atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


¿Qué es la erosión dental? Causas y tratamiento

La erosión dental supone el daño del esmalte de los dientes. Sus consecuencias no involucran únicamente al plano estético, si no que también puede influir negativamente en otros factores como, por ejemplo, la sensibilidad dental.

En el presente artículo te contaremos qué motiva la erosión dental, cuál es el tratamiento más idóneo para abordarla y qué factores puedes tener en cuenta para prevenirla.

¿Qué es la erosión dental?

La erosión dental supone uno de los cuatro tipos diferentes de desgastes dentales junto con la atrición, la abrasión y la abfracción.

Hablamos de erosión dental cuando se produce un daño del esmalte dental a causa de ácidos ajenos a los presentes en la placa bacteriana. De esta manera, los especialistas distinguen dos tipos de erosión:

  • Hablaremos de erosión intrínseca cuando su causa está producida por el propio organismo humano. En este caso, por los ácidos gástricos. Es especialmente frecuente en personas que padecen problemas de estómago, trastornos psicológicos o de la alimentación -bulimia, por ejemplo-.
  • Por el contrario, estaremos ante un caso de erosión extrínseca cuando la erosión esté provocada por la ingesta de determinados medicamentos -suplementos de vitamina C masticables o aquellos que contengan ácido clorhídrico- o unos hábitos alimentarios nocivos: una dieta con alto contenido en azúcares, bebidas carbonatadas, zumos de fruta concentrados y otros alimentos que contribuyen a crear de la cavidad oral un medio muy ácido.

Una misma persona puede sufrir, por lo tanto, erosión por causas extrínsecas e intrínsecas al mismo tiempo.

Síntomas de la erosión dental

El esmalte dental es una capa dura que recubre la superficie dental, protegiendo la estructura de los mismos de la acción de agentes patógenos. Su debilitamiento a causa de la erosión supone la exposición de la dentina -de color amarillento-.

Puedes sospechar que tu caso se corresponde con erosión dental cuando observes algunos de los siguientes síntomas:

  • Decoloración de las piezas dentales: el daño del esmalte dental supone una pérdida del blanco de nuestros dientes. Tendremos, entonces, una sonrisa teñida por tonos más amarillentos.
  • Sensibilidad dental: el daño del esmalte dental deja expuesta la dentina, mucho más sensible a los agentes externos. Por este motivo, puedes sufrir un dolor intenso ante el contacto, la ingesta de bebidas y comidas azucaradas o especialmente frías o calientes.
  • Desgaste de las piezas dentales, presentando una forma más redondeada o pequeñas fisuras. Además, los bordes dentales pierden su opacidad y presentan cierta transparencia.

¿Cómo se diagnostica la erosión dental?

En una primera fase, la erosión dental se manifiesta en forma de pequeñas manchas de color blanco y no genera ningún tipo de molestia. Por ello, no resulta de fácil diagnóstico para el odontólogo.

Te interesará »  Sinusitis maxilar: ¿cuáles son sus síntomas y cómo se cura?

Sin embargo, en fases más avanzadas de la patología el daño del esmalte se vuelve irreversible. Las molestias por sensibilidad derivadas de la exposición de la dentina se vuelven más agudas, las manchas de los dientes se oscurecen y las fisuras en la superficie masticatoria de las piezas dentales se hacen más visibles.

¿Qué consecuencias tiene la erosión dental para nuestros dientes?

La erosión dental tiene varias consecuencias para la salud y la estética de nuestros dientes.

En primer lugar, el blanco del esmalte de las personas que la padecen se ve amenazado. Los dientes presentan, entonces, manchas blanquecinas que, con el paso del tiempo, se van oscureciendo.

Este factor puede repercutir negativamente en la autoestima de las personas que sufren esta afección, teniendo problemas a la hora de sonreír en público.

La erosión afecta especialmente a la superficie visible -también conocida como vestibular- los dientes anteriores, especialmente los localizados en la arcada superior. Aquellas piezas que sufren erosión ven cómo el diente pierde su forma convexa, teniendo una superficie vestibular mucho más plana.

En caso de que la erosión afecte a los molares, éstos pierden su anatomía oclusal.

Por último, y como hemos comentado anteriormente, aquellos pacientes que sufren de erosión dental padecen molestias derivadas de la exposición de la dentina que, en función del avance de esta afección, son más o menos agudas.

En estos casos, las personas se ven limitadas a la hora de ingerir depende qué tipo de alimentos -bebidas muy frías o muy calientes, alimentos con alto contenido en azúcar o muy ácidos, etc.-.

Tratamiento de la erosión dental

En primer lugar, para pautar un tratamiento idóneo para la erosión dental el especialista debe discernir la causa que provoca el daño del esmalte.

Una vez determinada, se distinguen tres tipos de tratamientos diferentes en función del grado de avance de la afección.

  • En casos de erosión inicial, bastará con indicar una serie de pautas preventivas que el paciente deberá seguir con rigor. De esta manera, el caso de erosión se frenará y evitaremos consecuencias que revistan una mayor gravedad para la salud de nuestros dientes.
  • Cuando la erosión sea moderada y se haya perdido en una zona localizada del diente todo el esmalte, dejando expuesta la dentina del mismo, bastará con realizar una obturación con composite.
  • En casos de erosión severa en los que se haya perdido esmalte en varias zonas de la misma pieza o en distintas piezas dentales y el paciente acuse molestias más agudas de sensibilidad, se optará por realizar reconstrucciones. En los casos más graves, puede estar indicada la realización de una endodoncia o la colocación de incrustaciones o coronas dentales.

La erosión dental es una afección que tiene una estrecha relación con el estilo de vida de las personas. Los especialistas enumeran una serie de alimentos que favorecen su incidencia.

Te interesará »  ¿Desconfías de los dentistas? 7 claves para reconocer a uno de confianza

¿Qué alimentos favorecen la erosión dental?

Como hemos comentado con anterioridad, la erosión dental está causada por la acción de los ácidos ajenos a la placa bacteriana. De esta manera, podemos afirmar que los siguientes alimentos -con alto contenido en ácidos- favorecen la afección de la erosión dental:

  • Las bebidas carbonatadas, tales como refrescos, y el vino
  • Las frutas demasiado ácidas como los cítricos -naranja, limón, lima- y los jugos de los mismos
  • Bebidas demasiado azucaradas, como por ejemplo los jugos de frutas concentrados
  • Alimentos que posean un alto contenido en azúcar. Debemos recordar que, si bien el azúcar no es un producto ácido como tal, favorece la acidez.

Debemos destacar que, además de llevar una dieta equilibrada en la que se debe evitar una ingesta desmesurada de los mismos, los odontólogos establecen una serie de pautas para evitar la afección de la erosión dental.

¿Cómo se puede prevenir la erosión dental?

  • Una dieta equilibrada es la base, además, de tener unos dientes sanos y estéticos. En caso de que acompañes tus comidas con bebidas carbonatadas, intenta reducir el contacto de las mismas con las piezas dentales. Una práctica recomendada puede ser el uso de pajitas.
  • Si consumes bebidas o alimentos ácidos, recuerda que cepillarte los dientes inmediatamente después de hacerlo supone un perjuicio para la salud de los mismos: estarás incrementando su incidencia sobre la superficie dental. Por ello, espera al menos 10 minutos antes de hacerlo.
  • Mantén unas buenas pautas de higiene dental para eliminar eficazmente todos los restos que se acumulan en nuestros dientes y encías tras cada comida. Para ello, cepíllate los dientes con un cepillo de cerdas suaves o medias -que no dañen tus encías- durante un tiempo estimado en 2 o 3 minutos.
  • Recuerda que no somos capaces de eliminar todos los restos de comida con el cepillado, e incorpora el uso de hilo dental o cepillos interproximales, así como de hilo dental.
  • Opta por pastas dentífricas o colutorios con alto contenido en flúor. Éste protege al esmalte de los dientes de la acción de los ácidos.
  • Visita al especialista de manera rutinaria, de manera que sea capaz de detectar posibles anomalías en la salud y estado de nuestros dientes y encías.
  • Recuerda que la saliva reduce el efecto negativo de los ácidos en nuestros dientes. Por este motivo, bebe abundante agua para evitar la sequedad bucal y segregar unos niveles óptimos de saliva.

La erosión dental afecta tanto a hombres como a mujeres de todas las edades, y tiene consecuencias negativas tanto para la estética como para la funcionalidad de la sonrisa.

Si tienes alguna duda con respecto a la misma y quieres ponerte en contacto con nosotros, te invitamos a hacerlo llamando al 91768 18 12, o bien a través del formulario de contacto de nuestra página web. ¡Te esperamos!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…