Cómo cuidar las carillas dentales

Las carillas dentales, ya sean de composite o de porcelana, son un tratamiento con alta demanda dentro de las consultas de Estética Dental.

Su popularidad se debe a que ofrecen una solución natural, rápida y personalizada para mejorar el aspecto de la sonrisa.

Pero, además, los pacientes valoran mucho otro de sus aspectos esenciales: son muy duraderas.

Aun así, para que podamos conservarlas el mayor tiempo posible, es fundamental que la persona tenga cuidado con ellas para evitar posibles problemas.

No hay que olvidar que, por mucha resistencia que ofrezcan las carillas a día de hoy, no dejan de ser unas finas láminas de porcelana o composite.

Es decir, son una parte adherida a la cara externa del diente, por lo que debemos cuidarlas tanto o más que a nuestras propias piezas naturales.

¿Cuál es el tipo de carilla dental más duradera?

Los cuidados diarios de las carillas son esenciales para asegurar su durabilidad, aunque por las características de los materiales, unas son más resistentes que otras.

Las carillas dentales de composite duran un máximo de 5 años, aproximadamente.

Sin embargo, las de porcelana son más resistentes, llegando a durar alrededor de 10 o 15 años si la persona las mantiene correctamente.

Dentro de este tipo de carillas estéticas de porcelana solemos distinguir entre las dos marcas principales –e.max y Lumineers, teniendo ambas la misma duración.

Cuida tus carillas como dientes naturales

No olvides que las carillas van pegadas a tus piezas, así que cuídalas como si fueran tus propios dientes.

¿Cómo se deben cuidar las carillas dentales?

A pesar de haber indicado los años que duran las carillas, no olvides que solo es posible mantenerlas en buenas condiciones si seguimos una serie de consejos.

Por eso, queremos darte estas indicaciones relacionadas con los siguientes aspectos:

1.  Comidas y bebidas con coloración

Si bien este punto no es importante tenerlo en cuenta en el caso de llevar carillas de porcelana, sí juega un papel fundamental en el supuesto de que sean de composite.

Y es que este material tiende a teñirse con el paso del tiempo y con el consumo de alimentos o bebidas que tienen mucha coloración.

Te interesará »  Carillas de composite: ¿cómo se hacen y en qué casos se recomiendan?

Por ejemplo, nos referimos al café, vino tinto, té, refrescos de cola, chocolate negro, frutos rojos, curry, salsa de soja

Alimentos con alta coloración
Ampliar imagen
Coloración de las carillas dentales

Tener carillas dentales de composite no significa tener que eliminar obligatoriamente estas comidas y bebidas de tu dieta, ni mucho menos.

Sin embargo, con el fin de que conserve todas sus propiedades estéticas, nuestra recomendación es que restrinjas su consumo lo máximo que e sea posible.

Por el contrario, las carillas de porcelana no plantean este tipo de problemas.

Esto se debe a que es un material que no pierde su coloración ni se oscurece, además de conservar sus cualidades estéticas durante muchos años.

2. Tabaco

El hábito de fumar causa manchas en los dientes naturales, por lo que irremediablemente afecta también a las carillas de composite.

Por tanto, si llevas este tipo de carillas dentales, te aconsejamos tener especial cuidado con los cigarrillos y eliminar, o al menos reducir, su consumo.

Tal y como sucedía con los alimentos con fuerte coloración, el tabaco no afecta al tono de las carillas de porcelana, pues dicho material no se tiñe.

A pesar de ello, ten en cuenta que el tabaco es muy perjudicial para el organismo en general y para la salud bucodental en particular.

Si se cuidan correctamente, las carillas dentales  de porcelana pueden durar hasta 15 años y no generarte ningún problema en tu día a día

3. Alimentos muy duros o pegajosos

Es muy importante tener presente este aspecto, independientemente del material con el que estén confeccionadas nuestras carillas.

Cualquier alimento muy duro -o incluso pegajoso– supone un peligro para las carillas estéticas porque corren el riesgo de despegarse o, peor aun, romperse.

Ejemplos de estos alimentos podrían ser determinados frutos secos o snacks (kikos, garbanzos tostados…), turrón duro, zanahoria cruda, cubitos de hielo

Además, presta atención a la forma que tienes de morder bocadillos o manzanas.

Es habitual realizar un movimiento de palanca que pone en riesgo la integridad de tus carillas, así que es preferible partirlos a trozos.

4. Higiene bucodental

Las rutinas de higiene oral sin cruciales para asegurar una salud bucal óptima en todos los sentidos, pues nos permite mantener los dientes sanos durante toda la vida.

En el caso de las carillas dentales, ayudan a preservarlas y a que conserven sus propiedades estéticas durante mucho más tiempo.

Con el fin de tener una adecuada limpieza diaria de tus dientes y encías, te damos una serie de consejos:

  • Cepíllate los dientes después de cada comida.

  • Usa el hilo dental después de cada cepillado o, al menos, en el último del día (antes de dormir).

  • Utiliza un enjuague bucal antes de irte a dormir y tras lavarte los dientes.

  • Acude a tu higienista dental de confianza para que realice una limpieza bucodental profesional como mínimo una vez al año.

Profilaxis dental profesional
Ampliar imagen
Profilaxis dental

5. Morder objetos

Hay personas con pequeñas manías que, aunque parezcan inofensivas, pueden dañar en gran medida las piezas dentales y carillas.

Puede que no sea tu caso, pero uno de estos vicios sería, por ejemplo, mordisquear bolígrafos o las uñas.

6. Usar los dientes como herramienta

Por otra parte, hay veces en las que tendemos a usar nuestros dientes como si fueran herramientas para abrir o romper determinados objetos, como embalajes, cáscaras…

De la misma manera: ten cuidado con estos malos hábitos dentales, ya que te pueden costar que una carilla se despegue o se fracture.

7. Férula de bruxismo

Las personas que padecen bruxismo aprietan su dentadura de manera involuntaria, sobre todo por la noche o en momentos de estrés.

Por eso, siempre es recomendable que estos pacientes usen una férula de descarga para contribuir a la relajación muscular de la cara y evitar la tensión mandibular. 

Además de evitar el dolor y el desgaste de las piezas dentales que contactan entre ellas, la férula de descarga evitará que se rompan las carillas.

8. Protector bucal

Los protectores bucales están indicados en personas que practiquen deportes de contacto como el fútbol, el baloncesto, el rugby, el hockey, el boxeo, el kickboxing o cualquier arte marcial (jiu jitsu, karate, judo, taekwondo…).

Desde Ferrus & Bratos, siempre aconsejamos que se usen estos protectores aunque el paciente no se haya sometido a ningún tratamiento dental.

Pero en el caso de llevar carillas dentales, es una protección muy efectiva para evitar su fractura o caída en los choques accidentales que se producen en este tipo de deportes.

Si tienes dudas sobre qué clase de protector bucal es el más conveniente para ti, puedes consultarlo con tu dentista de confianza.

9. Mantenimientos y revisiones

Aunque las carillas de porcelana no necesitan mantenimientos periódicos, las de composite sí los requieren.

Los mantenimientos consisten en acudir al especialista en Estética Dental para que lleve a cabo un pulido de las carillas.

El objetivo de estas revisiones es que el tratamiento dure el tiempo previamente mencionado: 5 años.

La periodicidad con la que se deben realizar estas visitas a la clínica la marca el dentista en función de cada caso concreto.

Así, una persona que fuma deberá acudir con más regularidad que un paciente que no lo hace.

Una vez que tengas las carillas ya colocadas, es importante que hagas caso a las instrucciones indicadas por el especialista que haya llevado a cabo tu tratamiento.

Acude a todas las citas y revisiones que te paute y sigue todas las indicaciones que te ofrezca relativas al cuidado de las carillas.

Es quien mejor conoce tu caso, así que podrá darte una serie de consejos muy útiles y personalizados.

Revisar las carillas dentales
Ampliar imagen
Revisión de carillas

¿Cuáles son los problemas de las carillas dentales?

Una vez detallados todos los cuidados que debemos tener con las carillas dentales, vamos a hablar de los problemas que conlleva no seguirlos.

Carilla que se despega

En caso de no hacer caso a los cuidados relativos a la alimentación y los malos hábitos como morder objetos o usar los dientes como herramientas, hay un alto riesgo de que la carilla se caiga.

La solución a este problema depende del material con el que se ha confeccionado.

Así, en caso de que sea una carilla de porcelana, será necesario volver a fabricarla en el laboratorio dental.

En cambio, si es de composite, generalmente es posible llevar a cabo la reparación en la propia boca del paciente, sin necesidad de la intervención del laboratorio.

Carilla que se rompe

Al igual que en el supuesto anterior, la carilla dental se puede romper si no seguimos las precauciones mencionadas.

De la misma manera, las fracturas también se producen si tenemos bruxismo, y no nos ponemos la férula de descarga, o si recibimos un golpe fuerte y no llevamos protector bucal.

En caso de rotura, la solución también dependerá del tipo de carilla que llevemos.

Si es de porcelana, tendremos que pedir al laboratorio que la fabrique de nuevo.

En cambio, si es de composite lo más probable es que se pueda reparar en la boca

Optar por una solución u otra dependerá del tiempo que haya pasado desde que se ha producido la rotura y del daño en la carilla.

Carilla que se tiñe o se oscurece

Como ya hemos indicado previamente, las carillas de porcelana -ya sean e.max o Lumineers- no se tiñen ni cambian de color con el paso del tiempo.

Sin embargo, las de composite sí se oscurecen, sobre todo si no se tienen precauciones con la dieta o el consumo de tabaco.

Dicho esto, es necesario aclarar que las carillas dentales no se pueden blanquear, así que si se oscurecen habrá que cambiarlas por otras nuevas cuyo tono sea más claro.

A modo de resumen, podemos decir que las carillas estéticas dentales que colocamos hoy en día presentan gran resistencia.

Pero, a pesar de esto y de que permitan llevar una vida normal, es importante tener en cuenta que hay que cuidarlas como al resto de nuestros dientes o incluso más.

Al fin y al cabo, las carillas son unas finas láminas que van adheridas al diente.

No es necesario cambiar nuestra forma de vida ni restringir completamente el consumo de alimentos o bebidas que nos gustan, pero sí tener siempre presentes los cuidados que te hemos explicado.

Descubre nuestra Guía de Carillas

En esta guía encontrarás contenidos relacionados con el tratamiento de carillas dentales, tanto de porcelana como de composite. Además, te…

¿Qué podemos hacer por ti? 1ª visita gratuita y presupuesto sin compromiso Estamos en Madrid

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

¿No te gustan los formularios? Llámanos al 91 768 18 12

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(38 votos, promedio: 4,42 de 5)
Loading...
Dr. Jesús Peláez

Dr. Jesús Peláez

Especialista en Estética Dental / Profesor asociado en la Universidad Complutense de Madrid

Jesús Peláez es doctor en Odontología por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y se especializó a través del Máster en Prótesis Bucofacial y Oclusión de la citada universidad. Combina su actividad profesional con la docencia y la investigación. Es profesor asociado del Departamento de Estomatología I y profesor colaborador del Máster en Prótesis Bucofacial y Oclusión de la UCM. Además, es autor de diversos artículos aparecidos en publicaciones científicas y ponente habitual en conferencias nacionales e internacionales.Si quieres sabes más sobre el doctor Peláez puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Haz una pregunta al dentista

  Acepto la Política de privacidad

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
Preguntas respondidas
  1. Nelson

    Buenas tardes. Hace 8 días que me puse unas carillas frontales y me duele. ¿Es normal? También tengo los dientes sensibles.

    1. Dr. Pedro Pablo Martínez
      Dr. Martínez

      Hola, Nelson:

      Muchas gracias por tu consulta. ¿Te han tallado los dientes sobre los que han colocado las carillas? De ser así, y al haber reducido su volumen, puede ser normal que tengas una mayor sensibilidad. Esta sensación debería ir a menos con el paso de los días pero, de no ser así, te aconsejo que lo consultes con tu especialista.

      Espero haber sido de ayuda. Un saludo.

Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:
¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita