atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


TAC en Odontología: ¿para qué sirve y cómo se hace?

Al igual que en otras especialidades relacionadas con la Medicina, en Odontología el uso de las nuevas tecnologías contribuye a aumentar considerablemente las posibilidades de éxito de un tratamiento.

En el área que nos ocupa, uno de los avances que mayores beneficios ha traído a la práctica dental es el del TAC. Y es que este aparato juega un papel fundamental a la hora de realizar un diagnóstico preciso y una buena planificación del tratamiento.

De esta manera, se consiguen resultados más rápidos, predecibles y eficaces que sin la utilización del TAC dental.

¿Qué es un TAC dental?

Un TAC dental -forma abreviada de definir Tomografía Axial Computerizada- es un aparato que utiliza rayos X para obtener imágenes en tres dimensiones de los dientes y los huesos maxilares -superiores e inferiores- del paciente.

Dado que algunas personas pueden confundir el TAC con una radiografía panorámica tradicional, en este punto conviene recordar que el primero realiza imágenes en tres dimensiones, mientras que la radiografía convencional no.

¿Para qué sirve este aparato?

El TAC sirve para realizar un completo estudio radiológico de la boca del paciente, ya que permite obtener imágenes de sus estructuras dentales y óseas.

De esta manera, permite al dentista o cirujano maxilofacial que solicita la prueba planificar minuciosamente un tratamiento antes de llevarlo a cabo.

Por otro lado, es importante señalar que el TAC se utiliza en tratamientos concretos, es decir, no se lleva a cabo en cualquier procedimiento dental.

Por ejemplo, su uso está especialmente extendido en Implantología. Sin embargo, también se puede utilizar en otras especialidades.

¿Cuándo se realiza el TAC dental?

Como hemos adelantado anteriormente, se utiliza fundamentalmente en Implantología, aunque puede tener más usos:

Colocación de implantes:

Permite estudiar la estructura ósea para determinar la posición exacta en la que se va a colocar el implante en el hueso. Asimismo, permite ver el estado de la raíz dental.

Regeneración de hueso:

El TAC también sirve para comprobar la dimensión ósea del paciente y determinar si éste cuenta con suficiente hueso para llevar a cabo la intervención o si es necesario planificar, además, alguna técnica de regeneración de hueso, como la elevación de seno maxilar

Muelas del juicio incluidas:

El TAC sirve para comprobar su relación con el nervio dental inferior y calcular el mejor abordaje posible para la extracción de las muelas del juicio

Caninos incluidos:

En este caso, el aparato se utiliza cuando se va a realizar un tratamiento de ortodoncia, ya sea con brackets o con los alineadores Invisalign, y existe un canino incluido. De esta manera, se planifica que dicho diente baje a la posición correcta

Te interesará »  Chistes dentistas

Dónde me puedo hacer esta prueba

Si bien es cierto que la mayoría de clínicas dentales no cuentan con un TAC, en Ferrus & Bratos sí disponemos de dicho aparato.

El hecho de que muchas clínicas no cuenten con él se debe a que el TAC dental es una tecnología muy costosa y exige una inversión muy grande.

Por tanto, es necesario realizar muchas cirugías de implantes para que compense tenerlo.

Cuando la clínica no dispone de TAC, debe solicitar al paciente que necesita dicha prueba que se la realice en otro centro y regrese varios días después con sus resultados para que éstos sean interpretados por el profesional que la pidió.

Esto, a su vez, conlleva cierta incomodidad para el paciente por tener que desplazarse y ralentiza el momento de conocer los resultados.

Sin embargo, en nuestra clínica, al contar con un equipo de implantólogos en exclusiva que lleva a cabo numerosas cirugías de colocación de implantes, sí contamos con un TAC.

En resumen, el hecho de contar con un TAC dental propio aporta numerosas ventajas al paciente:

  • Obtiene un diagnóstico más preciso: permite a los odontólogos conocer en detalle el estado inicial de los dientes y los huesos maxilares de los pacientes
  • Aporta mayor comodidad y evita desplazamientos: la prueba solamente dura unos segundos y el paciente no tiene que desplazarse otro día a otro centro. De esta manera, conoce los resultados al instante, ya que el dentista los puede interpretar en la misma consulta
  • Consigue resultados más predecibles: al haberse realizado un estudio previo se conoce exactamente cuál es el punto de partida del paciente y es más fácil calcular su evolución

¿Cómo se hace un TAC?

En nuestra clínica, el TAC dental se realiza en una sala de rayos X aislada del resto del centro.

La prueba es llevada a cabo por parte de personal cualificado para ello y el procedimiento es muy similar al que se realiza en las radiografías panorámicas.

Es decir, no es necesario que el paciente siga ningún tratamiento o recomendaciones previas. Tan sólo tiene que seguir las indicaciones de nuestro personal.

Por tanto, te colocarán un chaleco de plomo para protegerte de la radiación y te dirán cuál es la posición exacta en la que te tienes que colocar para que el aparato saque las imágenes adecuadas de tu boca. Esto dura tan solo 20 segundos.

En este punto, conviene recordar que las mujeres embarazadas no deben someterse a esta prueba por la radiación que conlleva, aunque ésta sea en una dosis muy baja.

Te interesará »  Hábitos que deberás evitar por tus dientes

Como ves, el TAC dental es una prueba muy sencilla que tarda muy poco tiempo en hacerse. Esto, único al gran valor que aporta al tratamiento, hace que los pacientes no tengan ningún inconveniente en someterse a ella cuando así se lo solicitamos.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (22 votos, promedio: 3,91 de 5)
Cargando…