Cuando hablamos de problemas de oclusión es importante saber que existen diferentes tipos: sobremordida, clase II, clase III…

Además, no en todas las personas se presentan del mismo modo, pues el grado de la maloclusión hará que un caso sea más leve o severa.

Aunque hay ciertos problemas que se dan con más frecuencia que otros en la sociedad, en este artículo queremos hablar sobre la asimetría facial.

En ocasiones, la presencia de un tipo de maloclusión puede hacer que el rostro pierda su armonía y que sea, por ello, asimétrico.

Sin embargo, si el paciente no ha tenido un correcto desarrollo en ambos lados de la cara, se originan problemas de mordida y graves desgastes dentales.

¿Qué es la asimetría facial?

La asimetría facial se identifica cuando las líneas medias y/o las arcadas dentarias se desvían por razones dentarias o esqueléticas.

Independientemente de las causas o el tipo, estaremos ante un caso de asimetría facial cuando la mandíbula o el maxilar no han tenido un desarrollo adecuado en los lados del rostro.

Como resultado, la cara cuenta con una falta de armonía o simetría que afecta a niveles funcionales.

Además, al perjudicar a veces de forma muy notoria a la estructura facial de las personas, en muchas ocasiones merma en gran medida su estética y autoestima.

A la hora de determinar ante qué tipo de maloclusión nos encontramos, el especialista distingue entre tres planos: vertical, transversal y anteroposterior.

Las asimetría mandibular puede producirse en cualquiera de estos tres planos.

Ampliar imagen
Asimetría facial

¿Cómo se clasifican las maloclusiones?

Según dónde se den los problemas de mordida -en cuál de los tres planos que hemos mencionado en el punto anterior- podemos hacer una categorización de las maloclusiones.

Pero antes, vamos a explicarte qué supone tener una oclusión óptima, conocida con el nombre de clase I.

La mordida correcta supone que las piezas de ambas arcadas encajen adecuadamente y que el tamaño de la mandíbula y maxilar sean armónicos.

Identificar la clase I es bastante sencillo: el especialista en ortodoncia se cerciora de que, con la boca cerrada, el canino superior quede situado entre 3 y 4 milímetros por detrás del inferior.

Las maloclusiones en el plano vertical

  • Mordida abierta

    Una persona tiene mordida abierta cuando varios dientes anteriores -normalmente los incisivos y colmillos- superiores e inferiores no contactan entre ellos

    Estos pacientes no son capaces de cerrar la dentadura, por lo que cuentan con un espacio visible entre los dientes.

  • Sobremordida

    La sobremordida se caracteriza porque los dientes de la arcada superior cubren de forma vertical más de un tercio a las piezas inferiores.

La asimetría facial genera problemas de oclusión para el paciente, que no puede morder con normalidad, además de complicaciones estéticas

Las maloclusiones en el plano transversal

  • Mordida cruzada

    También llamada mordida invertida, ocurre cuando las piezas de la arcada superior quedan por dentro de la inferior.

    Es decir, existe una relación inadecuada del encaje dentario y/o de los huesos: maxilar y mandíbula.

  • Mordida en tijera

    En la mordida en tijera, aunque los dientes superiores queden por fuera de las de abajo, el maxilar es mucho más grande que la mandíbula.

    Por ello, las cúspides -superficie- de las piezas dentales no llegan a contactar.

    Se trata de una maloclusión bastante menos frecuente que la mordida cruzada.

Ortodoncia infantil

Durante la edad de crecimiento es posible guiar el correcto desarrollo de los huesos, por lo que es más sencillo solucionar cualquier maloclusión relacionada con la asimetría facial.

Las maloclusiones en el plano anteroposterior

  • Clase II

    Una persona tiene clase II o retrognatia cuando la arcada superior se encuentra más adelantada que la inferior.

    Por tanto, la distancia entre las piezas dentales de arriba y los dientes de abajo es de más de 1 o 2 milímetros.

  • Clase III

    En la clase III o prognatismo la arcada inferior se encuentra adelantada con respecto de la superior por causa esquelética o dentaria, por lo que se produce un resalte invertido.

    En este tipo de mordida, el colmillo inferior se encuentra al menos 3 milímetros por delante del superior.

Tratamientos para corregir la asimetría facial

Lo más recomendable en el caso de que una persona presente algún tipo de maloclusión, sea cual sea, es que se corrija durante la infancia.

Normalmente hasta los 11 o 12 años, depende del niño, el desarrollo óseo del niño aún no ha concluido por completo, por lo que es posible guiar su crecimiento.

De este modo, mediante la ortodoncia interceptiva, el ortodoncista puede planificar un tratamiento enfocado a modificar el tamaño y posición tanto del maxilar como de la mandíbula.

Cuando este proceso se realiza durante la infancia, el tratamiento no solo resulta más sencillo, sino que permite corregir posible asimetría facial sin cirugía.

Estos aparatos dentales se combinan posteriormente con la colocación de ortodoncia fija, generalmente brackets metálicos.

Aun así, si así se solicita, es posible poner en niños otro tipo de aparatología dental más discreta, como los brackets de zafiro.

Ampliar imagen
Tratamiento de la asimetría facial

Asimetría facial en personas adultas

La asimetría facial en adultos tiene una solución más compleja y un tratamiento más largo que requiere de una operación quirúrgica en la mayoría de casos.

Una vez que el desarrollo de los huesos de la cara ya ha terminado, no es posible cambiarlos a través de un sistema de ortodoncia.

Por ello, requiere de la acción de un cirujano maxilofacial que pueda intervenir directamente sobre la estructura ósea del paciente.

Eso sí, esta intervención, que recibe el nombre de cirugía ortognática, siempre debe combinarse con el uso de ortodoncia.

Esto se debe a que, una vez que los huesos son armónicos, es necesario poner las piezas dentales en su lugar para evitar problemas de desalineación y apiñamientos.

Conoce la opinión y experiencia de nuestros pacientes

Un gran número de personas ya ha corregido sus problemas de asimetría facial gracias a Ferrus & Bratos.

La especialidad y atención por parte de nuestro equipo de ortodoncistas marcan la diferencia y, por ello, nuestros pacientes no dudan en recomendarnos.

En la siguiente galería, puedes conocer la opinión de personas que se han puesto en nuestras manos y que ya pueden sonreír como nunca.


Facilidades de pago en Ferrus & Bratos

En la Clínica Dental Ferrus & Bratos ofrecemos a nuestros pacientes unas condiciones de pago muy flexibles y atractivas:

  • Financiación del 100% del tratamiento en hasta 36 meses sin intereses

  • Financiación del 100% del tratamiento en 48 meses con intereses compartidos

  • Aceptamos diferentes métodos de pago: domiciliación bancaria, efectivo, tarjeta…

  • Ofrecemos descuentos en los tratamientos si se realiza un pronto pago

Si quieres obtener más información sobre cómo solucionar la asimetría facial, te recomendamos que nos contactes para recibir una valoración y explicación detallada por parte de nuestro equipo de ortodoncistas.

En tu primera visita, totalmente gratuita, recibirás un diagnóstico completo junto a un presupuesto sin compromiso.

Puedes escribirnos un mensaje a través de nuestro formulario web o llamar al número de teléfono 91 768 18 12.

Te interesará »  Tengo sobremordida: ¿qué problemas genera y cómo puedo corregirla?

¿Qué podemos hacer por ti? 1ª visita gratuita y presupuesto sin compromiso Estamos en Madrid

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

¿No te gustan los formularios? Llámanos al 91 768 18 12

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...
Dra. Patricia Bratos

Dra. Patricia Bratos

Ortodoncista / Fundadora de la Clínica Dental Ferrus & Bratos

Patricia Bratos es fundadora de la Clínica Dental Ferrus & Bratos, donde ejerce de ortodoncista. Es licenciada en Odontología y se especializó a través del Máster en Ortodoncia de la Universidad Complutense de Madrid. Está acreditada para llevar a cabo cualquier tratamiento ortodóncico, como Incognito e Invisalign. En este último, cuenta con los máximos reconocimientos: Invisalign Diamond Provider -por el número de casos tratados en el último año- y Club Advantage Elite -por ser una de los 50 ortodoncistas con más pacientes tratados en Europa, Oriente Medio y África-.Si quieres sabes más sobre la doctora Bratos puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Haz una pregunta al dentista

  Acepto la Política de privacidad

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:
¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita