Enfermedad periodontal

Clínica dental / Infecciones

Un absceso dental es una infección localizada causada por la presencia de bacterias patógenas. Es habitual que haya una acumulación de pus en la encía o la pieza y que traiga consigo un dolor muy agudo y punzante.

También conocido como flemón dental, el absceso debe tratarse cuanto antes y no solo por la aflicción que supone, sino por el daño que causa en las estructuras internas del diente.

En este artículo, te explicamos de manera sencilla los signos de que tienes un absceso, el tratamiento indicado para curarlo y formas de aliviar el dolor.

¿Dónde aparece un absceso dental?

Un absceso bucal comienza a generarse en una parte concreta de la cavidad oral, pero a medida que se desarrolla, alcanza otras áreas de la boca. Según dónde esté el proceso infeccioso, distinguimos entre:

  • Absceso periapical, que afecta a la raíz del diente. Es común pensar en una infección de muela, pero lo cierto es que el absceso puede aparecer en cualquier pieza.

  • Absceso periodontal, localizado en la zona colindante de la encía con la raíz dentaria.

Absceso dental

¿Qué síntomas tiene un absceso dental?

Un absceso en la boca tiene un avance muy rápido, así que es habitual sentir varios signos al mismo tiempo. Algunos de los síntomas inequívocos de este tipo de infección son:

  • Dolor muy agudo y persistente en la zona.

  • Aparición de un bulto en la encía o fístula en la zona próxima a la infección que puede o no supurar pus.

  • Sensación de mal sabor de boca, tirando a amargo.

  • Inflamación de encías e incluso en cara, mejillas o ganglios linfáticos.

  • Fiebre

  • Aumento extremo de la sensibilidad dental ante cualquier estímulo

  • Molestias al ejercer cierta presión sobre la pieza dental afectada, especialmente al comer.

Infección en un diente

¿Cuáles son las causas de un absceso dental?

Los motivos principales son el desarrollo de una caries que no se ha tratado a tiempo, la presencia de enfermedades periodontales o haber recibido un fuerte impacto en la boca.

Caries dentales

Las lesiones cariosas son una de las más frecuentes en la población, y aunque se pueden tratar fácilmente mediante un empaste, puede derivar en serias complicaciones si no se aborda a tiempo.

A medida que las bacterias avanzan, destruyen las capas del diente hasta llegar a su estructura interna, afectando al nervio dental o pulpa. Como consecuencia, se produce una infección que da lugar a la pulpitis, localizada en la raíz. Esta es la principal causa de la formación del absceso dentoalveolar o periapical.

Enfermedades periodontales

Por su parte, la piorrea no controlada es la principal causa de los abscesos periodontales, localizados en la encía. En sus estados iniciales (gingivitis) es posible revertir la salud de la cavidad oral, pero una vez empieza a desarrollarse la gingivitis, las bacterias empiezan a avanzar hacia las estructuras internas.

Traumatismo en la boca

Muchas veces un golpe en la boca no deriva en la rotura de un diente. Sin embargo, es probable que las estructuras internas se resientan debido al impacto. En caso de que la pulpa esté dañada, la pieza irá perdiendo su color y es frecuente que venga acompañado de los habituales síntomas del absceso dental.

Un absceso dental o flemón es una infección localizada que implica un fuerte dolor y puede derivar en la pérdida del diente

¿Cuál es el tratamiento para curar un absceso dental?

Con el tratamiento para el absceso pretendemos erradicar la infección, devolviendo la salud al diente y encía, y evitar la caída de la pieza afectada. Para conseguirlo, el tratamiento se compone de varios pasos:

  • Estudio de la raíz dental mediante radiografías, donde el dentista valora el alcance de la infección y analiza el tipo de bacterias presentes en la boca.

  • Prescripción de medicación antibiótica para controlar y reducir la infección, especialmente si se ha extendido a otras áreas de la boca o si el sistema inmunológico del paciente está debilitado.

  • Realización de una endodoncia o tratamiento de conducto, cuyo fin es vaciar la cavidad pulpar para eliminar los tejidos afectados por la infección. Con este paso, es posible salvar el diente y mantenerlo en la boca.

Sin embargo, en caso de daño muy severo, hay que drenar el absceso dental para proceder a la extracción del diente.

¿Cuánto tiempo dura un absceso dental?

Tomando los antibióticos recetados por un especialista, y en función de la gravedad de la infección, el absceso puede durar entre 1 y 5 días. En este tiempo, irán desapareciendo los síntomas asociados. Una vez controlada la infección, la endodoncia se realiza en una sola sesión.

¿Un absceso dental se cura solo?

No, siempre es necesario tratar el absceso con medicación indicada por un dentista y realizar el tratamiento indicado en cada caso. En caso contrario, la infección continuará su avance.

¿Qué antibiótico es bueno para un absceso dental?

Según la información pública del Ministerio de Sanidad, los antibióticos más utilizados para abordar infecciones de esta índole son: betalactámicos, macrólidos, tetraciclinas, metronidazol, clindamicina y fluorquinolonas. Solo tras una visita presencial con un dentista podrás saber qué medicamento es adecuado para tu caso y únicamente debes tomarlo con receta médica.

Nunca tomes medicación por tu cuenta

Los antibióticos deben tomarse bajo prescripción médica y siguiendo las instrucciones del especialista.

¿Se contagia un absceso dental?

El absceso no se contagia a otras personas, puesto que las bacterias ya se han habituado al ecosistema de la boca en la que vive y no podrían sobrevivir fuera de ella.

¿Cuáles son las complicaciones de no tratar un absceso dental?

Es esencial abordar un absceso dental a tiempo, de lo contrario las complicaciones más habituales son:

  • Persistencia del dolor

  • Infección muy extensa, llegando incluso a otras partes de la boca: mandíbula, cuello, ganglios…

  • Deformación de las encías

  • Pérdida de los dientes

  • Daños en otras partes del organismo

Tratamiento de un absceso dental

¿Cómo se puede prevenir un absceso dental?

La mejor forma de evitar las consecuencias de una infección oral es la prevención y puedes lograrlo siguiente estos consejos:

  • Cuida la higiene de tu boca y no te limites al uso del cepillo. Incorpora en tus rutinas de limpieza otros utensilios como el hilo dental, el cepillo interdental o el colutorio.

  • Mantén una dieta equilibrada y mantén una correcta hidratación.

  • Hazte una higiene profesional cada 8 o 10 meses en caso de tener una boca sana. Si has tenido previamente gingivitis o periodontitis, la recomendación es hacer una profilaxis cada 4 o 6 meses.

  • Al menor síntoma, actúa. No dejes pasar tiempo si comienzas a advertir cambios en tus dientes y encías y consulta con tu especialista.

  • Acude a tus revisiones con el especialista para que verifique el buen estado de tus dientes y encías.

¿Es posible aliviar el dolor de un absceso dental?

Existen métodos que puedes poner en práctica en casa para minimizar el dolor de muelas u otras piezas, pero no suponen un tratamiento efectivo contra el absceso dental. Por tanto, son consejos para aminorar las molestias hasta que puedas acudir a la consulta del dentista. Algunas recomendaciones son:

  • Aplica frío sobre la zona afectada utilizando una bolsa de hielo o congelados envuelto en un trapo.

  • Consulta con el especialista si estaría recomendada la ingesta de fármacos antiinflamatorios o analgésicos.

  • Realiza enjuagues bucales de agua con sal.

  • El tabaquismo puede dificultar el proceso de curación del mismo. Reduce, por tanto, el consumo de tabaco en la medida de lo posible.

Ahora ya sabes qué es un absceso dental, los riesgos que suponen para la salud bucal y la forma de tratarlo. Si tienes dolor en un diente y no sabes a qué se debe, no lo dejes pasar más tiempo y pide cita.

 Nuestro equipo de especialistas podrá determinar el motivo de tu dolencia y ponerle remedio a tiempo para que disfrutes de una boca sana. Puedes contactar con nuestros centros de Madrid a través de nuestra página web. ¡Te esperamos!

¿Te fue útil este artículo?
NO
Referencias bibliográficas

En Ferrus & Bratos nos guiamos por unas pautas editoriales que aseguran la veracidad de toda la información que publicamos. Si deseas saber más sobre cómo nos aseguramos de que nuestro contenido esté actualizado y correctamente respaldado, te animamos a leer nuestro compromiso editorial.

¿Qué podemos hacer por ti? Pruebas diágnostiscas y plan de tratamiento integral gratuito

Rellenar el teléfono sin espacios
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

O Llámanos:

Clínica Velázquez
Teléfono clínica Arturo Soria
Clínica Arturo Soria
Teléfono clínica Velázquez

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
Dr. Pedro Pablo Martínez
Dr. Pedro Pablo Martínez
Especialista en Odontología Conservadora

Pedro Pablo Martínez es licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio. Se especializó a través del Máster en Odontología Integrada de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y del Máster en Endodoncia de la Universidad Alfonso X el Sabio. Combina su actividad profesional con la investigación, ya que es autor de diversos artículos aparecidos en publicaciones científicas como Journal of Dentistry o Journal of Clinical Periodontogy. Si quieres sabes más sobre el doctor Martínez puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:

Índice de satisfacción de nuestros pacientes: 9,37/10
Ver encuestas

¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita