Cirugía endodóntica

Si hablamos de apicectomía y endodoncia, seguramente te resulte más familiar el segundo término. 

El tratamiento de conducto permite eliminar la pulpa dental infectada o, dicho de una forma más común, “matar el nervio”. 

Aunque es un procedimiento que permite salvar los dientes, evitando la extracción, en ocasiones fracasa o resulta insuficiente debido a la gravedad de la infección. 

De darse esta circunstancia, el último recurso para salvar el diente natural es la apicectomía

Si quieres saber en qué consiste y cuándo se realiza, sigue leyendo. 

¿Qué es una apicectomía?

La apicectomía, también conocida como cirugía endodóntica, es una intervención quirúrgica mediante la que se trata un proceso infeccioso en la raíz del diente. 

El hecho de que el proceso se realice en la parte periapical es lo que marca la diferencia con el tratamiento de conducto. 

Así, la endodoncia consiste en la eliminación del paquete vasculonervioso -sin intervenir sobre la raíz dental- cuando la pieza dental tiene pulpitis irreversible

Aunque es frecuente asociar las caries a la infección del nervio, hay otros factores que propician esta afección como los traumatismos o el bruxismo. 

Lo que sí tienen en común la endodoncia y la apicectomía es que son tratamientos propios de la Odontología Conservadora, una especialidad enfocada a preservar el diente en boca. 

Entonces, ¿cuándo se debe realizar esta intervención?

En determinados casos, la infección dental no se detiene a pesar de haber realizado una endodoncia y se enquista alrededor de la raíz de la pieza. 

Estos procesos suponen en muchas ocasiones la aparición de una fístula, un pequeño quiste periapical -o granuloma-, en la misma.

La picectomía elimina la infección
Ampliar imagen
Quiste periapical

Pero si el paciente presenta algunos de estos supuestos, no será posible realizar la intervención y habría que proceder a la extracción del diente:

  • Si la pieza dental ya cuenta con falsos conductos o alguna fractura.

  • En procesos infecciosos agudos que presentan un sangrado abundante.

  • Si se ha visto afectado el hueso de soporte.

  • En caso de que exista un daño extenso de la raíz dental.

  • Si el área en la que ha cursado la infección se sitúa próxima al seno maxilar.

¿Por qué la endodoncia no basta?

La endodoncia es una técnica que se realiza de forma muy asidua en las clínicas dentales, y tiene éxito en más del 90% de los casos. 

No obstante, y aunque se realice correctamente, el tratamiento de conducto puede no ser suficiente para eliminar la infección si se ha extendido demasiado. 

Llegados a este punto es probable que te preguntes por qué, a veces, una endodoncia no resuelve el problema. 

Limpieza de la cámara pulpar
Ampliar imagen
Tratamiento de conducto

La causa principal por la que el tratamiento resulta insuficiente es la presencia de microorganismos que causan una infección, volviéndose resistentes a las medidas de limpieza.

Esta es la conclusión a la que llega un análisis publicado en la revista Medicina Oral, Patología Oral y Cirugía Bucal.

¿En qué casos está contraindicada una apicectomía?

Del mismo modo que hay casos en los que el profesional recomienda la apicectomía, existen factores que contraindican su realización: 

  • Una enfermedad periodontal muy avanzada (piorrea).

  • En caso de que la persona presente problemas de coagulación que puedan revertir en hemorragias no controladas.

  • Si el diente tiene fracturas longitudinales.

Debido a estas restricciones, el profesional odontólogo insiste en la importancia de realizar un diagnóstico preciso de cada caso. 

De esta manera, se realizan radiografías y sondaje con una sonda periodontal -a veces bajo anestesia local- que permitan examinar la pieza afectada y el tejido adyacente a la misma.

Infección periapical
Ampliar imagen
Diagnóstico para una apicectomía

Además, desde la clínica dental se recalca la relevancia de revisar el historial médico del paciente antes de abordar una apicectomía.

Solo estudiando exhaustivamente tanto las diferentes patologías que ha padecido como la medicación recetada para mitigar las molestias de las mismas, se evitará cualquier problema.

Una vez se entiende que este procedimiento quirúrgico es la mejor opción para conservar la pieza dental en boca, responderemos a la siguiente pregunta: ¿cómo se realiza?

El tratamiento paso a paso

Después de que el dentista realice el estudio del paciente, se procede a la intervención

Al igual que sucede con la endodoncia, es un procedimiento que no duele pues el profesional aplica anestesia local.

Así, se insensibiliza la pieza dental afectada y la zona de tejido adyacente a la misma.

El periodoncista realiza una pequeña incisión en la encía, en el área próxima a la infección, para acceder a la masa ósea. 

Es necesaria eliminar cierta cantidad de hueso para que la punta de la raíz, o ápice, quede al descubierto. 

La apicectomía deja a la vista el ápice
Ampliar imagen
Raíz del diente

A continuación, se realiza un corte con el fin de extraer el ápice y drenar los tejidos infectados.

El conducto del diente se sella con un material trióxido agregado (MTA). Este evita la aparición de futuras infecciones y evita cualquier filtración. 

Por último, se sutura la incisión realizada en la encía que, con el tiempo, irá regenerándose hasta volver a su estado de salubridad completa.

En procesos infecciosos en los que la endodoncia no es suficiente o cuando la raíz dental no sea accesible, el dentista optará por una apicectomía

Tasa de éxito y aparatología quirúrgica para la intervención

La apicectomía es un procedimiento sencillo, con una duración de entre 60 y 90 minutos. 

En determinados casos, para su realización, está indicado el uso de un microscopio quirúrgico que permita examinar con con efectividad los conductos de la pieza.

Este aparato aumenta la visión humana 250 veces y mejora notablemente el tiempo de recuperación del paciente. 

El dentista tiene, además, mucha más precisión a la hora de realizar el procedimiento que utilizando únicamente su vista. 

Clínica dental
Ampliar imagen
Odontóloga en la clínica

El índice de éxito de la apicectomía es muy elevado, en gran medida gracias a esta innovación de los equipos quirúrgicos. 

De hecho, un informe publicado en la Revista de Investigación Dental, Clínicas Dentales, Prospectos Dentales indica que las tasas de éxito de este procedimiento han aumentado a casi el 92%.

Un segundo estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Berna, Suiza, analizó durante 10 años la evolución de 119 dientes tratados con apicectomía. 

Tras finalizar la observación, los resultados mostraron que más del 86% de las piezas se trataron de forma eficaz.

Únicamente en contados casos en los que la raíz tiene una grieta o fractura es posible que el tratamiento fracase. 

Entonces, es obligada la extracción dentaria.

Posoperatorio: ¿existen complicaciones?

Como hemos adelantado previamente, la apicectomía no duele y, al ser una cirugía mínimamente invasiva, no genera graves molestias al paciente. 

Eso sí, la persona debe seguir las instrucciones de su dentista para no tener ninguna complicación en los días posteriores al procedimiento.

En las horas siguientes a la intervención es habitual sentir una ligera inflamación en la zona.

Con el objetivo de reducir la hinchazón, es frecuente que el odontólogo recete analgésicos o antiinflamatorios, así como de antibióticos para evitar posibles infecciones.

Las suturas pasarán desapercibidas transcurridas 2 semanas desde la intervención, y los tejidos se regenerarán transcurridos 6 meses, aproximadamente.

Decántate por los tratamientos de Odontología Conservadora

De no realizar la apicectomía, es posible que se pierda la pieza y haya que sustituirla mediante un plante dental.

Profesional realizando apicectomía
Ampliar imagen
Implantólogo dental

Cuidados bucodentales tras el tratamiento

Para garantizar el éxito del tratamiento, los especialistas establecen una serie de cuidados que pueden ayudar a una buena recuperación tras el procedimiento quirúrgico.

