atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


5 motivos por los que ponerte carillas dentales

¿ Quién no ha soñado alguna vez con tener una sonrisa de película? Una de esas sonrisas en la que los dientes están perfectamente alineados, cuyo esmalte sea más blanco que la nieve, y que incluso cuando sonrías (y guiñes el ojo a la vez) salga un brillo con forma de estrella de tu colmillo.

Por supuesto que todos queremos ser perfectos, y a ser posible sin tener que recurrir a Photoshop. Pero la realidad de las cosas es muy diferente.

La realidad es que todos somos tremendamente imperfectos, y que aunque esas imperfecciones son las que realmente nos hacen únicos, nadie está conforme con ellas.

Y, hablando de la boca y de los dientes, que es lo que nos toca, esas imperfecciones que tanto nos acomplejan pueden pasar por unos dientes desalineados, esmalte amarillento o incluso unas encías antiestéticas. Sin embargo, para la gran mayoría de esos desperfectos existe una única solución: las carillas.

¿Qué son las carillas?

Se trata de láminas de entre 0,3 y 1 milímetro de espesor, que se colocan en la parte exterior del diente cubriendo toda su superficie. Al ser de gran resistencia, gracias al adhesivo especial que se utiliza, el paciente puede llevar una vida completamente normal. Además, este tratamiento estético permite literalmente construir una dentadura siguiendo los deseos del paciente (color del esmalte, tamaño del diente…), siempre bajo la recomendación del especialista, claro.

Pero, ¿cuáles son los problemas estéticos más comunes que resuelven las carillas?

Carillas como respuesta a 5 problemas

Gracias a los avances en el mundo odontológico cada vez podemos recurrir a más soluciones que nos hagan conseguir la sonrisa de Hollywood más deseada. Pero gracias, concretamente, a las carillas, 5 de los más comunes problemas estéticos pueden ser resueltos de manera eficaz para tener la sonrisa perfecta más al alcance que nunca:

1. Dientes rotos:

Aquellas personas que han sufrido una fractura en sus dientes, pueden recuperar la estética de su sonrisa gracias a las carillas. Escogiendo una carilla del mismo tono que el resto de sus dientes y con un mínimo recontorneado, se puede conseguir que la nueva funda estética no se distinga del resto de dientes del paciente.

Antes

Después

2. Tinción del esmalte:

Existen muchas razones por las que el esmalte de los dientes puede amarillear, o por las que pueden aparecer manchas en los dientes:

  • Factores hereditarios: Nuestros genes determinan, en gran medida, cómo se van a desarrollar nuestros dientes y, de la misma manera, qué tonalidad adquieren.
  • Hábitos alimenticios: El consumo de tabaco, vino tinto, té, etc. Pueden hacer que aparezcan manchas o que el esmalte de los dientes amarillee.
  • Factores externos: el consumo de algunos medicamentos como la tetraciclina también pueden favorecer a la tinción de los dientes, que pueden aparecer grises o marrones, perjudicando a la estética de la sonrisa.
Te interesará »  Grillz dientes con oro y joyas

Gracias a las carillas podemos conseguir el tono del esmalte que siempre quisimos (ya sea blanco estilo hollywoodiense o blanco natural) y dejar de acomplejarnos por el color de nuestros dientes.

3. Deseo de tener los dientes blancos de manera permanente:

A pesar de que los tratamientos de blanqueamiento tienen una duración aproximada que puede a los 10 años de duración (dependiendo de los hábitos alimenticios y el consumo de tabaco), hay quien decide que prefiere invertir en unas carillas dentales que le permitirán tener los dientes blancos de manera permanente sin necesidad de trabajar sobre la superficie del mismo.

Antes

Después

4. Malposiciones dentarias:

A pesar de que para corregir la alineación de los dientes es recomendable realizarse un tratamiento de ortodoncia, en ocasiones y en determinadas circunstancias, las carillas pueden ser una solución mucho más rápida y completamente indolora.En este tipo de problemas dentales no siempre se puede recurrir a las carillas, pero en casos como para cubrir espacios interdentales, son una muy buena solución.

5. Formas y tamaños de dientes indeseados:

Cuando la forma de nuestros dientes (demasiado cuadrados, por ejemplo) o su tamaño (generalmente, cuando son demasiado pequeños) nos pueden llegar a acomplejar, podemos optar por las carillas para colocar sobre ellos la funda dental que más se ajuste a la sonrisa de nuestros sueños.

Antes

Después

Queda claro: las carillas pueden ser una gran solución para todos esos defectos estéticos que tanto nos acomplejan; sin embargo, será un especialista el que determine la idoneidad de este tratamiento como solución a ese problema.

Pide cita con el doctor Peláez, doctor certificado en carillas estéticas Lumineers, y descubre lo fácil que es conseguir ¡tu sonrisa de película!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 3,50 de 5)
Cargando…