atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Pérdida de hueso: los peligros de la falta de dientes

El hueso alveolar -el hueso que rodea la raíz de los dientes- se diferencia en gran medida del resto de huesos del cuerpo humano debido a su capacidad de cambiar, ya que es capaz de renovarse y auto-curarse por mecanismos naturales. Su función, además, es primordial pues es el encargado de mantener el diente en la mandíbula y de responder a la presión que ejercen los dientes al masticar.

Sin embargo, cuando una persona pierde uno o varios dientes o se ve afectado por una enfermedad periodontal, el hueso alveolar comienza a reabsorberse poco a poco perdiendo altura y grosor a un ritmo de un 40-60% en los primeros 3 años.

Y ¿cuáles son las causas de esa reabsorción del hueso?

Causas de la pérdida de hueso

La pérdida ósea suele ser difícil de identificar en su etapa inicial, y si no se acude al dentista de manera regular donde pueden detectártelo a través de radiografías, puedes descubrir que has sufrido una pérdida de hueso y que se encuentra en un estado avanzado. Es por ello que es importante tratar de conocer las causas que pueden provocarlo y así poder actuar de manera precoz.

Estas son algunas de las causas que favorecen la pérdida de hueso dental:

  • Pérdida o extracción de dientes: Cuando tenemos un diente faltante y no se sustituye por un implante dental, el hueso alveolar de esa pieza empieza a reabsorberse debido a que no recibe ningún tipo de estimulación procedente de la masticación. Además, tal y como se aprecia en el vídeo anterior, los dientes adyacentes también se ven afectados ya que la tendencia natural de los dientes es la de buscar contacto entre sí.
  • Periodontitis o piorrea: Cuando no existe una higiene buco-dental adecuada, las bacterias que están presentes en la placa y que se introducen por debajo de las encías pueden provocar el deterioro del hueso alveolar, favoreciendo su pérdida gradual. Además, esta pérdida ósea pone en peligro el sustento de los dientes haciendo que éstos se caigan con cierta facilidad.
  • Traumatismos: Cuando un diente recibe un golpe o se rompe se debilita, de forma que la estimulación que transmite al hueso se detiene. Así, y si no se actúa en consecuencia, comienza la reabsorción ósea dental.
  • Osteoporosis: Las personas que padecen osteoporosis son más propensas a sufrir una pérdida de hueso, ya que sufren un desajuste en el equilibrio entre el calcio y el fósforo, provocando una disminución en la densidad de los huesos de todo el cuerpo.
  • Diabetes: Los trastornos que provoca una enfermedad como la diabetes de tipo 2, hace que las personas que la padecen sean más propensos a sufrir infecciones y a tener problemas de encías. Por lo que, de la misma manera, tienen más posibilidades de sufrir una pérdida de hueso dental.
  • Dentaduras postizas: Una dentadura postiza que no se encuentre anclada al maxilar, no proporciona ningún tipo de estímulo al hueso alveolar subyacente, por lo que con el tiempo éste se va reabsorbiendo hasta el punto de producir un aflojamiento en la dentadura, provocando problemas al comer o al hablar.
Te interesará »  Prevención y complicaciones de las enfermedades periodontales

Consecuencias de la pérdida de hueso maxilar

Cuando se produce una pérdida ósea se originan diversas consecuencias tanto morfológicas como funcionales o estéticas. Las siguientes son algunas de ellas:

  • Retraimiento de los labios: Debido a que hay una reducción del hueso maxilar, los labios tienden a retraerse, produciendo un cambio en la estética facial, propio del envejecimiento.
  • Arrugas de expresión sobre el labio superior: Como resultado de la pérdida ósea y retraimiento de los labios, se producen arrugas sobre los mismos.
  • Aflojamiento de dientes: Al perder hueso, los dientes pierden su sustento principal y se aflojan, corriendo el riesgo de que se caigan.
  • Modificación de la oclusión: Con la reducción del hueso, los dientes se inclinan, rotan y se mueven en general. Es por ello, que es común sentir que nuestra mordida ha cambiado y que nuestros dientes no ocluyen de manera correcta.

perdida-osea1

perdida-osea2

perdida-osea3

¿Cómo solucionar la pérdida de hueso?

Existen dos principales tratamientos para revertir la pérdida de hueso alveolar.

  • Injerto de hueso: Es el procedimiento por el que se añade hueso artificial a la zona afectada, permitiendo que se regenere al adherirse a la mandíbula o al hueso de los dientes adyacentes.
  • Elevación del seno maxilar: Es la técnica quirúrgica que permite aumentar la cantidad de hueso del maxilar superior, para una posterior colocación de implantes dentales. A continuación dispones de un vídeo que muestra el procedimiento empleado:
Elevación de seno maxilar
¿Cómo prevenir la pérdida ósea?

El mejor tratamiento para la pérdida de hueso es la prevención, ya que evitando que se produzca una reabsorción ósea, conseguiremos evitar también las graves consecuencias que ello provoca. Las siguientes, son algunas recomendaciones que pueden ayudarte a detener los efectos de la pérdida de hueso:

  • Para evitar la aparición de una periodontitis que ponga en riesgo el hueso que sustenta tus dientes, mantén una buena higiene dental. Además del cepillado, utiliza el hilo dental regularmente para limpiar los restos de comida que se acumulan entre tus dientes y que están cargados de bacterias dispuestos a atacar a tus encías.
  • Una dieta saludable y un estilo de vida sanos estimulan tu sistema inmunológico para que pueda luchar contra las bacterias y demás agresiones externas.
  • En casos de extracciones, la solución más eficaz es la sustitución inmediata del diente a través de implantes dentales. Éstos sustituirán la raíz del diente faltante haciendo que el hueso se mantenga y no se reabsorba.

¿Tienes dudas?

Si crees que has perdido hueso maxilar o has sufrido una pérdida dental y buscas una solución, pide tu primera consulta y nuestro equipo de periodoncistas e implantólogos te realizarán un estudio y te recomendarán un tratamiento para solucionar tu problema de manera rápida y eficaz.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (108 votos, promedio: 4,44 de 5)
Cargando…