Gingivitis en los niños

La gingivitis es una enfermedad bucodental que se caracteriza por la inflamación y el sangrado de las encías.

Aunque dicha patología se relacione, habitualmente, con personas adultas, lo cierto es que la gingivitis también puede afectar a los niños.

Por ello, en el presente artículo vamos a tratar cómo afecta esta enfermedad a los niños y cómo prevenir su aparición.

¿La gingivitis afecta por igual a niños y adultos?

Para responder a esta pregunta, antes vamos a recordar qué es exactamente la gingivitis.

La gingivitis es una enfermedad que tiene su origen en una higiene oral deficiente.

Dicha higiene insuficiente puede deberse a que la persona no se cepilla los dientes tanto como debería -después de cada comida- o a que, aunque lo haga, no sigue una técnica adecuada.

Esta falta de higiene hace que los restos de alimentos se acumulen en la boca y que se produzca una aparición de placa bacteriana.

La permanente acumulación de placa bacteriana provoca, a su vez, la aparición de sarro.

Y, con ello, empiezan a hacer acto de presencia los síntomas de la gingivitis: la inflamación y el sangrado de encías.

Dada que la enfermedad es la misma, los síntomas que experimentan los niños y los adultos son semejantes.

La única diferencia es que la falta de conocimiento de los niños hace que estos no adviertan o no comuniquen sus síntomas.

Por tanto, los padres tienen un papel fundamental tanto a la hora de enseñar a sus hijos la técnica de cepillado correcta como de inculcar unos buenos hábitos de higiene.

La gingivitis en niños es igual que la que afecta a adultos. La única diferencia es que la falta de conocimiento de los primeros hace que no adviertan ni comuniquen los síntomas.

¿Cómo detectar la gingivitis en los niños?

Dado que los síntomas de la gingivitis son dos, fundamentalmente, los padres deben estar pendientes de cualquier signo de sangrado e inflamación en las encías de sus hijos.

Para poder detectar los signos de alarma, recomendamos lo siguiente:

  • Supervisar regularmente el cepillado: si prestamos atención al momento en el que el niño se enjuaga la boca, podremos advertir un posible sangrado.

  • Observar si se produce sangrado al comer: uno de los ejemplos más característicos es el de la manzana. Si tu hijo come una manzana a mordiscos y percibes un ligero sangrado en la pieza de fruta, puede tener gingivitis.

  • Prestar atención al color y grosor de las encías del niño: unas encías sanas son rosadas y no presentan inflamación. Las encías hinchadas y con un color rojo brillante son características de la gingivitis.

Te interesará »  Principales problemas en las encías y cómo evitarlos

Cepillo de dientes eléctrico
Ampliar imagen
Niño cepillándose los dientes

¿Cómo se trata la gingivitis?

Al igual que en el caso de los adultos, el tratamiento en niños es muy sencillo y pasa por mejorar la higiene bucodental.

Esto puede hacerse de dos maneras: en casa y en la clínica dental.

Extremar las medidas de higiene en el domicilio

Tan pronto como se advierta la inflamación y/o el sangrado de encías, es imprescindible comenzar a mejorar la rutina de cepillado.

Para ello, es necesario seguir los siguientes consejos:

  • Cepillar los dientes después de cada comida.

  • Cepillar los dientes durante, al menos, dos minutos.

  • Seguir una técnica de cepillado correcta.

Acudir a la consulta del odontopediatra

Al igual que debemos mejorar la rutina de cepillado nada más advertir los síntomas, es igualmente importante solicitar una consulta con el odontopediatra.

De esta manera, el especialista podrá determinar cuál es la manera más adecuada de tratar la gingivitis: llevando a cabo una limpieza bucodental profesional en la clínica o, simplemente, extremando las medidas de higiene en casa.

Inculca buenos hábitos

Educa a tus hijos en la importancia de tener unas buenas rutinas de higiene, enséñales la técnica de cepillado adecuada y supervísala regularmente.

¿Cómo prevenir la gingivitis en niños?

Afortunadamente, prevenir la gingivitis en los niños es relativamente sencillo, ya que pasa por inculcar y supervisar unas rutinas de higiene bucodental.

Los hábitos más importantes son los siguientes:

  • Enseña a tu hijo la técnica adecuada de cepillado y encárgate de que la interiorice para que utilice siempre la misma. Haz que divida la boca en cuatro cuadrantes y que siga siempre el mismo orden para que no se deje ninguna zona. 

  • No te olvides de la lengua. Muchas personas, incluso las ya adultas, desconocen la importancia de limpiar la lengua en cada cepillado.

  • Encárgate de que el tiempo de cepillado es de, al menos, dos minutos. Para conseguir esto, un buen “truco” es el de reproducir una canción mientras el niño se cepilla los dientes. De esta manera, se controla el tiempo de cepillado y se consigue aportar algo de diversión a una tarea rutinaria.

  • Supervisa que el niño sigue tus instrucciones. O, mejor dicho, haz coincidir tu cepillado con el suyo. Además de controlar que tu hijo sigue la técnica adecuada, podrás convertir el cepillado en un pequeño momento más para estar juntos.

  • Ofrece a tu hijo el mejor ejemplo: cepíllate los dientes siguiendo todos los consejos anteriores para que tu hijo aprenda directamente de ti los buenos hábitos.

  • Lleva al niño al odontopediatra entre una y dos veces al año para que le haga una revisión general.

Ampliar imagen
Cepillado de dientes en familia

Además de todo lo anterior, es importante que, tan pronto como su edad se lo permita, expliques a tu hijo los problemas asociados a la falta de higiene.

Y es que una limpieza bucodental insuficiente ocasiona otros inconvenientes además de sangrado e inflamación de encías.

Es decir, también puede ser la causante de caries, dolor o pérdida de dientes, por ejemplo.

Por tanto, es importante que eduques a tu hijo en la prevención. Y es que, si lleva unos buenos hábitos en casa, tendrá que visitar al dentista con menos frecuencia.

Pero, sobre todo, sus buenos hábitos harán que los tratamientos que le tenga que hacer el dentista sean más rápidos y sencillos.

Por ejemplo, si tu hijo opta por ser más riguroso en el cepillado evitará, en gran medida, tener que acudir al odontopediatra a realizarse un incómodo tratamiento de empaste.

Descubre nuestra Guía de Encías

En esta sección encontrarás contenidos relacionados con la salud de tus encías y las dos principales enfermedades que les afectan:…

¿Qué podemos hacer por ti? 1ª visita gratuita y presupuesto sin compromiso Estamos en Madrid

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

¿No te gustan los formularios? Llámanos al 91 768 18 12

Un momento, el formulario se está enviando...

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas?
Dejanos tu valoración:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...
Dr. Jorge Ferrús

Dr. Jorge Ferrús

Periodoncista e implantólogo / Fundador de la Clínica Dental Ferrus & Bratos

Jorge Ferrús es fundador de la Clínica Dental Ferrus & Bratos, donde ejerce de periodoncista e implantólogo. Es licenciado en Odontología y se especializó a través del Máster en Periodoncia e Implantes de la Universidad Complutense de Madrid. Combina su actividad profesional con la docencia y la investigación, ya que es profesor colaborador del citado máster y autor de diversos artículos aparecidos en publicaciones científicas como Journal of Clinical Periodontology o Clinical Oral Implants Research. Si quieres sabes más sobre el doctor Ferrús puedes consultar su curriculum vitae, y su página personal.

Haz una pregunta al dentista

  Acepto la Política de privacidad

En Ferrus&Bratos cumplimos con el RGPD de la UE por lo que tus datos están seguros. Además, debes aceptar nuestra política de privacidad al enviar un formulario:

  • Responsable: Ferrus Bratos Clínica Dental S.L.
  • Finalidad: poder gestionar tu petición.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: tus datos se guardarán en Raiola Networks, - nuestro proveedor de hosting -, que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en datos@clinicaferrusbratos.com
Hemos aparecido en:
apariciones en prensa de la clínica dental Ferrus & Bratos
Lo que opininan nuestros pacientes:
¿Quieres que estudiemos tu caso?
Cita gratuita