atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Prótesis híbrida sobre implantes dentales: ¿qué es y en qué casos está indicada?

Cuando una persona se enfrenta a la pérdida de sus dientes, ya sea en la arcada superior o en la inferior, lo más recomendable para su salud bucodental es rehabilitar la zona mediante un tratamiento de implantes dentales.

De esta manera, se evitará el proceso de pérdida de hueso y encía que tiene lugar tras la caída de una pieza dental. Esto se debe a que al colocar el implante dental éste sustituye a la raíz original del diente, integrándose en el hueso y evitando su deterioro.

Estos implantes pueden soportar distintos tipos de prótesis o dientes artificiales. Una de ellas es la prótesis híbrida sobre implantes dentales, que es la opción que más se asemeja a tener los dientes naturales.

¿Qué es una prótesis híbrida?

Es es una estructura fija atornillada sobre implantes dentales que tiene como objetivo reponer las piezas dentales y tejidos blandos -encía- perdidos.

Este tipo de prótesis es una buena opción a valorar, ya que es el tratamiento rehabilitador que más se asemeja a la sensación de contar con los propios dientes.

Dicha sensación se debe fundamentalmente a que es fija y no lleva paladar. Por ello, aporta gran estética, seguridad y comodidad a quien la lleva.

¿En qué casos está indicada?

Se utiliza en pacientes completamente edéntulos, es decir, que no tienen ninguna pieza dental, ya sea en el maxilar, en la mandíbula o, incluso, en ambos. Y, que, además, presentan una pérdida moderada de hueso.

Por otro lado, este tipo de rehabilitación también está indicada en aquellas personas que, aunque aún mantienen dientes en la boca, dichas piezas dentales presentan un pronóstico imposible a corto plazo y están abocados al edentulismo total.

¿Cómo se coloca la prótesis híbrida?

Antes de comenzar a explicar cómo es el proceso de colocación, es necesario detallar en qué consiste la prótesis híbrida.

Ésta consta de un núcleo metálico recubierto de varias capas de porcelana blanca y rosa que dan la estética de los dientes y de la encía.

Dicha estructura se atornilla sobre los implantes que se han colocado previamente en el hueso mediante la cirugía.

Esto se hace mediante unos tornillos intermedios que fijan toda la estructura y sellan el espacio entre la prótesis y los implantes.

Por último, la entrada de estos tornillos a través de la prótesis se sella mediante el uso de teflón y composite, como si se estuviera realizando una obturación o empaste dental.

En la limpieza diaria de la prótesis nos podemos ayudar de seda dental, un cepillo interproximal y un irrigador

¿Cómo se fabrica?

Como ya hemos avanzado, la prótesis híbrida sobre implantes dentales consta de un núcleo metálico (titanio o cromo-níquel).

Esta estructura de metal irá recubierta de una resina compuesta de laboratorio, llamada gradia, que es la que va a dar la estética de los dientes y de la encía rosa.

Te interesará »  Prótesis dental fija

Antes de comenzar a fabricar la prótesis es necesario realizar un completo estudio del caso concreto de cada paciente, para asegurarnos de que ésta se ajusta completamente a sus necesidades (en todo lo relativo a color, tamaño, comodidad…).

Aunque en función de la clínica dental a la que acudas el proceso de fabricación de la prótesis puede ser distinto, en Ferrus & Bratos utilizamos la tecnología CAD/CAM (diseño y fabricación asistida por ordenador).

Este procedimiento requiere, en primer lugar, que tomemos los registros de la boca del paciente a través de un escáner intraoral en tres dimensiones.

Y, posteriormente, el software con el que cuenta esta tecnología se encarga de proyectar la prótesis a través de la reproducción digital en 3D que hemos conseguido.

Esta información, es decir, el modelo virtual que tenemos en el ordenador, lo enviamos al laboratorio. Y, desde ahí, ellos se encargan del diseño y el fresado (fabricación) de la prótesis.

Por último, nos envían la prótesis a la clínica dental para que uno de nuestros odontólogos especializados se la coloque al paciente.

Ahora mismo, la tecnología CAD/CAM es la más actual que se puede utilizar para llevar a cabo las rehabilitaciones con implantes dentales.

Y, por tanto, ha supuesto un importante avance y cuenta con las siguientes ventajas respecto a las técnicas tradicionales utilizadas:

  • Ayuda a confeccionar restauraciones más duraderas y naturales
  • Permite acortar en tiempo los tratamientos y reducir el número de citas con el implantólogo
  • Aporta mayor precisión en el diagnóstico y en la fase quirúrgica

¿Cómo se limpia?

Este tipo de prótesis fijas implantosoportadas requiere un método de higiene oral específico que debe ser llevado a cabo por el propio paciente en su casa.

Por un lado, la superficie de los dientes de la prótesis se debe limpiar mediante el cepillado convencional (con un cepillo manual o eléctrico) barriendo de manera mecánica los restos de alimento y bacterias.

Sin embargo, lo más importante de la higiene en estos casos consiste en el uso de algún método de limpieza adicional que permita eliminar los restos que se acumulan bajo la prótesis.

Para ello, contamos con una serie de herramientas orales que nos pueden ayudar: Cepillo interproximal para prótesis

  • Seda dental tipo super-floss: hay que enhebrar la primera porción del tramo de seda y, a continuación, utilizar el siguiente tramo, que es tipo esponja, para arrastrar de manera suave los restos de placa
  • Cepillos interproximales: dentro de éstos, se deben utilizar los cepillos monopenacho, que se introducen bajo la prótesis entre todas las piezas de la misma y la encía, permitiendo una adecuada higiene mediante la realización de pequeños movimientos de entrada y salida
  • Irrigador bucal: aparato eléctrico que genera un chorro de agua que se introduce bajo el espacio protésico y permite arrastrar los restos de alimentos, aunque no de bacterias. Es el más cómodo de utilizar y está especialmente indicado en aquellas prótesis cuyo diseño es muy retentivo de placa y cálculo, con difícil acceso para los cepillos interdentales
Te interesará »  Llevo una prótesis dental removible: ¿cómo tengo que limpiarla?

Diferencias con la sobredentadura

Cuando estamos ante el momento de decidir entre una técnica rehabilitadora u otra, la sobredentadura suele plantearse como un tratamiento alternativo a la prótesis híbrida.

Aunque antes de decidir es importante que el implantólogo realice un adecuado diagnóstico individualizado de los pacientes para valorar cual es la mejor opción, podemos establecer cuáles son las principales diferencias entre ambos tratamientos.

Solución fija o removible:

La sobredentadura es removible y permite ser retirada después de las comidas para la higiene oral y de la prótesis, por lo que es más fácil de limpiar.

Por su parte, las híbridas son completamente fijas y sólo pueden ser retiradas por el dentista especialista, no por el propio paciente usuario de la prótesis.

Número de implantes:

La sobredentadura requiere la colocación de cuatro implantes en la arcada superior y dos implantes en la mandíbula.

Sin embargo, la híbrida necesita la colocación de seis implantes en el maxilar y cuatro implantes en la mandíbula.

Soporte mucoso:

Por un lado, la sobredentadura es una prótesis removible de soporte mucoso. En este punto, es conveniente detallar que por mucosa bucal entendemos aquellos tejidos suaves y húmedos que se encuentran en el interior de la boca.

Por otro lado, la prótesis híbrida no presenta apoyo mucoso, y su retención en la boca depende exclusivamente de los implantes dentales.

Soporte labial:

La sobredentadura permite reponer el soporte labial perdido, mejorando la estética facial y el perfil estético del paciente.

Con las prótesis híbridas sólo se reponen piezas dentales y tejidos blandos.

Ventajas y desventajas de la prótesis híbrida

Ventajas
  • Es fija: la prótesis está atornillada a los implantes de manera que el paciente siente que son sus propios dientes
  • Altamente estética: se reponen dientes y encía consiguiendo un resultado estético óptimo
  • Mejor propiocepción: una de las principales ventajas atribuidas a este tipo de prótesis es la reducción del impacto de las fuerzas oclusales (durante la función masticatoria), ya que el elemento acrílico actúa como intermediario entre las piezas dentales y la estructura metálica
  • Versatilidad y facilidad de mantenimiento protésico: el clínico puede retirarla en cualquier momento y realizar reparaciones, cambiar el acrílico y los dientes
Desventajas
  • Coste: su coste es más elevado que el de una sobredentadura
  • Higiene: se precisa de cierta habilidad y destreza en el manejo de los métodos de higiene diaria caseros para la limpieza de la prótesis

Dicho todo lo anterior, a la hora de elegir la opción rehabilitadora es fundamental contar con la opinión del implantólogo, quien además habrá realizado un estudio completo del caso, y con la del paciente.

En definitiva, sus preferencias tienen que ser tenidas en cuenta ya que ésta será la persona que lleve durante años -o incluso toda la vida- la prótesis.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (24 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando…