atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Brackets autoligables Damon: ¿qué ventajas tienen?

Tener una sonrisa bonita y estética es una preocupación creciente en la sociedad actual. Cada vez, más personas acuden a nosotros para sentirse más cómodos y seguros de su sonrisa.

Uno de los factores por los que los pacientes suelen preocuparse es por la duración del tratamiento pues, además de la estética, la rapidez de los resultados es otra inquietud generalizada.

El sistema de ortodoncia Damon es ideal para aquellas personas que priorizan el factor tiempo sobre otros diferentes como, por ejemplo, el estético o el económico. Pero, ¿qué son los brackets autoligables Damon?

¿Qué es la ortodoncia con brackets de autoligado?

Los brackets autoligables son un sistema de ortodoncia fijo de autoligado pasivo. Es decir, a diferencia de otros tratamientos como, por ejemplo, los brackets metálicos, no emplean gomas elásticas –o ligaduras- para unirse al arco, transmitiendo la fuerza a los dientes a través de los brackets.

En función del material en el que estén realizados, podemos distinguir varios tipos de brackets de autoligado. Por un lado, los clásicos metálicos –de tamaño más pequeño que los brackets metálicos convencionales-; por otro, los brackets Damon Clear.

Estos últimos, al ser transparentes, resultan mucho más estéticos. Además, se fabrican con cerámica transparente, un material que mantiene su transparencia y no se tiñe ni decolora con la ingesta de café o vino.

¿Cómo actúa el sistema Damon?

Como ya hemos comentado, la ortodoncia con brackets de autoligado permite conseguir los mismos resultados que otros sistemas de ortodoncia tradicionales, sólo que sin el uso de ligaduras.

En este caso, el arco va unido al bracket gracias a un clip. De esta manera, conseguimos mover los dientes a la posición adecuada empleando una menor fricción y reduciendo, por tanto, el tiempo de tratamiento.

¿Es Damon la única marca que encontramos en el mercado de brackets autoligables?

Damon es una de las marcas más conocidas, pero es cierto que existen otras opciones de ortodoncia dental con brackets de autoligado como, por ejemplo, de la casa Ormco; Smart-Clip de 3M o In-Ovation de GAC.

¿Cómo se colocan los brackets de autoligado?

Al igual que todos los sistemas de ortodoncia, el proceso comienza con un estudio del caso. Es necesario que se valoren tanto las expectativas del paciente como el estado en el que se encuentra su dentadura.

Por ello, son necesarias unas pruebas de exploración y diagnósticas –fotografías intraorales y extraorales, radiografías y cefalometría- que permitan al especialista pautar un plan de tratamiento a medida. En Ferrus & Bratos ponemos a tu disposición los últimos avances en tecnología para obtener un diagnóstico preciso y a medida de tu caso.

Una vez se han realizado estas pruebas y se ha optado por un tratamiento de ortodoncia con brackets Damon, el paciente acudirá a la clínica, en la que se procederá al cementado.

El proceso de colocación de brackets se ha simplificado cuantiosamente en los últimos años gracias al cementado indirecto, que se compone de las siguientes fases:

  • En un inicio, se toman impresiones en la boca del paciente para hacer un modelo de escayola sobre el cual, posteriormente, se cementan los brackets. Para ello, se usa como guía la radiografía realizada en el estudio de ortodoncia.
  • Posteriormente, se polimerizará y se confeccionará una férula de transferencia. Es decir, una funda realizada en plástico termomodelable que nos permite realizar el cementado indirecto.
  • Una vez el paciente viene a la clínica, se prepara la superficie del diente para mejorar la adhesión del bracket. Se lava y se seca la pieza dental y, posteriormente, se aplica adhesivo a la superficie de la misma.
  • Se añade adhesivo también a la superficie del bracket y se posiciona la férula de transferencia en el diente. Se polimeriza con la ayuda de una lámpara específica para este proceso.
  • Finalmente, el ortodoncista retirará la férula de transferencia y limpiará el exceso de composite.
Te interesará »  Gomas para los brackets

A la hora de decantarnos por un sistema de ortodoncia, debemos tener en cuenta los pros y contras que tienen los brackets autoligables Damon.

¿Qué ventajas tienen los brackets Damon sobre otros sistemas de ortodoncia?

El sistema de ortodoncia con brackets de autoligado es un sistema evolucionado que presenta varias ventajas con respecto a los brackets convencionales en varios aspectos.

En primer lugar, en lo relativo a la higiene bucodental. Si bien es cierto que los tratamientos fijos de ortodoncia no dañan los dientes, sí dificultan el acceso a todos los recovecos de nuestra boca en los que anidan tanto restos de comida como bacterias. En cambio, el hecho de no precisar de ligaduras facilita la higiene de nuestra boca.

Esto no significa que el uso de elementos de higiene complemetarios como, por ejemplo, el hilo dental o los cepillos interproximales, se haga innecesario.

Lo que sí podemos afirmar es que la acumulación de placa es menor en las personas que optan por un tratamiento de brackets Damon que, por ejemplo, en aquellos que eligen la ortodoncia con brackets metálicos.

Esta mejora en la limpieza de nuestra cavidad oral nos previene de posibles afecciones tales como la caries, una de las emergencias dentales más comunes, o enfermedades periodontales como la gingitivis o la periodontitis.

En segundo lugar, gracias a los brackets Damon, la fricción es mucho menor. Por ello, las molestias y los dolores son mucho menos acusados en los pacientes y los movimientos se hacen de forma más rápida. El paciente notará una mejoría del estado de su boca de forma mucho más inmediata que con otros tratamientos de ortodoncia.

Además, esta baja fricción colabora en reducir el tiempo total del tratamiento. Por este motivo, es el sistema elegido por aquellas personas preocupadas por la duración del plan de tratamiento, y no tanto por motivos meramente estéticos o económicos.

De igual manera, Damon Clear, basado en unos brackets transparentes que no se tiñen con el tiempo, supone una opción más válida para aquellos que se preocupan también por la estética facial.

Las visitas al dentista también se hacen más cómodas. El hecho de no llevar ligaduras reduce el tiempo de las mismas y, además, no es necesario acudir al especialista con tanta asiduidad.

Por último, las extracciones dentarias comunes en los tratamientos de ortodoncia para ganar espacio en la arcada y solucionar problemas de apiñamiento y malposiciones dentales se ven considerablemente reducidas.

Sin embargo, el sistema Damon de ortodoncia con brackets de autoligado también presenta una serie de desventajas.

¿Qué inconvenientes tienen los brackets de autoligado frente a otros sistemas de ortodoncia?

Podemos distinguir tres desventajas claras del sistema Damon frente al resto de tratamientos ortodoncia.

Por un lado, es un método menos económico que, por ejemplo, los brackets metálicos tradicionales.

Te interesará »  ¿Cómo se ponen los brackets?

Además, no es tan estético como otros tratamientos de ortodoncia. Los brackets linguales –Incognito- también conocidos como brackets invisibles son completamente imperceptibles, mientras que la ortodoncia a base de férulas transparentes es mucho más discreta –e higiénica, pues podemos retirarnnos las férulas de la boca a la hora de la comida y para lavarnos los dientes-.

Por último, se debe tener un especial cuidado en cuanto a la ingesta de manzanas o bocadillos a mordiscos. Damon es un sistema de ortodoncia fijo que puede ver cómo se despegan sus brackets fácilmente ante estas prácticas.

¿Cuánto dura un tratamiento de ortodoncia con brackets autoligables Damon?

Cada caso es único, por lo que para hacer una estimación sobre cuánto durará un tratamiento, debemos realizar inicialmente unas pruebas diagnósticas que, posteriormente, valorará un especialista.

La duración en este caso dependerá, por tanto, de la complejidad del caso y de las malposiciones en la arcada que deba corregir el tratamiento de ortodoncia. Por ello, podemos distinguir entre caso leve, moderado o severo.

Caso clínico: antes y después de ortodoncia con brackets Damon de autoligado

¿Cuándo se da por finalizado el tratamiento de ortodoncia?

A pesar de la creencia generalizada, el tratamiento de ortodoncia no se da por finalizado una vez se han retirado los brackets. El proceso posterior, de retención, es igual de importante.

Una vez se retiran los aparatos de la boca, los dientes tienden a volver a la posición que ocupaban en la arcada de forma inicial. Por ello, es importante colocar un sistema de retención que evite estos movimientos.

Encontramos dos tipos diferentes de retenedores: fijos y removibles. Los retenedores fijos son unas láminas de alambre de un grosor muy fino que van cementadas en la parte interior del diente. Son, por lo tanto, totalmente imperceptibles y deberán llevarse de por vida.

Por el contrario, los retenedores removibles son unas férulas transparentes, hechas a medida, que deberán colocarse al principio todo el día para ir reduciendo de forma gradual el tiempo que deben llevarse en boca.

¿Cuánto cuesta un tratamiento con brackets Damon?

El coste de un tratamiento con brackets de autoligado Damon depende, al igual que la duración del mismo, de la complejidad de los movimientos que se hayan de realizar. En Ferrus & Bratos, el precio medio de un tratamiento con brackets de autoligado es de 3.570 € .

Dentro de este precio, está incluido tanto el estudio de ortodoncia inicial como el tratamiento completo con brackets autoligables, así como la fase de retención y las revisiones posteriores –al mes, a los 3 meses, a los 6 meses y al año de haber retirado los brackets-.

Si quieres conocer cuanto cuestan otros tipos de brackets puedes verlo aquí.

Es decir: no tiene el mismo coste el tratamiento de un caso leve, que uno moderado o severo.

El método Damon, si bien reduce el tiempo de duración del tratamiento, no es tan económico como, por ejemplo, la ortodoncia con los tradicionales brackets metálicos.

Los brackets Damon de autoligado son una alternativa que, sin tener en cuenta en exceso el factor estético ni económico, permite reducir tanto el tiempo de tratamiento como el de las citas de revisión durante el mismo.

Si estás interesado en el sistema de ortodoncia con brackets autoligables Damon, te invitamos a ponerte en contacto con la clínica a través de nuestra página web, o bien llamando al 91 768 18 12.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(1 votos, media: 5,00 sobre 5)
cargando imágenCargando…