Llevar un tratamiento de ortodoncia supone una importante inversión económica y también de tiempo.

Los pacientes que llevan brackets o alineadores invisibles invisible, como Invisalign, deben mantener un fuerte compromiso con su higiene bucodental.

Además, deben acudir a las revisiones pactadas para que el tratamiento tenga éxito.

Muchas personas creen que la retirada de la aparatología supone en final del proceso y que el haber llevado ortodoncia durante uno o dos años garantiza sus resultados de por vida.

Sin embargo, este pensamiento está muy alejado de la realidad.

La ortodoncia tiene 7 fases y la última de ellas es la retención, una etapa crucial dentro del tratamiento sin importar qué tipo de aparatología dental se haya utilizado.

Por tanto, el uso de retenedores después de los brackets o cualquier otro sistema -como Invisalign- es fundamental para mantener los resultados.

Tipos de retenedores dentales

Los retenedores son aparatos que el ortodoncista coloca en la boca del paciente una vez se le han retirado los brackets o los alineadores transparentes.

Dentro de ellos, encontramos dos tipologías:

Retenedores fijos

Se trata de una barrita metálica que el profesional ubica en la cara lingual de los dientes, es decir, en su parte interna.

Para evitar que los dientes se muevan, se coloca el mismo día que se ha retirado la ortodoncia.

Es posible que algunas personas lleven este tipo de retenedor lingual durante el resto de su vida, sin que ello le provoque ninguna molestia en el día a día.

Aun así, el paciente deberá pasar por unos días de adaptación en las que puede experimentar algunas molestias en la lengua, como aftas.

Ampliar imagen
Retenedor fijo

Retenedores removibles (Essix)

Por otro lado, tenemos los retenedores removibles – de “quita y pon”– que el paciente puede quitarse.

Es necesario que el dentista tome una muestra de la cavidad oral del paciente para crear unas férulas dentales transparentes a su medida.

Como sucede con los retenedores dentales fijos, los removibles se colocan en la arcada donde el paciente ha llevado ortodoncia, pudiéndose llevar en ambas.

El uso de este tipo de retenedores de dientes es regresivo, es decir, al principio el odontólogo recomienda su uso durante todo el día.

Únicamente hay que quiarlo para comer y cepillarse los dientes.

A medida que van pasando los meses, el paciente solo tendrá que usarlo un número menor de horas hasta, finalmente, utilizarlos solo por la noche.

Es importante seguir siempre las instrucciones del dentista para utilizar los retenedores de la manera correcta, pues los tiempos varían con cada persona.

Normalmente, las revisiones se pautan cada tres, seis y doce meses.

¿Por qué es importante usar los retenedores?

Los dientes tienen una tendencia natural a moverse.

Por tanto, una vez se quitan los aparatos, en caso de que no haya nada que pare el desplazamiento de las piezas dentales, volverán a la posición que tenían anteriormente.

La importancia de la retención reside en que solamente el uso adecuado de los retenedores garantiza la estabilidad de los resultados a largo plazo.

Como su propio nombre indica, su función es retener los dientes en la posición alcanzada al finalizar el tratamiento de ortodoncia.

Para mantener los resultados del tratamiento, colocamos dos tipos de retenedores -fijos y removibles- y pautamos revisiones cada tres, seis y doce meses

Dada su relevancia, es necesario saber cuidarlos para que duren el mayor tiempo posible -sin que se rompan, pierdan o deterioren- y realicen su misión correctamente.

Ampliar imagen
Retenedor removible

¿Cómo debo cuidar los retenedores?

Como hemos explicado, existen dos tipos de retenedores y cada ortodoncista puede recomendar uno u otro.

Del mismo modo, los cuidados que requieren dependerán del material del que están hechos.

En nuestra clínica, el tratamiento de ortodoncia –ya sea con brackets o con los alineadores transparentes de Invisalign- incluye dos juegos de retenedores.

Te hemos contado que los retenedores pueden acompañarte durante gran parte de tu vida, pero, ¿cómo podemos conseguir que duren el mayor tiempo posible?

A continuación, te damos 6 consejos para cuidar tus retenedores dentales.

Limpieza: un hábito fundamental

La higiene tiene un papel fundamental cuando hablamos de la salud bucodental en general, pero también de los retenedores en particular.

Mientras que la limpieza de los retenedores fijos se realiza durante el cepillado de dientes habitual, los removibles deben lavarse cada vez que se retiran.

Ten en cuenta que están expuestos, entre otras cosas, a la saliva o al sarro dental.

Es muy importante que uses los retenedores siguiendo las indicaciones de tu dentista, pues solo así se mantendrán los resultados de la ortodoncia.

Por ello, debes lavarlos con un jabón neutro después de quitártelos –por ejemplo, por la mañana tras haberlos llevado toda la noche-.

La forma de limpiar los retenedores es similar a la de las férulas de Invisalign, pues ambos son muy parecidos.

Aunque tengas la tentación, no los limpies con pasta de dientes: los retenedores pierden transparencia y se vuelven blancos.

De esta manera, se deterioran sus propiedades estéticas y es posible que el material llegue a dañarse.

Mantener una adecuada limpieza de los retenedores impedirá que las bacterias se acumulen en las férulas y que terminen adquiriendo malos olores.

Como complemento, es aconsejable utilizar pastillas especiales para limpiar prótesis dentales.

Otros consejos para cuidar tus retenedores

Además de mantener una cuidadosa higiene, y con el objetivo de que los retenedores te duren el mayor tiempo posible, te aconsejamos seguir las siguientes recomendaciones:

1. Ten cuidado al quitarte los retenedores

Aunque los retenedores removibles sean resistentes, es importante tratarlos cuidadosamente.

Cuando te los quites, intenta alternar el lado por el que lo haces.

Es decir, no te saques el retenedor dental siempre por el mismo lado, porque al tirar se va desgastando, lo que puede provocar fisuras o roturas.

2. Guarda los retenedores en su caja

Usa los retenedores removibles el número de horas al día recomendado por tu ortodoncista.

Y, cuando no los lleves puestos, guárdalos en la caja que te hayan facilitado para ello.

Ampliar imagen
Caja para retenedores

Es el lugar más seguro para ellos, ya que si optas por guardarlos en una servilleta de papel –o similar- corres el riesgo de perderlos o tirarlos.

3. Ten cuidado con los dientes incisivos al morder

Si has llevado brackets, sabrás que es necesario tener cuidado a la hora de comer alimentos duros.

No hay ningún problema a priori, pero es necesario prestar atención.

Por ejemplo, si muerdes un bocadillo y acto seguido tiras de él hacia delante –a modo de palanca- el retenedor fijo de ortodoncia se puede romper.

En lo que respecta al retenedor removible, nunca comas con él.

Si lo haces, podrá romperse y perder la transparencia que lo hace tan estético.

Además, se convertirá en un depósito de restos de alimentos y bacterias.

4. No te muerdas las uñas

Morderse las uñas puede ser un problema de salud, de estética y, en muchos casos, incluso psicológico.

Asimismo, es muy perjudicial para mantener los resultados que tanto ha costado conseguir con el tratamiento de ortodoncia.

Este hábito, repetido en el tiempo, ocasiona desplazamientos en los dientes, lo que compromete su alineación.

5. Acude a las revisiones pautadas

Una vez ha finalizado el tratamiento de ortodoncia, es muy importante acudir a las revisiones pautadas por tu ortodoncista.

Pasados los doce primeros meses, en los que el paciente habrá tenido tres revisiones, únicamente será necesario volver una vez al año.

Como ves, el hecho de llevar retenedores y ser cuidadosos con su uso te permite llevar una vida completamente normal.

Puedes comer prácticamente lo que quieras –teniendo ciertas precauciones y retirando los removibles antes- y tampoco molestan ni duelen.

Además, no afectan al habla y como la mayor parte del tiempo los retenedores los llevarás solamente para dormir, apenas te darás cuenta de que los tienes.

Es posible que al principio sientas una sensación extraña al llevarlos, pero con el paso de los días irá desapareciendo.

Al final, los retenedores se convertirán en una parte más de tu vida que pasa totalmente inadvertida y te aportará numerosos beneficios para tu salud y estética dental.

Te interesará »  ¿Afectarán la ortodoncia y los brackets a mi forma de hablar?

¿Qué podemos hacer por ti? 1ª visita gratuita y presupuesto sin compromiso Estamos en Madrid

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

¿No te gustan los formularios? Llámanos al 91 768 18 12

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(65 votos, promedio: 4,35 de 5)
Loading...
Dra. Patricia Bratos

Dra. Patricia Bratos

Ortodoncista / Fundadora de la Clínica Dental Ferrus & Bratos

Patricia Bratos es fundadora de la Clínica Dental Ferrus & Bratos, donde ejerce de ortodoncista. Es licenciada en Odontología y se especializó a través del Máster en Ortodoncia de la Universidad Complutense de Madrid. Está acreditada para llevar a cabo cualquier tratamiento ortodóncico, como Incognito e Invisalign. En este último, cuenta con los máximos reconocimientos: Invisalign Diamond Provider -por el número de casos tratados en el último año- y Club Advantage Elite -por ser una de los 50 ortodoncistas con más pacientes tratados en Europa, Oriente Medio y África-. Si quieres sabes más sobre la doctora Bratos puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Haz una pregunta al dentista

  Acepto la Política de privacidad

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
Preguntas respondidas
  1. Elena

    Buenas. Me gustaría saber si se pueden rompen los Essix por apretar los dientes y si por esto el cliente debe pagar uno nuevo. Mi hijo solo se lo pone por la noche. ¿Qué duración tiene? ¿Cuánto tiempo es recomendable llevarlo? Lo lleva por las noches casi un año después de brackets. Muchas gracias y espero su respuesta.

    1. Dra. Patricia Bratos
      Dra. Bratos

      Hola, Elena:

      Muchas gracias por tu consulta. Si es bruxista, es posible que con el tiempo salgan pequeños agujeros en la parte de los caninos, pero no tienen por qué fracturarse. Este tipo de retenedor duran muchos años, así que ten en cuenta que hay que limpiarlos después de cada uso. Los Essix, al igual que los retenedores fijos, se usan de por vida, pues así se aseguran que los resultados obtenidos gracias a la ortodoncia permanecen.

      Espero haber sido de ayuda. Un saludo.

  2. Andrea

    Hola, llevo dos días con retenedores transparentes, pero siento algunas molestias en la partes de bajo de la lengua. No sé si esto será normal o deba ir a que me los arreglen. Ayuda

    1. Dra. Patricia Bratos
      Dra. Bratos

      Hola, Andrea:

      Muchas gracias por tu consulta. Después de hacer los retenedores, a veces hay que recortarlos un poco para evitar que te rocen. Puede que ese sea tu caso. Te sugiero que los lleves a la clínica donde te los han hecho para que tu dentista pueda recortarlos en un momento, ya que conviene que lo haga un profesional y así evitar que se corten demasiado. Una vez que te los pongas y compruebes que no te hacen daño, podrás usarlos sin molestias.

      Espero haber sido de ayuda. Un saludo.

  3. Elizabeth

    Hola, hoy me dieron mis retenedores extraíbles, son como una placa con paladar. La saliva se junta y es horrible, ¿qué se puede hacer con eso? Apenas los soporto
    🥺

    1. Dra. Patricia Bratos
      Dra. Bratos

      Hola, Elizabeth:

      Muchas gracias por tu consulta. Generalmente, suele ser necesario que el dentista recorte las partes sobrantes del retenedor, tanto por la parte de la encía como del paladar. Si hay algunas zonas que te molestan, lo mejor es que vuelvas a la clínica donde lo han confeccionado y pidas que lo recorten para que se ajuste correctamente. Así, podrás usarlo a diario sin que te resulte incómodo.

      Espero haber sido de ayuda. Un saludo.

  4. Silvia

    Hola, buen día. Yo llevo retenedores solo por la noche, porque así lo dijo mi dentista, pero me gustaría saber cómo puedo hacer para no morder mis dientes durante los usos, ¿o es normal hacerlo? porque no quiero que mis retenedores se vayan a romper. Muchas gracias, espero su respuesta.

    1. Dra. Patricia Bratos
      Dra. Bratos

      Hola, Silvia:

      Muchas gracias por tu consulta. Es normal que, de noche, los dientes contacten entre sí por lo que no debes preocuparte. Los retenedores pueden durar muchos años, aunque si padeces bruxismo es posible que se desgasten con más facilidad. En tal caso, el tratamiento indicado sería una férula de descarga.

      Espero haber sido de ayuda. Un saludo.

  5. Ale

    Hola, disculpe. Me sucede que hace dos días me pusieron el retenedor fijo (inferior), pero en menos de 24 horas se me despegó al lavarme los dientes. Luego, me pusieron otro ese mismo día, pero hoy se me volvió a caer (amanecí con el retenedor bailando en mi boca). ¿No los pusieron bien? ¿Mi boca no está adaptada? No sé qué sucede. ¡Ayuda!

    1. Dra. Patricia Bratos
      Dra. Bratos

      Hola, Ale:

      Muchas gracias por tu consulta. El retenedor fijo no tiene por qué caerse, ni siquiera durante el cepillado dental o al comer. De hecho, lo normal es que no se despegue y dure muchos años. Desconozco cuál es la razón por la que se cae, pero si la técnica de colocación es la adecuada, no tendría que haber inconvenientes. Te sugiero que lo plantees con el dentista que te está tratando y así pueda resolver tus dudas.

      Un saludo.

  6. Francis

    Llevo una semana con retenedores movibles, apenas me estoy adaptando y conociéndolos. Mi pregunta es si, cuando me los retiro para comer, ¿los dientes no se aflojarán o se me puedan caer? Ahora esa es mi preocupación, además de que me sirvan. ¿No me perjudica de esta manera?

    1. Dra. Patricia Bratos
      Dra. Bratos

      Hola, Francis:

      Muchas gracias por tu consulta. Para nada debes preocuparte: los retenedores aseguran que los dientes no se muevan ni adopten la posición que tenían antes del tratamiento de ortodoncia, pero no ponen en riesgo su estabilidad ni los afloja en ningún caso.

      Espero haber respondido a tu pregunta. Un saludo.

    2. Dra. Patricia Bratos
      Dra. Bratos

      Hola, Francis:

      Muchas gracias por tu consulta. Para nada debes preocuparte: los retenedores aseguran que los dientes no se muevan ni adopten la posición que tenían antes del tratamiento de ortodoncia, pero no ponen en riesgo su estabilidad ni los aflojan en ningún caso.

      Espero haber respondido a tu pregunta. Un saludo.

Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:
¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita