Cómo se ponen los brackets

Clínica dental / Brackets

La preocupación por tener una sonrisa armónica y estética ha ido en aumento en los últimos años.

Cada vez son más las personas que recurren a los tratamientos de ortodoncia para tener unos dientes correctamente alineados.

Pero, además, tener una sonrisa estética también nos ayuda a recuperar la funcionalidad de las piezas dentales, solucionando problemas de mordida y dolores en la mandíbula.

En este artículo trataremos de aclarar tus dudas con respecto a cómo se colocan los brackets, cuál es la duración de este proceso y qué técnicas emplean en la actualidad los ortodoncistas para ello.

¿Cuál es el primer paso que tienes que dar para ponerte ortodoncia?

Si ya has tomado la decisión en firme de iniciar un tratamiento de ortodoncia, debes acudir a un especialista.

En una primera visita a la clínica, se te efectuarán una serie de pruebas diagnósticas para poder valorar tu caso de manera precisa.

En Ferrus & Bratos te realizaremos una radiografía panorámica, fotos intraorales y extraorales y cefalometrías.

Posteriormente, estas pruebas serán analizadas por nuestras ortodoncistas, que pautarán un plan tratamiento a tu medida.

Teniendo en cuenta tus necesidades y prioridades –estéticas, económicas-, te aconsejaremos el sistema de ortodoncia que, en tu caso, consideremos más adecuado.

Cómo se ponen los brackets

¿Para qué se ponen los brackets?

Los sistemas de ortodoncia corrigen cualquier tipo de anomalía relacionada con la posición de las piezas dentales o la mordida:

Mediante los tratamientos de ortodoncia, además de conseguir unos dientes perfectamente alineados, obtenemos una correcta oclusión dental.

De esta forma, conseguimos una sonrisa mucho más estética y solucionamos problemas de bruxismo, dolores de mandíbula o dificultades a la hora de masticar.

La forma más sencilla para poner los brackets es mediante la técnica del cementado indirecto

¿Cómo se colocan los brackets?

Los brackets van cementados en el centro geométrico de la superficie de los dientes.

Podemos distinguir dos tipos de brackets en función del lugar en el que van cementados.

Por un lado, los cementados en la cara vestibular –o visible- del diente.

Un ejemplo de ello son los brackets metálicos, de zafiro o el sistema de ortodoncia con brackets autoligables Damon.

Por otro lado, los cementados en la cara interna de la pieza dental, como es el caso de los brackets linguales.

Estos son totalmente imperceptibles, lo que los convierte en el sistema de ortodoncia más estético e invisible del mercado.

En Ferrus & Bratos trabajamos con los brackets linguales Incognito, pues están hechos a medida y la adaptación es mucho más sencilla y cómoda.

¿Los brackets se ponen arriba y abajo al mismo tiempo?

Cuando un paciente acude a su cita para comenzar el tratamiento de ortodoncia, lo habitual es que no se ponga el aparato completo el mismo día.

En este sentido, vamos a explicar por qué se ponen primero los brackets de arriba como norma general.

Al colocar solo una arcada, el paciente no necesita tener la boca abierta durante tanto tiempo y su tiempo en la clínica se hace más ameno.

Además, de este modo le damos días suficientes para que se vaya acostumbrando a llevar su nuevo aparato de ortodoncia.

Igualmente, hay personas que se preguntan por qué no se ponen brackets en las últimas muelas.

La razón es simple: en estos dientes se coloca un aditamento diferente al bracket llamado tubo molar.

Se trata de una anilla que va cementada alrededor de la muela y sirve como anclaje para el arco que va unido a los brackets.

Así, se obtiene la fuerza necesaria para que tanto el bracket como el arco generen los micromovimientos necesarios para obtener la oclusión óptima.

Acude a tus citas

Para que el tratamiento cumpla los plazos previstos, no te saltes las revisiones previstas con tu ortodoncista.

¿Qué técnicas de cementado hay?

En un inicio, se conocía una única forma de realizar el cementado: la técnica directa.

Sin embargo, los avances en el campo de la ortodoncia han propiciado la aparición de nuevas técnicas que facilitan la labor del dentista y reducen los tiempos de colocación del aparato ortodóncico.

¿En qué consiste el cementado directo?

El cementado directo se basa en la adhesión directa de los brackets, uno a uno, sobre la superficie de los dientes.

Podemos resumir este proceso en diferentes fases:

  • En un inicio, se limpia la superficie dental mediante el uso de cepillos de profilaxis. Gracias a su acción, la superficie queda pulida y el diente libre de placa bacteriana.

  • Posteriormente, se coloca un gel grabador en la cara vestibular del diente para después añadir el adhesivo, pincelándolo.

  • Se aplica composite en el bracket y se coloca en la superficie del diente. Se eliminan los restos de composite que quedan alrededor del aparato una vez cementado.

  • Para conseguir una correcta colocación de los brackets, el ortodoncista se ayuda de distintos posicionadores.

  • Con ellos, mide la distancia a la que hay que colocar los aditamentos, empleando espejo y sonda para centrarlo en la superficie dental.

  • Finalmente, colocamos el arco y lo sujetamos mediante el uso de ligaduras –excepto en el caso de los brackets de autoligado Damon-.

Es la técnica más convencional que existe pero, a su vez, es menos precisa y el proceso es más largo y, por lo tanto, más incómodo.

Para agilizar los tiempos de colocación y mejorar la precisión del tratamiento, los ortodoncistas recurren al cementado indirecto.

Técnica para colocar los brackets

¿En qué consiste la técnica de cementado indirecto?

Este procedimiento supone una mejora considerable con respecto al cementado directo.

Así es, paso a paso, la colocación de brackets con la técnica del cementado indirecto:

  • En primer lugar, se fabrica un modelo de escayola a medida de la boca del paciente para cementar sobre ella los brackets.

  • Se preparan unas férulas de transferencia en un plástico termomodelable, también a medida a partir de los modelos, dentro de las que irán colocados los brackets.

  • Ya en la consulta, aislamos los tejidos blandos de la boca y preparamos la superficie del diente.

  • Para ello, se lava y seca cada pieza y se aplica adhesivo sobre la cara del diente en la que se va a cementar el aparato ortodóncico.

  • Después, se añade adhesivo también a la superficie del bracket y colocamos la férula de transferencia en la boca del paciente.

  • En este momento, se usa una lámpara para poder polimerizar de manera adecuada, excepto en el caso de los brackets linguales, pues las resinas empleadas en este tratamiento son autopolimerizables y no será necesario este paso.

  • Una vez cementados los brackets, se retira la férula de transferencia de la boca y para colocar los arcos y las ligaduras.

¿Qué ventajas tiene el cementado indirecto frente al cementado directo?

En un inicio, el cementado indirecto se utilizaba únicamente para colocar los brackets linguales.

Sin embargo, en la actualidad se recurre a esta técnica para poner todo tipo de brackets: metálicos, de zafiro…

El cementado indirecto posee una serie de ventajas que han propiciado un auge considerable de su empleo por parte de los especialistas en los últimos años:

  • Permite una mayor precisión al ir colocados previamente en un modelo en el laboratorio dental.

  • Una posición óptima de los brackets en los dientes supone un mayor aprovechamiento del tiempo de tratamiento.

    Así, no se generan con la misma asiduidad molestias derivadas del descementado o reposicionamiento de los brackets.

  • Se reduce el tiempo del proceso de colocación, lo que supone una mayor comodidad para el paciente.

Lámpara para polimerizar

¿Cuánto tiempo se tarda en poner los brackets?

La duración de la colocación de los brackets depende del sistema de ortodoncia que se haya elegido:

Las personas que hayan optado por brackets metálicos, de zafiro o autoligables verán cómo se colocan, en un inicio, los brackets de la arcada superior.

Generalmente transcurrido un mes, se posicionan los de la arcada inferior.

El tiempo estimado de colocación es de 30 minutos.

Por el contrario, en los casos de brackets linguales colocaremos inicialmente los de la arcada inferior para, al mes, poner los de la arcada superior.

La duración de esta cita es de 50 minutos, aproximadamente.

¿Duelen los brackets?

Los aparatos dentales para corregir la dentadura se colocan en adultos y adolescentes a partir de los 11 o 12 años de edad.

Antes, en edades más tempranas, está indicado un tratamiento de ortodoncia interceptiva para guiar el desarrollo de los huesos maxilares.

Pero una vez que el paciente ha realizado el recambio dentario y ya tienen sus dientes definitivos, pueden iniciar un tratamiento con brackets.

Su colocación no supone ningún tipo de dolor y, por lo tanto, no es necesario el uso de anestesia.

Es cierto que en un momento inicial, es habitual sentir una ligera presión que remitirá transcurrido un plazo de, aproximadamente, tres días.

Una vez me han puesto los brackets, ¿cuándo debo volver al dentista?

A lo largo del procedimiento deberás acudir al dentista cada 4 o 6 semanas.

En estas visitas, el ortodoncista revisará la correcta evolución del proceso y realizará los ajustes necesarios.

Así, se conseguirán los movimientos deseados destinados a conseguir una sonrisa estética y funcional.

Es habitual el ajuste de los arcos, el cambio de las ligaduras o el uso de elásticos intermaxilares para realizar determinados movimientos de los dientes a lo largo del procedimiento.

Tras estas visitas es frecuente sentir ciertas molestias que, al igual que ocurre en la fase inicial de colocación, remitirán pasados unos días.

Para aliviarlas, se puede recurrir a la ingesta de analgésicos.

Como ves, el proceso de colocación de brackets se ha simplificado de manera cuantiosa en los últimos años.

Ahora, se ha reducido el tiempo de espera del paciente y posibilita una mayor precisión del tratamiento.

Si tu objetivo es conseguir una sonrisa más estética, te invitamos a ponerte en contacto con nuestro equipo de ortodoncistas.

Puedes hacerlo a través del apartado de contacto de nuestra página web, o bien llamando al 91 768 18 12.

Te interesará »  Brackets metálicos: ¿son adecuados para mí? ¿Cuáles son sus ventajas e inconvenientes? (%%anio%%)

En Ferrus & Bratos nos guiamos por unas pautas editoriales que aseguran la veracidad de toda la información que publicamos. Si deseas saber más sobre cómo nos aseguramos de que nuestro contenido esté actualizado y correctamente respaldado, te animamos a leer nuestro compromiso editorial.

¿Qué podemos hacer por ti? Pruebas diágnostiscas y plan de tratamiento integral gratuito

Rellenar el teléfono sin espacios
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

O Llámanos:

Clínica Velázquez
Clínica Arturo Soria

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(45 votos, promedio: 4,29 de 5)
Dra. Patricia Bratos
Dra. Patricia Bratos
Ortodoncista / Fundadora de la Clínica Dental Ferrus & Bratos

Patricia Bratos es fundadora de la Clínica Dental Ferrus & Bratos, donde ejerce de ortodoncista. Es licenciada en Odontología y se especializó a través del Máster en Ortodoncia de la Universidad Complutense de Madrid. Está acreditada para llevar a cabo cualquier tratamiento ortodóncico, como Incognito e Invisalign. En este último, cuenta con los máximos reconocimientos: Invisalign Diamond Provider -por el número de casos tratados en el último año- y Club Advantage Elite -por ser una de los 50 ortodoncistas con más pacientes tratados en Europa, Oriente Medio y África-. Si quieres sabes más sobre la doctora Bratos puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:

Índice de satisfacción de nuestros pacientes: 9,37/10
Ver encuestas

¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita
Podemos ayudarte, llámanos.
Estudio completo y diagnóstico gratis
close-image