Protector bucal moldeable

La rotura de dientes es un problema generalmente asociado a los más pequeños.

Sin embargo, este tipo de accidentes también se da en adultos, debido a choques o golpes que nos damos en nuestra vida cotidiana.

Pero sobre todo, las personas que practican algún deporte de contacto tienen muchas más probabilidades de sufrir fracturas dentarias.

En esta clase de actividades, son frecuentes las caídas y los choques, por lo que no es de extrañar que uno de estos impactos dañe la zona de nuestra boca.

Con el fin de prevenir este y cualquier otro daño en nuestros dientes y encías, los profesionales recomendamos que se utilice un protector bucal.

En este artículo, te explicamos lo que debes saber para elegir el que más se adapte a tus necesidades.

¿Qué es un protector bucal y para qué sirve?

Antes de nada, queremos explicarte que un protector bucal es un aparato que se coloca en el interior de la boca y sirve para protegerla de las lesiones.

Están pensados para utilizarlos en determinadas actividades deportivas que, por sus propias características, propician el contacto entre sus jugadores.

Su función, por tanto, es la de amortiguar los posibles golpes y así preservar tanto los dientes como los tejidos blandos de la cavidad oral.

Dada su utilidad y la importancia fundamental que tiene en deportes considerados de riesgo alto, su uso se recomienda tanto para niños como para adultos.

¿En qué deportes se recomienda el uso de un protector dental?

Hemos aludido previamente a una serie de deportes considerados de contacto pero, ¿el uso del protector bucal deportivo está siempre indicado?

De acuerdo con lo que establece la Sociedad Española de Odontología del Deporte (SEOD), podemos fijar una clasificación en función de las diferentes actividades y su riesgo:

  • Riesgo alto: artes marciales (jiu jitsu, judo, karate, taekwondo…), boxeo y kickboxing de contacto, fútbol americano, rugby, hockey, patinaje sobre hielo…

  • Riesgo intermedio: baloncesto, balonmano, buceo, paracaidismo, waterpolo, equitación, squash…

Protector bucal infantil
Ampliar imagen
Protector deportivo infantil

Según la SEOD, en estos deportes existe una alta incidencia de accidentes dentales.

Por este motivo, hay muchos deportistas -ya sean profesionales o aficionados- que llevan protectores bucales para resguardar sus dientes de choques o caídas fortuitas.

Utilizar un protector bucal es la mejor manera de evitar fracturas de dientes mientras practicas un deporte de contacto

Clases de lesiones producidas durante la práctica del deporte

Al igual que no todos los deportistas se exponen al mismo riesgo según cuál sea su actividad, no todas las lesiones tienen las mismas consecuencias para la salud dental.

Una lesión leve sería aquella que no impide a la persona continuar en el juego, siendo posible darle un tratamiento provisional para, posteriormente, explorar su estado.

Sin embargo, una lesión grave obliga al jugador a abandonar la actividad, siendo muy comunes en los deportes de riesgo alto los accidentes mandibulares.

¿Qué tipos de protectores bucales existen?

No existe una única modalidad de protector bucal.

Cada persona puede optar entre tres tipos básicos de bucales en función de sus preferencias y requerimientos.

1. Estándar

Este tipo de bucales son iguales para todas las personas pues cuentan, como su nombre indica, con un formato estandarizado.

Por ello, pueden empezar a utilizarse sin esperas una vez que los has comprado.

Precisamente por este motivo, por lo general resultan incómodos y la persona encuentra dificultades para encajarlo bien en su dentadura, pues evidentemente cada boca es distinta.

De hecho, lo más frecuente es que este tipo de protectores queden holgados y se caigan con facilidad.

Nuestra recomendación es que prescindas de los bucales estándar, ya que a nuestro juicio no cumplen con unos requisitos mínimos de calidad.

Bucal deportivo
Ampliar imagen
Protector bucal estándar

2. Semiadaptables

Se trata de un protector bucal moldeable, por lo que se ajusta a la boca de cada deportista.

La particularidad de estas férulas es el material termoadaptable con el que están fabricados, que se moldea con el calor.

Para poder llevar este bucal, es imprescindible calentarlo antes de que adquiera la forma de nuestra dentadura.

Este proceso puede hacerse metiéndolo en agua caliente para, inmediatamente, probárnoslo y conseguir que se ajuste correctamente a nuestra boca.

A pesar de que no es la opción más efectiva de las tres, este protector bucal es mejor que los estándar.

3. Fabricados a medida

Los protectores bucales personalizados se confeccionan por el dentista de forma totalmente individualizada, ya que se hacen a partir de unos moldes tomados al paciente.

Es por ello que el protector bucal a medida es, indudablemente, la mejor opción y con el que los deportistas obtienen los mayores beneficios.

Se adaptan y ajustan perfectamente a la anatomía dental y maxilar, por lo que son mucho más cómodos y no se caen.

Además, permanecen en la posición original y respetan la oclusión normal del paciente sin dejar de cumplir su misión principal: proteger de manera efectiva los dientes y tejidos blandos de la boca.

Por sus ventajas y fiabilidad a la hora de salvaguardar la salud dental, de los tres tipos de bucales estos son, a nuestro parecer, los más recomendables.

Eso sí, como hemos aclarando a lo largo del artículo, no todas las personas tenemos las mismas necesidades y, por ello, puede que no todos los deportistas lleven un bucal.

Para solventar las posibles dudas sobre este tema, en el último punto de este artículo vamos a tratar de decirte cuál es el tipo de protector bucal más adecuado para ti.

Si llevo brackets, ¿qué protector bucal me conviene?

Los pacientes que practiquen deportes de contacto, pero lleven algún sistema de ortodoncia fija, deben tener especial cuidado para evitar problemas con los brackets.

Si es tu caso, podemos decirte que los bucales semiadaptables son una buena opción mientras dure tu tratamiento.

De hecho, este tipo se considera como un protector bucal para brackets adecuado, pero también para pacientes que lleven alineadores transparentes, como Invisalign.

Esto se debe a que, durante un tratamiento de ortodoncia, la boca es muy cambiante y este tipo de protectores son más baratos que los fabricados a medida por el dentista.

Por tanto, si se rompen o dejan de valernos, podemos comprar otro más fácilmente.

Además, una vez que se retiran los brackets o el último alineador de Invisalign, ya es posible pedirle a nuestro dentista que fabrique un protector bucal a medida.

¿Dónde puedo comprar una férula de protección bucal?

Si estás buscando un protector bucal estándar o uno semiadaptable, puedes encontrarlos fácilmente en farmacias, tiendas de artículos deportivos o a través de Internet.

En cambio, no es posible adquirir en estos sitios los bucales confeccionados a medida.

A diferencia de los dos primeros, los protectores personalizados tienen una fabricación completamente individualizada, así que solo puedes pedirlos en una clínica dental.

Una vez allí, tu dentista de confianza tomará los moldes de tu boca para realizar una férula protectora.

Toma de impresiones
Ampliar imagen
Moldes de alginato

La principal ventaja de este tipo de bucales es que no dan los clásicos problemas de desajustes o caídas accidentales, pues se adapta por completo a la boca del paciente.

Este aparato está fabricado con material acrílico transparente y el resultado es un protector bucal que encaja en ambas arcadas -superior e inferior-.

Por ello, ten en cuenta que los dientes de arriba y abajo deben estar en contacto durante el tiempo que lleves el bucal puesto.

¿Cuánto vale un protector bucal?

El precio del protector bucal depende de qué tipo sea, siendo el estándar la opción más barata.

De hecho, el precio va acorde a la calidad y efectividad que ofrece cada tipo de férula, por lo que la más cara es la confeccionada a medida por el odontólogo.

Sobre el coste exacto, hay un amplio abanico de precios debido a la gran variedad de fabricantes que realizan protectores bucales.

Habitualmente, podemos encontrar bucales estándar y semiadaptables desde los 5 hasta los 30 euros, aproximadamente.

En cuanto al precio del protector personalizado, el precio se encuentra en torno a los 150 euros.

Puede parecer una cifra elevada, aunque si tenemos en cuenta las prestaciones y beneficios que ofrece, es un precio muy razonable.

No solo cuenta con la ventaja de ser más cómodo y efectivo, sino que además, este bucal dura muchos años siempre que se cuide adecuadamente.

¿Cómo se tiene que limpiar la férula de protección bucal?

Principalmente, los cuidados del protector bucal consisten en mantener una rigurosa higiene tras cada uso.

Es conveniente limpiarlos después de utilizarlas y guardarlos siempre en un estuche o caja con algo de ventilación para que no se deteriore.

Mientras esté en su caja, evita dejarla bajo la luz directa del sol o en el interior de un lugar con altas temperaturas, como un coche, por ejemplo.

Lavar el bucal es un proceso similar a la forma de limpiar los alineadores de Invisalign, aunque se trate de una férula diferente: basta con emplear cepillo, agua tibia y jabón neutro.

Después de varios usos, aconsejamos que sumerjas el protector bucal en un vaso con agua junto con una pastilla especial para higienizar prótesis dentales.

Estos productos se venden en farmacias y puedes optar por la marca comercial que más te guste.

Gracias a estas pastillas, podrás impedir que el bucal adquiera malos olores y se tiña con el paso del tiempo.

Evita la pasta de dientes

Aunque creas que el resultado es el mismo, nunca uses un dentífrico como sustituto del jabón neutro ni un colutorio en lugar de la pastilla limpiadora.


Protector bucal deportivo
Ampliar imagen
Protector bucal deportivo

Ahora que conozco los tipos y su precio, ¿qué protector bucal compro?

A continuación, queremos indicarte los casos en los que conviene optar por un protector bucal u otro.

Puesto que las necesidades, estilo de vida y deportes que practicamos varían mucho en función de cada persona, vamos a darte unas orientaciones:

  • En caso de que practiques un deporte de alto riesgo, te aconsejamos acudir a una clínica dental para que fabriquen un protector bucal a medida.

  • Si, por el contrario, tienes afición por un deporte de riesgo limitado o estás en un tratamiento de ortodoncia, puedes probar a utilizar la férula semiadaptable.

  • Una vez que te retiran los brackets, si practicas una actividad de alto riesgo, te recomendamos que pidas a tu dentista que te confeccione un protector bucal personalizado.

  • No obstante, de tratarse de una actividad física con un riesgo menor, te recomendamos que consultes con tu dentista de confianza qué hacer.

Si bien es un tratamiento que no ofrecemos en Ferrus & Bratos, podemos aconsejarte acerca del mismo.

Por ello, si lo deseas, puedes ponerte en contacto con nosotros, puedes hacerlo llamando al 91 768 18 12 o bien a través del formulario de contacto de nuestra página web.

Te interesará »  Querubismo: ¿qué es y cómo se cura?

¿Qué podemos hacer por ti? 1ª visita gratuita y presupuesto sin compromiso

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

¿No te gustan los formularios? Llámanos al 91 768 18 12

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(7 votos, promedio: 4,86 de 5)
Loading...
Dr. Pedro Pablo Martínez

Dr. Pedro Pablo Martínez

Especialista en Odontología Conservadora

Pedro Pablo Martínez es licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio. Se especializó a través del Máster en Odontología Integrada de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y del Máster en Endodoncia de la Universidad Alfonso X el Sabio. Combina su actividad profesional con la investigación, ya que es autor de diversos artículos aparecidos en publicaciones científicas como Journal of Dentistry o Journal of Clinical Periodontogy.Si quieres sabes más sobre el doctor Martínez puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Haz una pregunta al dentista

  Acepto la Política de privacidad

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
Preguntas respondidas
  1. Raúl Martín

    Buenas tardes,

    Quería comentarle mi caso. Me rompí dos dientes -el 11 y el 12-, pero las raíces no estaban dañadas, por lo que me los empastaron. Yo juego al fútbol a menudo -al menos dos veces por semana- y, aunque no lo hago de manera profesional, a veces supone cierto riesgo. Me gustaría comprarme un protector bucal para proteger mis dientes, especialmente los que ya han sufrido una fractura. ¿Cuál sería el precio de una férula a medida? Sé que es un método más caro, pero es el más seguro y, además, facilita el habla. Gracias y un cordial saludo.

    1. Dr. Pedro Pablo Martínez
      Dr. Martínez

      ¡Hola, Raúl!

      El precio del protector para deportistas hecho a medida es de [sc name="protector-bucal-deportistas"].

      Espero haber resuelto tus dudas, ¡un saludo!

Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:
¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita