atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


¿Desconfías de los dentistas? 7 claves para reconocer a uno de confianza

Hay algunas personas que, por diferentes circunstancias, han tenido malas experiencias en las diferentes clínicas dentales que han visitado y eso les ha llevado a ser recelosas en sus visitas posteriores o, lo que es peor, a desarrollar fobia al dentista.

Ya sea porque te has sentido engañado con un tratamiento, porque no has conseguido los resultados esperados o porque has tenido una experiencia dolorosa, este artículo hará que no vuelvas a tener una mala experiencia que te haga desconfiar de todos los dentistas.

Para ello, hemos establecido las 7 claves más importantes que son, a nuestro juicio, las que tendrás que valorar para encontrar al mejor dentista.

¿Cómo elegir un buen dentista?

En primer lugar, te recomendamos que dediques todo el tiempo necesario tanto para buscar al profesional adecuado como para asistir a una primera consulta.

Si acudes a una primera visita a la clínica dental podrás evaluar mucho mejor los factores que te vamos a exponer a continuación:

1. Cercanía

Lo ideal sería que la consulta del dentista estuviera cerca del lugar en el que vives o trabajas.

Esto, por un lado, puede parecer complicado en una ciudad grande como Madrid, en la que las distancias son muy largas.

Pero, por otro lado, también es verdad que en Madrid existe una gran oferta de dentistas. Por ello, puede resultar relativamente sencillo encontrar un buen profesional entre toda la oferta existente.

Por este motivo, te recomendamos que empieces buscando por la zona en la que vives o trabajas. De esta manera, tardarás menos en llegar y te resultará más cómodo acudir a la clínica.

En el caso de que no encuentres una que te guste en estas zonas, intenta que el centro te ofrezca determinadas comodidades.

Por ejemplo, si quieres ir en coche puedes fijarte en que tenga parking o en que sea fácil aparcar, en que haya una buena combinación en transporte público, en que tenga un horario continuado y no cierre a mediodía.

Pero, sobre todo, asegúrate de que la excelencia del profesional merece el desplazamiento.

Ten presente que hay determinados tratamientos que exigen visitas regulares a la consulta y si estás contento con el dentista que has elegido sería una pena que dejaras de ir solamente por lo lejos que está.

Nuestra clínica dental está situada en la zona norte de Madrid, concretamente al final de la calle Arturo Soria, en Pinar de Chamartín.

Hay muchos pacientes que acuden a Ferrus & Bratos porque viven o trabajan cerca. Sin embargo, hay otros que lo hacen porque la zona es tranquila (no hay tráfico), porque abrimos todo el día (incluido al mediodía) y porque no cerramos en agosto.

Pero, sobre todo, a muchas personas les parece muy cómodo que contemos con parking gratuito para todos nuestros pacientes. De esta manera, no tienen que llegar con demasiado tiempo de antelación para buscar aparcamiento.

Pero, para quienes no acuden en coche, nuestra clínica dental está situada cerca de paradas de Metro (Pinar de Chamartín), Metro Ligero y tren Cercanías (Fuente de la Mora) y de autobús (7, 29, 107, 125, 129 y 150).

Pregunta a tus familiares y amigos si conocen a un buen dentista. En caso de que así sea, habrás obtenido una recomendación de mucha confianza

2. Recomendaciones de conocidos

Si estás buscando un dentista de confianza, es bueno que preguntes a tu familia, amigos o compañeros de trabajo a qué dentistas van.

Una vez lo hagas, podrás indagar en qué tratamientos se han hecho ellos o en qué están especializados los profesionales que visitan.

Te interesará »  Lengua vellosa negra: ¿tiene tratamiento? ¿Es peligrosa para mi salud?

Es posible que el tratamiento que se haya hecho tu familiar, amigo o compañero coincida con lo que tú necesitas o estás buscando. Y, de esta manera, habrás conseguido una recomendación de mucha confianza.

Cuando hayas obtenido su consejo, también es una buena idea que busques por Internet opiniones sobre el odontólogo recomendado, así como otro tipo de información relevante (número de colegiado, universidad en la que ha estudiado, especialidad, años de experiencia…).

Además de esto, no descartes consultar en el Colegio de Odontólogos de tu provincia si el profesional está dado de alta en su base de datos.

3. Especialización

La Odontología es muy amplia y, por ello, se divide en diferentes especialidades: Ortodoncia, Implantología, Periodoncia, Estética Dental, Prostodoncia, Odontología Conservadora y Odontopediatría.

Esto hace que, por muy brillante que sea un dentista, no pueda realizar cualquier tratamiento dental con el mismo acierto.

En tu búsqueda de dentista, darás con pequeñas clínicas, centros especializados y otras consultas más grandes que cuentan con diferentes especialistas.

En este punto, nuestra recomendación es que elijas un odontólogo que esté especializado en un área concreta de la Odontología. Es decir, justamente en lo que tú necesitas.

De esta manera, tendrá más experiencia en el tratamiento que te vaya a realizar.

Con esto, te decimos que no debes asumir que tiene que ser la misma persona la que coloque implantes, lleve a cabo una endodoncia, planifique una ortodoncia o extraiga las muelas del juicio.

Como muestra de la importancia que le otorgamos a la especialización, el equipo de Ferrus & Bratos está formado por odontólogos especializados en cada una de las áreas de la Odontología.

Así, contamos con ortodoncistas, implantólogos, periodoncistas, expertos en Estética Dental, prostodoncistas y especialistas en Odontología Conservadora.

4. Primera consulta

En muchas clínicas dentales, la primera visita es gratuita. Esto supone una gran ventaja para ti, ya que te permite conocer el centro y sus dentistas sin pagar por ello.

Además, si estás bien atento durante la primera consulta, podrás ver detalles de la manera de trabajar que te ayudarán a hacerte una idea de cómo es la clínica.

De hecho, en el punto siguiente te detallaremos en qué debes fijarte exactamente cuando acudas a una primera consulta.

De esta manera, verás lo importante que es acudir a ver la consulta, tratar con sus profesionales, obtener un diagnóstico y recibir un presupuesto para el tratamiento recomendado.

Con ello, podrás tener una primera impresión sobre la clínica y el equipo que allí trabaja. Si no te convencen tras esta visita, es mejor que no vuelvas.

En Ferrus & Bratos, la primera consulta es gratuita y consiste en un estudio interdisciplinar en el que el paciente es valorado por especialistas de diferentes áreas de la Odontología.

Así, la persona no solamente es examinada por el dentista que va a llevar a planificar y llevar a cabo su tratamiento, sino también por los odontólogos de otras especialidades.

Por ejemplo, si el paciente está interesado en un tratamiento de ortodoncia, será valorado por una de nuestras ortodoncistas.

Pero, además, le examinarán odontólogos especializados en Odontología Conservadora, Periodoncia o Estética.

Con ello, se podrá descartar la existencia de caries o problemas periodontales -que podrían complicar el tratamiento- y proponer la mejor opción estética.

Además de esto, realizamos una radiografía panorámica, una radiografía periapical y una telerradiografía, así como una serie fotográfica con imágenes intraorales y extraorales.

Mediante la exploración, las radiografías y las fotografías, nuestros especialistas podrán elaborar un diagnóstico y recomendar un plan de tratamiento.

Te interesará »  ¿Qué es la pericoronaritis?

5. Cumplimiento de altos estándares

Tal y como ya hemos adelantado, hay determinados factores que únicamente podrás valorar una vez acudas a la primera consulta.

Cuando estés allí, presta atención a todos los detalles, en especial al trato personal, las pruebas diagnósticas que te realicen, la limpieza e higiene general, los materiales utilizados y la tecnología empleada.

Te decimos cómo, en nuestra opinión, debe ser la clínica dental en la que decidas quedarte:

  • Trato personal: confía en personas respetuosas, amables, comprensivas con tus dudas o miedos, que parezcan profesionales y que están dispuestas a ofrecerte todo el tiempo que necesites
  • Pruebas diagnósticas: las radiografías son imprescindibles para poder diagnosticar y elaborar un plan de tratamiento personalizado y eficaz
  • Limpieza e higiene: la limpieza y el orden no son solamente cualidades fundamentales para causar una primera impresión positiva. Esto, además, te puede dar una pista sobre los protocolos de higiene y seguridad que se siguen en la clínica que visitas
  • Materiales: no todos los materiales y marcas ofrecen la misma garantía o fiabilidad. Si te has informado previamente y conoces algunos de ellos, no te cortes y pregunta cuáles utilizan
  • Tecnología: un dentista que está al día utiliza los métodos más modernos y las tecnologías más avanzadas, lo que facilita el diagnóstico y hace más eficaz el tratamiento. Por ejemplo, tienes que fijarte en si tienen aparatos como el TAC, la radiografía digital, el escáner intraoral 3D, el microscopio quirúrgico, el software de diseño de la sonrisa, etc.

6. Financiación

Si el tratamiento que necesitas tiene un precio especialmente alto, puede que las posibilidades de financiación sean decisivas a la hora de determinar si se lleva a cabo o no.

Por eso, en nuestra clínica dental, ofrecemos financiación de hasta el 100% del tratamiento en 24 meses sin intereses. De esta manera, muchas personas que de otra manera no podrían tratarse, pueden acceder al tratamiento dental que necesitan.

Si estás interesado en obtener financiación, es importante que consultes si ésta tiene intereses, el plazo durante el que puedes abonar el tratamiento y si el dinero lo presta la clínica directamente o si se hace a través una entidad externa.

No elijas por el precio
Aunque el precio sea importante, para encontrar al mejor dentista tendrás que valorar otros factores como la cercanía, la especialización del profesional y el trato personal que te da

7. Precio

Aunque lo hayamos puesto en el último lugar de esta lista, estamos de acuerdo en que el precio juega un factor decisivo a la hora de escoger un odontólogo u otro. Sin embargo, hay que tener presente que la decisión se debe tomar valorando distintos factores, en lugar de tener en cuenta únicamente si el dentista es barato o caro.

Por ello, se debe ser escéptico con las ofertas gancho que han proliferado en los últimos años en el sector dental. Un ejemplo de este tipo de publicidad agresiva es la de los implantes.

La mayoría de las ofertas que nos muestran son engañosas y no incluyen el tratamiento completo. Para evitar sorpresas desagradables, te recomendamos que aceptes únicamente presupuestos cerrados.

Ten en mente que tu salud vale más que cualquier oferta. Y cuando te ofrezcan un presupuesto piensa que generalmente la cualificación, la especialización, el uso de buenos materiales, el tiempo dedicado y los protocolos de seguridad e higiene tienen un coste que se ha de cubrir.

Sólo teniendo en cuenta estos factores podrás valorar si el presupuesto es barato o caro.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (19 votos, promedio: 3,95 de 5)
Cargando…