Sobremordida solución

Clínica dental / Mordida

Dentro de los problemas de maloclusión dental por los que cada día tratamos a nuestros pacientes, la sobremordida es uno de los más comunes.

Aunque depende de su grado, la sobremordida no es una de las maloclusiones más visibles, ya que no tiene por qué percibirse al sonreír debido a que no siempre mostramos los dientes inferiores cuando lo hacemos.

Y es que se considera que una persona tiene sobremordida cuando sus dientes superiores están más adelantados que los inferiores e, incluso, llegan a cubrirlos -ya sea total o parcialmente-.

Es por ello que la forma de abordarlo depende de cómo afecte esta posición al aspecto físico y funcional del paciente.

Según el caso, el dentista determinará si se soluciona a través de un tratamiento de ortodoncia o con una combinación de ortodoncia y cirugía ortognática.

¿Qué es la sobremordida?

Como acabamos de avanzar, la sobremordida se caracteriza porque los dientes superiores llegan a cubrir verticalmente los dientes inferiores.

Esta suele ser consecuencia de una maloclusión de clase II, en la que el maxilar se encuentra adelantado respecto a la mandíbula.

Dado que puede estar presente en diferentes grados, en algunas ocasiones la sobremordida es muy leve y apenas se aprecia.

Sin embargo, hay casos de sobremordida profunda en los que, al morder, los dientes superiores tapan totalmente los inferiores.

De hecho, se considera sobremordida profunda cuando los incisivos superiores cubren un tercio de los inferiores.

Sobremordida

¿Qué problemas genera?

Ya que existen diferentes grados de sobremordida, cuanto mayor sea éste más importantes serán los problemas que provoque o que lleve aparejados:

  • Apiñamiento en incisivos y/o caninos (colmillos) superiores
  • Mayor probabilidad de caries debido al apiñamiento, que dificulta la higiene bucodental
  • Mayor probabilidad de padecer una enfermedad periodontal debido a la dificultad para mantener la higiene
  • Tensión excesiva en la mandíbula, lo que se traduce en bruxismo y desgastes en los dientes

La sobremordida puede presentarse en diferentes grados y combiene identificarla a tiempo en una visita al dentista, ya que a veces no se aprecia a simple vista

¿Cómo puedo evitar la sobremordida?

Antes de comenzar a detallar en qué consisten los tratamientos para solucionar la sobremordida, es importante destacar que, en muchas ocasiones, la sobremordida no se puede evitar.

Esto se debe a que en, en este caso, la herencia genética juega un papel fundamental.

De hecho, la mayoría de personas con este tipo de maloclusión tienen antecedentes familiares de sobremordida.

Dicho esto, también es verdad que hay hábitos que tienen lugar en la infancia y que pueden contribuir a que los niños desarrollen sobremordida.

Estos son la succión del dedo pulgar o el uso del chupete durante un tiempo prolongado.

Sobremordida por uso del chupete

¿Cómo se puede corregir?

En función de la edad del paciente y del grado de sobremordida podemos aplicar diferentes soluciones:

Ortodoncia interceptiva (niños)

Llamamos ortodoncia interceptiva a aquellos aparatos que colocamos en niños con edades comprendidas entre los 6 y los 11 años, aproximadamente.

Sirven para guiar el desarrollo de sus huesos maxilares cuando aún están en fase de crecimiento.

Dadas las edades tempranas con las que se coloca la ortodoncia interceptiva, con estos aparatos nos centramos únicamente en los huesos.

Es decir, no realizamos ninguna corrección en la posición de los dientes.

Esto se debe a que entre los 6 y los 11 años por lo general no han erupcionado aún todos los dientes definitivos.

Una vez que este proceso ha concluido se podrá comenzar un tratamiento de ortodoncia para corregir la posición dentaria.

Ve a un odontopediatra

Lo ideal para abordar de forma más sencilla cualquier tipo de maloclusión es acudir por primera vez al ortodoncista a los 6 años de edad.

Ortodoncia (adolescentes y adultos)

La diferencia fundamental entre la ortodoncia interceptiva y la que llevamos a cabo en adolescentes y adultos es que con esta última solamente podemos corregir la posición de los dientes.