  • Durante las horas siguientes a la intervención, aplica frío de forma intermitente en la zona afectada para aliviar la inflamación.

  • Sigue una dieta blanda y a base de alimentos fríos durante las 24 horas posteriores a la cirugía, sin masticar con el diente afectado y los adyacentes. 

  • Evita, en la medida de lo posible, fumar en las horas siguientes a la intervención. Además, debes recordar que la ingesta de alcohol dificulta la cicatrización de la herida.

  • No realices actividades deportivas o que supongan un esfuerzo físico, e intenta reposar en las horas siguientes a la operación.

  • Recuerda la importancia de mantener la cabeza ligeramente levantada, por ejemplo, usando almohadas a la hora de descansar.

  • Durante los primeros días, evita cepillarte la zona afectada e incluye -tras consultarlo con tu dentista- en tus rutinas de higiene un enjuague bucal antiséptico.

  • Toma la medicación indicada por el especialista para asegurar una correcta cicatrización.

Si bien en la actualidad el campo de la implantología dental ha avanzado con creces, se trata de procesos más complejos y costosos que los tratamientos de conservadora. 

La apicectomía permite preservar un diente en boca que, de otro modo, debería ser extraído. 

Referencias bibliográficas

Prada I., Micó-Muñoz P., Giner-Lluesma T., Micó-Martínez P., Collado-Castellano N., Manzano-Saiz A. (2019). Influence of microbiology on endodontic failure. Literature review. Medicina Oral, Patología Oral y Cirugía Bucal. mayo; 24 (3): e364 – e372. (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6530959/).

Torul D., Kurt S., Kamberoglu K., (2018). Apical surgery failures: Extraction or re-surgery? Report of five cases. Revista de Investigación Dental, Clínicas Dentales, Prospectos Dentales. 2018; 12 (2): 116-119. doi: 10.15171. (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6076882/).

Von Arx T., Jensen S.S., Janner S.F.M., Hänni S., Bornstein M.M. (2019). A 10-year Follow-up Study of 119 Teeth Treated with Apical Surgery and Root-end Filling with Mineral Trioxide Aggregate. Journal od Endodontics. Apr;45(4):394-401. (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30827766).

Te interesará »  Cirugía de alargamiento coronario: ¿en qué casos se hace?

¿Qué podemos hacer por ti? 1ª visita gratuita y presupuesto sin compromiso

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

¿No te gustan los formularios? Llámanos al 91 768 18 12

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(13 votos, promedio: 4,31 de 5)
Loading...
Dr. Jorge Ferrús

Dr. Jorge Ferrús

Periodoncista e implantólogo / Fundador de la Clínica Dental Ferrus & Bratos

Jorge Ferrús es fundador de la Clínica Dental Ferrus & Bratos, donde ejerce de periodoncista e implantólogo. Es licenciado en Odontología y se especializó a través del Máster en Periodoncia e Implantes de la Universidad Complutense de Madrid. Combina su actividad profesional con la docencia y la investigación, ya que es profesor colaborador del citado máster y autor de diversos artículos aparecidos en publicaciones científicas como Journal of Clinical Periodontology o Clinical Oral Implants Research.Si quieres sabes más sobre el doctor Ferrús puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Haz una pregunta al dentista

  Acepto la Política de privacidad

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
Preguntas respondidas
  1. Genoveva

    Hace un mes me hicieron una apiceptomía en el tercer molar izquierdo superior. El dolor es de un 20%, pero ahora me duelen los 6 dientes frontales. ¿A qué se debe esto y qué debo hacer? Gracias por su respuesta.

    1. Dr. Jorge Ferrús
      Dr. Ferrús

      Hola, Genoveva:

      Muchas gracias por tu pregunta. El tiempo de recuperación tras esta intervención es de aproximadamente 6 meses.

      Sin embargo, si notas dolor en otros dientes, mi consejo es que acudas a una clínica dental donde puedan valorarte y descartar cualquier problema relacionado con una infección.

      Espero haber sido de ayuda. Un saludo.

Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:
¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita