atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


¿Has terminado tu tratamiento de ortodoncia? Te decimos por qué debes ponerte los retenedores

Un porcentaje importante de los tratamientos de ortodoncia que llevamos a cabo en la Clínica Dental Ferrus & Bratos son, en realidad, retratamientos. En “retratamientos” englobamos a todos aquellos pacientes que se sometieron a un tratamiento de ortodoncia en el pasado pero no siguieron los protocolos de retención adecuados.

Esto hizo que, con el tiempo, los dientes de estas personas volvieran a desalinearse y que al cabo de los años buscaran una solución en nuestra clínica que devolviera la estética perdida a su sonrisa.

Lo cierto es que, en el pasado, a la retención no se le concedía la importancia que se le otorga actualmente. Por una parte, muchos ortodoncistas no la incluían en el plan de tratamiento o, si lo hacían, era por un tiempo limitado.

Por otra parte, había pacientes que no eran conscientes de su importancia y no se tomaban en serio su uso. Sin embargo, hoy en día sabemos que la retención es una fase más -y crucial- de todos los tratamientos de ortodoncia, tanto en los llevados a cabo con brackets como sin brackets.

El uso de retenedores es la única manera 100% eficaz de garantizar la estabilidad de los resultados conseguidos tras la ortodoncia

¿Qué son los retenedores y para qué sirven?

Los retenedores son los aparatos –fijos y removibles- colocados por el ortodoncista al finalizar el tratamiento. Tienen como objetivo que los dientes no vuelvan a la posición inicial que tenían antes de la ortodoncia.

Debemos partir de la base de que los dientes tienen una tendencia natural a moverse, por lo que es necesario ponerles un “freno” que mantenga la posición conseguida con el tratamiento ortodóncico.

Como hemos mencionado anteriormente, en caso de no seguir los protocolos de retención, los dientes volverán a descolocarse. Y, como consecuencia de esto, el tratamiento habrá fracasado. La retención es, por tanto, la única manera 100% fiable de garantizar la estabilidad de los resultados de por vida.

¿Cuántos tipos hay?

Una vez que damos por finalizado tu tratamiento de ortodoncia y retiramos tus brackets –o el último alineador Invisalign- en Ferrus & Bratos te colocaremos dos tipos de retenedores: fijos y removibles.

    • Retenedores fijos: consisten en unas finas barras de alambre que se colocan de colmillo a colmillo tanto en la arcada superior como inferior. Estos arcos se adhieren a la cara lingual –interna- de los dientes con composite.
    • Retenedores removibles (Essix): se basan en unas férulas transparentes –muy similares a las de la ortodoncia Invisalign- que son de “quita y pon” y se colocan en ambas arcadas.
Te interesará »  Elásticos intermaxilares durante la ortodoncia: qué son y para qué se usan

Los retenedores fijos son colocados el mismo día que retiramos los brackets –o el último alineador Invisalign-. De esta manera, nos aseguramos de que tus dientes tengan el “freno” que hemos mencionado desde el primer momento.

Ese mismo día, tomaremos unos moldes para crear tus retenedores removibles a medida. Unos días más tarde, cuando los Essix ya se han fabricado, te los entregaremos para que empieces a usarlos.

¿Cuánto tiempo se deben usar?

Generalmente, aconsejamos a nuestros pacientes utilizar los retenedores de manera permanente para evitar movimientos indeseados.  Sin embargo, esto no supondrá ningún inconveniente para que desarrolles una vida normal, mucho más cómoda que cuando llevabas ortodoncia.

En lo que respecta a los retenedores fijos, la barra de alambre es tan fina que no se nota, es invisible a los ojos de los demás, no incomoda a la lengua y no interfiere en el habla.

En el caso de los Essix, el tiempo de uso va disminuyendo a medida que pasan los meses. Es decir, al principio los llevarás todo el día (excepto para comer y cepillarte los dientes) y a medida que los tejidos periodontales se vayan asentando, reduciremos el tiempo pautado para que los lleves únicamente por la noche.

Sin embargo, a pesar de estas consideraciones generales, la decisión definitiva sobre cuánto tiempo deben usarse los retenedores le corresponde al ortodoncista. Éste tendrá que valorar determinados factores de manera individual para establecer lo más adecuado para cada paciente en función de la posición inicial de los dientes, la oclusión o si la persona está en periodo de crecimiento.

Cómo limpiarlos

Los retenedores fijos no se pueden extraer para limpiar, por lo que tendrás que incorporar su higiene a tu rutina de cepillado. De esta manera, deberás pasar el cepillo alrededor de la barra para evitar la acumulación de depósitos en la zona.

Por su parte, los retenedores removibles deben ser limpiados con un cepillo, agua tibia y jabón neutro a diario. Además, es recomendable diluir las férulas en agua con una pastilla especial para prótesis dentales una vez a la semana.

Como te hemos comentado anteriormente, los retenedores removibles son muy similares a Invisalign. Si quieres saber más detalles acerca de cómo limpiar los Essix puedes echar un vistazo al artículo sobre la limpieza de los alineadores Invisalign.

Además de la rutina diaria que puedas seguir en casa, es importante que acudas periódicamente al higienista para que lleve a cabo una limpieza profesional. De esta manera, eliminarás los restos de sarro que se acumulan en tus dientes.

¿Qué problemas puedo tener con los retenedores?

Aunque no tienen por qué surgir contratiempos con los retenedores, éstos pueden romperse, perderse o despegarse.

Te interesará »  Precio de un tratamiento de ortodoncia: ¿cuánto cuesta?

Dada la importancia de estos aparatos para mantener los resultados del tratamiento de ortodoncia, en el caso de que percibas alguna anomalía es fundamental que acudas a nuestra consulta lo antes posible. De esta manera, podremos reparar los retenedores o encargarnos de pedir unos nuevos.

En el caso de que no tengas ningún problema con los retenedores que te haga venir a nuestra clínica, comprobaremos el estado de estos aparatos periódicamente. Cualquier tratamiento de ortodoncia conlleva revisiones y en estas citas nos cercioraremos de que todo marcha según lo previsto.

Dicho esto, es importante que no descuides estas revisiones para mantener la sonrisa sana y atractiva que has conseguido con la ortodoncia. Cualquier tratamiento de este tipo conlleva un coste y un tiempo que, por lo general, varía desde el año hasta los dos años. Seguir los protocolos de retención es, por tanto, la manera de aprovechar el tiempo y el dinero invertido.

¿Quieres saber qué tipo de 
ortodoncia es ideal para ti?

Descubre en tan sólo 10 preguntas el sistema de
ortodoncia que mejor se adapta a tu estilo de vida
 
¡Sí, hacer el test!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (18 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
¿Quieres saber qué tipo de ortodoncia es ideal para ti?
Descubre en tan sólo 10 preguntas el sistema de ortodoncia
que mejor se adapta a tu estilo de vida 
No, gracias
close-link

¿Quieres saber qué tipo de 
ortodoncia es ideal para ti?

Descubre en tan sólo 10 preguntas el sistema de
ortodoncia que mejor se adapta a tu estilo de vida
 
¡Sí, hacer el test!