atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Blanqueamiento dental con férulas: ¿cómo se hace?, ¿es efectivo?

Tener unos dientes más blancos es un deseo muy extendido entre nuestros pacientes. Ello se debe a que el cambio de su color original supone una gran mejora en la apariencia de la sonrisa: rejuvenece y otorga un aspecto mucho más saludable.

Para satisfacer estas necesidades, la Odontología Estética pone a disposición de los pacientes un tratamiento muy sencillo y con el que se consiguen mejoras notables en muy poco tiempo: el blanqueamiento dental.

¿Qué es un blanqueamiento dental?

El blanqueamiento es un tratamiento dental que tiene como objetivo aclarar varios tonos el color original de los dientes, de manera que éstos tengan un aspecto más blanco y brillante.

Aunque existen diferentes tipos de blanqueamiento, en este artículo nos vamos a centrar en el que se lleva a cabo únicamente con férulas, que es el que se realiza en la mayoría de clínicas dentales.

Pero, además, vamos a compararlo con otros tipos de blanqueamiento, desgranando sus características, ventajas e inconvenientes.

El blanqueamiento dental láser dura más y ofrece mejores resultados que el que solamente está basado en las férulas nocturnas

¿Cómo hacer el blanqueamiento dental con férulas?

El blanqueamiento dental con férulas es un tratamiento que consiste en administrar unas férulas y jeringas al paciente para que éste aplique sobre las primeras un gel blanqueador y se las coloque en la boca cada noche.

Dichas férulas son transparentes y se fabrican a medida del paciente con unos moldes que se han tomado previamente en la clínica.

Por su parte, lo que se aplica dentro de ellas mediante las jeringas es un gel blanqueador, que contiene unos determinados agentes químicos: peróxido de hidrógeno y peróxido de carbamida.

Aunque el número de horas que se deben llevar dichas férulas es indicado por el dentista que paute el tratamiento, lo habitual es que el paciente las lleve cuatro o cinco horas al día cuando está en su casa  .

Esto suele hacerse por la noche ya que es el momento del día en el que la persona ha vuelto a su casa y es más fácil que esté unas horas sin comer y beber.

Sin embargo, no es necesario ser demasiado estricto con las horas que están colocadas las férulas. Es decir, si el paciente se va a la cama, no tiene que despertarse para quitárselas, ya que el hecho de dormir con ellas no supone un problema.

Por último, este procedimiento dura entre tres y cuatro semanas, aunque, al igual que en el caso del tiempo que se deben llevar las férulas, este aspecto también depende del dentista que lleve a cabo el tratamiento.

Te interesará »  Blanqueamiento dental más efectivo

¿Es efectivo el blanqueamiento dental con férulas?

Aunque en el presente artículo nos estemos centrando en el blanqueamiento dental con férulas, lo cierto es que en nuestra clínica somos partidarios de realizar un blanqueamiento dental combinado.

Este criterio surge después de haber comprobado -y comparado- durante años los resultados de ambos tipos de blanqueamiento.

En definitiva, aunque con las férulas nocturnas se puedan obtener resultados visibles a corto y medio plazo, el blanqueamiento dental combinado ofrece mayores ventajas.

Este último ofrece unos resultados más notables y que se mantienen a largo plazo, es decir, con el paso de los años.

¿Cómo es el blanqueamiento dental combinado?

Como su propio nombre indica, el blanqueamiento dental combinado se caracteriza por unir dos procedimientos: las férulas nocturnas de las que ya hemos hablado y una sesión de lámpara de luz fría.

Esta lámpara sirve para potenciar los resultados conseguidos con el gel blanqueador que usamos con las férulas.

Es decir, este procedimiento combinado se divide de la siguiente manera:

  • 15 días usando las férulas blanqueadoras por la noche
  • Una sesión de lámpara de luz fría
  • 15 días usando de nuevo las férulas nocturnas

Por tanto, el procedimiento tiene una duración total de un mes.

¿Blanqueamiento dental con férulas o láser?

También llamado blanqueamiento dental láser, el procedimiento combinado presenta una serie de ventajas frente al convencional en el que se utilizan únicamente las férulas:

Pros:

Duración

Los resultados se mantienen a largo plazo. Es decir, pueden durar toda la vida si el paciente se somete cada dos años aproximadamente a un mantenimiento, en el que solamente son necesarias las férulas.

Aunque estemos dando un plazo de dos años, este tiempo depende del caso de cada paciente, ya que el esmalte del diente responde de diferente manera en función de cada persona y sus hábitos también son distintos (tabaco, consumo de alimentos con coloración…).

Tonos aclarados

El blanqueamiento dental láser no solamente dura más tiempo, sino que también consigue aclarar más tonos, por lo que podemos conseguir un diente más blanco.

Más completo

El tratamiento combinado que ofrecemos en nuestra clínica ofrece, además de lo ya mencionado, una revisión por parte de un odontólogo especializado y una higiene bucodental profesional de 40-50 minutos de duración.

De esta manera, se eliminan las machas y tinciones previas -más superficiales- para dejar el diente en buen estado. De esta manera, se puede blanquear mejor.

Contras:

Precio

El precio del blanqueamiento combinado es superior. Sin embargo, dura mucho tiempo y los mantenimientos que deben realizarse para mantener los resultados de por vida son más baratos que el tratamiento completo.

Te interesará »  Blanqueamiento dental combinado: ¿en qué consiste?

Esto se debe a que en los mantenimientos solamente se utilizan las férulas -que pueden ser reutilizadas por el paciente– y las jeringas con el gel blanqueador.

Es decir, el mantenimiento permite alargar mucho los resultados del tratamiento por menos dinero.

¿Existe algún blanqueamiento dental casero?

Una vez que hemos detallado los dos tipos de blanqueamientos que existen, es importante dedicar un apartado a lo que nunca debemos hacer para blanquear nuestros dientes.

Si por casero entendemos un tratamiento que no está supervisado por un odontólogo, que es estándar -en lugar de personalizado- y en el que se usan productos que podemos tener “por casa”, no debemos llevarlo a cabo.

En primer lugar, es necesario que el blanqueamiento esté pautado por un dentista. En nuestra clínica, el profesional encargado de planificar los tratamientos es un odontólogo especializado en Estética Dental.

Esto lo hacemos así ya que consideramos imprescindible que éste explore al paciente. De esta manera, evaluará cuál es su estado de salud bucodental inicial y valorará el estado de sus dientes y encías.

Y, además de esto, el odontólogo debe descartar la existencia de problemas o enfermedades que tendrían que ser solventadas antes de iniciar el blanqueamiento (caries, gingivitis, periodontitis…).

Por este motivo, no es buena idea comprar unas férulas blanqueadoras en una farmacia o a través de Internet. Todo lo que allí te vendan serán soluciones estándar que no responden a tus necesidades.

Es decir, ni las férulas se habrán fabricado a medida de tu boca ni la concentración de agentes blanqueadores -peróxido de hidrógeno y peróxido de carbamida- será la adecuada.

Esto sucede porque si el tratamiento blanqueador no es supervisado directamente por un profesional cualificado, la ley exige utilizar unas concentraciones menores. Por tanto, los resultados que se conseguirán también serán mínimos.

Y, en el caso de que hayas hecho una búsqueda en Internet para encontrar remedios caseros que blanqueen los dientes, habrás visto numerosas “fórmulas milagro”.

Sin embargo, te recomendamos que desconfíes de todas ellas. Productos como el bicarbonato, el limón o el agua oxigenada no solamente no blanquearán tus dientes, sino que además pueden dañarlos y afectar a tus encías, ya que son muy abrasivos.

Por tanto, y una vez dicho todo esto, nuestro consejo si quieres blanquear tus dientes es que acudas a una clínica dental.

El blanqueamiento es un procedimiento que debe realizarse de manera personalizada, ya que no todos los pacientes tienen las mismas necesidades ni responden igual a un mismo producto. Por tanto, el tratamiento no solamente puede ser inefectivo, sino también dañino para tu salud.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (15 votos, promedio: 4,47 de 5)
Cargando…