Por qué se produce la candidiasis oral

La candidiasis oral es una enfermedad provocada por el hongo candida albicans, un microorganismo naturalmente presente en el cuerpo humano.

Si se desarrolla en exceso y nuestro sistema inmunitario no es capaz de combatirlo, este hongo se manifiesta en forma de candidiasis o candidosis.

Aunque puede aparecer en otras zonas, en este artículo vamos a centrarnos en la candidiasis oral, aquella que se desarrolla en nuestra boca.

¿Qué es la candidiasis oral?

La candidiasis oral -también llamada muguet- es una infección causada por el exceso del hongo candida albicans en la cavidad bucal.

Aparece en la parte blanda de la boca, desde la lengua hasta el interior de las mejillas, pero puede llegar hasta la garganta, el paladar, las amígdalas y a la encía.

Su presencia es fácilmente identificable debido a las características manchas blancas de aspecto cremoso que presenta la persona que padece esta enfermedad.

Aunque la candidiasis oral puede aparecer a cualquier edad, tiene una mayor incidencia en bebés y personas mayores.

Dado que su desarrollo está directamente relacionado con la capacidad del nuestro sistema inmunológico, también afecta a quienes lo tienen reducido debido a la toma de medicamentos o a otras enfermedades.

Candidiasis oral

Los síntomas de la candidiasis en la boca

El principal síntoma de la candidosis bucal son las lesiones blanquecinas que aparecen en la mucosa oral.

Pero también hay otros signos que pueden alertarnos del sobrecrecimiento de este hongo en el interior de nuestra cavidad, como:

  • Formaciones de placas blancas, generalmente en el interior de las mejillas y en la lengua.

  • Enrojecimiento de las mucosas orales y sensación de ardor o inflamación.

  • Sangrado en las lesiones o manchas blancas de la boca.

  • Disminución o pérdida del sentido del gusto.

  • Aparición de boqueras o pequeñas grietas en la comisura de los labios.

  • La variante candidiasis eritematosa es la única que reviste dolor, y suele estar localizada exclusivamente en la lengua o el paladar.

El hongo candida albicans está presente en nuestro organismo y, normalmente, lo combatimos sin darnos cuenta

¿Cuáles son las causas de esta infección?

Tal y como hemos avanzado anteriormente, el hongo candida albicans está presente en nuestro organismo.

Lo que sucede es que, en condiciones normales, el sistema inmunitario está preparado para combatir los ataques de virus, bacterias y hongos.

Sin embargo, hay ocasiones en las que este sistema de protección falla, debido generalmente a enfermedades previas o a un sistema inmunitario deprimido.

En cambio, en bebés o niños, está causado por la normal debilidad de un organismo de corta edad.

Además, existen ciertos factores de riesgos que propician la aparición de la candidiasis oral.

Factores de riesgo

Aunque no siempre implica desarrollar la infección, las personas que tienen ciertas características son más propensas a padecer candidosis.

Sistemas inmunitarios débiles

Esta circunstancia se puede producir en bebés, que por su edad temprana es normal que aún no tengan unas defensas especialmente resistentes.

En los adultos, la inmunodepresión puede deberse a enfermedades sistémicas y a los tratamientos para combatir dichas patologías: cáncer, VIH, etc.

También las personas con órganos trasplantados tienen un mayor riesgo, pues su sistema inmunológico no está tan reforzado.

Consumo de azúcar

La dieta afecta directamente al estado de nuestra salud bucodental, por lo que es importante que esta sea equilibrada.

El abuso de alimentos o bebidas azucaradas no solo aumenta el riesgo de padecer caries dentales, sino que favorece el crecimiento del hongo candida.

Diabetes

La diabetes y la salud bucal tienen una relación bidireccional, especialmente cuando hablamos de enfermedades periodontales.

Si la diabetes no se controla adecuadamente, la saliva contiene una mayor cantidad de azúcar que la recomendada, lo que facilita el desarrollo de la cándida.

Algunas afecciones bucodentales

El uso de prótesis o dentaduras postizas puede reducir la segregación normal de saliva.

Cuando la sequedad bucal es constante, existe un mayor riesgo de desarrollar candidiasis oral.

Mira tu boca

Presta atención a los cambios de textura o color de la mucosa bucal para detectar a tiempo la candidiasis oral.

Tratamiento de la candidiasis oral

Aunque la candidiasis no es una enfermedad grave, sí que causa ciertas molestias en la rutina de la persona que la padece.

Además, conviene mantenerla controlada si es consecuencia de una patología sistémica.

Por eso, si aprecias manchas blancas en la mucosa de tu boca que no se eliminan con el cepillado diario, lo aconsejable es que te pongas en manos de un dentista de confianza.

El profesional podrá tomar una muestra de la lesión para proceder a su examinación y evaluar cuál es su origen.

Es importante indagar si las lesiones solo afectan a la boca o si hay una posible enfermedad de fondo que pueda estar provocando la candidiasis oral.

Para ello, se requieren de pruebas como una biopsia, un examen endoscópico e incluso una exploración física.

Sin duda, el mejor tratamiento para combatir el muguet oral es la prevención y cuidar al máximo tu salud.

Si la prevención no ha sido suficiente, tendrás que acudir a tu médico para que te diagnostique un tratamiento para la candidiasis oral.

Es frecuente que el médico te recete, si es necesario, la ingesta de algún medicamento antifúngico.

En los casos más leves, la infección puede llegar a controlarse simplemente restableciendo el equilibrio de la flora bacteriana de la boca.

Para evitar problemas como este, entre otras cosas, los especialistas en odontología siempre recomiendan visitas periódicas al dentista cada seis meses, como mínimo.

Revisar con frecuencia el estado de tu boca –y en general de tu salud- es clave para disfrutar de una buena salud oral.

Prevención: ¿se puede evitar la candidiasis?

A continuación, te ofrecemos una serie de consejos para tratar de evitar la aparición de la candidiasis oral:

  • Cepíllate los dientes después de cada comida

    Y no solo eso: para asegurar la correcta limpieza diaria es muy conveniente usar otros utensilios de higiene.

    Precisamente porque la candidiasis puede aparecer en la lengua, es recomendable que emplees el raspador lingual una vez al día.

    Además, el uso de un cepillo interproximal, hilo dental o irrigador hará que todos los recovecos de la boca queden bien higienizados.

  • Sigue una dieta baja en azúcar

    Dado que el azúcar estimula el crecimiento del hongo cándida, te aconsejamos que disminuyas el consumo de alimentos muy dulces.

    Incluye en tu dieta alimentos ricos en vitaminas y nutrientes que ayuden a fortalecer tu salud bucodental.

  • Vigila tu dentadura postiza, si la llevas

    Si usas dentadura postiza, retírala de la boca todas las noches antes de dormir y asegúrate de limpiarla bien.

    Si notas cualquier problema de ajuste o irritación, díselo a tu dentista.

  • Mantén controlados tus niveles de azúcar en sangre, si sufres diabetes

    Como sabes, la diabetes tiene muchas implicaciones para la salud, por lo que es recomendable tener controlada la enfermedad.

    Además, tiene una estrecha relación con la sequedad bucal, por lo que ten en cuenta también el siguiente consejo.

  • Trata la sequedad de boca, si la padeces

    La boca seca -o xerostomía- puede tratarse mediante chicles, pastillas, sprays, pastas de dientes o enjuagues bucales específicos que se pueden adquirir fácilmente

Te interesará »  ¿Qué es la pericoronaritis?

¿Qué podemos hacer por ti? 1ª visita gratuita y presupuesto sin compromiso Estamos en Madrid

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

¿No te gustan los formularios? Llámanos al 91 768 18 12

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(7 votos, promedio: 4,29 de 5)
Dr. Pedro Pablo Martínez

Dr. Pedro Pablo Martínez

Especialista en Odontología Conservadora

Pedro Pablo Martínez es licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio. Se especializó a través del Máster en Odontología Integrada de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y del Máster en Endodoncia de la Universidad Alfonso X el Sabio. Combina su actividad profesional con la investigación, ya que es autor de diversos artículos aparecidos en publicaciones científicas como Journal of Dentistry o Journal of Clinical Periodontogy. Si quieres sabes más sobre el doctor Martínez puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Haz una pregunta al dentista

  Acepto la Política de privacidad

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:
¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita