Niños y bebés con paladar estrecho

Hay determinados problemas de salud o cuestiones relativas a nuestro desarrollo sobre los que debemos actuar a edades tempranas, cuando somos niños. De esta manera, podrán ser solucionados de forma más sencilla, rápida y eficaz.

Como no podía ser de otro modo, esto sucede en Odontología y es particularmente evidente en lo que respecta a las maloclusiones que tratamos en la especialidad de Ortodoncia.

Dentro de este área, las maloclusiones con las que nos encontramos con más frecuencia son la mordida cruzada, la mordida abierta, la sobremordida o los dientes apiñados.

Pero, además de éstas, también hay otra alteración muy frecuente en el desarrollo bucodental de los niños: el paladar ojival o estrecho.

¿Qué es el paladar ojival?

Antes de comenzar a detallar qué es exactamente el paladar ojival, cuáles son sus causas o cómo se trata, es necesario entender cómo funciona esta parte de la boca.

El paladar se encuentra en la zona superior de la cavidad oral. Tiene una forma abovedada y puede ser alcanzado por la lengua cuando movemos ésta hacia arriba.

Está dividido en dos partes: la parte anterior (paladar duro) y la parte posterior (paladar blando).

Mientras el primero está formado por dos huesos (el maxilar y el palatino), el segundo corresponde a tejido muscular.

Si, por el motivo que sea, los huesos no se desarrollan correctamente durante la etapa de crecimiento y son más estrechos de lo debido, el paladar se curva aún más y su forma abovedada se vuelve más pronunciada.

De esta manera, nos encontraríamos ante un paladar ojival o estrecho cuya estructura ósea necesitaría ser ensanchada mediante un tratamiento de ortodoncia interceptiva.

Paladar duro y paladar blando
Partes del paladar

¿Cuáles son sus causas?

Las causas del paladar estrecho pueden ser de origen congénito o deberse a hábitos adquiridos cuando somos niños o bebés.

Los tres motivos principales son los siguientes:

  • Respiración oral, es decir, por la boca, en lugar de por la nariz. Este hábito surge como consecuencia de una obstrucción nasal crónica causada por vegetaciones, desviación del tabique nasal, etc.
  • Succión del dedo pulgar 
  • Uso prolongado del chupete

Niños se chupan el dedo pulgar
Succión del dedo pulgar en niños

¿Cómo se detecta el paladar estrecho?

Los padres pueden detectar anomalías en la respiración de sus hijos así como ser conscientes de hábitos teóricamente perjudiciales para ellos, como chuparse el dedo o usar el chupete de manera prolongada en el tiempo.

Te interesará »  Ortodoncia estética en adolescentes: mejora su crecimiento sin cohibir su desarrollo

Sin embargo, es complicado que sean éstos los que detecten el paladar ojival.

Por eso, es recomendable llevar a los niños a una clínica dental para que sean revisados por el ortodoncista a los seis años de edad.

La edad de seis años no es casual, sino que se considera adecuada ya que permite comenzar, en caso de que sea necesario, con un tratamiento de ortodoncia interceptiva.

Es habitual que el paladar estrecho vaya acompañado de otras maloclusiones dentales como la mordida cruzada, los dientes torcidos o el apiñamiento

¿Qué problemas ocasiona?

El paladar ojival tiene una serie de consecuencias en el resto de la boca. Por tanto, cuando un paciente presenta esta deformidad, tendrá, casi con toda probabilidad, problemas en la oclusión y el alineamiento de sus dientes.

Dicho esto, el paladar estrecho suele ir acompañado de: mordida cruzada, dientes apiñados, piezas dentales torcidas, etc.

Tratamiento: ¿cómo se corrige el paladar ojival?

Tal y como hemos avanzado al inicio de este artículo, es posible corregir un paladar estrecho cuando somos niños, entre los seis y los doce años de edad.

Esto se debe a que hasta los doce años aproximadamente es posible actuar contra los huesos, ya que no han terminado su fase de crecimiento y aún son moldeables.

Por ello, la corrección de esta alteración consiste en ensanchar el paladar aplicando fuerzas laterales mediante un aparato de ortodoncia interceptiva: el expansor o disyuntor palatino.

Expansor del paladar
Disyuntor del paladar

¿Cómo funciona el expansor o disyuntor palatino?

El expansor o disyuntor palatino se ancla en los dientes de la arcada superior, concretamente en los molares posteriores.

Este aparato tiene en el centro un mecanismo que permite realizar fuerza hacia los lados del maxilar superior. Así, poco a poco consigue el ensanchamiento deseado del hueso del paladar.

El disyuntor palatino se coloca de manera fija en la boca y suele llevarse entre siete meses y un año.

Sin embargo, el tiempo de tratamiento depende del caso concreto de cada niño, del grado de estrechamiento de su paladar y de cómo responda a la ortodoncia.

Una vez que se haya conseguido la expansión planificada, el niño tendrá un paladar que se desarrollará correctamente durante el resto de su etapa normal de crecimiento.

Disyuntor palatino: antes y después
Expansor palatino: antes y después

¿Es necesario un tratamiento posterior al expansor palatino?

El hecho de que el paladar cuente con el desarrollo adecuado, no quiere decir que no sea necesario llevar a cabo un tratamiento de ortodoncia posterior.

Por ejemplo, es posible que, aunque las dimensiones del paladar sean las adecuadas, sea necesario corregir el apiñamiento de los dientes y, por tanto, alinearlos.

Te interesará »  Ortodoncia invisible sí, pero… ¿Invisalign u ortodoncia lingual?

La corrección del apiñamiento dental se llevará a cabo en la adolescencia del paciente, es decir, a partir de los doce años.

En este momento, ya se podrán utilizar los tratamientos propios de adultos, como aquellos basados en distintos tipos de brackets o los alineadores Invisalign.

Acude con tu hijo al ortodoncista

Te recomendamos que lleves a tu hijo al ortodoncista por primera vez cuando tenga seis años. Los tratamientos dentales en niños son mucho más sencillos, rápidos y baratos que en adultos

¿Qué consecuencias tiene no tratar un paladar estrecho?

Si no tratamos el paladar ojival cuando el paciente es aún un niño, es decir, cuando sus huesos están todavía en crecimiento, el tratamiento cuando sea un adulto será mucho más complicado.

Esto se debe a que el expansor del paladar no puede utilizarse en personas adultas, ya que sus huesos están completamente desarrollados.

Es decir, en los adultos, en lugar de utilizar un simple aparato como es el disyuntor palatino durante unos meses, tendremos que recurrir a la cirugía ortognática.

Esto es un tipo de operación maxilofacial que sirve para mover y recortar los huesos de la cara en personas adultas cuyos huesos ya no son moldeables.

Como no podía ser de otra manera, el tratamiento quirúrgico es mucho más complejo. Es decir, tiene que ir acompañado de una ortodoncia con brackets durante dos años, su postoperatorio y baja laboral duran semanas, es mucho más caro, etc.

Por tanto, si tienes un hijo que ya tenga seis años y no haya acudido al ortodoncista, te recomiendo que no pospongas su visita a la clínica dental.

Si su crecimiento bucodental transcurre de la manera prevista, podrá pautar revisiones para controlar su evolución.

Y, si ya presenta algún tipo de alteración, podrá planificar su tratamiento. Tratar a tu hijo ahora será mucho más llevadero para él y mucho más barato para ti.

test de ortodoncia
¿Quieres saber qué tipo de ortodoncia es ideal para ti?

Descubre en tan sólo 10 preguntas el sistema de ortodoncia que mejor se adapta a tu estilo de vida

¿Qué podemos hacer por ti? 1ª visita gratuita y presupuesto sin compromiso

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

¿No te gustan los formularios? Llámanos al 91 768 18 12

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...
Dra. Patricia Bratos

Dra. Patricia Bratos

Ortodoncista / Fundadora de la Clínica Dental Ferrus & Bratos

Patricia Bratos es fundadora de la Clínica Dental Ferrus & Bratos, donde ejerce de ortodoncista. Es licenciada en Odontología y se especializó a través del Máster en Ortodoncia de la Universidad Complutense de Madrid. Está acreditada para llevar a cabo cualquier tratamiento ortodóncico, como Incognito e Invisalign. En este último, cuenta con los máximos reconocimientos: Invisalign Diamond Provider -por el número de casos tratados en el último año- y Club Advantage Elite -por ser una de los 50 ortodoncistas con más pacientes tratados en Europa, Oriente Medio y África-.Si quieres sabes más sobre la doctora Bratos puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Haz una pregunta al dentista

  Acepto la Política de privacidad

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
Preguntas respondidas
  1. Yine

    Mi niña de un año y medio tiene el paladar hundido, ¿qué puedo hacer? Estoy preocupada

    1. Dra. Patricia Bratos
      Dra. Bratos

      Hola, Yine:

      Muchas gracias por tu consulta. Normalmente, la primera visita a la clínica suele hacerse a partir de los cuatro años de edad. Sin embargo, si estás intranquila siempre puedes acudir a un dentista para que revise la boca de tu hija y te informe de qué aparatos están encaminados a corregir el paladar ojival.

      Espero haber sido de ayuda. Un saludo,

Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:
¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita