atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Liquen plano oral: ¿cuáles son sus causas y cómo se trata?

Aunque su nombre suene desconocido para muchas personas, lo cierto es que el liquen plano oral es, probablemente, la enfermedad no infecciosa más frecuente que puede aparecer en la mucosa bucal (lengua, interior de la mejilla y suelo de la boca).

De hecho, diversos estudios epidemiológicos realizados en varios países estiman que esta patología afecta a entre el 0,2 y el 1,9% de la población general.

A pesar de que exista cierto desconocimiento, quien padece liquen plano suele estar muy familiarizado con sus síntomas e informado acerca de sus posibles complicaciones.

Esto se debe a que la enfermedad es crónica y tiene a reaparecer y desaparecer con el paso de los años. Por tanto, acompaña a muchas personas durante gran parte de su vida.

¿Qué es el liquen plano oral?

El liquen plano es una enfermedad inflamatoria y crónica que ocasiona un engrosamiento de la mucosa bucal.

Dicho engrosamiento da lugar a unas lesiones que pueden variar los síntomas o molestias padecidos en función de cada caso.

Los distintos aspectos en los que pueden variar son los siguientes:

Coloración:

Las lesiones pueden ser blancas o rojas

Sintomatología:

Pueden ser asintomáticas o presentar una erupción que causa picor

Intensidad:

Pueden reaparecer con el tiempo y evolucionar a brotes de distinta intensidad

Tamaño:

Además, pueden aumentar o disminuir su tamaño en función de la intensidad del brote

Aunque en este artículo nos vamos a centrar en su incidencia en la boca, lo cierto es que el liquen plano es una patología que también puede presentarse en la piel, las uñas, el pelo o los genitales.

¿Cuáles son sus síntomas?

Tal y como ya hemos avanzado previamente, el liquen plano oral provoca diferentes lesiones en función de su coloración:

Color blanco:

En este caso, se produce un engrosamiento de color blanco en alguna parte de la mucosa (lengua, interior de la mejilla y suelo de la boca).

De esta manera, aparecen unas estrías blancas que, en la mayoría de las ocasiones, son asintomáticas.

Por ello, lo más frecuente es que el paciente no se dé cuenta o de que, simplemente, perciba una sensación de rugosidad en la zona en la que están las estrías.

Si la lesión no molesta y no presenta síntomas especialmente visibles, normalmente la persona no le da importancia y no acude a la consulta del dentista.

Color rojo:

En el caso del liquen plano rojo, los síntomas suelen ser más evidentes.

Es decir, se forma una zona roja en alguna parte de la mucosa y la persona experimenta síntomas como sensibilidad, dolor y escozor que aumentan con el roce.

¿Cómo se diagnostica?

Una vez que el paciente cree que puede padecer liquen plano, lo más recomendable es que acuda a la consulta del dentista para que éste realice un diagnóstico y determine si sus sospechas son ciertas.

En la clínica dental, el odontólogo lleva a cabo una inspección visual. Con ello, descarta la existencia de liquen plano o, si tiene dudas, realiza una biopsia.

Este procedimiento consiste en tomar una muestra de la lesión y enviarla a analizar a un laboratorio de anatomía patológica.

Los resultados llegan a la clínica dental diez días después y en ese momento el odontólogo ya puede determinar si es necesario llevar a cabo un tratamiento.

Tratamiento: ¿cómo se cura el liquen plano?

En este punto, es necesario aclarar si ésta es una enfermedad grave o si requiere algún tipo de tratamiento.

Dicho esto, podemos afirmar que el liquen plano oral resulta peligroso cuando cambia de color -de blanco a rojo-, cuando se encuentra en los bordes laterales de la lengua y en el suelo de la boca y cuando los bordes de la lesión no están definidos.

En este caso, lo más recomendable y, por tanto, lo que hacemos en nuestra clínica, es realizar una biopsia para descartar cualquier patología maligna.

O, en el caso de encontrarnos ante una neoplasia o cáncer en la boca, poder extirpar totalmente el liquen plano con márgenes de seguridad, es decir, eliminado parte de tejido sano.

En este caso, una vez realizada la intervención el paciente se deberá someter a controles semestrales.

Sin embargo, existe otra posibilidad mucho menos preocupante. Esto sucede cuando el liquen plano es blanco, se encuentra en el interior de la mejilla y la persona que lo padece es fumadora.

En este caso, no se realizaría una biopsia, sino que se recomendaría al paciente que redujera o eliminara por completo -a ser posible- el consumo de tabaco.

Aunque el liquen plano no revista gravedad, hay pacientes que pueden experimentar sensibilidad o dolor.

En este caso, es necesario consultar con el dentista los medicamentos que se pueden tomar para controlar los síntomas, aliviar las molestias y acelerar el proceso de curación.

El liquen plano en la boca puede ser peligroso si cambia de color, si está en los bordes laterales de la lengua o en el suelo de la boca y cuando sus bordes no están definidos

Causas del liquen plano: ¿a quién afecta?

La causa del liquen plano es desconocida. Sin embargo, se cree que se debe a un desorden inmunológico y en algunas ocasiones se relaciona con otras enfermedades autoinmunes o con la hepatitis C.

Además, se sabe que no es infecciosa. Y, por tanto, no es contagiosa entre personas.

Los mismos estudios epidemiológicos a los que hemos hecho referencia anteriormente afirman que el liquen plano oral afecta a un hombre por cada tres o cuatro mujeres.

Y que, además, el rango de edad más perjudicado es el que se encuentra entre los 30 y los 70 años.

Sin embargo, aunque es menos frecuente, la patología también puede afectar a niños y ancianos.

Principales factores de riesgo

Dicho esto, se estima que hay una serie de factores que pueden influir en la aparición y el empeoramiento de la patología. Éstos son los siguientes:

Prótesis o aparatos metálicos:

Ser portador de una prótesis o de un aparato de ortodoncia puede conllevar la aparición de rozaduras debido a los elementos metálicos o a que la prótesis esté mal ajustada

Alimentación:

Las comidas muy ácidas, picantes o calientes también contribuyen a desencadenar la enfermedad

Alcohol:

El alcohol es perjudicial para la mucosa bucal en general

Tabaco:

También se considera que el liquen plano puede ser una reacción de protección de la boca ante la toxicidad del tabaco

Placa bacteriana:

El sarro y la placa bacteriana perjudican la salud de la boca en general y, por tanto, el control y la eliminación de cualquier problemática asociada a ella

Estrés o ansiedad:

Los brotes que experimentan las personas que padecen esta enfermedad se relacionan con el factor psicológico. Es decir, a más estrés o ansiedad, más posibilidades de que surja un brote

Determinados medicamentos:

Los antibióticos, antihipertensivos o diuréticos también son un factor de riesgo

Enfermedades sistémicas:

Aunque la causa del liquen plano es desconocida, ésta se ha relacionado con numerosos problemas sistémicos como la hipertensión arterial, la enfermedad tiroidea o la diabetes mellitus, por ejemplo

Si padeces o has padecido liquen plano oral, esperamos que este artículo te haya ayudado a aclarar tus dudas sobre la enfermedad.

Ten siempre en cuenta que la repetición de las lesiones puede producirse -aunque parezca que la patología se haya curado- y que muchas personas la padecen durante años.

Sin embargo, el liquen plano oral no suele ser un problema que afecte a la calidad de vida.

Para que así siga siendo, te recomendamos extremar la higiene bucodental y tener en cuenta los factores de riesgo que contribuyen a la aparición y el empeoramiento de la enfermedad

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(4 votos, media: 4,25 sobre 5)
cargando imágenCargando…