atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Todo lo que necesitas saber del tratamiento de ortodoncia

Apesar de la creencia generalizada, los tratamientos de ortodoncia no están dirigidos exclusivamente a mejorar la estética de nuestra boca: unos dientes bien alineados mejoran también la funcionalidad de los mismos y ayudan a prevenir enfermedades periodontales. Pero, ¿qué es exactamente un tratamiento de ortodoncia?

¿Qué es un tratamiento de ortodoncia?

Denominamos tratamiento de ortodoncia a todos aquellos procesos de corrección de la posición de los dientes para mejorar la estética, la oclusión y la funcionalidad de los mismos.

En principio, cualquier persona que tenga la boca en salud puede someterse a un tratamiento ortodóncico. El grado de severidad de las malposiciones determinará la duración y el coste del mismo, y la elección de un sistema de ortodoncia u otro se hará en función de las prioridades del paciente.

¿A qué edad se puede iniciar un tratamiento de ortodoncia?

Si bien a partir de los 6 años suele producirse la erupción de los molares y el ortodoncista ya es capaz de evaluar la boca del niño, la edad ideal para iniciar un tratamiento de ortodoncia es sobre los 7-8 años.

A esta edad, el niño ya ha experimentado un crecimiento óseo suficiente como para que el odontólogo detecte anomalías en el crecimiento habitual de los dientes o en la posición de los huesos maxilares.

En los casos de niños en edad de crecimiento, se pondrá un tratamiento de ortodoncia interceptiva. En este caso, bien gracias al uso de aparatos fijos o removibles, podremos actuar directamente sobre los huesos maxilares del niño y guiar la correcta erupción de los dientes.

De esta forma, podremos corregir problemas de asimetrías faciales o posiciones anómalas de los huesos maxilares que, en caso de no ser tratados a una edad temprana, sólo podrán ser tratados a través de un tratamiento combinado de ortodoncia y cirugía ortognática a nivel hospitalario.

¿Cómo se inicia un tratamiento de ortodoncia?

Todo tratamiento de ortodoncia empieza con un estudio previo. Es decir: unas pruebas diagnósticas –fotos intraorales y extraorales, radiografías, cefalometrías y modelos- que permiten analizar cada caso y pautar un plan de tratamiento específico ajustado a las necesidades de cada paciente.

Escaner intraoral Invisalign

Con un diagnóstico preciso, el paciente valorará qué tratamiento de ortodoncia es el más adecuado en función de sus prioridades. Existen distintos tratamientos que, si bien obtienen el mismo resultado, priman unos aspectos u otros que resultan determinantes a la hora de tomar la decisión acerca del procedimiento más adecuado para cada caso.

¿Qué tratamientos de ortodoncia hay?

En un inicio, podemos distinguir entre tratamientos de ortodoncia con aparatos fijos y removibles.

¿Qué tipos de aparatos fijos hay?

El sistema de ortodoncia fijo más conocido son los brackets metálicos. Se trata de aditamentos que van cementados sobre la cara visible–o vestibular- del diente. Si bien es la opción más económica, es un sistema muy poco estético, por lo que suele ser elegido por adolescentes y por aquellos adultos cuya prioridad es meramente económica.

Te interesará »  El dentista de Cristiano Ronaldo recibe 6000 euros por consulta

Los brackets de zafiro es un sistema con brackets transparentes, altamente estéticos. Están realizados en microcristales de zafiro, por lo que son muy resistentes y no se tiñen con el paso del tiempo. Si bien su precio es un poco más elevado que el de los brackets metálicos, son mucho más estéticos.

Por otra parte, los brackets Damon –o de autoligado– son brackets que permiten no tener que llevar ligaduras metálicas o elásticos. De esta manera, se reduce la fricción y, por tanto, el tiempo de tratamiento.

Por último, la ortodoncia lingual –Incognito– está basada en brackets que van cementados en la cara interior del diente. Es, por tanto, el sistema más estético que existe.

Brackets metalicos zafiro linguales

Tanto los brackets como los arcos se realizan a medida de la boca de paciente y se fabrican en una alineación de oro que permite que son grosor sea menor y, por lo tanto, su presencia afecte en menor medida a la comodidad del paciente. De igual manera, requiere de un periodo de adaptación de dos a tres semanas.

En este último sistema, y gracias al escaneado intraoral, se puede obtener un set-up digital en 3D que permitirá a las doctoras ver el resultado final de la dentadura del paciente antes de haber finalizado el tratamiento.

La opción alternativa a estos sistemas fijos de ortodoncia es el sistema ortodóncico removible: la ortodoncia invisible.

Invisalign: un tratamiento de ortodoncia removible y altamente estético

La ortodoncia con alineadores invisibles –Invisalign- es un sistema que corrige las malposiciones dentales a partir de juegos de férulas transparentes hechos a medida.

Es un sistema muy estético, pues resulta prácticamente imperceptible, y muy cómodo e higiénico: si bien debemos llevar las férulas en boca durante, al menos, 22 horas al día, podemos retirarlas para comer o lavarnos los dientes.

Cada una de las férulas tiene como objetivo un micromovimiento concreto, y cada juego de las mismas deberá llevarse en boca durante dos semanas para ser cambiado, posteriormente, por el siguiente.

alineadores transparentes

Gracias al Clincheck, tecnología desarrollada por Align Tech, podemos ver el aspecto que tendrá nuestra boca incluso antes de iniciar el tratamiento. Si una vez el paciente ha usado los juegos de férulas pautados en un inicio, el resultado no es el deseado, se podrá pedir, al menos, un refinamiento.

Denominamos “refinamiento” a aquellos juegos de férulas que se piden fuera del tratamiento para que el resultado final resulte óptimo.

Es un método que, con el tiempo, ha demostrado ser tan eficaz como los sistemas de ortodoncia fijos y que, por su alto estetismo, cada vez es más elegido por los pacientes.

¿Qué cuidados específicos requiere la ortodoncia?

Si bien los tratamientos de ortodoncia no deterioran los dientes, los aparatos de ortodoncia fija suponen una mayor dificultad para mantener una correcta higiene dental. Por ello, aquellas personas que se estén sometiendo a un tratamiento de ortodoncia deberán prestar una especial atención a las pautas de higiene recomendadas.

Te interesará »  Si soy una persona adulta, ¿qué tipo de ortodoncia es la más adecuada para mí?

Además de un correcto cepillado tras cada comida, debemos incluir el uso de hilo dental o cepillo interproximal para eliminar aquellos restos que se hayan quedado en los espacios interdentales de difícil acceso.

El irrigador bucal –o waterpik- es un elemento de higiene esencial para aquellas personas que estén mejorando la estética de su boca. Se trata de un sistema que, gracias al agua a presión, elimina los restos de comida que no ha sido capaz de eliminar el cepillado tradicional.

Además, aquellas personas que lleven aparatos fijos deberán evitar ciertos tipos de alimentos tales como los frutos secos o tomar alimentos a mordiscos, como suele ser habitual en el caso de ingerir bocadillos o manzanas.

¿Se puede llevar ortodoncia más de una vez en la vida?

Son muchos los casos de personas que llevan ortodoncia más de una vez a lo largo de su vida. Es, por ello, que se debe otorgar la importancia debida a la fase de retención.

Una vez finalizado el tratamiento de ortodoncia, se colocan dos tipos de retenedores: fijos y removibles.

Los retenedores fijos son finas láminas de alambre colocadas en la parte anterior del diente, completamente imperceptibles, que deben llevarse en boca de manera permanente.

Por el contrario, los retenedores removibles –o Essix- son unas férulas transparentes que en un inicio deberán llevarse en boca todo el día –excepto para comer o lavarse los dientes- para ir reduciendo progresivamente el tiempo que deben permanecer puestas.

Retencion Essix fin de tratamiento

De esta manera, se asegura la estabilidad de resultados y evitamos el movimiento de los dientes a su posición inicial.

¿Qué beneficios tienen los tratamientos de ortodoncia?

Una sonrisa bonita tiene un efecto positivo en la estética de nuestra boca y, por consiguiente, en la seguridad que tenemos en nosotros mismos. Sin embargo, unos dientes bien alienados tienen también beneficios funcionales –mejoran la oclusión y favorecen el desgaste homogéneo de las piezas dentales-.

Además, una sonrisa bonita permite también un mejor acceso al cepillado de todas las piezas dentales. De esta manera, eliminamos de manera más sencilla los restos de comida que originan la placa bacteriana, mejorando la higiene bucodental y reduciendo el riesgo de padecer enfermedades periodontales como la gingivitis o la periodontitis.

Por este motivo, podemos afirmar que corregir las malposiciones dentales contribuye de manera muy positiva en mantener una salud dental favorable.

Si quieres más información acerca de los tratamientos de ortodoncia te recomendamos visitar la siguiente página o, bien, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros.

¿Quieres saber qué tipo de 
ortodoncia es ideal para ti?

Descubre en tan sólo 10 preguntas el sistema de
ortodoncia que mejor se adapta a tu estilo de vida
 
¡Sí, hacer el test!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (7 votos, promedio: 3,71 de 5)
Cargando…
¿Quieres saber qué tipo de ortodoncia es ideal para ti?
Descubre en tan sólo 10 preguntas el sistema de ortodoncia
que mejor se adapta a tu estilo de vida 
No, gracias
close-link

¿Quieres saber qué tipo de 
ortodoncia es ideal para ti?

Descubre en tan sólo 10 preguntas el sistema de
ortodoncia que mejor se adapta a tu estilo de vida
 
¡Sí, hacer el test!