atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


¿Qué es la osteointegración de los implantes dentales?

Denominamos osteointegración al proceso por cual que se produce una sólida unión (o cicatrización) entre un implante dental y el hueso natural del paciente.

Este concepto, junto con el de los implantes dentales, a pesar de que parezca que lleva toda la vida entre nosotros, en realidad es un invento de mediados del siglo XX, más concretamente de 1952. Y es que no fue hasta entonces cuando se descubrió la osteointegración que permitiría desarrollar completamente el campo de la implantología.

¿Cómo se descubrió la osteointegración?

Este descubrimiento, como ocurre a menudo, fue totalmente fortuito.

Se encontraba el profesor Per-Ingvar Brånemark, médico investigador sueco, investigando el proceso de cicatrización de los conejos, cuando descubrió que las cámaras ópticas de titanio que introducía en las patas de los animales se soldaban en el hueso de los conejos pasado un tiempo.

Vista la reacción en el hueso de los animales, los miembros del equipo de Brånemark decidieron implantarse piezas de titanio en los antebrazos, demostrando que la osteointegración era sólida también en el cuerpo humano.

Fue así como en 1965 se desarrolló y probó la idea de colocar un implante dental para sustituir un diente perdido, aunque no fue hasta mediados de los años 80 cuando se extendió la práctica de la implantología entre los profesionales del sector.

¿Cómo es el procedimiento de osteointegración de los implantes?

Cuando un paciente decide colocarse implantes dentales, y con el fin de que se produzca una correcta osteointegración, se han de tener varios aspectos en cuenta:

  • Comprobar la estructura ósea: el implantólogo deberá comprobar que no se ha producido una disminución de la cantidad de hueso como consecuencia de pasar demasiado tiempo sin dientes o implantes. En el caso de haberse producido una reabsorción, será necesario realizar un injerto de hueso que asegure el buen anclaje del implante en el hueso natural del paciente.
  • Verificar la cantidad de espacio disponible donde se colocará el implante tras una extracción: cuando se produce la extracción de una pieza dental, el espacio que deja la raíz que antes ocupaba esa pieza, es diferente cuando se trata de un molar o de un canino, por ejemplo. Es por eso que cuando hay que sustituir un molar por un implante, habrá que esperar a que se regenere parte del hueso, para que cuando se introduzca el implante se produzca una correcta osteointegración.Raíz de los dientes
  • Comprobar que no haya infecciones: En aquellos casos en los que hay que extraer una pieza porque se ha producido una infección, habrá que limpiar toda la zona infectada para evitar que se produzcan problemas durante la osteointegración y que el implante pueda fracasar.
  • Determinar el tamaño, tipo y posición exacta del futuro implante: para ello, el doctor tendrá que realizar un TAC 3D que le ofrezca información certera y útil para la cirugía. En los casos en los que se van a colocar más de dos implantes, suele recomendarse la intervención por cirugía guiada, de manera que se planificará la operación por ordenador combinando la información del TAC con el resultado de un escáner en tres dimensiones.
  • Conocer el historial clínico del paciente: medicamentos que toma, posibles alergias… Ello ayudará a determinar si es conveniente la ingesta de algún tipo de medicamento o antibiótico que evite problemas durante el proceso de osteointegración.
Te interesará »  Efectos del tabaco en implantes dentales

Una vez comprobado que se presentan las condiciones óptimas para la intervención, se colocará el implante dental en el lugar que ocupaba la pieza perdida y comenzará el proceso de osteointegración.

¿Cuánto tiempo dura la osteointegración?

Se considera que el tiempo idóneo para que un implante osteointegre es de 3 meses.

Se tiene constancia de que las primeras 3-4 semanas después de haber colocado el implante de titanio, no existe ninguna señal que nos indique que el proceso haya comenzado. Pasados 2 meses, comienza a apreciarse contacto entre el hueso y el implante, existiendo una mayor resistencia y fuerza de unión entre ambos.

Y será a los tres meses cuando el hueso del paciente y el dispositivo del implante se integren entre sí para formar una unidad sólida y eficaz como sustituto de un diente natural.Osteointegración de los implantes con el hueso

A partir de este momento ya podremos colocar la corona que dé por finalizado el tratamiento completo de los implantes y devolviendo, así, tanto la funcionalidad estética como la oclusal a la pieza dental.

El proceso de osteointegración tiene un índice de éxito del 97,5%, sin embargo existen algunos factores que pueden hacer que la cicatrización fracase.

Factores influyen en el fracaso de la osteointegración de los implantes

Si bien es poco habitual que los implantes puedan fracasar, sí que existen algunos factores que pueden complicar el proceso:

  • El hábito de fumar: el tabaco es un gran inconveniente a la hora de que se produzca una adecuada osteointegración del implante. El efecto de la nicotina ralentiza la cicatrización e incluso puede provocar que la zona se infecte. Es por eso que el implantólogo recomendará interrumpir el hábito dos semanas antes de la intervención y hasta 8 semanas después de colocarse los implantes.
  • La diabetes: esta enfermedad puede ser un posible riesgo para que los implantes dentales osteointegren correctamente ya que, en pacientes en los que no esté controlada, pueden producirse infecciones.
  • La higiene: es de sobra conocido que una mala higiene dental puede ser causa de enfermedades como la gingivitis o la periodontitis, que ponen en riesgo nuestros dientes naturales. Y en el caso de los implantes, la higiene inadecuada de éstos también puede provocar enfermedades como la mucositis perimplantaria o la periimplantitis. Cuando esto ocurre, la inflamación producida alrededor de los implantes puede poner en riesgo tanto la osteointegración como la supervivencia del implante.Periimplantitis

Para comprobar que el proceso de osteointegración esté marchando según lo previsto, habrá que acudir a las revisiones que paute el implantólogo y que ayudarán a prevenir posibles complicaciones durante el tratamiento.

Contacta con nosotros en caso de duda

¿Tienes dudas sobre el proceso de osteointegración? Contacta con nosotros y nuestros especialistas en implantología responderán a todas las dudas que te surjan.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (22 votos, promedio: 4,77 de 5)
Cargando…