atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Lengua fisurada: ¿puede ocasionar complicaciones? ¿Cuál es su tratamiento?

La lengua fisurada o escrotal es una de esas alteraciones linguales que, aunque pueda tener un aspecto poco estético, ni reviste gravedad por sí misma ni es contagiosa.

Además, suele ser indolora y no afecta demasiado a la vida diaria de la persona que la padece.

¿Qué es la lengua fisurada?

La lengua fisurada es una alteración de la anatomía normal de la lengua.

Tal y como su propio nombre indica, la persona que la padece presenta múltiples grietas -o fisuras- que varían en tamaño y profundidad.

Estas lesiones suelen aparecer en el dorso (parte superior). Sin embargo, en muchas veces se extienden también hacia los lados de la lengua.

Como acabamos de adelantar, estas rajas varían en tamaño y profundidad.

De hecho, en algunas ocasiones, las grietas son tan profundas que, si se observan de cerca, dan la sensación de que la lengua está rajada o dividida en partes.

En este punto, se debe remarcar que la lengua escrotal no se debe confundir con la glositis migratoria, llamada comúnmente lengua geográfica.

Los pacientes que padecen lengua geográfica se caracterizan por tener unas manchas blancas o rojas en la superficie de la lengua.

El nombre de esta alteración se debe a la forma que tienen dichas manchas: recuerdan a las de un mapa.

La lengua fisurada puede ser asintomática o provocar inflamación, dolor y mal aliento. Si no se mantiene una buena higiene, también puede aparecer la candidiasis

¿Cuáles son los síntomas de la lengua escrotal?

Lo más habitual es que las grietas sean asintomáticas, es decir, que no produzcan ningún síntoma.

Sin embargo, hay ocasiones en las que esta alteración puede provocar algunos problemas o inconvenientes.

Éstos podrían ser los siguientes:

  • Lengua hinchada o inflamada
  • Dolor en la lengua
  • Mal aliento o halitosis

¿Las grietas pueden provocar complicaciones?

Aparte de presentar los síntomas descritos anteriormente, los pacientes que padecen lengua escrotal pueden experimentar alguna complicación.

Dentro de estas complicaciones, puede aparecer una infección por hongos (candidiasis).

Para evitar la infección o candidiasis, es fundamental llevar a cabo una higiene exhaustiva de la boca y, en particular, de la lengua.

La limpieza de la lengua conseguirá retirar los restos de alimentos que se acumulan en las grietas tras las comidas.

Te interesará »  Leucoplasia oral: ¿son peligrosas las manchas blancas en la boca?

De no completarse esta higiene correctamente, proliferarán las bacterias y aparecerán las infecciones.

En uno de los siguientes puntos te explicaremos en qué debe consistir exactamente la limpieza de la lengua y en qué elemento te puedes apoyar para hacerlo.

Causas: ¿por qué se agrieta la lengua?

Antes de nada, debemos señalar que el origen de esta alteración es desconocido.

Sin embargo, sabemos que la lengua agrietada puede ser congénita o aparecer en cualquier momento de la vida. Además, tiende a acrecentarse con la edad.

La también llamada “lengua rajada” puede estar asociada a algunos trastornos como el síndrome de Down o el síndrome de Melkersson-Rosenthal.

Si bien el primero es más conocido, el segundo es un trastorno neurológico cuyos afectados presentan una parálisis facial recurrente.

Compra un limpiador lingual
Si utilizas este instrumento después de cada comida evitarás las complicaciones asociadas a la lengua agrietada. Los raspadores linguales son muy baratos y se pueden adquirir en farmacias

Tratamiento de la “lengua rajada”

Lo más habitual es que la lengua fisurada sea diagnosticada en una revisión odontológica o médica rutinaria.

La mayoría de personas que la padecen no requieren tratamiento ni, por tanto, el uso de ningún medicamento.

Por tanto, podríamos decir que el tratamiento consiste básicamente en evitar las complicaciones asociadas a la lengua fisurada.

Para ello, te damos los siguientes consejos:

Extrema la higiene bucodental

Para esto, además de cepillarte bien los dientes después de cada comida, es fundamental que completes la higiene con el uso de un raspador lingual.

Esto se debe a que una limpieza exhaustiva de la lengua permite retirar los restos de comida que puedan acumularse en las fisuras.

De esta manera, se evitan las infecciones de hongos (candidiasis) y el mal aliento que puedan aparecer.

Reduce el consumo de alimentos irritantes

Las comidas irritantes serían aquellas que son muy ácidas, amargas, picantes y saladas.

La conveniencia de no ingerir alimentos irritantes se debe a que éstos aumentan la probabilidad de sentir inflamación, dolor, sensibilidad, malestar o irritación en la lengua.

Evita el tabaco y el alcohol

El hábito de fumar y beber alcohol aumenta el riesgo de que aparezcan infecciones bucales, que ya hemos visto que están relativamente asociadas a la lengua agrietada.

Aunque en este artículo hemos explicado que la lengua fisurada o “rajada” no suele conllevar ningún problema, no está de más acudir al dentista si detectamos que la tenemos.

Tanto si presentas este tipo de lesiones como si de repente percibes algún cambio -del tipo que sea- en la lengua, es muy conveniente que hagas una visita a la clínica dental para que te saquen de dudas.

Te interesará »  6 hábitos que tu hijo adolescente debe tener para cuidar sus dientes

Y, mejor aún, para que descarten la posibilidad de que padezcas un trastorno o enfermedad más problemático.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (13 votos, promedio: 4,23 de 5)
Cargando…