¿Qué son las carillas?

Las carillas dentales son unas finas láminas de porcelana o composite que se adhieren a la cara frontal del diente para mejorar el aspecto de la sonrisa. Una de las ventajas de este tratamiento es que todas las carillas se crean a medida, ya que cada persona tiene unas necesidades estéticas concretas y diferentes a las del resto. Esto hace posible que puedas elegir tú mismo el color, la forma, el tamaño o la posición de tus dientes.

Ventajas de las carillas

Carillas finas

Ultrafinas

Fabricamos carillas con un grosor mínimo, lo que hace que sean imperceptibles y que nadie note que las llevas.
Carillas naturales

Apariencia natural

Contamos con infinidad de tonos similares al color de tus dientes naturales, por lo que no se distinguen del resto de piezas dentales.
Tratamiento rápido

Solución a corto plazo

En tan solo dos o tres visitas a la clínica puedes tener tus carillas fabricadas y colocadas.
Favorito de los famosos

Preferidas por los famosos

Son utilizadas por los personajes públicos que aparecen en los medios y no pueden esperar a ver los resultados de largos tratamientos.
No requiere anestesia

Indoloro

El tratamiento no requiere anestesia, en la mayoría de los casos.
Renueva tu sonrisa con las carillas estéticas

Tipos de carillas

En función del material con el que hayan sido creadas, podemos distinguir dos grandes tipos de carillas:

Diferencia carillas porcelana y composite

Porcelana (e.max y Lumineers)

Son especialmente resistentes y duraderas en el tiempo. Además, proporcionan una alta estética, ya que imitan muy bien el diente natural y no se tiñen ni cambian de color.

Carillas porcelana vs composite

Composite

Ofrecen un buen acabado estético pero son menos duraderas a largo plazo que las de porcelana. Están indicadas para los casos más sencillos y en pacientes muy jóvenes.

¿Qué problemas solucionan?

Las carillas pueden corregir defectos en los dientes como desgastes, fracturas, malposiciones, separaciones, decoloraciones o manchas de tetraciclinas, así como dientes de pequeño tamaño o con formas irregulares. A continuación, tienes una muestra de algunos de nuestros casos de éxito:

Desgaste dental

Arrastra la barra divisoria hacia los lados para ver el antes y el después

Dientes irregulares

Arrastra la barra divisoria hacia los lados para ver el antes y el después

Fractura

Arrastra la barra divisoria hacia los lados para ver el antes y el después

Diastema

Arrastra la barra divisoria hacia los lados para ver el antes y el después

¿Quién llevará a cabo tu tratamiento?

Precisamente debido a la versatilidad que ofrecen las carillas y a los diferentes tipos que existen, es fundamental que el tratamiento sea llevado a cabo por un odontólogo altamente especializado y experimentado. En nuestra clínica, este procedimiento es realizado por el doctor Jesús Peláez, que se dedica a la Estética Dental en exclusiva y ha colocado más de 1.000 carillas.

Licenciado en Odontología por la Universidad Complutense de Madrid

Doctor en Odontología por la Universidad Complutense de Madrid

Máster en Prótesis Bucofacial y Oclusión por la Universidad Complutense de Madrid

Profesor asociado del Departamento de Estomatología I y colaborador del Máster de Prótesis Bucofacial y Oclusión de la Universidad Complutense de Madrid

Autor de artículos científicos publicados en revistas nacionales e internacionales

Ponente habitual en congresos nacionales e internacionales

8 preguntas frecuentes sobre las carillas

En esta sección encontrarás la respuesta a la mayoría de tus dudas sobre el tratamiento. Si aún así tienes más preguntas, ponte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de poder ayudarte.

¿Qué cuidados debe seguir una persona que lleva carillas?
En general, los cuidados que debe seguir un paciente con carillas no son muy diferentes a los que debe seguir cualquier otra persona. En ambos casos, la higiene es fundamental.

Por ello, recomendamos cepillar los dientes después de cada comida, pasar la seda dental, acudir a revisiones periódicas y someterse a las limpiezas profesionales indicadas por el odontólogo.

Además, se debe tener cuidado al morder o masticar alimentos muy duros, ya que la carilla se puede romper. Sin embargo, esto también puede ocurrirnos con nuestros propios dientes.

¿Cuánto duran las carillas?
Una de las preguntas que más nos plantean nuestros pacientes es: “¿Son mejores las carillas de porcelana o las de composite?”

Para responder a esta cuestión es importante tener en cuenta la principal diferencia entre ambas carillas: la durabilidad.

Mientras que hay estudios recientes que afirman que las carillas de porcelana (Lumineers o e.max) pueden llegar a durar alrededor de 20 años, las de composite tienen una vida media estimada de entre 5 y 10 años, aunque necesitan mantenimientos regulares para conservar el color y el brillo.

Una vez mencionado el asunto de la durabilidad, es el propio paciente quien debe valorar si prefiere una solución más estética y duradera (carillas de porcelana) o una más económica (carillas de composite).

Además de esto, se debe tener en cuenta otra consideración: nuestra recomendación es colocar las carillas de porcelana únicamente a pacientes mayores de 18 años, una vez hayan superado la fase de crecimiento.

Es conveniente aclarar que esto no presenta un problema si la persona quiere llevar carillas de porcelana en un futuro, ya que el composite puede ser retirado con posterioridad para colocar unas nuevas carillas.

¿Se me pueden caer las carillas?
Si el proceso de planificación y colocación de las carillas se ha llevado a cabo de la manera adecuada y se ha tenido en cuenta, además, la oclusión del paciente, no debería caerse ninguna carilla.
¿Existe alguna contraindicación para llevar carillas?
Las carillas son un tratamiento sencillo que apenas tiene contraindicaciones. Sin embargo, se deben tener en cuenta una serie de consideraciones. Por ejemplo, las carillas están contraindicadas en los pacientes que no mantienen una buena higiene, ya que la falta de limpieza puede producir inflamación en la encía o filtraciones.

Este tratamiento tampoco debe llevarse a cabo en los pacientes que tienen una mala oclusión, es decir, en aquellos que muerden borde a borde o que muerden al revés de lo que se suele morder. En estos casos, sería necesario realizar un tratamiento de ortodoncia previo para corregir la oclusión y posteriormente colocar las carillas.

Por otro lado, en los pacientes con bruxismo las carillas no son necesariamente una contraindicación. Es decir, si el paciente bruxista tiene una férula de descarga y duerme con ella, no tiene por qué haber riesgo de que rompa las carillas.

Para terminar, se debe recordar que en el caso de los pacientes menores de 18 años se recomienda la colocación de carillas de composite. Por su parte, las de porcelana deben colocarse una vez haya finalizado la fase de crecimiento.

¿Es necesario tallar el diente para colocar una carilla?
El tallado es un aspecto que despierta muchos recelos entre los pacientes, ya que algunas personas creen que dicho procedimiento va a comprometer de una manera drástica el aspecto y la estructura de su diente.

Sin embargo, éste es uno de los aspectos que más ha evolucionado con el paso del tiempo. Por ejemplo, hace unos años se fabricaban carillas de porcelana con un espesor de 1,5 milímetros, lo que exigía tallar mucho el diente.

Hoy en día podemos trabajar con carillas que tienen un espesor de 0,1 ó 0,2 milímetros. Gracias a esta diferencia considerable, hay muchos casos en los que no es necesario tallar el diente o, como mucho, pulirlo mínimamente.

¿Se pueden combinar las carillas con algún otro tratamiento dental?
Sí, las carillas son un tratamiento sencillo que puede ser compaginado con cualquier otro procedimiento.

Por ejemplo, es muy habitual realizar previamente un blanqueamiento dental combinado. Al ser las carillas tan finas –cualidad imprescindible para obtener una apariencia natural- es preferible blanquear los dientes antes de colocarlas.

Llevando a cabo un blanqueamiento conseguiremos un resultado mucho más atractivo, ya que si la carilla se coloca en un diente con un tono amarillento, ésta se transparentará y dejará ver un color antiestético.

¿Cuáles son los valores diferenciales de nuestras carillas?
Dado el compromiso de nuestra clínica por ofrecer la solución estética más innovadora, duradera y natural, únicamente utilizamos marcas y materiales de eficacia demostrada.

En lo que respecta a las carillas de porcelana, nuestra principal ventaja es que trabajamos con las marcas e.max y Lumineers. Estas carillas son las más finas, resistentes y estéticas que existen en el mercado actualmente.

En lo que respecta a los composites, solamente trabajamos con aquellos que son de una alta calidad y que nos proporcionan una variedad de tonalidades suficiente para ofrecer el tono más natural a cada paciente.

Por otro lado, antes de colocar las carillas llevamos a cabo un estudio de estética dental, lo que nos ayuda a obtener la mejor solución personalizada para cada paciente. Este estudio incluye la toma de fotografías y moldes para posteriormente realizar la prueba de mock-up y ver cómo quedarían las carillas. Una vez hecho esto, las encargamos al laboratorio.

Además, a la hora de llevar a cabo el estudio de la sonrisa usamos un software llamado Digital Smile System (DSS), que permite planificar y diseñar la forma y el tamaño del diente que son más adecuados para cada persona.

Este programa realiza una serie de mediciones de la cara del paciente para posteriormente, en función de sus proporciones, diseñar las carillas más estéticas.

¿Cuánto cuestan las carillas?
El precio de las carillas depende fundamentalmente del material en el que están fabricadas: porcelana (Lumineers o e.max) o composite. Como hemos mencionado previamente, el material es un aspecto fundamental, ya que es lo que determina en gran medida la durabilidad del tratamiento.

Dicho esto, las carillas que tienen un mayor coste son las de porcelana. Por un lado, el precio de la carilla Lumineers es de 700 €. Por otro, el coste de la carilla e.max es de 520 €.

Por su parte, las carillas de composite son más económicas, ya que el precio de cada una es de 310 €.

Una vez conocidos los diferentes costes, será necesario valorar el criterio profesional del odontólogo así como poner en una balanza los diferentes beneficios que obtenemos con cada una de ellas.

Las de porcelana proporcionan mayor durabilidad –alrededor de 20 años- y estética –no pierden el brillo y no se tiñen-. Por su parte, las de composite tienen un precio más económico pero duran entre 5-10 años y requieren mantenimientos periódicos.

De todas formas, con el objetivo de que el coste no sea una barrera para conseguir el aspecto que deseas, en Ferrus & Bratos ofrecemos a nuestros pacientes la posibilidad de financiar sus tratamientos hasta en 24 meses sin intereses.

¿Aún tienes dudas?

Pide una cita con nuestro especialista

Descubre cómo podrías mejorar tus dientes gracias a las carillas dentales y estrena sonrisa cuanto antes.

¿En qué podemos ayudarte? Rellena el siguiente formulario

Rellenar el teléfono sin espacios
Elige un tratamiento por favor.
Entre las:
Y las:
Debes aceptar la política de privacidad
*Revisa los campos con errores

¿No te gustan los formularios? Llámanos al 91 768 18 12

Un momento, el formulario se está enviando...