atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Consecuencias del bruxismo

El bruxismo es un hábito involuntario que consiste en apretar o rechinar los dientes. Aunque éste puede manifestarse tanto de día como de noche, lo más habitual es que suceda durante el sueño.

Las personas afectadas por este hábito inconsciente suelen presentar desgastes en los dientes de distinta consideración. Esto se debe a que los pacientes bruxistas tienden a apretar fuertemente los dientes superiores e inferiores para posteriormente frotarlos o moverlos hacia delante y hacia atrás.

A la larga, este hábito puede generar tensión y dolor tanto de cabeza, como de los músculos de la mandíbula, el cuello y el oído. Además de las repercusiones que desencadena el bruxismo en el aspecto físico, las personas afectadas experimentan consecuencias que se extienden al plano psicológico.

Éstas pueden estar relacionadas con problemas de autoestima debidos al desgaste excesivo de los dientes. Además, es frecuente que aparezcan dificultades en la convivencia con la pareja o con cualquier otro miembro de la familia, ya que el bruxismo suele ir relacionado con un ruido que impide el descanso de la otra persona.

Una vez dicho esto, vamos a analizar las consecuencias más importantes de este hábito involuntario tan dañino:

Desgaste dentario

Ésta es una de las principales consecuencia del bruxismo, ya que el apretar los dientes de forma continuada acaba dañando su esmalte de manera irreversible. En los casos leves o moderados, se pueden observar solamente señales de desgaste en las piezas dentales.

En los casos más severos, los dientes pueden presentar mucha sensibilidad y signos de aflojamiento. La consecuencia más grave de esto es que el diente se pueda partir longitudinalmente.

Dolor facial

Los dolores en los músculos de la cara son también habituales en una persona bruxista. Por ejemplo, en el caso del oído este hábito puede ocasionar dolores en el tímpano y en el resto de huesos que lo forman. Por último, en casos extremos este hecho puede dar lugar incluso a la aparición de sordera.

Dolor en la articulación temporo-mandibular

Éste es, junto al dolor facial, uno de los casos seguramente más graves que existen.

Las consecuencias derivadas del bruxismo pueden hacer que la articulación de la mandíbula se resienta considerablemente, sobre todo en los momentos en los que tengas demasiado estrés. Esta presión ejercida en la mandíbula podría acabar provocando una tendinitis en la mandíbula o incluso dolor de cabeza.

Si crees que puedes tener bruxismo, aquí ten contamos los tipos de tratamiento que existen. Pide cita y nuestros profesionales pondrán todos los medios a tu disposición para poder corregir el problema a tiempo.

Te interesará »  Pasta de dientes: ¿cómo sé cuál es mejor para mí?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…