Tratamientos de Odontopediatría para niños

Muchos padres y madres de familia se plantean un montón de preguntas sobre la salud oral de sus hijos, y posibles problemas a los que se pueden enfrentar.

En este contenido, vamos a intentar resolver todas esas dudas que surgen sobre la Odontopediatría.

A continuación, explicaremos en detalle cuáles son los problemas dentales que suelen afectar a los niños y cuáles son los tratamientos que, desde la Odontopediatría, se ponen en práctica.

¿Qué es la Odontopediatría?

La Odontopediatría es una rama de la odontología especializada en dar respuesta a los problemas a los que se enfrenta la salud oral de los bebés y de los niños, es decir, de los miembros más jóvenes de la familia.

Dicha especialidad es tratada por un odontopediatra, es decir, un dentista infantil conocedor de los problemas y tratamientos dentales más frecuentes a los que se enfrentan los peques.

Sin embargo, hay clínicas dentales en las que no hay un odontopediatra en plantilla pero se atienden a adolescentes.

Esto es debido a que los problemas son bastante similares a los que sufre el adulto, salvando alguna pequeña puntualización.

¿Para qué sirve la Odontopediatría?

En primera instancia, la Odontopediatría es una especialidad con gran foco en la detención y prevención de posibles afecciones que pueden llegar a afectar a tu hijo/a.

Por ello, aunque aparentemente no presenten problemas de salud oral, siempre se recomienda la visita al dentista al cumplir el primer año de vida para detectar posibles problemas que ese bebé puede llegar a sufrir de mayor.

A su vez, el objetivo principal de esta rama de la odontología es poner solución a las afecciones más comunes durante los primeros años de vida.

Uno de los objetivos principales de la Odontopediatría es, por tanto, garantizar un estado bucodental saludable de los menores.

Odontopediatría para niños de hasta 12 años
Ampliar imagen
Pacientes de Odontopediatría

Problemas dentales más comunes en niños

El experto en estos temas, el odontopediatra, explora la cavidad oral del menor con el fin de detectar de forma temprana cualquier anomalía para así aplicar un tratamiento individual y personalizado.

A continuación, vamos a detallar los tres problemas principales a los que enfrenta la salud oral durante los primeros años de vida.

Caries

Muchos padres y madres creen que la caries es cosa de adultos. La realidad, es que la caries puede aparecer a cualquier edad a partir del surgimiento de los primeros dientes.

De hecho, los niños son pacientes potenciales debido al abuso de azúcares, por ejemplo, con el consumo de chocolate durante la merienda, las chucherías a la hora del recreo, la bollería industrial durante el desayuno, etc.

En la aparición de la caries infantil pueden intervenir más factores; como la dureza del esmalte, la respuesta del sistema inmunitario a las bacterias o algún agente hereditario.

La caries dental es la enfermedad crónica más frecuente en el mundo, afectando a un 80% de la población global. De éstos, un 10% son niños, lo que supone unos 600 millones de niños en el mundo.

La caries es un proceso infeccioso en el que las bacterias presentes en la boca erosionan el esmalte dental.

Para evitar la destrucción del tejido dentario es muy importante detectar la caries a tiempo.

En el caso de que la caries ya ha aparecido, es fundamental tratarla lo antes posible para evitar otros problemas más graves; como la pulpitis o la formación de abscesos.

Traumatismos dentales

Un problema bastante frecuente en niños son los traumatismos dentales a causa, por ejemplo, de una caída en el parque o el choque de un balón en la boca.

Estos traumas son frecuentes en niños de entre 7 y 11 años, y puede llegar a afectar seriamente a la pieza dental dañada que, incluso, puede perderse si no se pone solución a tiempo.

Las lesiones traumáticas afectan a los tejidos dentarios, periodonto y al hueso alveolar.

También pueden producir alteraciones estéticas, y alteraciones de la función y modificación en la oclusión dentaria.

Niños jugando en el parque
Ampliar imagen
Niños jugando

Desarrollo dental

Otro gran problema al que se enfrentan los niños es al desarrollo de su estructura dentaria. Esto es lo que se conoce como etapas de dentición.

Estos primeros años de vida son clave para detectar posibles anomalías en el desarrollo de los dientes, la estructura dental y también con los problemas de mordida.

Realmente el desarrollo de la oclusión es un proceso largo y complejo que abarca muchos años, desde edad temprana hasta bien entrada la vida adulta.

Sin embargo, es fundamental que el odontopediatra valore la situación actual según la etapa de desarrollo, para diagnosticar si se encuentra dentro de un estado de normalidad o no.

Tanto los problemas de mordida como el desarrollo dental, obligan a los peques a necesitar ortodoncia.

Actúa rápido pero con calma

Si tu hijo/a pierde un diente definitivo debido a un golpe, mételo en leche y acude de urgencia a tu clínica dental.

Los tratamientos de Odontopediatría más habituales

Como hemos visto, los problemas principales a los que se enfrenta la salud oral durante la infancia son las caries, los traumatismos dentales y el desarrollo dental (de las piezas y de la mordida).

A continuación, vamos a exponer qué tratamientos existen para las afecciones más habituales que hemos expuesto anteriormente:

Selladores de surcos y fisuras

Es un tratamiento cuyo fin es rellenar las fisuras que puedan aparecer en la superficie de los dientes.

El objetivo de está intervención es, básicamente, proteger a los niños de las caries. Y, por tanto, prevenirlas.

Pulpectomía

La pulpectomía es un tratamiento cuyo objetivo es la eliminación del tejido pulpar dañado a causa de la afección de una caries que no ha sido tratada a tiempo.

La pulpectomía es lo que, en adultos, se conoce como endodoncia. La diferencia es que a los niños está afecta a un diente de leche y no a un diente permanente.

Este tratamiento también es frecuente en niños que han sufrido un traumatismo dental.

Obturación

La obturación es lo que se conoce comúnmente como empaste dental, un tratamiento que tanto adultos como jóvenes pueden requerir.

Dicha intervención es necesaria cuando la caries no se trata a tiempo y genera ciertas molestias en la cavidad oral del menor.

Tras la obturación, tu hijo ya no tendrá más molestias.

Aplicación de flúor

La aplicación de flúor es uno de los tratamientos de prevención de caries más frecuentes en niños.

El objetivo del mismo es endurecer el esmalte de los diente.

Así tendrán unos dientes más fuertes y sanos, y se reducen sustancialmente las posibilidades de tener caries.

Aparato dental

Durante la infancia es bastante común la necesidad de aparato dental, es decir, de ortodoncia.

El aparato dental durante la infancia suele colocarse con un fin funcional, es decir, para que el niño tenga un correcto desarrollo de los huesos maxilares y de los dientes.

¿El objetivo? Corregir cualquier alteración o anomalía del desarrollo óseo o dental.

En lo que a ortodoncia infantil se refiere hay dos tipos principalmente; interceptiva y fija.

La ortodoncia interceptiva es una ortodoncia removible que consiste en unas placas que se sostienen en la arcada con el objetivo de corregir la mordida cruzada posterior y expandir la arcada.

La ortodoncia fija más común es la ortodoncia con brackets (metálicos, zafiro, porcelana o Incognito), y se requiere para alinear los dientes y corregir los dientes que no están en la posición correcta.

En cualquiera de estos supuestos, es fundamental la elección de un buen odontopediatra, ya que cualquiera de estos tratamientos puede repercutir en el futuro dental del menor.

Consejos para evitar problemas dentales en niños

Vistos los problemas y tratamientos dentales más frecuentes durante la infancia, los expertos en Odontopediatría aconsejan unas pautas y hábitos dentales con los que se pueden evitar, en buena medida, estos problemas.

Para la prevención de la caries y mantener en buen estado la salud oral, los jóvenes deben poner en práctica una buena rutina diaria de higiene.

Si tu hijo aún tiene dientes de leche, también importante mantener en buen estado su salud oral. Unos malos hábitos van a influir en el futuro.

Con una buena higiene, es posible evitar algunas enfermedades y anomalías que afectan al desarrollo dental.

Por ello, en esta etapa de la vida, es necesario el control parental para asegurarnos de que nuestro hijo/a cumple las pautas de cepillado. Debemos controlar tanto la técnica, como la frecuencia y la duración de cada cepillado.

Es fundamental crear una rutina dental divertida (cepillado en familia, con música de fondo, etc) para que el menor disponga de una buena rutina de limpieza.

También es muy importante la utilización de un cepillo dental para niño; con un cabezal pequeño y cerdas suaves.

Además, se recomienda que la higiene se complete con pasta fluorada como medida de prevención de la caries. Según la OMS, reduce la incidencia de caries hasta en un 50%.

Asímismo, también es importante controlar la alimentación con el fin de evitar los excesos de azúcares que puedan dañar los dientes.

Para un correcto desarrollo dental y de la mordida, los especialistas en salud oral infantil ponen foco en el hábito de chuparse el dedo.

El gesto de chuparse el dedo se relaciona con el desarrollo de la mordida cruzada posterior que, en muchas ocasiones, puede ser reversible al dejar de hacerlo.

También provoca problemas en la alineación dental, ya que puede conducir a la elevación excesiva de la bóveda de paladar.

A su vez, el uso de chupete pasado los tres años puede causar problemas con la mordida  y con la orientación de las arcadas de tu hijo.

Con independencia de estos consejos, es muy importante acudir a las revisiones periódicas marcadas con el odontopediatra para asegurar el buen estado de la salud oral del menor.

Alimentos dulces provocan caries
Ampliar imagen
Galletas que contienen azúcar

¿A qué edad hay que empezar a ir al dentista?

En ese sentido, muchos padres y madres se pregunta cuándo deberían llevar por primera vez a su hijo/a al dentista.

La Sociedad Española de Odontopediatría (S.E.O.P.) defiende que la primera visita al dentista debe realizarse al primer año de vida, con el fin de garantizar un correcto desarrollo bucodental.

En esta primera visita al dentista, el odontopediatra revisaría el crecimiento maxilar y de la mandíbula de tu hijo/a. Además, esta visita servirá para descartar la formación de alguna caries.

Superada la primera visita, se recomienda una revisión anual con un fin preventivo.

Los odontopediatras recomiendan dichas revisiones anuales preventivas mínimo hasta los 7 años.

Así el odontopediatra puede revisar cada año el estado de los dientes y de las caries, y así evitar problemas más graves en el futuro y garantizar una salud oral segura y fuerte a tu hijo.

Normalmente es a partir de los 5 años cuando empiezan a tener presencia algunos problemas más visibles.

Esto es porque a los 5 años empiezan a erupcionar los dientes definitivos.

Es entonces cuando las revisiones deben extremarse, incluso cada seis meses.                          

En la primera consulta con los dientes definitivos, el odontopediatra puede analizar posibles alteraciones esqueléticas durante el desarrollo que deben tratarse de forma precoz ya que, cuanto más se espere, el hueso es menos maleable, y puede afectar en la estética facial y funcional del paciente.

¿A niños de qué edad va dirigido?

La Odontopediatría es una especialidad que trata tanto pacientes recién nacidos como pacientes adolescentes.

Por tanto, el dentista infantil no solo es el dentista que te atenderá durante la juventud, también es el que atiende al recién nacido y al adolescente que está a punto de finalizar el instituto.

Cuando la formación dental es más estable (pasados los 18 años), puede ser atendido por cualquier odontólogo según requerimiento (periodoncista, ortodoncista, etc).

Recordarte que, en Ferrus & Bratos también atendemos a los más pequeños de la casa.

Si quieres conocer más detalles sobre la odontología pediátrica o sobre las necesidades dentales que pueden tener tus hijos, no dudes en contactarnos.

Te interesará »  ¿Qué es y cómo se trata la deglución atípica?

¿Qué podemos hacer por ti? 1ª visita gratuita y presupuesto sin compromiso Estamos en Madrid

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

¿No te gustan los formularios? Llámanos al 91 768 18 12

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...
Dr. Pedro Pablo Martínez

Dr. Pedro Pablo Martínez

Especialista en Odontología Conservadora

Pedro Pablo Martínez es licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio. Se especializó a través del Máster en Odontología Integrada de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y del Máster en Endodoncia de la Universidad Alfonso X el Sabio. Combina su actividad profesional con la investigación, ya que es autor de diversos artículos aparecidos en publicaciones científicas como Journal of Dentistry o Journal of Clinical Periodontogy. Si quieres sabes más sobre el doctor Martínez puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Haz una pregunta al dentista

  Acepto la Política de privacidad

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:
¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita