atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Voy a llevar Invisalign: ¿me dolerá?

Si has llegado hasta aquí, es muy posible que estés pensando en empezar un tratamiento con Invisalign o que, incluso, lo acabes de comenzar.

En este momento, lo más probable es que sientas muchas dudas acerca del tratamiento: cómo afectará a tu día a día, cuánto tardarás en adaptarte a él, cuándo comenzarás a ver los primeros resultados…

Entre todas estas dudas, una de las preguntas más frecuentes que nos realizan nuestros pacientes es si el tratamiento les va a doler.

¿Invisalign duele?

Si ésta es una de las dudas que tienes ahora mismo, te decimos que no debes preocuparte, ya que podemos decir que Invisalign no duele.

De hecho, de los tratamientos de ortodoncia más utilizados actualmente (brackets metálicos, brackets de zafiro y brackets linguales Incognito), Invisalign es el que menos molestias produce.

Una vez dicho esto, es útil explicar por qué Invisalign es el sistema de ortodoncia menos doloroso.

Lo más habitual es que no se sienta dolor pero sí unas molestias que duran un par de días cada vez que te pones un nuevo juego de alineadores

¿Por qué Invisalign es menos molesto que otros tratamientos?

Para entender por qué Invisalign produce menos molestias que el resto de métodos es necesario entender en qué consiste el tratamiento.

En primer lugar, Invisalign se basa en unas férulas transparentes que son removibles y se cambian cada dos semanas.

Su propia composición hace que no tengan, por tanto, alambres ni brackets que se te puedan clavar o puedan rozar con las encías, los labios o la lengua. Por tanto, no provocan las características llagas o heridas de los brackets.

Por ejemplo, cuando se llevan brackets, es relativamente normal que los elementos metálicos del aparato rocen o que los alambres se suelten y se claven en las encías o en los labios.

Pero, además, cuando se llevan los brackets linguales -colocados en la cara interna del diente- , éstos están en contacto permanente con la lengua, por lo que ésta sufre mucho los roces continuos.

Aunque después de un periodo de adaptación, el paciente se acostumbre a cualquier método, sí es cierto que con los brackets este tiempo es más largo.

En segundo lugar, los alineadores de Invisalign se cambian cada dos semanas y funcionan realizando micromovimientos en los dientes, por lo que éstos se mueven muy ligeramente. Esto da lugar a que las molestias también sean mínimas.

¿Cuántos días duran las molestias con Invisalign?

Dado que las férulas se cambian cada dos semanas y que cada una de ellas es distinta a las anteriores -para adaptarse a la nueva posición de los dientes- es normal sentir una sensación de presión con cada cambio de alineadores.

Te interesará »  Invisalign: ¿puedo conseguir buenos resultados o son mejores los brackets?

Esta sensación de presión con cada férula nueva es normal, dura un par de días aproximadamente y es soportable. Sin embargo, con el paso de los días las molestias desaparecen y apenas te das cuenta de que llevas puestos los alineadores.

De hecho, se podría decir que las molestias iniciales son señal de que los alineadores están funcionando bien, moviendo los dientes gradualmente y ayudando al paciente a conseguir el resultado final deseado.

Sin embargo, en el caso de que las molestias no nos parezcan soportables o que persistan con el paso de los días, recomendamos consultar con el ortodoncista la posibilidad de tomar medicación analgésica.

Además de que no duele, ¿Invisalign tiene más ventajas?

Invisalign es un tratamiento de ortodoncia muy completo que ha tratado a millones de pacientes en todo el mundo. Esto se debe, fundamentalmente, a la comodidad que ofrece a las personas que lo llevan.

Además de que su periodo de adaptación es muy corto y que solamente se notan unas ligeras molestias un par de días cada dos semanas (cuando se cambia el juego de alineadores), las principales ventajas son:

Estético:

Aunque los alineadores no son completamente invisibles, sí son prácticamente imperceptibles. De hecho, mucha gente no notará que los llevas puestos, ni siquiera en las distancias cortas.

Removible:

Éste es uno de los motivos por los que muchos pacientes se deciden por Invisalign en lugar de por otro tratamiento de ortodoncia: se puede quitar.

Esto permite al paciente mucha flexibilidad si tiene que acudir a un acto social sin los alineadores, por ejemplo.

Higiénico:

Dado que las férulas se cambian cada dos semanas, se mantienen en perfecto estado si el paciente las cuida.

Además, como los alineadores deben ser lavados cada vez que se quitan y son retirados para comer y cepillarse los dientes, resultan muy higiénicos.

No hay que evitar ninguna comida:

Dado que Invisalign se retira para comer, el paciente puede comer lo que quiera.

Sin embargo, con brackets no se pueden comer frutos secos muy duros como kikos, bocadillos o manzanas a mordiscos, por ejemplo.

No afecta al habla:

Nada más comenzar el tratamiento, algunas personas sienten que los alineadores les afectan a la hora de hablar.

Sin embargo, esta sensación suele durar un par de días y solamente se produce al iniciar el tratamiento, no con el cambio de férulas.

Como ves, el uso de Invisalign conlleva más ventajas además del hecho de que no duela y no provoque las características llagas o heridas propias de los brackets.

Te interesará »  Invisalign G6: últimos avances en ortodoncia invisible

Es por ello por lo que muchos de los pacientes que acuden a nuestra consulta para someterse a un tratamiento, solamente contemplen llevar Invisalign y descarten el resto de métodos de ortodoncia.

¿Quieres saber qué tipo de 
ortodoncia es ideal para ti?

Descubre en tan sólo 10 preguntas el sistema de
ortodoncia que mejor se adapta a tu estilo de vida
 
¡Sí, hacer el test!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (7 votos, promedio: 4,29 de 5)
Cargando…

¿Quieres saber qué tipo de 
ortodoncia es ideal para ti?

Descubre en tan sólo 10 preguntas el sistema de
ortodoncia que mejor se adapta a tu estilo de vida
 
¡Sí, hacer el test!