atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


¿Puedo hacerme un blanqueamiento dental?

Uno de los aspectos en los que nos fijamos a primera vista al conocer a una persona es en su sonrisa. Unos dientes blancos y bien alineados nos aportan un aspecto más limpio y confiable.

Por este motivo, nuestra sonrisa no solo interfiere en la percepción que otras terceras personas, en un primer momento, puedan tener de nosotros.  También influye en la imagen que nosotros mismos tenemos con respecto a la impresión que proyectamos en otras personas y, por lo tanto, en nuestra autoestima.

La estética de nuestra boca es una preocupación frecuente en la sociedad actual. Junto con los tratamientos de ortodoncia y estética -colocación de carillas-, el blanqueamiento dental es uno de los procedimientos más demandados a la hora de conseguir una sonrisa perfecta.

En el siguiente artículo te contaremos qué consideraciones debes tener en cuenta a la hora de iniciar un blanqueamiento dental, en qué casos está indicado y cuándo resulta efectivo.

¿Por qué se oscurece el esmalte de nuestros dientes?

Con el paso del tiempo, el esmalte de nuestros dientes puede ir perdiendo su blanco original. Este oscurecimiento puede estar debido a diversas causas, tales como la ingesta habitual de determinados alimentos -té, vino tinto o café-, el consumo de algunos fármacos -tetraciclinas- o malos hábitos como el tabaquismo.

Pero, además, algunas afecciones dentales como la caries o los traumatismos pueden comprometer el blanco de nuestra sonrisa.

Es entonces cuando, las personas que no están contentas con el aspecto de la misma, se plantean abordar un blanqueamiento dental.

¿En qué consiste un blanqueamiento dental?

El blanqueamiento es un tratamiento destinado a aclarar uno o varios tonos el esmalte de nuestros dientes.

En la actualidad existe una amplia variedad de métodos que pueden adquirirse en farmacias, pero su eficacia y la duración de los resultados a largo plazo son relativas.

Si deseas mejorar el blanco de tu sonrisa, debes acudir a un odontólogo especializado que valore tu caso y lleve a cabo un seguimiento del mismo.

En la actualidad existen dos tipos de tratamientos destinados a blanquear los dientes: el blanqueamiento ambulatorio con férulas y el blanqueamiento dental combinado.

¿Qué es un blanqueamiento dental ambulatorio?

El blanqueamiento dental ambulatorio consiste en la aplicación del gel blanqueador en unas férulas realizadas a medida de la boca del paciente que éste deberá llevar puestas durante un tiempo estimado en 4 o 5 horas al día.

El paciente deberá acudir a consulta para que el especialista valore su caso y, una vez concluida la posible eficacia del tratamiento, se le realicen las férulas a medida.

En la siguiente cita se le entregará un kit ambulatorio que contenga las férulas y unas jeringas que favorezcan la aplicación del agente blanqueador sobre las mismas.

La duración aproximada del tratamiento es de un mes -este intervalo de tiempo deberá ir pautado por el especialista que supervise el caso-.

Sin embargo, en Ferrus & Bratos recomendamos optar por la realización de un blanqueamiento dental combinado.

¿En qué consiste un blanqueamiento dental combinado?

Este tipo de blanqueamiento combina la aplicación del agente blanqueador a través de las férulas con la acción de una lámpara de luz fría. Ésta potencia la acción del gel y garantiza la estabilidad de resultados a largo plazo.

Te interesará »  ¿Cuál es el blanqueamiento dental más efectivo?

Ahora que ya sabes en qué consisten estos dos tipos de blanqueamientos, ¿qué factores debes tener en cuenta a la hora de iniciar este procedimiento?

Consideraciones previas a realizarse un blanqueamiento dental

En primer lugar, debemos tener en cuenta que el blanqueamiento dental no es meramente estético, sino que es un procedimiento odontológico.

Por este motivo, debe ser un especialista en Estética Dental quien paute su realización y supervise la consecución del mismo.

Pero, además, debemos tener en cuenta que para iniciar un blanqueamiento dental no debe existir ningún problema de salud bucodental.

Blanqueamiento dental y periodontitis

Esta necesidad de tener nuestra boca en salud es otro de los motivos que nos llevan a recomendarte la realización de un tratamiento supervisado por un odontólogo. Será éste quien, en primer lugar, revise el estado de tu boca.

Para blanquear el esmalte de tus dientes, se procede a la aplicación directa de peróxido de hidrógeno sobre la superficie de los mismos. En caso de que esta sustancia entre en contacto con las encías, puede resultar doloroso e incluso producir el sangrado de las mismas.

Por este motivo, se desaconseja que aquellos pacientes que padezcan una enfermedad periodontal no controlada inicien un blanqueamiento dental.

Asimismo, tampoco está recomendada su realización en pacientes que tengan lesiones cariosas no tratadas previamente.

En caso de que éstas fueran ignoradas, el agente blanqueador podría penetrar en la parte de la estructura dentaria dañada por la caries, provocando un aumento de la sensibilidad dental.

Antes de iniciar un blanqueamiento dental, acude a un especialista que revise el estado de tu boca. Solo gozando de una perfecta salud bucodental, podrás empezar este tratamiento

¿Quién puede hacerse un blanqueamiento dental?

Muchos de los pacientes que quieren mejorar la estética de su sonrisa y pretenden optar, para ello, por un blanqueamiento dental.

Es un procedimiento que, en un inicio, no resulta nocivo ni tiene efectos secundarios perjudiciales para la salud bucodental. Sin embargo, existen una serie de restricciones respecto al mismo que debemos tener en consideración.

¿A qué edad está recomendada la realización de un blanqueamiento dental?

En primer lugar, debemos tener en cuenta que el blanqueamiento dental es un tratamiento estético susceptible de realizar en dientes definitivos. No está indicada su realización, por lo tanto, para rebajar la tonalidad del esmalte en los dientes de leche.

Sin embargo, a pesar de que el niño o adolescente haya terminado con el recambio dentario, es necesario tener en cuenta también su edad a la hora de abordar este tratamiento.

El agente blanqueador empleado en este procedimiento penetra en el esmalte, eliminando de manera efectiva las manchas y aclarando varios tonos su color.

Por este motivo, los especialistas recomiendan su realización en pacientes mayores de 16 años. De esta manera, el nervio dental estará completamente formado y se reducirá la incidencia de problemas de sensibilidad dental.

Si llevo un implante dental o una corona, ¿puedo hacerme un blanqueamiento?

Como hemos comentado anteriormente, los blanqueamientos dentales están recomendados siempre que tengamos la boca en salud.

Una de las preguntas más frecuentes es si, en caso de tener un implante dental, una corona u otra restauración, puedes mejorar el blanco de tu sonrisa con este procedimiento.

Efectivamente, puedes hacerlo. Sin embargo, debes tener en cuenta que el mismo no actuará sobre la superficie las coronas colocadas sobre implantes o sobre dientes.

Si estoy embarazada, ¿puedo hacerme un blanqueamiento dental?

Si bien no existen evidencias suficientes para afirmar que el blanqueamiento dental es dañino durante el embarazo, tampoco existen afirmaciones certeras de lo contrario.

Por este motivo, la recomendación de los especialistas es que este procedimiento se realice bien antes del embarazo o, por el contrario, una vez la madre deja de amamantar a su hijo.

Estas consideraciones se extienden también a personas que se estén sometiendo a un tratamiento de fertilidad.

Te interesará »  ¿Cuánto dura un blanqueamiento dental?

Blanqueamiento dental: ¿antes o después de la ortodoncia?

De forma muy habitual, los pacientes que abordan un tratamiento de ortodoncia quieren completar la estética de su sonrisa con un blanqueamiento dental.

En estos casos, lo ideal es realizar el blanqueamiento dental después de haber terminado el proceso de ortodoncia. El procedimiento sería el siguiente:

  • Una vez el especialista ha dado el tratamiento de ortodoncia por concluido, se realiza una higiene bucodental profesional -profilaxis- por parte de la higienista. De esta manera, se eliminarán de manera efectiva los restos de cemento de la superficie dental, así como el posible cúmulo de placa y sarro.
  • Una vez tenemos la boca perfectamente sana y libre de placa, se procede a la realización del blanqueamiento dental.

¿Es efectivo el blanqueamiento dental en todos los casos?

En algunas ocasiones, este tratamiento no obtiene los resultados deseados a la hora de mejorar el blanco de la sonrisa. A continuación, te detallamos una serie de casos en los que su efectividad estaría en cuestionamiento.

Blanqueamiento dental por tetraciclinas

Las tetraciclinas son antibióticos de alto espectro recetados, especialmente, durante las décadas de los años 60 y 70 para abordar distintas infecciones. Su ingesta era común tanto entre la población adulta como infantil.

Las tetraciclinas tienen un efecto negativo en la estética dental: producen unas tinciones en el esmalte cuyo color puede oscilar entre pequeñas manchas de color gris claro o amarillo, a manchas en banda en tonalidades grises más oscuras en los casos más severos.

Mediante la realización de un blanqueamiento dental, las manchas por tetraciclinas no podrán eliminarse de manera efectiva de la superficie dental.

Por este motivo, ante estos casos los especialistas recomiendan la elección de un tratamiento de carillas de porcelana o composite que recubran la cara vestibular del diente y nos devuelvan el blanco de nuestra sonrisa.

Además, suele estar indicada la realización de un blanqueamiento previo a la colocación de las carillas para disminuir el tono del diente. De esta manera, el tratamiento de carillas tendrá un resultado mucho más natural.

Las tinciones severas por tetraciclinas no pueden ser eliminadas por la acción de un blanqueamiento dental. En estos casos, se debe recurrir a un tratamiento de carillas estéticas

Blanqueamiento dental en dientes con endodoncia

En algunas ocasiones, las personas presentan la tinción de una sola pieza dental. Estos casos suelen estar motivados por la realización de un tratamiento endodóntico, por un fallo durante la consecución del mismo o por un fuerte traumatismo.

En casos de dientes no vitales, el blanqueamiento dental es ineficaz. Por este motivo, está recomendado el blanqueamiento interno de la pieza.

Este procedimiento consiste en la aplicación directa de un agente blanqueador en la parte interna del diente. Se trata de un tratamiento mínimamente invasivo que se realiza, sobre todo, en el sector anterior -incisivos y caninos-.

¿Es efectivo el blanqueamiento dental en fumadores?

El blanqueamiento está indicado para eliminar las manchas producidas en la superficie dental por el consumo de tabaco. Por lo tanto, si eres fumador puedes recuperar el blanco de tu esmalte con este procedimiento.

Sin embargo, en aquellos casos de personas que fuman de forma muy frecuente, la tonalidad obtenida se verá comprometida al poco tiempo de finalizar el tratamiento. El hábito del tabaquismo incide, de esta manera, de forma negativa en la estabilidad de los resultados conseguidos.

El blanqueamiento dental es un tratamiento mínimamente invasivo que tiene una repercusión muy positiva en la estética de nuestra sonrisa.

Si quieres mayor información acerca del mismo, o quieres concertar una cita con nuestros especialistas, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros llamando al 91 768 18 12, o bien a través del formulario de contacto de nuestra página web. ¡Te esperamos!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…