atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Gingivectomía estética en casos de sonrisa gingival

La gingivectomía estética es un procedimiento quirúrgico por el que se realiza una incisión en las encías por motivos estéticos. Realizado por nuestro experto en periodoncia, Jorge Ferrús, soluciona tres posibles casos en los que un paciente destaca por poseer una sonrisa gingival, es decir, que al sonreír muestra una cantidad de encía mayor de lo habitual. La gingivectomía estética, por lo tanto, será la solución para resolver los siguientes casos:

1. Erupción pasiva alterada (EPA)

A pesar de que la erupción natural de los dientes (que ocurre hasta los 14-16 años) conlleve que los dientes erupcionen hasta que la encía alcanza el límite donde termina el esmalte y empieza la raíz del diente (límite amelocementario), en ocasiones, esa erupción no se produce de manera adecuada y la encía se posiciona ocultando parte del esmalte del diente.

A este tipo de crecimiento de los dientes se le denomina erupción pasiva alterada y cuando ocurre, decimos que el paciente posee una sonrisa gingival; esto es, que enseña más encía de lo habitual y además sus dientes parecen ser más cuadrados de lo normal.

Para solucionarlo y así mejorar la estética de la sonrisa del paciente, se realiza una gingivectomía estética, que consiste en contornear los márgenes gingivales para conseguir una proporción adecuada de diente (1 unidad de ancho x 1,6 de alto aproximadamente) y que el esmalte natural quede completamente expuesto y colocado en el límite amelocementario.

2. Sobrecrecimiento del maxilar superior

Otro de los casos en los que el paciente destaca por tener una sonrisa gingival es cuando posee un sobrecrecimiento del maxilar superior. Esta patología va acompañada, habitualmente, por una erupción pasiva alterada a menor escala. Por lo tanto, la gingivectomía mejoraría en parte la estética de la sonrisa, porque conseguiría enseñar menos encía y tendría una proporción de diente más normal.

Sin embargo, para solucionar completamente el sobrecrecimiento maxilar habría que recurrir a la cirugía ortognática; una intervención realizada por ortodoncistas junto con un cirujano maxilofacial y que conllevaría recorte de la mandíbula con su consiguiente postoperatorio complicado.

3. Bruxismo

Aquellas personas bruxistas que desgastan sus dientes con motivo del frotamiento propio de esta patología, acaban teniendo unos dientes más cuadrados de lo habitual. Y debido a que los dientes siempre buscan el contacto con los de la arcada inferior para poder realizar una correcta oclusión, los dientes superiores tienden a erupcionar llevando consigo la encía.

Como consecuencia de ello, el paciente bruxista tendrá una sonrisa gingival, dado que la encía ha bajado a la vez que el diente mostrándose más a la hora de sonreír y los dientes tendrán un aspecto más cuadrado debido al desgaste.

En estos casos, y debido a que la encía está situada correctamente en el límite amelocementario, una gingivectomía estética dejará expuesta la raíz del diente y por lo tanto será necesario cubrir esa parte de la raíz del diente con carillas o coronas de porcelana.

Antes

Después

La técnica quirúrgica

Para realizar la gingivectomía estética, nuestro periodoncista hace uso de un bisturí eléctrico (también puede realizarse con un bisturí láser), que además de cortar la encía cauterizará la herida para evitar un sangrado excesivo. Así, se realiza un recorte de la encía y los tejidos blandos para conseguir una sonrisa más proporcionada y estética.

En ocasiones, además de tejido blando, es necesario realizar una osteotomía, es decir, un recontorneo del hueso. Se realiza en aquellos casos en los que el hueso se sitúa muy cerca del límite amelocementario, por lo que un simple contorneo de la encía, podría hacer que esa encía, con el tiempo, recidivase, volviendo a ocupar la posición previa a la intervención. En cambio, realizando un recorte tanto del tejido gingival como del hueso de unos 2 milímetros, conseguiremos que los resultados sean siempre permanentes.

Este tratamiento de cirugía gingival se realiza con anestesia local (el paciente no siente ningún tipo de dolor) y conlleva unos puntos de sutura muy finos (utilizados comúnmente en oftalmología) que se quitarán al cabo de una semana.

Animación 3D de una gingivectomía

Cuidados postoperatorios

El tratamiento de gingivectomía tiene uno de los mejores postoperatorios. Al día siguiente de la intervención el paciente ya puede cepillarse los dientes con un cepillo quirúrgico que ayudará a deshacer el coágulo de sangre que tiende a formarse en el margen gingival. Y a pesar de que se produce un hematoma y una inflamación en las encías, en una semana empieza a desaparecer, consiguiendo, en el plazo de dos semanas, una perfecta estética de encías.

Además, el postoperatorio no resulta doloroso para el paciente y las posibles molestias que pueda padecer podrá paliarlas simplemente con un analgésico.

Posibles complicaciones

La gingivectomía estética es una cirugía muy predecible por lo que resulta muy poco común que surja algún tipo de complicación. Además, no existen importantes contraindicaciones que impidan a un paciente someterse a esta intervención estética, y sus resultados son altamente visibles y satisfactorios a corto plazo.

Es por ello que someterse a una gingivectomía compensa claramente debido a que presenta grandes ventajas y su desventaja, que pasa por tener la zona de las encías amoratada, se solventa en aproximadamente dos semanas.

Gingivectomía como solución a problemas de salud

Aquellas ocasiones en las que se produce una inflamación de las encías excesiva por acumulación de sarro además de la toma de cierta medicación, también son susceptibles de tratarse con gingivectomía. Hablamos de la hiperplasia, esto es, la inflamación atrófica de las encías. Suele realizarse en aquellos pacientes que llevan brackets y cuyo estado de las encías hace peligrar el tratamiento de ortodoncia.

¿Cuál es el precio de la gingivectomía estética?

El precio de una gingivectomía es de 410 €, aunque puede ir complementada por otros tratamientos como las carillas o coronas de porcelana cuando el motivo por el que se realiza es, por ejemplo, el bruxismo.

Consulta las opciones de pago para nuestros tratamientos y aprovéchate de las facilidades de pago que te ofrecemos en la clínica dental Ferrus & Bratos:

  • Financiación de hasta el 100% del importe del tratamiento en 12, 18 ó 24 meses sin intereses
  • Abono domiciliado en cuenta
  • Pagos fraccionados mensuales
  • Pago de la totalidad del tratamiento al comenzar el mismo: esta modalidad permite al paciente beneficiarse de un 5% de descuento

¿Por qué escoger Ferrus & Bratos para realizarte tu tratamiento de gingivectomía?

El Dr. Ferrús, encargado de realizar este tratamiento, es experto en periodoncia con un gran número de casos de éxito a sus espaldas. Como único magister acreditado por la Federación Europea de Periodoncia dispone de una amplia formación y experiencia en el campo.

Consulta la siguiente galería de casos de gingivectomía y comprueba los resultados obtenidos por el Dr. Ferrús:

Pide tu primera consulta y el Dr. Ferrús te realizará un diagnóstico para comprobar si tu caso es susceptible de ser tratado con gingivectomía y poder así, disfrutar con confianza de tu sonrisa más estética.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(24 votos, media: 4,67 sobre 5)
cargando imágenCargando…