atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


¿Cómo evito la aparición del épulis dental? Si ya lo tengo, ¿se puede tratar?

En la mayoría de los casos, el épulis dental es de carácter benigno. Sin embargo, una vez que advertimos su existencia, es necesario que sea revisado por el médico u odontólogo.

Esto se debe a que puede crecer rápidamente y convertirse en un tumor maligno.

¿Qué es el épulis dental?

El épulis dental es un quiste que aparece en la encía o en cualquier otro tejido blando de la boca.

Su apariencia se caracteriza por ser blanda y flácida. Además, puede sangrar y ser doloroso.

El épulis dental es más frecuente en personas mayores de 65 años. En el siguiente apartado detallaremos el porqué.

¿Cuál es la causa del épulis?

En la mayoría de los casos, el épulis aparece como consecuencia de una irritación mecánica continuada en el tiempo.

Esto, más claramente, quiere decir que el quiste se debe al roce de una prótesis dental (dentadura postiza) mal ajustada.

Las dentaduras postizas que están mal ajustadas se mueven e irritan las zonas en las que rozan.

Además, resultan muy incómodas para el paciente que las lleva. Al no encajar completamente, éste siente una especie de “cuerpo extraño” en la boca.

Y, la sensación que tiene la persona con la prótesis, no se asemeja a la que siente con sus dientes naturales.

Dicho todo lo anterior, el motivo por el que el épulis es más frecuente en personas mayores se debe a que muchas de ellas son edéntulas (han perdido sus dientes) y necesitan llevar dentaduras postizas.

Tipos de épulis dental

Una vez detallado qué es el épulis dental y cuál es la causa principal que lo provoca, vamos a explicar los tipos de épulis que existen:

Épulis fisurado

Como ya hemos mencionado, éste es el tipo más común.

El épulis fisurado tiene su origen en la irritación que provocan las dentaduras postizas, también llamadas “de quita y pon”.

Épulis del embarazo

Está provocado por el cambio hormonal propio de la gestación y se produce en el primer trimestre del embarazo.

Generalmente, desaparece espontáneamente tras el parto.

Épulis congénito

El épulis congénito aparece en los recién nacidos. Aunque es posible que desaparezca de manera espontánea, se recomienda extirparlo quirúrgicamente.

Esto se debe a que puede dificultar funciones fundamentales como la respiración y la alimentación.

Te interesará »  Profilaxis dental: ¿cómo se hace una limpieza bucal profesional?

Épulis de células gigantes

Este tipo de épulis aparece en personas jóvenes y se produce debido a complicaciones en la extracción de un diente o a la acumulación de sarro, entre otros motivos.

¿Cuál es el tratamiento contra el épulis?

Tal y como ya hemos avanzado al inicio de este artículo, es necesario acudir al médico o dentista si advertimos la existencia de épulis en la boca.

De esta manera, los profesionales podrán solicitar al paciente que se someta a una biopsia para diagnosticar correctamente la lesión.

En la mayoría de los casos, el tratamiento contra este quiste consiste en extirparlo quirúrgicamente.

Es decir, el único que no se extirpa es el épulis del embarazo, ya que desaparece espontáneamente tras el parto.

Asimismo, como sucede con cualquier problema bucodental, el épulis requiere un trabajo previo de prevención.

Por eso, a continuación, detallaremos cómo evitar la aparición de este quiste.

Acude al dentista
Si de un día para otro adviertes la existencia de un bulto o de una lesión en la boca, acude al odontólogo para descartar que se trate de un problema mayor del que piensas

¿Cómo evitar el épulis?

Dado que en la mayoría de ocasiones el épulis se debe al roce ocasionado por dentaduras postizas, lo principal es eliminar o corregir la causa que lo provoca.

Para ello, es muy importante acudir a las revisiones periódicas pautadas por el dentista.

De esta manera, podrá revisar el estado de la boca y de la dentadura de quita y pon para que, en el caso de que esté desajustada, proceder a su corrección.

Además de esto, podemos ofrecer a los portadores de prótesis removibles una serie de consejos.

Estos no solamente son válidos para evitar que el épulis aparezca, sino que también sirven para conservar en buen estado la dentadura postiza:

  • Mantén una buena higiene bucodental, lo que incluye cepillarse los dientes después de cada comida
  • Lava la dentadura postiza con agua y jabón después de comer (y cada vez que te la quites)
  • Quítate la dentadura de quita y pon para dormir. De esta manera, darás un descanso a tu boca y evitarás la inflamación de encías y las infecciones
  • Sumerge la prótesis en una solución limpiadora todas las noches antes de dormir

Tanto si crees que tienes épulis como cualquier otro bulto en la boca, te aconsejamos acudir al odontólogo para que lleve a cabo una exploración.

Si acudes a nuestra clínica dental, llevaremos a cabo una primera consulta gratuita en la que te examinaremos y determinaremos tanto si es épulis como si es cualquier otro tipo de bulto.

Te interesará »  ¿Cómo cepillarse los dientes correctamente?

Si la lesión no tiene ningún tipo de importancia, podrás quedarte tranquilo. Y, si la tiene, podremos llevar a cabo un tratamiento lo antes posible, para que el problema no adquiera mayor consideración.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…