atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Protector bucal para deportistas: ¿qué es y en qué deportes se recomienda?

Hace unos días publicamos un artículo que pretendía servir de orientación a todas aquellas personas que tuvieran que enfrentarse a la repentina fractura de un diente.

En muchas ocasiones, estas fracturas se deben a accidentes o golpes que nos damos en nuestra vida cotidiana.

En otras tantas, se nos puede romper un diente mientras practicamos deportes de contacto. En este tipo de actividades, las caídas o choques son relativamente frecuentes, por lo que puede que en algún momento se produzca un impacto que dañe la zona de nuestra boca.

Al hilo de esto, si nos ceñimos a lo que establece la Sociedad Española de Odontología del Deporte (SEOD), podemos fijar una clasificación en función de los distintos deportes y su riesgo:

  • Riesgo alto: artes marciales (jiu jitsu, judo, karate, taekwondo…), boxeo y kickboxing de contacto, fútbol, rugby, hockey, baloncesto…
  • Riesgo medio: waterpolo, equitación, squash…

Por este motivo, hay muchos deportistas -ya sean profesionales o aficionados- que llevan protectores bucales para proteger sus dientes de choques o caídas fortuitas.

Este tipo de aparatos son recomendables para adultos y niños que practiquen deportes de contacto, como fútbol, baloncesto, rugby, boxeo o cualquier arte marcial

¿Qué es un protector bucal y para qué sirve?

Un protector bucal es un aparato que se coloca en la boca y sirve para protegerla de las lesiones que se pueden producir durante la práctica de una actividad deportiva.

Su función, por tanto, es la de amortiguar los posibles golpes y así preservar tanto los dientes como los tejidos blandos de la boca.

Dada su utilidad y la importancia fundamental que tiene en deportes considerados de riesgo alto, su uso se recomienda tanto para niños como para adultos.

¿Qué tipos de protectores existen?

1. Estándar:

Se venden en formato estándar, es decir, son iguales para todas las personas. Por eso, una vez que los compras están listos para ser usados.

Dado que no todos tenemos la misma boca, es muy difícil que encajen bien y sean cómodos.

De hecho, lo más frecuente es que este tipo de protectores queden holgados y se caigan con facilidad.

Por este motivo, es preferible no usarlos. A nuestro juicio, no cumplen con unos estándares mínimos de calidad.

2. Semi-adaptables:

Este tipo de férulas cuentan con la particularidad de estar fabricadas con un material termoadaptable, es decir, que se moldea con calor en función de la boca del deportista.

Para poder llevarla, en primer lugar la persona debe probársela. Y, una vez que el aparato ha tomado el molde de la boca, se aplica el calor para que se ajuste a la misma.

Sin ser la opción más efectiva de las tres que existen, las férulas bucales semi-adaptables son mejores que los protectores estándar, aunque peores que los fabricados por el dentista.

De hecho, los semi-adaptables pueden ser una buena opción cuando la persona que los usa se está sometiendo a un tratamiento de ortodoncia, ya sea con brackets o con los alineadores de Invisalign.

Esto se debe a que durante un tratamiento de ortodoncia la boca es muy cambiante y este tipo de protectores son más baratos que los fabricados a medida por el odontólogo.

Te interesará »  ¿Desconfías de los dentistas? 7 claves para reconocer a uno de confianza

Por tanto, si se rompen o dejan de valernos, podemos comprarnos otro más fácilmente.

Y, una vez que se retiran los brackets o el último alineador de Invisalign, ya podremos pedirle a nuestro dentista que fabrique uno totalmente personalizado.

En ese momento, los dientes ya habrán adquirido una posición definitiva, por lo que podremos utilizar la férula de protección a largo plazo.

3. Fabricados a medida:

Son los fabricados por el dentista de manera totalmente personalizada, ya que se hacen a través de unos moldes tomados al paciente.

Es por ello que este tipo de férulas son indudablemente las mejores y con las que el deportista obtiene los mayores beneficios.

Se adaptan y ajustan perfectamente a la anatomía dental y maxilar, por lo que son mucho más cómodos, no se caen, permanecen en la posición original y respetan la oclusión normal del paciente.

Y, sobre todo, cumplen su función principal: protegen de manera efectiva los dientes y tejidos blandos de la persona que los lleva.

En Ferrus & Bratos, este aparato es fabricado con material acrílico transparente. Dicha férula de protección encaja las dos arcadas (superior e inferior), por lo que los dientes de arriba y de abajo tienen que estar en contacto durante el tiempo que está colocada en la boca.

De entre los tres tipos de protectores bucales, éstos son, sin ninguna duda, los mejores. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no todas las personas tenemos las mismas necesidades.

Por ello, es posible que, aun siendo los mejores, no todos los deportistas necesiten llevarlos.

Para solventar las posibles dudas sobre este tema, en el último punto de este artículo vamos a tratar de decirte cuál es el tipo de protector bucal más adecuado para ti.

¿Dónde puedo comprar una férula de protección bucal?

Los dos primeros tipos de protectores bucales se pueden comprar en farmacias, tiendas de artículos de deporte o a través de Internet.

En cambio, el tercero sólo puede ser adquirido en una clínica dental. A diferencia del segundo tipo, su fabricación es totalmente a medida.

Al confeccionarse a través de unos moldes tomados directamente en la boca del paciente, las férulas confeccionadas por el dentista no dan los clásicos problemas que provocan las que no son personalizadas: que se caiga, que quede grande, etc.

¿Cuánto vale un protector bucal?

Como puede ser lógico pensar, el precio del protector bucal estándar será considerablemente más económico que el de la férula semi-adaptable o el de la creada en la clínica dental.

En este caso, podemos asegurar que el precio es acorde a la calidad y la efectividad que ofrece cada tipo de aparato.

Aunque existe un amplio abanico de precios debido a la gran cantidad de fabricantes que confeccionan este producto, es habitual encontrar protectores estándar y semi-adaptables desde los 5 hasta los 30 euros aproximadamente.

Por su parte, la férula más cara será la fabricada por el odontólogo. Su precio puede ser de alrededor de 150 euros. Sin embargo,  a pesar de que su precio pueda parecer elevado, el aparato confeccionado por el dentista no solamente cuenta con la ventaja de ser más cómodo y efectivo.

Su beneficio principal teniendo en cuenta cuánto cuesta es que, si se cuida adecuadamente, dura muchos años.

Te interesará »  Salud dental durante el embarazo: ¿qué tratamientos me puedo hacer?

¿Cómo limpiar la férula de protección?

Como acabamos de mencionar, para que una férula de protección dure muchos años, debe ser cuidada adecuadamente.

Estos cuidados consisten, principalmente, en mantener una rigurosa higiene que incluya lavarla después de cada uso y guardarla en un estuche con algo de ventilación para que no se deteriore.

Eso sí, cuando la guardes, ten en cuenta que nunca debe estar bajo la luz directa del sol o dentro de un coche a altas temperaturas.

Si tienes alguna duda sobre su limpieza o mantenimiento, te recomendamos leer un artículo que publicamos hace tiempo sobre cómo limpiar los alineadores Invisalign. Al tratarse de una férula -aunque diferente- su higiene es muy similar.

En resumen, basta con limpiar el protector bucal con un cepillo, agua tibia y jabón. Y, tras varios usos, te recomendamos sumergir el aparato en un vaso con agua y diluir en éste una pastilla especial para limpiar prótesis dentales.

Dichas pastillas son comercializadas por diferentes marcas comerciales y se venden en farmacias. Con su uso, ayudarás a conservar la transparencia natural de la férula y evitarás los malos olores.

Un último detalle: aunque pienses que el resultado puede ser similar, nunca utilices pasta de dientes como sustituto del jabón ni enjuague bucal en lugar de la pastilla limpiadora.

Aunque estos productos sean adecuados para nuestra propia higiene, no lo son para lavar el protector bucal. Entre otras cosas, puede suceder que el aparato pierda su transparencia natural.

Ahora que sé los tipos y su precio, ¿qué protector compro?

Dicho todo lo anterior, vamos a intentar recomendarte la opción más adecuada para tu caso concreto.

Ya que no todas las personas tenemos las mismas necesidades, estilo de vida o practicamos deporte al mismo nivel, vamos a tratar de decirte cuál es la férula de protección más indicada para ti.

Si practicas un deporte de alto riesgo (boxeo de contacto, por ejemplo), te aconsejamos acudir a una clínica dental para que fabriquen un protector bucal a medida.

Si, por el contrario, practicas un deporte de riesgo limitado o estás en un tratamiento de ortodoncia, puedes probar a utilizar la férula semi-adaptable.

Si una vez que te retiran los brackets, practicas una actividad de alto riesgo, te recomendamos que pidas a tu dentista que te confeccione un protector bucal personalizado.

Pero si, por el contrario, el deporte que realizas tiene un riesgo menor, te aconsejamos que consultes con tu ortodoncista qué hacer.

Por ejemplo, hay muchos pacientes que se ponen los retenedores transparentes que se utilizan tras la retirada de brackets mientras hacen deporte. Hay otras personas que por motivos económicos prefieren seguir utilizando los protectores semi-adaptables.

Por eso, puede que cualquiera de las dos opciones sea buena para ti. Tanto las férulas semi-adaptables como los retenedores tienen una aplicación limitada, pero pueden ser una opción a considerar cuando el riesgo es limitado. Por eso, lo más adecuado es que trates este tema con tu odontólogo.

Si bien es un tratamiento que no ofrecemos en Ferrus & Bratos, podemos aconsejarte acerca del mismo. Si quieres ponerte en contacto con nosotros, puedes hacerlo llamando al 91 768 18 12 o bien a través del formulario de contacto de nuestra página web.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando…