atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Blanqueamiento dental con agua oxigenada: ¿es bueno para mis dientes?

Todos nosotros experimentamos que tanto el paso del tiempo como los hábitos de vida hacen mella en nuestros dientes, que pierden poco a poco su aspecto blanco y brillante para volverse cada vez más amarillos y apagados.

Debido al importante peso que tienen en nuestro aspecto físico, mantener unos dientes blancos es un deseo de muchas personas. Éstas, a su vez, perciben que dicha mejora está a su alcance de manera relativamente fácil.

Esta afirmación es muy cierta, ya que el blanqueamiento dental es un tratamiento relativamente económico, sencillo y rápido.

Sin embargo, el problema es que, además, existe determinada “sabiduría popular” en torno a una serie de remedios caseros para blanquear los dientes.

Un clásico dentro de estos remedios caseros es el agua oxigenada.

Por eso, en el presente artículo vamos a aclarar qué efecto tiene el agua oxigenada a la hora de blanquear los dientes.

¿El agua oxigenada es buena para los dientes?

Existen múltiples teorías acerca de cómo usar el agua oxigenada para aclarar nuestros dientes.

Por ejemplo, muchas de estas teorías recomiendan empapar un algodón o un bastoncillo con agua oxigenada y presionar sobre los dientes, verter unas gotas de este líquido sobre el cepillo o la pasta de dientes, realizar enjuagues periódicos

Sin embargo, llegados a este punto tenemos que decirte que el agua oxigenada es perjudicial para la cavidad oral. Ahora, vayamos por partes.

Por un lado, este remedio casero es ineficaz si lo que pretendemos es aclarar unos dientes oscuros.

Además de esto, resulta agresivo para el esmalte, por lo que su uso puede ocasionar sensibilidad dental.

Por otro lado, el agua oxigenada es especialmente dañina para las mucosas de la boca (encías, lengua, cara interna del labio y de las mejillas…).

Esto se debe a que estos tejidos son especialmente sensibles, por lo que el agua oxigenada tiene un efecto abrasivo en las mucosas y puede ocasionar quemaduras e irritaciones.

Por tanto, la respuesta a la pregunta que encabeza este apartado es tajante: el agua oxigenada no es buena para los dientes.

El agua oxigenada es muy abrasiva para los dientes y las mucosas, ya que provoca daños en el esmalte, quemaduras e irritaciones

¿Existen otros remedios caseros para blanquear los dientes?

Una vez que hemos explicado por qué el agua oxigenada es mala para la boca, vamos a analizar otros recursos que utilizan muchas personas para aclarar el color de su sonrisa.

Te interesará »  Voy a hacerme un blanqueamiento dental, ¿qué efectos secundarios tiene?

Bicarbonato de sodio

Al igual que sucede con el agua oxigenada, el bicarbonato de sodio es otro de los clásicos remedios a los que la sabiduría popular hace referencia.

Podrás escuchar o leer que el bicarbonato se aplica directamente sobre los dientes, que hay que dejarlo reposar unos minutos o espolvorearlo sobre la pasta dental.

Pues bien, lo cierto es que el bicarbonato sódico no tiene ningún efecto blanqueador sobre los dientes.

Sin embargo, al igual que ocurre con el agua oxigenada, es muy abrasivo con las mucosas de la boca.

Por tanto, te recomendamos que nunca recurras al bicarbonato como blanqueador dental.

Pastas dentales blanqueadoras

Las pastas de dientes que aseguran contener agentes blanqueadores tampoco tienen efecto sobre la sonrisa.

Esto se debe a que los agentes blanqueadores están sometidos a regulación y, si la pasta de dientes no se utiliza bajo supervisión profesional, la concentración con la que puede contar es muy baja.

Otros productos blanqueadores de venta en farmacias

Este caso se extiende también a los productos que, si bien no son comprados necesariamente en farmacias, pueden ser adquiridos sin control profesional.

Por tanto, ejemplos de estos productos serían toda clase de férulas o geles blanqueadores que pueden encontrarse tanto en establecimientos físicos como a través de Internet.

Al igual que ocurre con las pastas de dientes, los productos de blanqueamiento de venta libre llevan una concentración de agente blanqueador tan baja que no son efectivos.

Acude a un dentista
Nuestra recomendación es que nunca te sometas a un blanqueamiento, sea del tipo que sea, sin la supervisión de un odontólogo.

¿Cuál es el mejor tratamiento de blanqueamiento que existe?

A la hora de aclarar el color de tus dientes, lo cierto es que solamente podemos recomendarte que acudas a un dentista especializado en Estética Dental para que lleve a cabo un completo tratamiento de blanqueamiento.

Y es que, un blanqueamiento siempre debe pautarse a medida del paciente y ser supervisado por un dentista.

Dentro de los tratamientos que se pautan en las clínicas dentales, podemos distinguir dos tipos fundamentalmente:

Blanqueamiento con férulas

El blanquemiento dental con férulas se planifica en la clínica dental pero se lleva a cabo en casa de manera exclusiva.

Es decir, el dentista lo que hace es entregar al paciente unas férulas y un gel blanqueador así como pautar el tiempo que el paciente tiene que llevar esas férulas en su casa.

Te interesará »  Blanqueamiento dental con luz fría: precios y ventajas

Este tratamiento sí que tiene un efecto blanqueador en los dientes.

Sin embargo, su acción es limitada si la comparamos con la que puede llegar a ofrecer el siguiente procedimiento.

Blanqueamiento combinado: férulas + lámpara de luz fría

El blanqueamiento dental combinado consiste en utilizar tanto las férulas de las que acabamos de hablar como una lámpara de luz fría.

Es decir, el paciente lleva dichas férulas en su casa y, además, se somete a una sesión de lámpara en la clínica dental.

Este es el tratamiento de blanqueamiento que llevamos a cabo en Ferrus & Bratos.

Dicha elección se debe a que es más efectivo, puesto que la lámpara potencia los resultados obtenidos por las férulas, aclarando aún más el color de los dientes.

Por tanto, el blanqueamiento combinado es actualmente el mejor de todos los que existen en el mercado para blanquear los dientes.

Dicho todo lo anterior, si lo que quieres es blanquear tus dientes, acude a un odontólogo especializado en Estética Dental.

De esta manera, podrá pautar el tratamiento a tu medida y supervisarlo.

Y si finalmente te sometes al blanqueamiento, una gran arma para mantener los resultados durante más tiempo es restringir los hábitos que los oscurecen, tales como fumar o consumir determinados alimentos o bebidas (café, té, vino tinto…).

Pero, sobre todo, no des por ciertos todos los remedios naturales que encuentres en Internet o que te digan otras personas que no tienen formación odontológica.

Tal y como hemos explicado, no todos los productos que pueden utilizarse sin la supervisión de un profesional son malos para la boca.

Sin embargo, lo que sí tienen en común todos ellos es que resultan ineficaces.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (13 votos, promedio: 3,77 de 5)
Cargando…