Luxación dental qué es

Una de las urgencias dentales más comunes son los traumatismo dentales, es decir, recibir un fuerte golpe en los dientes y en los tejidos blandos de la boca.

Dichos impactos pueden ocasionar algunos problemas orales que, si no son tratados a tiempo, pueden conllevar graves consecuencias para tu salud oral, como la pérdida del diente.

Sin embargo, en esto de las lesiones traumáticas no todos son roturas o caídas dentales, también puede producirse otro tipo de daño: la luxación dental.

¿Qué es la luxación dental?

Tras sufrir algún tipo de traumatismo dental, la salud de tus dientes puede verse afectada negativamente.

Como hemos comentado, una de ellas es la luxación dental que, aunque puede no ser muy conocida, puede generar problemas al paciente.

Hablamos de luxación cuando una pieza se desplaza de su posición natural, adquiriendo una mayor separación o incluso la pérdida de continuidad entre los tejidos de alrededor.

La principal diferencia entre la luxación con cualquier otro golpe en la dentadura es que esta se caracteriza por afectar a la estructura del diente, incluyendo el ligamento periodontal y el hueso alveolar.

Sin embargo, no todos los casos de luxación dental son iguales.

Por ello, conviene consultar siempre a tu dentista de confianza, ya que en algunas ocasiones la pieza dental no sufre desplazamiento.

Impacto dental
Ampliar imagen
Luxación dental

Causas principales de la luxación dental

Como ya hemos comentado, la luxación se produce a causa de algún tipo de traumatismo dental.

Estos traumatismos pueden ser causados por accidentes, caídas, golpes, y en muchas ocasiones debido a los deportes.

Los golpes en la cavidad oral pueden suceder a cualquier edad y llegar a afectar a cualquier pieza dental.

Sin embargo, aunque también hay casos de luxación lateral dental, los dientes más afectados suelen ser los incisivos centrales superiores.

Las luxaciones representan el 15-61% de todos los traumatismos de los dientes definitivos y el 80% de los casos afecta a los dientes incisivos

Tipos de luxación

Cuando se habla de luxación dental es frecuente que afecte a más de un diente y que presente otros problemas derivados, como la fractura de la corona o la raíz del diente.

En ese sentido podemos contemplar varios tipos de luxaciones dentales:

  • Concusión

    Cuando el diente se encuentra en su posición habitual y no presenta movilidad, pero existe una lesión en las estructuras de soporte del diente.

  • Subluxación dental

    Estamos ante una lesión en las estructuras de soporte del diente donde no es visible un desplazamiento, pero sí hay cierta movilidad del diente.

  • Luxación lateral

    La pieza dental no presenta movilidad, pero existe una alteración en la oclusión del paciente, es decir, en la mordida.

    Por tanto, hay un desplazamiento lateral del diente que presenta un aumento del espacio periodontal.

  • Extrusión

    El diente se mueve en dirección incisal.

  • Intrusión

    Se produce cuando el diente sufre un desplazamiento en dirección apical, quedando dentro del alveolo y dando la sensación de no haber erupcionado por completo.

    La luxación por intrusión constituye del 5 al 22% de lesiones en la cavidad bucal.

Separación en los dientes
Ampliar imagen
Dientes separados

Pruebas para diagnosticar la luxación dental

Cuando tu dentadura sufre algún tipo de golpe o traumatismo, lo primero que debes hacer es acudir a un dentista para que te realicen una exploración clínica y someterte a radiografías dentales.

Aunque visiblemente no parezca grave y no se presente ningún tipo de movimiento, debes acudir a la consultar para valorar si tus dientes han sufrido algún tipo de problema a nivel interno.

Es la única manera de evitar consecuencias más graves que puedan afectar a la estructura del diente o al ligamento periodontal.

Para hacer un análisis completo de la situación, el odontólogo realizará algunas preguntas diagnosticas sobre cómo se ha provocado el traumatismo, hace cuánto tiempo y dónde ha sucedido.

A continuación, se realizarán cuatro pruebas dentales: radiografía oclusal, periapical, una periapical hacia mesial y otra hacia distal.

Con dichas pruebas, los profesionales en Odontología Conservadora podrán valorar si el paciente presenta algún desplazamiento -aunque sea mínimo- y determinar si existe una fractura en la zona radicular.

Así, el dentista podrá determinar si existe o no luxación y de qué tipo.

Radiografía dental
Ampliar imagen
Radiografía dental

Tratamiento para la luxación dental

Una vez diagnosticada la luxación dental, hay que desarrollar el plan de tratamiento idóneo para el paciente.

Normalmente se divide en tres fases:

Recolocación del diente luxado

El procedimiento dependerá del tipo de luxación diagnosticada.

Una vez recolocado, es necesario realizar radiografías dentales para verificar que la pieza se encuentra en la posición adecuada y así analizar si la oclusión es la correcta.

Inmovilización del diente

Cuando un diente ha sufrido una luxación hay que ferulizarlo para estabilizar el diente.

Su objetivo es unir dos o más piezas contiguas para aumentar la estabilidad y evitar la movilidad.

Para inmovilizar el diente, puede requerirse desde un alambre y composite en el diente hasta suturas de fijación o férulas termoplásticas para la encía.

Acude con urgencia a tu dentista

Siempre que recibas algún golpe bucal acude a la clínica dental, ya que un pronto diagnóstico y un tratamiento inmediato puede ser clave para salvar tus dientes.

Un par de semanas después de dar por finalizada la intervención, el profesional de la salud oral tiene que valorar la evolución y situación actual del diente.

Este control posterior de la zona afectada es fundamental para garantizar la estabilidad del diente a largo plazo y ver si el diente puede salvarse definitivamente.

En el supuesto de que la evolución del diente no sea la esperada o acabe afectando al nervio, el diente podrá reimplantarse en el sitio correcto o bien realizarse una endodoncia para salvar el diente enfermo.

Sin embargo, este plan de tratamiento puede variar en función de la luxación diagnosticada, ya que puede variar sustancialmente si estamos, por ejemplo, ante una de clase intrusiva.

De hecho, la recuperación de la lesión dependerá tanto del grado de la misma (leve, moderado o grave), como de la urgencia con la que se trate.

Recuerda que no tratar la luxación a tiempo puede generar daños permanentes en tu boca.

Por ello, nuestro consejo es que visites tu clínica dental de confianza aunque, a priori, no detectes ningún signo de aflojamiento o fisura.

Así, el profesional podrá descartar la presencia de cualquier daño interno.

Referencias bibliográficas

Medrano-García G, Díaz-Pizán ME. (2010). Diagnóstico y tratamiento de luxaciones dentales en dentición decidua. Rev Estomatol Herediana. (http://revistas.upch.edu.pe/index.php/REH/article/download/1770/1789)

Te interesará »  Microdoncia y macrodoncia: alteraciones en el tamaño de los dientes

¿Qué podemos hacer por ti? 1ª visita gratuita y presupuesto sin compromiso Estamos en Madrid

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

¿No te gustan los formularios? Llámanos al 91 768 18 12

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...
Dr. Pedro Pablo Martínez

Dr. Pedro Pablo Martínez

Especialista en Odontología Conservadora

Pedro Pablo Martínez es licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio. Se especializó a través del Máster en Odontología Integrada de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y del Máster en Endodoncia de la Universidad Alfonso X el Sabio. Combina su actividad profesional con la investigación, ya que es autor de diversos artículos aparecidos en publicaciones científicas como Journal of Dentistry o Journal of Clinical Periodontogy. Si quieres sabes más sobre el doctor Martínez puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Haz una pregunta al dentista

  Acepto la Política de privacidad

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:
¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita