atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Tengo diabetes, ¿puedo ponerme implantes dentales?

Según los últimos datos publicados por la Sociedad Española de Diabetes (SED), el 13,8% de las personas de entre 18 y 60 años tiene diabetes mellitus tipo 2.

Si bien este dato es elevado, la cifra es aún más preocupante si nos centramos en los mayores de 60 años. Y es que el 29,8% de las mujeres y el 42,4% de los hombres de entre 61 y 75 años tiene diabetes tipo 2.

En el caso de los españoles mayores de 75 años, el porcentaje resulta más alarmante entre las mujeres, ya que el 41,3% de éstas padece la enfermedad, frente al 37,4% de los varones.

¿Qué es la diabetes mellitus?

Es un trastorno metabólico que se caracteriza por la presencia de altas concentraciones de glucosa -azúcar- en la sangre de manera permanente.

Esta alteración se debe a un defecto en la producción o en la utilización de insulina. Ésta es una hormona producida por el páncreas que regula los niveles de glucosa de la sangre, permitiendo que dicha glucosa entre en las células para suministrar energía al organismo.

Sin el efecto de la insulina, la persona no absorbe la glucosa adecuadamente y ésta permanece en la sangre. Por su parte, estos niveles altos de azúcar pueden acarrear una serie de complicaciones que detallaremos en el siguiente punto.

Una vez que hemos explicado en términos generales en qué consiste la enfermedad, vamos a explicar los tres tipos de diabetes que existen:

  1. Diabetes tipo 1: se produce cuando el páncreas no produce suficiente cantidad de insulina
  2. Diabetes tipo 2: es la forma de diabetes más frecuente. Al contrario que en el caso anterior, en este tipo de diabetes la capacidad de producir insulina no desaparece. Sin embargo, el cuerpo desarrolla una resistencia periférica a la insulina debido a una ingesta excesiva de azúcar. Es, por tanto, adquirida
  3. Diabetes gestacional: algunas mujeres desarrollan este tipo de diabetes durante el embarazo. Sin embargo, lo habitual es que la alteración desaparezca una vez que la mujer da a luz

¿Qué complicaciones produce la diabetes?

Las personas diabéticas experimentan diferentes alteraciones sistémicas que, a largo plazo, pueden poner en riesgo su salud general.

La diabetes afecta particularmente a órganos como el cerebro, el riñón y la retina.  Por este motivo, los diabéticos tienen más posibilidades de sufrir daños en el cerebro, insuficiencia renal, pérdida de visión o, incluso, ceguera total.

Pero, además, esta enfermedad provoca una mala cicatrización de las heridas, por lo que éstas tardan mucho en curar.

Un diabético puede someterse a un tratamiento de implantes siempre y cuando la enfermedad esté controlada antes de empezar

¿Cómo afecta la diabetes a mi boca?

Además de los inconvenientes que provoca la diabetes en nuestra salud general, esta enfermedad también origina complicaciones localizadas en la zona de la boca.

Te interesará »  Dientes artificiales con células madre

Como consecuencia de los problemas en la cicatrización característicos de este trastorno metabólico, las personas diabéticas que se someten a tratamientos de extracciones o de implantes pueden presentar un mayor índice de no osteointegración e infecciones.

Además de esto, se ha demostrado la relación bidireccional entre la diabetes y la periodontitis. Esto quiere decir que, por un lado, la diabetes incrementa el riesgo de sufrir una enfermedad periodontal (gingivitis o periodontitis) y, por otro, la periodontitis perjudica el control de la glucemia.

Por último, tener la glucosa alta también se traduce en una mayor concentración de azúcar en la saliva. Esto hace que los dientes sean más propensos a padecer caries. Y que, además, las caries sean más agresivas.

Si soy diabético, ¿puedo ponerme implantes dentales?

Lo cierto es que, hasta la fecha, no existen estudios que prueben de manera sólida que las personas con diabetes tienen mayor riesgo de fracaso cuando se someten a un tratamiento de implantes dentales.

Por tanto, un diabético sí puede someterse a un tratamiento de implantes dentales siempre y cuando la enfermedad esté controlada antes de comenzar el procedimiento quirúrgico.

Es decir, cuando el paciente esté diagnosticado de diabetes y siga un tratamiento supervisado por un médico.

En este tipo de casos, la tasa de éxito del tratamiento es similar a la que presentan los pacientes sin diabetes. Es decir, en torno al 90%.

¿Qué precauciones debe tener un paciente diabético que se coloca implantes?

Como hemos señalado anteriormente, lo más importante es que la persona diabética tenga la enfermedad controlada antes de someterse a un tratamiento de implantes.

Una vez que se cumple esta condición, el implantólogo que lleva a cabo la cirugía administrará al paciente una dosis de antibiótico más alta y durante más tiempo para prevenir las infecciones que suelen producirse con motivo de la cicatrización retardada.

Este antibiótico se empezará a administrar durante la cirugía y deberá mantenerse durante una semana o diez días más.

Tras la intervención, será nuevamente el implantólogo el profesional encargado de determinar los siguientes pasos en el tratamiento y los cuidados que tiene que seguir el paciente.

Pero, además de las precauciones que se deben seguir durante el propio procedimiento quirúrgico o el postoperatorio, los cuidados deben persistir en la vida rutinaria del paciente.

Por ejemplo, una de las pautas más importantes es la de mantener una buena higiene bucodental. De esta manera, el sarro no se acumulará en dientes y encías. Y, con ello, las caries no aparecerán y se evitará el riesgo de padecer una enfermedad periodontal.

Te interesará »  ¿Quién es el mejor implantólogo de Madrid?

Además, mi consejo es que consultes con tu implantólogo o con un especialista en Periodoncia la periodicidad de las higienes y las revisiones que debes realizarte.

No hay que olvidar que una persona diabética puede hacer una vida relativamente normal pero debe extremar las precauciones para que las complicaciones propias de su enfermedad no se manifiesten.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 votos, promedio: 4,40 de 5)
Cargando…