Relación entre mal aliento y encías

La halitosis, comúnmente conocida como mal aliento, es todo aquel olor desagradable que se emite a través de la boca de una persona.

Se trata de un problema relativamente frecuente en nuestra sociedad y son muchos quienes lo padecen.

Aunque puede que no todo el mundo sea consciente de su halitosis, se estima que el 30% de la población adulta en España tiene o ha tenido mal aliento en algún momento de su vida.

Así lo confirman datos divulgados por la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) durante su 43ª Reunión Anual.

El mal aliento se percibe generalmente como un problema de carácter social, aunque realmente tiene una directa conexión con las enfermedades periodontales

Pero, ¿cuál es exactamente el origen de la halitosis y cómo se relaciona con el estado de las encías?

Clasificación del mal aliento según su origen

La halitosis puede estar generada por un cúmulo de bacterias – halitosis genuina-, pero el factor psicológico también tiene un papel importante.

Es posible que una persona no tenga mal olor bucal, pero crea que sí. Hablaremos entonces de pseudohalitosis.

Si, una vez el paciente se ha sometido al tratamiento pertinente para terminar con su patología, continúa la creencia de que tiene mal aliento, estaremos ante un caso de halitofobia.

A continuación, nos centraremos en la halitosis genuina, que puede dividirse en dos:

Halitosis fisiológica o no patológica

En la fisiológica, la persona cuenta con una buena salud bucal, pero tiene bacterias acumuladas en la parte posterior de la lengua.

Nos referimos a un mal aliento temporal, producido por la ingesta de algún alimento, el consumo tabaco o la falta de salivación en general (boca seca o xerostomía).

Por ejemplo, dicha falta de salivación se puede producir al practicar deporte, hablar durante mucho tiempo o después de dormir durante horas.

En estos casos, el mal olor es consecuencia de una situación concreta, ya que no tenemos la suficiente cantidad de saliva que ayude a la limpieza natural de la cavidad oral.

Sin embargo, en cuanto la persona se hidrata, vuelve a tener salivación y desaparece el mal olor.

Tipología de mal aliento
Ampliar imagen
Bacterias en la boca

Halitosis patológica

En el caso del mal aliento patológico, además de existir compuestos que causan mal olor, está presente también alguna enfermedad periodontal, que puede ser tanto gingivitis como periodontitis. 

Por otro lado, la halitosis patológica puede tener también un origen extraoral, aunque en un número de casos inferior a las causas orales.

Así lo confirma un estudio llevado a cabo por profesionales odontólogos, que realizaron un seguimiento en 491 pacientes con halitosis.

Los resultados concluyeron que el 87% de la causa del mal aliento se encontraban en la boca, mientras que solo un 13% involucró motivos relacionados con enfermedades no transmisibles.

¿Qué causa el mal aliento?

Los compuestos volátiles sulfurados son los responsables del olor desagradable en la boda.

Existen diferentes enfermedades que crean estas sustancias, y las más frecuentes son:

  • Caries muy severas. Es posible que los ácidos de la placa bacteriana lleguen al nervio, generando una necrosis pulpar, así como una infección importante que puede ser fuente de mal olor.

  • El tamaño de las papilas gustativas. Aquellas personas cuyas papilas filiformes están muy desarrolladas, tienden a acumular restos de comida, que sirven como alimentos para ciertas bacterias.

  • Enfermedades periodontales. Sin el tratamiento adecuado, las bacterias que se almacenan debajo de las encías pueden provocar la destrucción del hueso, la retracción del tejido periodontal y, en los casos más severos, la pérdida del diente.

Alrededor del 60% de los casos de mal aliento se asocian con algún tipo de patología periodontal

La halitosis y las enfermedades periodontales

Como ya hemos señalado, en el caso de la halitosis patológica el origen está, en la mayoría de ocasiones, del interior de la boca.

De hecho, según un estudio publicado por la SEPA, llamado “Cuida tus encías, evita el mal aliento”, aproximadamente en el 90% de los casos de halitosis genuina, el origen del mal olor está en la cavidad oral.

Para muchas personas que padecen esta afección y son conscientes de ello, se trata de un problema de carácter social que influye de manera muy negativa en su seguridad personal y en la forma que tienen de relacionarse con los demás.

Acumulación de bacterias
Ampliar imagen
Halitosis y encías

Actualmente ya han quedado demostradas las implicaciones que el mal aliento tiene con la salud, en concreto con las enfermedades periodontales.

De acuerdo con el mismo informe, alrededor del 60% de los casos de mal aliento se asocian con algún tipo de patología periodontal (gingivitis en un 30% y periodontitis en otro 30%).

Así pues, es fundamental la acción de los expertos periodoncistas en el tratamiento del mal aliento.

¿Cómo se trata el mal aliento?

El tratamiento de la halitosis patológica oral consiste, fundamentalmente, en acabar con la enfermedad que ha causado el mal aliento.

Aunque hemos recalcado que las enfermedades periodontales son la principal causa de la halitosis, existen otros elementos que la generan.

Por ello, y en función de las causas que hemos mencionado anteriormente, la solución para erradicar el mal aliento varía.

Si tienes halitosis, lo más recomendable es acudir a una clínica dental para que determinen el origen de la enfermedad.

Procedimiento periodontal

Hay diferentes formas de llevar a cabo un tratamiento contra la periodontitis, pero en todos los casos debe ser minuciosa e incluir un seguimiento de la evolución del paciente.

A grandes rasgos, en Ferrus & Bratos, el procedimiento se compone de varias fases:

En primer lugar, se realiza un estudio periodontal para determinar la profundidad de sarro, así como establecer un primer pronóstico en función del grado de la enfermedad.

Después se hace un estudio microbiológico con el que el periodoncista determina qué tipo de bacterias ha colonizado la encía y así recetar el antibiótico más efectivo

En tercer lugar, se realiza el raspado o alisado radicular. En esta fase se elimina el sarro acumulado debajo de las encías mediante el uso de una cureta.

Tratamiento contra periodontitis
Ampliar imagen
Raspado o alisado radicular

Para evitar que el paciente tenga algún tipo de molestia o dolor, se le aplica anestesia localmente.

Es fundamental la reevaluación y seguimiento del paciente para determinar si el tratamiento ha sido efectivo. 

Tratamiento para la necrosis pulpar

Dependiendo del grado de la pulpitis, esta puede ser reversible o irreversible.

En el primer supuesto, hablamos de una leve inflamación del nervio debido a la presencia de cierto estímulo, como una caries.

En este caso, la solución sería realizar una obturación.

Sin embargo, la pulpitis irreversible conlleva un daño muy severo y el tratamiento adecuado es una endodoncia.

Profilaxis dental

Una cuidadosa higiene bucodental es fundamental para eliminar los restos de comida que provocan el mal aliento.

El uso del hilo dental, además de un colutorio, ayuda a limpiar los huecos de la boca a los que no llega el cepillo de dientes.

Para que la higiene sea más exhaustiva, y con la intención de evitar la acumulación de alimentos en la lengua, la mejor solución es utilizar un rascador lingual diariamente.

Higiene lingual
Ampliar imagen
Rascador lingual

Como siempre recordamos, es aconsejable acudir a revisiones periódicas con el odontólogo.

La prevención y detección precoz de las enfermedades bucodentales puede ayudarnos a averiguar cuál es el origen de la halitosis.

Referencias bibliográficas

Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA). (2009) Programa de la 43ª Reunión Anual. (https://www.sepa.es/images/stories/SEPA/CONGRESOS/HISTORICO_REUNIONES/LasPalmas/PROGRAMA%20DEFINITIVO.pdf)

Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA). Cuida tus encías, evita el mal aliento.  (https://www.sepa.es/images/stories/SEPA/ESTAR_al_DIA/HALITOSIS/InformeHalitosis.pdf)

Delanghe G, Bollen C, Desloovere C., (1999). [Halitosis — fuerte ex ore]. 78 (9): 521-4. (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10535071/)

Te interesará »  Diabetes y enfermedades periodontales: una relación bidireccional

¿Qué podemos hacer por ti? 1ª visita gratuita y presupuesto sin compromiso

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

¿No te gustan los formularios? Llámanos al 91 768 18 12

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(10 votos, promedio: 4,60 de 5)
Loading...
Dr. Jorge Ferrús

Dr. Jorge Ferrús

Periodoncista e implantólogo / Fundador de la Clínica Dental Ferrus & Bratos

Jorge Ferrús es fundador de la Clínica Dental Ferrus & Bratos, donde ejerce de periodoncista e implantólogo. Es licenciado en Odontología y se especializó a través del Máster en Periodoncia e Implantes de la Universidad Complutense de Madrid. Combina su actividad profesional con la docencia y la investigación, ya que es profesor colaborador del citado máster y autor de diversos artículos aparecidos en publicaciones científicas como Journal of Clinical Periodontology o Clinical Oral Implants Research.Si quieres sabes más sobre el doctor Ferrús puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Haz una pregunta al dentista

  Acepto la Política de privacidad

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
Preguntas respondidas
  1. Rosa Amalia

    Interesante saber sobre esto

  2. thais

    Qué pasa si pierdes parte del hueso dental?

    1. Dr. Jorge Ferrús
      Dr. Ferrus

      Hola, Thais:

      Muchas gracias por tu pregunta. Una de las consecuencias de la pérdida de hueso es la caída de los dientes ya que, sin el hueso, las piezas dentales pierden su sustento principal y se aflojan.

      Espero haber resuelto tu duda. Un saludo,

Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:
¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita