atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Bruxismo: ¿rechinas los dientes?

El bruxismo es el hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes. Se trata de una acción que se realiza sin ningún tipo de función práctica y que afecta a entre un 10 y un 20% de la población a nivel mundial. Lo padecen mujeres y hombres por igual y, aunque también puede darse en la edad infantil, tiende a aparecer entre los 17 y 20 años de edad y suele remitir a partir de los 40.

¿Rechinas los dientes y crees que puedes padecer bruxismo? Si es así, a continuación se presentan algunas de las causas que pueden llegar a provocar este mal hábito.

¿Qué factores provocan el bruxismo?

El bruxismo puede venir determinado por muy diversas causas; es más, a pesar de tratarse de algo frecuente y no asociado a ninguna enfermedad grave, puede darse por factores tanto externos, como internos o psíquicos:

  • La maloclusión o más comúnmente conocida como la desalineación de los dientes
  • La inestabilidad oclusal: personas con mordida desplazada
  • Las enfermedades periodontales: un empaste o una prótesis dental mal asentada… Es más, el 80% de las personas que sufren de algún tipo de enfermedad periodontal, tienden, además, a padecer bruxismo
  • El estrés, la ansiedad o el nerviosismo
  • Los hábitos alimenticios
  • La postura o costumbres al dormir
  • La capacidad de cada individuo de relajarse
  • Los trastornos respiratorios durante el sueño

Puede que aún no lo sepas, pero si padeces de alguno de los factores aquí descritos podrías ser bruxista, ya que algunas personas no presentan ningún síntoma específico y no lo descubren hasta que duermen con alguien que detecta que rechinan los dientes.

Sin embargo, no es un acto que se dé únicamente por las noches. Es más, el bruxismo se divide en diferentes tipos:

    • Nocturno: Normalmente el que lo padece ni siquiera es consciente de que rechine los dientes y puede darse en periodos de 17-20 minutos durante la noche.
    • Diurno: Es un acto que suele ir unido a periodos de estrés y que se realiza de manera inconsciente.
    • Bruxismo céntrico: Se asocia a apretar los dientes. Afecta sobre todo a los premolares.
    • Bruxismo excéntrico: En estos casos se tiende a la fricción entre los dientes, por lo que afecta al desgaste de los mismos.
Las férulas ayudan a mantener la mandíbula en una posición relajada y a proteger los dientes del rechinamiento.

Además de estos tipos, el bruxismo presenta diferentes grados que vienen determinados por lo establecido que esté dicho hábito:

  • Hábito incipiente: Ocurre de manera ocasional y durante periodos cortos de tiempo. Aparece y desaparece por temporadas por lo que se considera reversible.
  • Hábito establecido: Puede deberse a periodos de ansiedad y puede provocar ciertas lesiones. Se considera reversible siempre y cuando se realice un tratamiento para evitar que pase al siguiente grado.
  • Hábito poderoso: En estos casos el hábito está totalmente establecido y el paciente no puede controlarlo. Sufre de lesiones importantes que requieren un tratamiento integral y especializado por parte del dentista.

¿Cuáles son las consecuencias del bruxismo?

Desgaste dental a causa del rechinamiento

Detectaremos que padecemos de bruxismo cuando se presenten algunas de las siguientes consecuencias:

  • Desgaste dental
  • Problemas en los músculos y articulaciones que participan en la masticación: dolor, inflamación…
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de oído
  • Contracción de los músculos del cuello
  • Insomnio
  • Sensibilidad de los dientes al contacto con el frío o el calor
  • Encías retraídas, debilitadas o inflamadas
  • Abfracción dental o la pérdida de tejidos dentarios duros

En algunos casos estos efectos pueden sufrir complicaciones que deriven en trastornos alimenticios, problemas dentales graves, depresión… Por eso es importante realizar un tratamiento inmediato.

¿Cuál es el tratamiento más indicado para el bruxismo?

El tratamiento que escoja nuestro odontólogo para evitar el bruxismo está destinado a reducir el dolor, prevenir el daño dental y disminuir el rechinamiento; en ningún caso resuelve las causas que lo provocan.

Férula de descarga

Por eso, las férulas de descarga son la solución más común y eficaz. Hablamos de protectores dentales realizados en resina o plástico que se realizan a medida, y que ayudan a mantener la mandíbula en una posición relajada y a proteger los dientes del rechinamiento.

Se recurrirá a la ortodoncia para casos en los que es la maloclusión lo que provoca el bruxismo.

¿Crees que padeces bruxismo? Sal de dudas

En Ferrus & Bratos podemos ayudarte a determinar las causas que provocan que rechines los dientes y te asesoraremos en el tratamiento más adecuado.

Solicita una primera consulta con nuestros especialistas y benefíciate de las facilidades de pago que ofrecemos.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, promedio: 3,67 de 5)
Cargando…