Es decir, ya no podemos realizar modificaciones en los huesos.

Los tratamientos de ortodoncia que se pueden llevar a cabo para solucionar la sobremordida son mediante brackets (metálicos, de zafiro o linguales Incognito) o a través de los alineadores Invisalign.

Como hemos mencionado anteriormente, cuando existe sobremordida es muy frecuente que también haya apiñamiento.

Debido a las diferentes opciones de tratamiento ortodóncico y a que cada problemática debe estudiarse de manera personalizada, el ortodoncista es el profesional adecuado para determinar cuál es la alternativa más indicada.

Alineadores Invisalign

Cirugía ortognática (personas adultas)

Aunque lo más frecuente es que la sobremordida pueda ser corregida únicamente mediante ortodoncia, existen casos en los que la causa de esta maloclusión es esquelética.

Esto significa que dicha causa se debe a la posición de los huesos maxilares, es decir, a que el problema de mordida no se ha tratado adecuadamente durante la infancia.

En los casos en los que la ortodoncia no sea suficiente para corregir la mordida, se deberá recurrir a un tratamiento que combine la ortodoncia y la cirugía ortognática.

Cabe destacar en este sentido que el aparato dental que se coloque en el paciente antes de la intervención quirúrgica es, en casi todos los casos, un sistema fijo (brackets).

La cirugía ortognática es una especialidad dentro de la Medicina que tiene como objetivo realizar correcciones en los huesos maxilares de pacientes adultos.

Es decir, permite realizar cortes en los huesos para modificar su tamaño o posición.

De esta manera, podemos adelantar la mandíbula o retrasar el maxilar superior.

En cualquier caso, nuestra recomendación es la de acudir al ortodoncista en cuanto se aprecien los primeros síntomas de sobremordida.

De hecho, nunca es demasiado pronto para acudir al ortodoncista, aunque no se haya advertido ningún síntoma.

En caso de no advertir ninguna señal, mi consejo personal es llevar a los niños al ortodoncista a los seis años de edad.

Si el desarrollo de los huesos es el adecuado, se podrá pautar una revisión un tiempo después para valorar si sigue siéndolo.

Y, si se aprecian anomalías en el crecimiento, siempre será más sencillo solucionar cualquier problema de mordida en niños que en adultos, cuando sus maxilares están en fase de crecimiento.

Como acabamos de ver, también es posible solucionar la sobremordida en adultos, pero la duración y la complejidad del tratamiento serán siempre mayores.

Te interesará »  ¿Qué es la asimetría facial y cómo se corrige?

En Ferrus & Bratos nos guiamos por unas pautas editoriales que aseguran la veracidad de toda la información que publicamos. Si deseas saber más sobre cómo nos aseguramos de que nuestro contenido esté actualizado y correctamente respaldado, te animamos a leer nuestro compromiso editorial.

¿Qué podemos hacer por ti? Pruebas diágnostiscas y plan de tratamiento integral gratuito

Rellenar el teléfono sin espacios
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

O Llámanos:

Clínica Velázquez
Clínica Arturo Soria

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(22 votos, promedio: 4,68 de 5)
Dra. Patricia Bratos
Dra. Patricia Bratos
Ortodoncista / Fundadora de la Clínica Dental Ferrus & Bratos

Patricia Bratos es fundadora de la Clínica Dental Ferrus & Bratos, donde ejerce de ortodoncista. Es licenciada en Odontología y se especializó a través del Máster en Ortodoncia de la Universidad Complutense de Madrid. Está acreditada para llevar a cabo cualquier tratamiento ortodóncico, como Incognito e Invisalign. En este último, cuenta con los máximos reconocimientos: Invisalign Diamond Provider -por el número de casos tratados en el último año- y Club Advantage Elite -por ser una de los 50 ortodoncistas con más pacientes tratados en Europa, Oriente Medio y África-. Si quieres sabes más sobre la doctora Bratos puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:

Índice de satisfacción de nuestros pacientes: 9,37/10
Ver encuestas

¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita
Podemos ayudarte, llámanos.
Estudio completo y diagnóstico gratis
close-image