Implantes y osteointegración

La osteointegración es el proceso por el que se produce una unión sólida entre un implante dental y el hueso natural del paciente. O dicho de otro modo, se trata de la cicatrización.

Aunque parezca que dicho concepto -junto el de los implantes dentales- lleva toda la vida entre nosotros, lo cierto es que es un descubrimiento de mediados del siglo XX.

En concreto, no fue hasta 1952 cuando se descubrió que la osteointegración permitiría desarrollar por completo el campo de la Implantología.

Además, esta cicatrización resulta esencial para asegurar el éxito de los implantes dentales.

Así fue el descubrimiento de la osteointegración

El descubrimiento de la osteointegración, como ocurre a menudo con los grandes hallazgos de la Historia, fue totalmente fortuito.

El origen de la Implantología tal y como la conocemos a día de hoy se debe a las investigaciones del profesor y médico sueco Per-Ingvar Brånemark.

Descubridor de la osteointegración
Ampliar imagen
Per-Ingvar Brånemark

Mientras estudiaba el proceso de cicatrización en conejos, descubrió por casualidad que las cámaras ópticas de titanio que introducía en sus patas se soldaban en el hueso de los conejos pasado un tiempo.

Vista dicha reacción en las estructuras óseas de los animales, los miembros del equipo de Brånemark decidieron implantarse piezas de titanio en sus propios antebrazos.

De esta manera, demostraron que la osteointegración era sólida también en el cuerpo humano.

Fue así como en 1965 se desarrolló y probó la idea de colocar un implante dental para sustituir un diente perdido.

Si embargo, no fue hasta mediados de los años 80 cuando se extendió la práctica de la implantología entre los profesionales del sector.

¿Cómo es el procedimiento de osteointegración de los implantes?

Cuando un paciente decide colocarse implantes dentales, y con el fin de que se produzca una correcta osteointegración, se han de tener varios aspectos en cuenta:

Comprobar la estructura ósea

Debido a la falta de una pieza, el hueso dental pierde su estímulo natural y comienza a reabsorberse.

Por ello, es fundamental que el implantólogo compruebe que no se haya producido una disminución de la estructura ósea.

En el caso de que se haya producido, será  necesario realizar un injerto de hueso que asegure el buen anclaje del implante en el hueso natural del paciente.

De no ser así, el tornillo de titanio no podrá contar con una sujeción correcta.

Cuida tu boca tras la cirugía

Dado que la osteointegración tarda 3 meses en finalizar, es muy importante que extremes la higiene de tus dientes y encías.

Verificar la cantidad de espacio disponible

Cuando se produce la extracción de una pieza dental, el espacio que deja la raíz que antes ocupaba esa pieza, es diferente según el diente.

Mientras que un canino únicamente cuenta con una raíz, un molar puede tener hasta tres.

Por eso, cuando hay que colocar un implante dental en el hueco previamente ocupado por una muela, es necesario esperar a que parte del hueso se regenere.

De este modo, el profesional se asegura de que la osteointegración se producirá sin problemas una vez se coloque el implante.

Comprobar que no haya infecciones

Es posible que una persona necesite un implante debido a la extracción de un diente que presentaba algún tipo de infección.

En tal caso, habrá que limpiar toda la zona infectada para evitar que se produzcan inconvenientes durante la osteointegración y que el implante pueda fracasar.

Cicatrización de un implante
Ampliar imagen
Osteointegración

Determinar el tamaño, tipo y posición exacta del futuro implante

Al igual que la experiencia del implantólogo, es esencial contar con una tecnología adecuada para que la cirugía sea precisa.

Con el fin de obtener la máxima información posible antes de la intervención, el doctor realiza un TAC en 3D.

Para los casos en los que se van a colocar más de dos implantes, suele recomendarse la técnica de la cirugía guiada por ordenador.

Así, la operación se planifica virtualmente combinando la información del TAC con el resultado de un escáner 3D.

Conocer el historial clínico del paciente

Saber qué medicamentos toma la persona, sus posibles alergias o enfermedades previas resulta esencial para el buen desarrollo de los tratamientos dentales.

La osteointegración de un implante dental supone la unión duradera del tornillo de titanio con el hueso natural del paciente

Dependiendo de las circunstancias individuales de cada paciente, el implantólogo podrá recetar la ingesta de algún fármaco o antibiótico que evite complicaciones en los implantes durante el proceso de osteointegración.

Una vez comprobado que se presentan las condiciones óptimas para la intervención, se colocará el implante dental en el lugar que ocupaba la pieza perdida y comenzará el proceso de osteointegración.

¿Cuánto tiempo tarda en producirse la osteointegración?

El tiempo que tarda un implante dental en osteointegrarse por completo es de 3 meses.

Durante las primeras 3-4 semanas tras colocar el tornillo, aun no se tienen indicios de que el proceso de cicatrización haya comenzado.

Pasados 2 meses, comienza a apreciarse contacto entre el hueso y el implante, existiendo una mayor resistencia y fuerza de unión entre ambos.

Será a los 3 meses cuando el hueso del paciente y el dispositivo del implante se integren entre sí para formar una unidad sólida y eficaz como sustituto de la raíz y del diente natural.

A partir de este momento, ya es posible colocar la corona dental definitiva, que aportará la estética y funcionalidad oclusal a la sonrisa.

Hasta este momento, el paciente puede llevar una funda provisional para que la apariencia de su dentadura no se vea afectada.

Factores influyen en el fracaso de la osteointegración de los implantes

El proceso de osteointegración tiene un índice de éxito del 97,5%, sin embargo existen algunos factores que pueden hacer que el proceso no tenga éxito.

Dicho fracaso se conoce comúnmente como un rechazo del implante, aunque realmente no se trata de una incompatibilidad con el organismo, sino de una mala cicatrización.

Si bien es poco habitual que los implantes puedan fracasar, sí que existen algunos factores que pueden complicar el proceso:

El hábito de fumar

El tabaco es un gran inconveniente a la hora de que se produzca una adecuada osteointegración del implante.

La nicotina ralentiza la cicatrización e incluso puede provocar que la zona se infecte.

Por ello, los profesionales recomiendan que se elimine, o al menos se reduzca, el consumo de cigarrillos durante dos semanas antes y ocho semanas después a la intervención.

Así, las probabilidades de que se produzca un rechazo se equiparan a las de una persona que no sea fumadora.

Implante oseointegrado
Ampliar imagen
Implante dental

La diabetes

Las enfermedades sistémicas, como la diabetes, suponen un riesgo para la osteointegración de los implantes.

Los pacientes que no tienen un control sobre la afección pueden sufrir infecciones bucales.

La higiene bucodental

Es de sobra conocido que una mala higiene dental puede ser causa de enfermedades como la gingivitis o incluso la periodontitis, que ponen en riesgo nuestros dientes naturales.

Y en el caso de los implantes, la higiene inadecuada de éstos también puede provocar enfermedades como la mucositis o la periimplantitis.

Cuando esto ocurre, la inflamación producida alrededor del tornillo de titanio puede poner en riesgo tanto la osteointegración como la supervivencia del implante.

Las revisiones con el profesional

Para comprobar que el proceso de cicatrización esté marchando según lo previsto, el implantólogo deberá revisar periódicamente la boca del paciente.

Por eso resulta de vital importancia que la persona acuda a las revisiones pautadas por el dentista, ya que ayudarán a prevenir posibles complicaciones durante el tratamiento.

Como ves, el descubrimiento de la osteointegración ha hecho posible que coloquemos implantes dentales con las técnicas que conocemos actualmente.

Gracias al desarrollo de la tecnología, es posible emplear nuevas técnicas que facilitan la cirugía y el posoperatorio de los pacientes.

Así que, ¿a qué esperas para recuperar tu sonrisa?

Te interesará »  Sedación consciente: una técnica para acabar con tu miedo al dentista

¿Qué podemos hacer por ti? 1ª visita gratuita y presupuesto sin compromiso Estamos en Madrid

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

¿No te gustan los formularios? Llámanos al 91 768 18 12

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(29 votos, promedio: 4,79 de 5)
Loading...
Dr. Jorge Ferrús

Dr. Jorge Ferrús

Periodoncista e implantólogo / Fundador de la Clínica Dental Ferrus & Bratos

Jorge Ferrús es fundador de la Clínica Dental Ferrus & Bratos, donde ejerce de periodoncista e implantólogo. Es licenciado en Odontología y se especializó a través del Máster en Periodoncia e Implantes de la Universidad Complutense de Madrid. Combina su actividad profesional con la docencia y la investigación, ya que es profesor colaborador del citado máster y autor de diversos artículos aparecidos en publicaciones científicas como Journal of Clinical Periodontology o Clinical Oral Implants Research.Si quieres sabes más sobre el doctor Ferrús puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Haz una pregunta al dentista

  Acepto la Política de privacidad

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
Preguntas respondidas
  1. Elia

    ¿Se pueden poner implantes si tengo osteopenia?

    1. Dr. Jorge Ferrús
      Dr. Ferrús

      Hola, Elia:

      Muchas gracias por tu consulta. Habría que ver si el hueso está afectado o si se ha producido una reabsorción. De ser aquí, puede estar indicada la realización de un injerto de hueso. Lo más recomendable es que un implantólogo te examine para hacer una valoración personalizada de tu caso.

      Espero haber sido de ayuda. Un saludo.

  2. Juan

    Buen día doctor. La consulta es si se puede realizar un implante en una pieza extraída hace varios años. Muchas gracias.

    1. Dr. Jorge Ferrús
      Dr. Ferrús

      Hola, Juan:

      Muchas gracias por tu consulta. Sí, en principio sí se podría realizar la colocación del implante. Sin embargo, para obtener una respuesta definitiva tendrías que acudir a un odontólogo especializado en Implantología. De esta manera, podrá valorar aspectos como el tipo de cirugía más adecuado y la cantidad de hueso disponible para insertar el implante.

      Espero haber sido de ayuda. Un saludo,

  3. gilberto

    Buenas tardes, mi nombre es Gilberto Y me quiero poner 4 implantes. El médico que me atiende dice que me los puede poner el mismo día.
    Eso es correcto?
    Soy de Guadalajara (Jalisco). Ustedes tienen alguna sucursal aquí?

    1. Dr. Jorge Ferrús
      Dr. Ferrus

      Hola, Gilberto:

      Muchas gracias por tu consulta. Sí, es posible colocar los implantes en el mismo día, es decir, nada más realizar la extracción de las piezas dentales. Y, en función de cada caso, en muchos casos también es posible colocar la corona inmediatamente después de insertar el implante. Esta técnica es conocida como carga inmediata.

      Espero haber sido de ayuda. Un saludo,

Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:
¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita