alterado debido a diversas anomalías en el desarrollo de las estructuras orofaciales, como la deglución atípica.

Pero, a su vez, este problema al tragar conlleva diferentes consecuencias en nuestra estructura dentaria.

El cambio en la forma de tragar con el crecimiento

Entonces, ¿cómo podemos saber si estamos tragando debidamente? Existen una serie de síntomas que nos indican que tenemos cierta dificultad para deglutir correctamente.

Como ya hemos comentado anteriormente, la deglución se transforma con el desarrollo de la persona.

En la deglución infantil, los bebés se ayudan del posicionamiento lingual entre ambas arcadas para favorecer la succión de la leche.

Sin embargo, cuando la alimentación comienza a ser sólida, la posición de la lengua debe variar y colocarse en el paladar, justo detrás de los dientes de la arcada superior.

En caso de que no se produzca una modificación en la manera de posicionar las estructuras orales, estaremos ante un caso de deglución atípica.

La deglución atípica conlleva problemas de maloclusión, como la mordida abierta, pero también posibles complicaciones a la hora de pronunciar los fonemas

Síntomas de la deglución atípica

Consideramos que se da esta anomalía cuando, al tragar:

  • Los dientes de la arcada superior e inferior no están en contacto.

  • La lengua no se posiciona en el paladar, si no entre los dientes de ambas arcadas.

  • No existe sellado labial. En ese caso, en múltiples ocasiones se coloca el labio interior detrás de los dientes de la arcada superior.

  • Existe una prevalencia de la respiración oral.

  • El bolo alimenticio no se forma de la manera debida, pues existen problemas de masticación.

    Por este motivo, es habitual que los pacientes que padecen estas anomalías en el proceso de deglución realicen movimientos con la cabeza.

    Normalmente, echándola hacia atrás para favorecer el paso del bolo a la faringe.

  • Si existe hipotonía -falta de tono muscular- en las mejillas, se favorece la acumulación de restos de comida en el vestíbulo bucal.

    Este es el espacio situado entre los labios y la parte interna de las mejillas, por una parte, y las arcadas dentarias, por otra.

  • Se realizan ruidos, fruto de la presión excesiva que realiza la parte superior de la lengua con el paladar para facilitar la deglución.

¿Cuáles son las causas de la deglución atípica?

La deglución atípica está, muchas veces, relacionada con alteraciones en el desarrollo de las estructuras orofaciales.

Sin embargo, existe una amplia variedad de causas asociadas a esta condición que tienen que ver con malos hábitos dentales con consecuencias negativas para la salud oral.

Algunas costumbres a evitar durante la infancia son:

  • Succión digital prolongada en el tiempo.

  • Uso del biberón o del chupete a edades más avanzadas de lo recomendable: más allá de los 18 meses.

    Uso del chupete en bebés
    Ampliar imagen
    Deglución atípica por chupete

    Pero, además, la deglución atípica también está relacionada con alteraciones orgánicas como:

  • El desarrollo anómalo de los huesos maxilares que genera, por lo tanto, problemas de mordida.

  • Ausencia de las piezas dentales debido a una caída temprana de los dientes anteriores temporales.

  • Dificultad para mover la lengua -anquiloglosia-.

  • Limitación en el movimiento de la lengua debido a un frenillo lingual corto o a que esta tenga un tamaño superior en comparación con el resto de estructuras bucales (macroglosia).

  • Alteraciones del sistema linfático, como hipertrofia de los adenoides o de las amígdalas, episodios recurrentes de amigdalitis…

  • Hipotonía, es decir, reducción del tono de los músculos que inciden en el proceso de masticación.

Consecuencias de la deglución atípica

La deglución atípica no solo tiene consecuencias en el proceso de digestión, sino que también supone ciertos perjuicios para nuestra salud bucodental.

La colocación de la lengua entre los dientes de ambas arcadas supone uno de los problemas de maloclusión más comunes: la mordida abierta.

Se produce cuando no existe contacto entre las piezas anteriores de la arcada superior e inferior.

Además, no hay que olvidar que la lengua ejerce una enorme presión sobre la dentadura en caso de no estar en la posición adecuada.

Esto provoca la protrusión de los dientes y la aparición de diastemas (espacios entre piezas).

Por la incorrecta posición lingual, además de la maloclusión y las malposiciones dentarias, se originan también problemas de fonación.

Es por ello que, en muchas ocasiones, la forma más efectiva de abordar un caso de deglución atípica se basa en el trabajo coordinado entre un logopeda y un ortodoncista.

Ve a tu especialista

Recuerda que a partir de los 6 años es recomendable llevar a los niños a una primera visita con el ortodoncista.

Tratamiento de la deglución atípica

El primer paso para tratar la deglución atípica pasa por realizar un diagnóstico detallado del caso, estudiando el historial clínico del paciente y evaluando las alteraciones del sistema orofacial.

Posteriormente, es momento de que ambos profesionales actúen en sus respectivos campos de especialidad.

De acuerdo con los expertos del Instituto Superior de Estudios Psicológicos, la actuación conjunta del ortodoncista y el logopeda supone una reducción de los tiempos del tratamiento, así como una mayor estabilidad de resultados a largo plazo.

Por ello, se ofrecen mayores beneficios al paciente.

Ortodoncista

Es fundamental devolver la funcionalidad a la mandíbula mediante un tratamiento de ortodoncia pautada y supervisado por un dentista.

Por tanto, la labor por parte del ortodoncista se centra en corregir la maloclusión.

En caso de que la persona presente mordida abierta, la aparatología dental tendrá como misión expandir las arcadas y propiciar el contacto entre los dientes superiores e inferiores.

Así, se posibilita la completa funcionalidad y armonía de la sonrisa.

Maloclusión provocada por la deglución atípica
Ampliar imagen
Mordida abierta

Logopeda

El logopeda, por su parte, lleva a cabo una terapia miofuncional (TMF) consistente en la realización de diversos ejercicios para trabajar en la deglución atípica.

La TMF se basa en la creación de nuevos patrones musculares que faciliten la deglución normal.

Es decir, su finalidad es actuar sobre la forma de tragar y corregirla.

Dichas estas pautas también contemplan la consecución de una fonación y pronunciación de las palabras adecuada.

Además, persiguen la rehabilitación de la actividad muscular de las estructuras orofaciales: mejillas, lengua y labios.

Tras ambos tratamientos -el de ortodoncia y los ejercicios de logopedia para abordar la deglución atípica-, el paciente nota los resultados en varios aspectos.

En primer lugar, contará con una deglución normal, pero también experimentará una mejora en las articulaciones, la fonación y la estética de su cara, contribuyendo a su autoestima.

El correcto y prematuro diagnóstico de la deglución atípica evita numerosos problemas relacionados con el desarrollo anómalo de los maxilares, además de otras complicaciones de oclusión.

Por ello, acude con regularidad a tu clínica dental de confianza pues, aunque no tengas aparentemente ninguna complicación bucodental, no está de más que te examine un profesional.

Si lo deseas, para tratar una deglución atípica o cualquier otra complicación, te invitamos a concertar una primera visita gratis con nosotros.

Puedes hacerlo llamando al número de teléfono 91 768 18 12 o bien a través del formulario de contacto de nuestra página web.

¡Te esperamos!

Referencias bibliográficas

Cervera, J.F. y Ygual, A. Guía para la evaluación de la deglución atípica. E.U. de Magisterio EDETANIA. (2002) http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/rehabilitacion-logo/guia_para_evaluar_la_deglucion_atipica.pdf

Colegio Profesional de Higienistas Dentales de Madrid. Qué es la deglución atípica y por qué está relacionada con las maloclusiones dentales. (2017). http://colegiohigienistasmadrid.org/blog/?p=33

Instituto Superior de Estudios Psicológicos. Terapia miofuncional vs. ortodoncia en la deglución atípica. (2017) https://www.isep.es/actualidad-logopedia/terapia-miofuncional-vs-ortodoncia-en-la-deglucion-atipica/

¿Qué podemos hacer por ti? 1ª visita gratuita y presupuesto sin compromiso Estamos en Madrid

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

¿No te gustan los formularios? Llámanos al 91 768 18 12

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(6 votos, promedio: 4,67 de 5)
Loading...
Dr. Pedro Pablo Martínez

Dr. Pedro Pablo Martínez

Especialista en Odontología Conservadora

Pedro Pablo Martínez es licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio. Se especializó a través del Máster en Odontología Integrada de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y del Máster en Endodoncia de la Universidad Alfonso X el Sabio. Combina su actividad profesional con la investigación, ya que es autor de diversos artículos aparecidos en publicaciones científicas como Journal of Dentistry o Journal of Clinical Periodontogy. Si quieres sabes más sobre el doctor Martínez puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Haz una pregunta al dentista

  Acepto la Política de privacidad

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:
¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita