Cirugía ortognática preguntas

Clínica dental / Cirugía Ortognática

La cirugía ortognática es una operación que permite solucionar problemas de maloclusión de origen dentario que no se han tratado en la infancia.

España fue uno de los países pioneros en Europa en realizar esta intervención y el primero en crear una unidad dedicada a esta especialidad.

A pesar de esto, muchas personas desconocen en qué consisten, a pesar de que pueden necesitar este tratamiento.

Fruto de este desconocimiento, los pacientes que creen necesitarla acuden a nuestra consulta con diferentes inquietudes acerca del tratamiento.

Por este motivo, a continuación vamos a decirte cuáles son las preguntas que nos plantean con más frecuencia.

1. ¿Cuándo se debe realizar la cirugía ortognática?

Existen diferentes tipos de maloclusiones dentales cuyo origen está en una incorrecta relación o desarrollo entre el maxilar y la mandíbula.

Lo aconsejable es solucionar estos problemas en la infancia, cuando las estructuras óseas son moldeables y es posible guiar su crecimiento.

En la adultez, no es posible abordar estos casos sin la cirugía ortognática.

Está indicada en aquellos casos en los que la malformación dentofacial afecta negativamente a la vida del paciente, impidiéndole hacer vida normal.

Y es que en muchos casos, la persona no puede respirar, comer o hablar con normalidad, por lo que se trata de un grave problema no solo estético, sino funcional.

Por tanto, la cirugía puede realizarse por motivos funcionales o estéticos.

Los primeros se refieren, entre otros, a la mejora de la oclusión, de la masticación o de la salud de las piezas dentales.

Los segundos están relacionados con la armonía de los rasgos y la apariencia de la sonrisa.

Diagnóstico de una maloclusión

¿Puede practicarse la cirugía en niños?

No, en ningún caso: es una intervención que únicamente se realiza en personas que ya han concluido su desarrollo.

En caso de detectar problemas de mordida en niños, el tratamiento adecuado es la ortodoncia interceptiva, que evita la cirugía en la adultez.

La cirugía ortognática se lleva a cabo en mujeres mayores de 18 años y en hombres con más de 21 años, ya que su crecimiento finaliza más tarde.

Por su parte, el tratamiento interceptivo que hemos mencionado corrige los mismos problemas que esta operación, pero de forma más sencilla, barata y rápida.

Es por ello que nuestro consejo es siempre detectar cualquier problema de oclusión en niños a partir de los 6 años mediante una visita con el ortodoncista.

2. ¿Cómo sé que tengo una deformidad dentofacial?

Habitualmente, es el propio paciente el que aprecia que su cara no tiene unos rasgos armónicos o nota dificultad en su día a día para hablar o comer.

No obstante, no todas las personas saben que el origen de esta deformidad está en el tamaño y/o posición de los huesos de la cara: maxilar superior y mandíbula.

Para determinar si necesitas cirugía ortognática o si tu maloclusión puede solucionarse solo con ortodoncia, ponte en manos de un especialista de confianza

3. ¿Qué problemas se corrigen con la cirugía?

Las maloclusiones que se solucionan a través de esta operación maxilofacial son:

  • Clase II o retrognatia: la mandíbula se encuentra atrasada respecto al maxilar superior.

  • Clase III o prognatismo: es el caso contrario, pues la mandíbula está adelantada en relación al maxilar.

  • Asimetrías faciales: implica una falta de armonía en la sonrisa debido a que la línea media o las arcadas están desviadas.

  • Mordida abierta: la persona es incapaz de cerrar la boca porque los dientes frontales superiores e inferiores (incisivos y caninos) no contactan entre ellos.

  • Mordida cruzada: al morder, los dientes superiores quedan en el interior de los de abajo.

  • Mordida en tijera: el maxilar es demasiado grande y cubre por completo la mandíbula cuando la persona cierra la boca. 

4. ¿Quién lleva a cabo la operación?

La cirugía ortognática es un proceso muy largo -dura entre 3 y 4 años en total- que no solo implica la operación y que requiere de una planificación muy exacta debido a su complejidad.

Por ello, está supervisada por dos profesionales que trabajan de forma conjunta y coordinada: un ortodoncista y un cirujano maxilofacial.

Este segundo especialista es quien llevará a cabo la operación, mientras que el ortodoncista pautará un tratamiento para antes y después de la misma.

En nuestra clínica contamos con la doctora Cristina Tordera, especialista en planificar tratamientos de ortodoncia combinada con la cirugía ortognática.

Igualmente, contamos con un cirujano maxilofacial de referencia, aunque puedes elegir al profesional que prefieras para realizar la operación.

Especialista en cirugía ortognática

5. ¿Por qué la cirugía ortognática se combina con ortodoncia?

Dado que el desarrollo de los huesos no es adecuado, la erupción de los dientes se verá inevitablemente afectada.

Por tanto hay dos aspectos a solucionar: las estructuras óseas y las piezas dentales.

Con la cirugía ortognática corregimos los defectos de los huesos, llevándolos a la posición y tamaño adecuados.

Una vez que la cara tiene una estructura armónica, es el momento de hacer correcciones en los dientes.

Por tanto, en este punto es fundamental el trabajo de un ortodoncista.

La cirugía consta de diversos pasos:

  • Diagnóstico y planificación: el paciente comienza una ortodoncia de un año de duración aproximadamente.

  • Intervención quirúrgica: llevada a cabo por el cirujano.

  • Postoperatorio: más o menos transcurrido un mes, el paciente comienza a hacer vida totalmente normal.

  • Seguimiento y ortodoncia: se continúa con el tratamiento de ortodoncia dos años más.

6. ¿Cuánto dura la una operación de cirugía ortognática?

Esta intervención maxilofacial tiene una duración de aproximadamente 4 horas.

Sin embargo, el proceso completo tiene una duración de entre 3 o 4 años, pues implica un tratamiento de ortodoncia complejo.

7. ¿Cuál es el precio de la cirugía ortognática?

El precio de la cirugía ortognática varía en función de dos factores fundamentalmente.

  • Número de huesos que requieran intervención: no siempre es necesario modificar el maxilar y la mandíbula, depende del tipo de maloclusión.

  • Grado de movimiento: cuanto más movimiento se necesite, más cara será la operación porque su complejidad aumenta.

Dicho todo esto, es estrictamente necesario que el cirujano maxilofacial valore el caso del paciente antes de avanzar un precio o presupuesto.

8. ¿Cómo es el postoperatorio?

El postoperatorio suele durar aproximadamente un mes, y en los primeros días el paciente experimentará molestias para hacer su vida y acciones rutinarias.

La dieta durante los días siguientes debe ser a base de líquidos o alimentos blandos, pues la persona no podrá comer ni hablar con normalidad.

Para mitigar el dolor, el especialista recetará la ingesta de medicamentos analgésicos que ayudarán al paciente a superar el postoperatorio sin demasiados inconvenientes.

¿Me dejarán cicatrices en la cara?

Las incisiones se realizan en el interior de la boca -son intraorales- por lo que no deja ninguna cicatriz visible en el rostro.

Una vez que el paciente se recupere por completo, no habrá marcas externas que indiquen que ha pasado por esta operación.

Postoperatorio de la cirugía

Cuando me mire al espejo, ¿me reconoceré?

La primera reacción de los pacientes al mirarse al espejo es, habitualmente, de sorpresa.

Y es que no nos damos cuenta de lo característicos que son cada uno de nuestros rasgos hasta que nos sometemos a una operación de este tipo.

Pero, además del cambio que experimenta la cara –en algunos casos más que en otros-, hay que tener en cuenta que la inflamación tarda varios días en desaparecer.

Por tanto, al cambio futuro que supone la intervención, hay que sumarle que durante unos días el paciente se verá con la cara algo deformada.

Y que, por consiguiente, la persona intervenida irá viendo su apariencia definitiva de forma progresiva.

Una vez que ha desaparecido la inflamación y que el paciente se ha acostumbrado a mirarse en el espejo con su nuevo aspecto, la gran mayoría de las personas se acepta y se gusta más que antes.

¿Cuándo podré comer con normalidad?

Por lo general, los pacientes vuelven a comer con normalidad transcurridas cuatro semanas desde la intervención.

Durante las dos primeras semanas, es necesario alimentarse con pajitas y jeringas.

En la tercera semana se recomienda empezar con una dieta blanda (tortilla francesa, pescado, verduras blandas…).

A partir de la cuarta semana, la persona puede ir reincorporando los hábitos y alimentos de la dieta habitual.

Eso sí, siempre será necesario asentar cada fase, es decir, no se podrán recuperar los hábitos habituales si la comida blanda nos sienta mal o provoca dolor.

Date tiempo

Tras la cirugía, es normal que notes tu rostro extraño pero, una vez remita la inflamación, estarás muy a gusto con tu gran cambio.

¿Podré hablar tras la cirugía ortognática?

Tal y como ya hemos señalado en este artículo, inmediatamente después de la cirugía, los pacientes presentan mucha inflamación, por lo que incluso respiran con dificultad.

Por ello, es normal que durante los primeros días sientan molestias y cansancio al hablar.

Sin embargo, según vayan transcurriendo los días, el paciente volverá a hablar con normalidad.

¿Cuándo podré volver a trabajar?

Lo más habitual es que la baja laboral dure dos semanas, aunque este periodo depende de varios factores.

Entre ellos, influye la edad, la evolución del paciente y el tipo de trabajo que desempeñe.

Es decir, si la persona realiza un trabajo muy activo, que requiere hablar mucho o que conlleva cierto riesgo, tardará más en reincorporarse.

¿Cuándo podré volver a hacer deporte?

En el caso de actividades de alto impacto, la vuelta al deporte debe ser progresiva.

Es decir, se debe comenzar con paseos moderados durante las primeras semanas para posteriormente ir aumentando la intensidad de la actividad.

Una vez que no sintamos molestia alguna, será posible alcanzar el ritmo previo a la intervención.

De todas formas, es recomendable que el paciente detalle al cirujano maxilofacial cuál es su actividad para que pueda dar unas pautas o fechas más concretas.

Oclusión normal

9. ¿Hay pacientes contraindicados?

Los riesgos y las contraindicaciones de esta intervención quirúrgica son comunes a los de cualquier otra.

Es decir, la cirugía ortognática está contraindicada en personas con enfermedades sistémicas graves, tensión alta, problemas respiratorios o circulatorios, etc.

Sin embargo, lo adecuado en este caso es valorar el estado de cada paciente en concreto, así como el grado de gravedad de la enfermedad que padezca.

Aunque no sea lo habitual, hemos visto casos de pacientes con enfermedades graves que se han sometido a este tipo de cirugía con éxito.

10. ¿Qué es el protocolo “Surgery First”?

Por lo general, el tratamiento en Europa y en Estados Unidos se realiza de la manera tradicional: ortodoncia + cirugía + ortodoncia.

Sin embargo, en Japón y Corea llevan a cabo una técnica innovadora desarrollada por un ortodoncista llamado Junji Sugawara.

Consiste en practicar la cirugía antes de colocar la ortodoncia, a pesar de que es una técnica más complicada y su aplicación no está extendida.

Aún así, diversos estudios han demostrado que este protocolo consigue un movimiento dentario más rápido, así que el tiempo total del tratamiento se acorta.

Si tienes más dudas o deseas recibir un diagnóstico sobre tu caso, te aconsejamos que te pongas en contacto con nuestra clínica.

Una vez hayas pedido la cita, la doctora Tordera podrá resolver todas tus dudas y explicarte cómo será la planificación de tu tratamiento.

Recuerda que no solo es una cuestión de estética, sino de salud, y que someterte a esta cirugía puede cambiarte la vida por completo.

Te interesará »  Cirugía ortognática: el tratamiento paso a paso

En Ferrus & Bratos nos guiamos por unas pautas editoriales que aseguran la veracidad de toda la información que publicamos. Si deseas saber más sobre cómo nos aseguramos de que nuestro contenido esté actualizado y correctamente respaldado, te animamos a leer nuestro compromiso editorial.

¿Qué podemos hacer por ti? Pruebas diágnostiscas y plan de tratamiento integral gratuito

Rellenar el teléfono sin espacios
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

O Llámanos:

Clínica Velázquez
Clínica Arturo Soria

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(50 votos, promedio: 4,78 de 5)
Dra. Cristina Tordera
Dra. Cristina Tordera
Especialista en ortodoncia

Cristina Tordera es doctora en Odontología por la Universidad Complutense de Madrid, donde también se especializó a través de su Máster Oficial en Ortodoncia. Combina su actividad profesional con la docencia y la investigación. Es profesora colaboradora del citado máster universitario, así como autora de artículos y comunicaciones científicas nacionales e internacionales. Si quieres sabes más sobre la doctora Tordera puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:

Índice de satisfacción de nuestros pacientes: 9,37/10
Ver encuestas

¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita
Podemos ayudarte, llámanos.
Estudio completo y diagnóstico gratis
close-image