Carillas de cerámica

Las carillas dentales son el tratamiento más personalizable de todos los que se engloban dentro de la especialidad de Estética Dental.

Gracias a las carillas, es posible modificar el aspecto de los dientes que no sean de nuestro agrado por su tamaño, forma o color.

Permiten, por tanto, llevar a cabo un diseño integral de la sonrisa y además en un tiempo récord: en tan solo 72 horas.

Es por ello un tratamiento con alta demanda y muy rápido si lo comparamos con otros de mayor duración, como la ortodoncia.

Dentro de todas las carillas estéticas, distinguimos dos tipos fundamentales: las de porcelana o cerámica y las de composite.

Aunque las carillas dentales de composite se colocan con mucha frecuencia en las clínicas dentales, en este artículo queremos centrarnos en las de porcelana o cerámica.

Por eso, te vamos a dar todos los detalles acerca de qué son este tipo de carillas dentales, cómo se fabrican y si son mejores que las de composite.

¿Qué son las carillas de porcelana y para qué sirven?

Las carillas de cerámica o porcelana son unas finas láminas fabricadas con el citado material que se colocan en la cara externa del diente y tienen como objetivo mejorar su apariencia.

De esta manera, realizan un rejuvenecimiento dental y sirven para modificar aspectos como la forma, el tamaño, la posición o el color de los dientes de una persona.

En una solución muy eficaz para corregir dientes que están levemente torcidos, pero también otros problemas como las fracturas o piezas que se han desgastado u oscurecido con el paso del tiempo.

Igualmente, las carillas de porcelana consiguen cerrar pequeños espacios interdentales -diastemas-.

Carillas estéticas
Ampliar imagen
Carillas de porcelana

¿En qué dientes se colocan estas carillas?

Debido a su función estética, únicamente se colocan en los dientes que son visibles ante los ojos de los demás.

Por su carácter personalizable, se pueden adherir en una sola pieza dental o en varios -tanto en las superiores como en las inferiores- según los requerimientos de cada persona.

No obstante, cuando hablamos de carillas dentales de porcelana, no es habitual colocarlas en un solo diente.

Esto se debe a la complejidad que supone igualar el tono exacto de las piezas adyacentes, especialmente si hablamos de los incisivos centrales o paletas.

De hecho, lo más frecuente es que el experto en Estética Dental coloque las carillas en cuatro dientes: los incisivos centrales y laterales de la arcada superior.

O, dicho de otro modo, hasta el canino o colmillo, precisamente porque dichas piezas son las más visibles.

Tipos de carillas de porcelana

Existen tres clases principales de carillas estéticas de cerámica, que se distinguen por sus características y usos.

Ultrafinas

Actualmente son las mejores carillas dentales que hay en el mercado y, por consiguiente, las que más colocamos entre los pacientes de Ferrus & Bratos.

Sus ventajas frente al resto se basan en que son más finas y, a la vez, más resistentes que las demás.

  • Gracias a su ínfimo grosor -similar al de una lente de contacto-, pueden colocarse en muchas ocasiones sin necesidad de tallar el diente y consiguen un aspecto muy natural.

  • Por su parte, la resistencia se obtiene debido al material con el que están hechas las carillas: porcelana inyectada.

La confección de las carillas se realiza en el laboratorio dental de forma manual en lugar de industrial, lo que le otorga una mayor durabilidad.

Existen dos marcas principales que comercializan las carillas de porcelana ultrafinas: e.max y Lumineers.

Son estas dos las que utilizamos en nuestra clínica dental, ya que son adecuadas para prácticamente cualquier uso.

Sado que tienen mucho “renombre”, hay pacientes que demandan una de las dos marcas en concreto.

Carillas Lumineers
Ampliar imagen
Carillas ultrafinas

Zirconio

En segundo lugar, encontramos las carillas de zirconio.

A diferencia de las ultrafinas, este tipo solo se emplea en casos concretos: cuando la persona tiene un perno metálico que no se puede retirar.

Este perno es una pieza que ayuda a fijar un diente debilitado y sin el cual podría caerse.

La fabricación de estas carillas se consigue mezclando porcelana con zirconio, por lo que su inconveniente es que resultan demasiado gruesas y opacas.

Sin embargo, en el supuesto que hemos citado resulta la opción más ventajosa para el paciente, pues gracias a ellas el perno de metal no se transparenta ni afecta a la estética.

Pero debido a la pérdida de naturalidad, es preferible no colocar carillas de zirconio si no estamos ante este caso.

Feldespáticas

Las carillas feldespáticas tuvieron una gran demanda hace varios años y eran las más utilizadas por los dentistas.

No obstante, con los avances en la técnica y los acabados cada vez más reales, las ultrafinas han terminado desplazándolas por ser más resistentes y estéticas.

¿Es necesario tallar el diente para colocar la carilla?

Antes hemos avanzado que el tallado de dientes no siempre es necesario, sobre todo en el caso de las carillas de porcelana ultrafinas.

Hay que tener en cuenta que tallar o no el diente depende también de su posición, pero aunque hubiera que reducir su volumen, únicamente es suficiente con un ligero contorneado estético.

Dicho procedimiento consiste en limar levemente la pieza en los casos en los que sea necesario modificar de manera notable aspectos como el color o la posición.

Por lo que acabamos de explicar, si quieres saber si en tu caso específico habría que tallar algún diente, es imprescindible contar con la valoración de un dentista especializado.

Quiero ponerme carillas, pero… ¿duele el proceso?

No, el tratamiento con carillas dentales de porcelana no duele, pero sí hay determinados pasos durante el proceso de colocación que pueden resultar molestos.

Por ejemplo, en caso de que sea preciso realizar un tallado dental, es posible que la persona sienta cierta incomodidad y un dolor leve.

Pero no debes preocuparte, pues el profesional puede recurrir a la anestesia dental en cualquier momento que el paciente la solicite.

Gracias a ella, conseguimos el adormecimiento e insensibilización de la zona a tratar para que la persona no tenga molestia alguna.

De entre todos los tipos de carillas dentales de porcelana, las ultrafinas (e.max y Lumineers) son las que ofrecen mayores ventajas por su naturalidad y resistencia

Así se fabrican las carillas de porcelana

Al contrario que las carillas de composite, que en muchos casos son fabricadas en la propia clínica dental, las cerámicas se realizan en el laboratorio dental.

Cada marca de carillas de porcelana –e.max y Lumineers– sigue su propia técnica de elaboración en el laboratorio, pero ambas cuentan con unos pasos principales.

Es indispensable hacer un análisis estético para realizar el diseño de la sonrisa, teniendo en cuenta los rasgos y mediciones de la cara.

Fotografías de la sonrisa

Gracias a las imágenes, el profesional puede estudiar los parámetros faciales y dentales de cada persona.

Además, permite evaluar el resultado final y apreciar la diferencia entre el “antes y el “después” de haber colocado las carillas de porcelana.

Estudio de sonrisa
Ampliar imagen
Estudio de la sonrisa

Impresiones convencionales

La toma de moldes convencional, a través de una cubeta con alginato, podemos confeccionar los modelos sobre los que posteriormente se fabrican las carillas.

Encerado de diagnóstico

Se realiza el modelado de cada carilla en cera para probárselas al paciente.

Mock up

Se prueban las carillas provisionales para que la persona se haga una idea de cómo van a ser sus dientes definitivos y, si es necesario, realizar ajustes.

Además, estas provisionales sirven para que vaya adaptándose al cambio y sepa si le gusta.

Impresiones finales

Una vez que el paciente ha dado el visto bueno a las carillas tras probarlas, se toman unas nuevas impresiones.

Dado que son finales, se realizan con silicona, que es un material mucho más preciso y produce mucha menos distorsión que el alginato.

Envío de los modelos

Las últimas impresiones tomadas se mandan al laboratorio para que fabrique las carillas definitivas y se las podamos colocar al paciente.

Elige carillas ultrafinas

Por sus ventajas en cuanto a duración y resistencia, las carillas de porcelana e.max y Lumineers pueden durar hasta 15 años.

La colocación de las carillas de porcelana

Una vez que el laboratorio nos ha enviado las carillas definitivas, procedemos a su colocación siguiendo estos pasos:

Prueba de las carillas

En esta visita, el especialista en Estética Dental retira las carillas provisionales y prueba las definitivas al paciente para valorar su encaje.

Se examinan aspectos como el suficiente espacio entre diente y diente para llevar a cabo una buena higiene; si el color, el tamaño, la forma o la posición son los adecuados; si la oclusión es correcta…

En definitiva, el especialista valora aspectos técnicos y estéticos del tratamiento de carillas, además de asegurarse de que el paciente quede conforme con el resultado de su sonrisa.

Cementado

Mientras se prueba las carilla, esta se pega con un material provisional, pero una vez que se han probado y son aptas, se procede a la colocación definitiva de las carillas.

Para ello, se debe realizar la preparación del diente y la carilla con la que se conseguirá la adhesión necesaria para que cada carilla pueda ser cementada una a una sobre el esmalte.

Limpieza de la boca

Cuando ya se ha completado el procedimiento de adhesión, la cita finaliza tras limpiar todos los residuos o cemento que hayan podido quedar en la boca durante la colocación de carillas.

Prueba de carillas virtual
Ampliar imagen
Prueba virtual de las carillas

¿Cuáles son las mejores carillas dentales? Porcelana vs composite

El uso de un material u otro viene determinado por las necesidades y requerimientos de cada paciente.

Aun así, vamos a destacar las ventajas de las carillas estéticas de porcelana:

  • Resultado: no pierden el color ni el brillo con el tiempo, por lo que se mantienen blancas sin que la ingesta de alimentos con alta coloración o el tabaco afecte.

  • Duración: si las cuidamos adecuadamente, estas carillas pueden durar hasta 15 años.

  • Resistencia: la porcelana es un material mucho más duro, por lo que es menos frecuente que se rompa.

  • Adhesión: la cerámica ofrece una mejor unión entre la carilla y el esmalte del diente.

    Por otro lado, las carillas de porcelana presentan igualmente una serie de desventajas:

  • Dificultad de reparación: si una carilla se rompe, se tiene que pedir una nueva al laboratorio.

  • Precio: las carillas de composite siempre son más baratas que las de porcelana.

Dicho esto, se debe resaltar que cada caso es diferente y requiere ser estudiado de manera individualizada antes de determinar cuál el tratamiento más adecuado.

A no ser que el experto diga lo contrario, las carillas de porcelana son las más recomendables.

Es posible que el dentista desaconseje su uso en dos circunstancias muy concretas: cuando se trata de un caso sencillo o si el paciente tiene menos de 18 años y no ha completado su crecimiento.

A pesar de que resultan más caras, las carillas de porcelana ofrece mayores beneficios en términos de resultados estéticos y duración.

De todas formas, si tienes dudas acerca del tratamiento de carillas dentales, te animamos a que nos preguntes para que las puedas resolver.

Esto lo puedes hacer acudiendo a una primera visita en nuestra clínica o, si lo prefieres, enviando una consulta a través de esta misma página.

Te interesará »  Carillas de composite: ¿cómo se hacen y en qué casos se recomiendan?

¿Qué podemos hacer por ti? 1ª visita gratuita y presupuesto sin compromiso Estamos en Madrid

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

¿No te gustan los formularios? Llámanos al 91 768 18 12

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(33 votos, promedio: 4,39 de 5)
Loading...
Dr. Jesús Peláez

Dr. Jesús Peláez

Especialista en Estética Dental / Profesor asociado en la Universidad Complutense de Madrid

Jesús Peláez es doctor en Odontología por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y se especializó a través del Máster en Prótesis Bucofacial y Oclusión de la citada universidad. Combina su actividad profesional con la docencia y la investigación. Es profesor asociado del Departamento de Estomatología I y profesor colaborador del Máster en Prótesis Bucofacial y Oclusión de la UCM. Además, es autor de diversos artículos aparecidos en publicaciones científicas y ponente habitual en conferencias nacionales e internacionales.Si quieres sabes más sobre el doctor Peláez puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Haz una pregunta al dentista

  Acepto la Política de privacidad

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
Preguntas respondidas
  1. Elliam

    Doctor, buenos días. He visitado dentistas en varias ocasiones desde mis 11 años por un tema de endodoncia, recibiendo diversos consejos. Tengo en la actualidad 30 años y aún mantengo 3 dientes de leche: un lateral y 2 caninos. Además, crecieron mis caninos permanentes pero uno creció al lado de mi diente frontal y otro mucho muy atrás. Mi pregunta es: ¿podría hacer un tratamiento para mantener mis dientes de leche y solo mejorar mi canino o debo retirarme los de leche y ponerme fijos?

    1. Dr. Pedro Pablo Martínez
      Dr. Martínez

      Hola, Elliam:

      Muchas gracias por tu pregunta. Si no ha erupcionado el diente lateral que indicas es porque seguramente padezcas agenesia, es decir, el ese diente permanente no se ha desarrollado y por eso no hay ninguno que sustituya al de leche.

      En cuanto a tus caninos, el hecho de mantener tus dientes temporales ha provocado que no estén en la posición correcta, lo que conlleva problemas en la mordida y desgaste dental.

      Por ello, te recomiendo que te pongas en manos de un dentista que pueda extraer tus dientes de leche, colocar el resto de piezas en la posición adecuada y reemplazar el diente que no te ha crecido mediante un implante.

      Ten en cuenta que este diagnóstico puede no ser certero, pues me resulta imposible sin valorar tu caso personalmente. De ahí que te aconseje acudir a una clínica dental donde puedan examinarte como es debido.

      Espero haberte ayudado. Un saludo.

Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:
¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita