atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Cirugía ortognática: ¿Cómo es el postoperatorio y cuándo podré hacer vida normal?

Se calcula que el 10% de la población necesita someterse a cirugía ortognática para corregir las deformidades dentofaciales, más o menos severas, que afectan a la masticación, la respiración y la estética de su cara.

Dicha estimación ha sido realizada por la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial (SECOM), que, a su vez, afirma que muchas de estas personas susceptibles de cirugía no se someten a ella a pesar de que la necesiten.

Esto puede deberse a diferentes factores. Por un lado está el desconocimiento que existe acerca de este tipo de intervención, la cual no es muy conocida entre el público en general.

Por otro lado se encuentra el hecho de no haber acudido nunca a un ortodoncista o a un cirujano maxilofacial, es decir, a los profesionales encargados de los tratamientos de cirugía ortognática.

Y, por último, también juega un papel importante el miedo o temor ante dicho procedimiento quirúrgico, el cual tiene fama de contar con un postoperatorio complicado.

¿Por qué no debemos tener miedo al postoperatorio?

A pesar del alto número de personas que todavía no se somete a la intervención -principalmente por los motivos que acabamos de exponer- estamos en condiciones de afirmar que en los últimos diez años el campo de la cirugía maxilofacial ha evolucionado notablemente.

Esto se debe, entre otros avances, a la planificación digital de la intervención -lo que la ha hecho más predecible-, a las técnicas anestésicas utilizadas o al instrumental de corte óseo usado para corregir los desequilibrios entre el maxilar superior y la mandíbula.

Pero, como es lógico, muchos de los pacientes susceptibles de cirugía que acuden a nuestra consulta son ajenos a los avances mencionados.

Y, por ello, exponen las mismas dudas que se planteaban hace unos años.

Tipos de deformidades en dientes y cara

En lo que respecta al postoperatorio o tiempo de recuperación, algunas de las preguntas más repetidas son: “¿Cuándo volveré a hacer vida normal?”, “¿Me dolerá?” , “¿Qué podré comer después de la operación?” o “¿Cuánto tiempo tendré que estar de baja?”.

El hecho de resolver todas estas cuestiones antes de entrar al quirófano hace que los pacientes encaren la intervención con mayor confianza y menor preocupación.

¿Cómo es el postoperatorio de la cirugía ortognática?

Antes de comenzar a detallar cómo es el postoperatorio, es importante señalar que para que éste sea lo mejor posible es imprescindible una buena planificación previa y una intervención sin complicaciones.

De esta manera, aumentarán las posibilidades de que la recuperación transcurra con normalidad.

Hoy en día, la cirugía es mucho menos invasiva que hace unos años y la convalecencia, por tanto, más corta.

De hecho, la intervención dura en torno a 2 horas o 2 horas y media -antes el tiempo habitual se situaba en unas 4 horas- y el ingreso hospitalario dura de 24 a 48 horas.

Te interesará »  Cirugía ortognática: tratamiento combinado para restablecer la funcionalidad y armonía del rostro

Por tanto, durante las primeras horas que siguen a la intervención, el paciente permanecerá en el hospital y estará atendido por el personal sanitario.

Pero, para cuando la persona se marche a su casa, será necesario que tenga claras las indicaciones facilitadas por el cirujano acerca de los cuidados postoperatorios que debe llevar a cabo.

La interrupción de la rutina habitual dura un mes pero los beneficios de haberse sometido a cirugía ortognática perduran toda la vida

Primera semana

Los primeros días después de la intervención son siempre los más complicados para el paciente, ya que en este periodo es necesario modificar considerablemente la rutina diaria.

Algunos ejemplos de cómo varía la vida normal de la persona operada son:

  • Se experimentan dificultades para comer, por lo que se debe seguir una dieta líquida en la que los alimentos se ingieren a través de pajitas o jeringas (sopas, cremas, batidos…)
  • Es necesario llevar unas bandas elásticas en los huesos maxilares durante todo el día
  • Se debe dormir sentado, ya que al principio se respira con dificultad
  • No se puede hablar con naturalidad

Dos semanas después

A las dos semanas de la operación ya podemos decir que el paciente comienza a experimentar una mejoría.

Es decir, la persona operada puede empezar a llevar una dieta blanda y sólo necesita llevar los elásticos unas horas al día.

Algunos de los alimentos que se pueden comer en esta etapa serían los siguientes: pescado, tortilla francesa, jamón cocido, pan de molde, cremas o purés, arroz blanco, etc.

Además, durante la segunda semana se puede empezar a practicar ejercicio físico moderado.

El requisito para empezar a hacer deporte es que éste no sea de contacto y que no implique una alta probabilidad de sufrir un impacto en la zona intervenida.

Algunos ejemplos de esta actividad física moderada pueden ser salir a correr, pasear o practicar yoga.

Sin embargo, si el deporte es de contacto, conviene esperar alrededor de 3 meses para empezar a practicarlo.

Como, de primeras, esto parece una larga espera, este punto te recomendamos que lo consultes con el cirujano maxilofacial que ha realizado tu intervención.

Cada cirugía maxilofacial, paciente intervenido y deporte practicado son diferentes, por lo que lo más adecuado es hablar con él sobre tu caso concreto y seguir sus indicaciones.

En lo que respecta a la incorporación al trabajo, la baja laboral suele durar dos o tres semanas.

Sin embargo, este periodo depende mucho del tipo de trabajo que desempeñe el paciente.

Es decir, una persona que trabaja en un despacho sentada frente a un ordenador requerirá menos tiempo de baja que un paciente que realiza un trabajo físico, que está expuesto a cierto riesgo (un policía, por ejemplo) o que está de cara al público y necesita hablar constantemente.

Te interesará »  Cirugía ortognática: el tratamiento paso a paso

Un mes después

Como norma general, podemos decir que aunque el tiempo de recuperación varía en función de cada persona, el paciente podrá llevar una vida normal aproximadamente un mes después de la intervención.

Por ejemplo, la dieta blanda debe extenderse hasta un mes o mes y medio después de la intervención.

A partir de los dos meses, la persona podrá volver a su dieta habitual. Es decir, estará en condiciones de incluir la ingesta de carne.

Consulta a tu médico
Como todas las cirugías y pacientes son diferentes, te recomendamos que consultes tus dudas sobre cuidados postoperatorios, alimentación, tiempo de baja o deporte con tu cirujano maxilofacial

¿El postoperatorio es doloroso?

Por todos los detalles que hemos explicado a lo largo de este artículo, parece fácil deducir que el postoperatorio es molesto y doloroso.

Pero, por muy sorprendente que sea y en contra de lo que pueda parecer, los pacientes intervenidos afirman no sentir dolor.

En primer lugar, se debe destacar que la propia intervención no duele, ya que al paciente se le aplica anestesia general.

Una vez concluida la cirugía ortognática -y pasado el efecto de la anestesia- el paciente deberá tomar la medicación Analgesia después de operaciónanalgésica pautada por el cirujano.

Aunque el dolor no sea una nota característica en las personas recién operadas, éstas si que experimentan inflamación y hematomas en el rostro.

Dichas señales en la cara son muy visibles durante los primeros días. Sin embargo, a los 5 -7 días, la hinchazón comienza a remitir.

Dejando a un lado el aspecto sobre el dolor durante el tiempo de recuperación, lo cierto es que no podemos obviar las incomodidades que la intervención genera al paciente durante los primeros días.

Es un hecho que la persona intervenida pasa un mes de su vida en el que no puede hacer una vida completamente normal.

Sin embargo, si pensamos en los beneficios que la operación genera a medio y largo plazo, este periodo no supone tanto tiempo.

Mientras que la interrupción de la rutina diaria dura un mes, los resultados perduran el resto de la vida.

Por un lado, la cirugía ortognática supone una gran mejoría a la hora de realizar funciones básicas como la masticación y la respiración.

Por otro lado, este tipo de intervención tiene un gran impacto en la estética de la cara, ya que proporciona mayor armonía facial a personas que no están contentas con su rostro.

Si tras haber leído el presente artículo tienes más preguntas acerca del postoperatorio de este tipo de cirugía maxilofacial, te animamos a ponerte en contacto con nosotros y consultarnos todas tus dudas.

¿Quieres saber qué tipo de 
ortodoncia es ideal para ti?

Descubre en tan sólo 10 preguntas el sistema de
ortodoncia que mejor se adapta a tu estilo de vida
 
¡Sí, hacer el test!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (37 votos, promedio: 4,54 de 5)
Cargando…

¿Quieres saber qué tipo de 
ortodoncia es ideal para ti?

Descubre en tan sólo 10 preguntas el sistema de
ortodoncia que mejor se adapta a tu estilo de vida
 
¡Sí, hacer el test!