atención al paciente
¿Necesitas ayuda?
Llámanos
Escríbenos por WhatsApp

Horario de atención al paciente:

Lunes - jueves de 09:30-20:30

Viernes de 09:30-19:30


Si tengo hipoplasia dental, ¿cómo soluciono la pérdida de esmalte?

En Medicina, la hipoplasia hace referencia a la incorrecta formación de un órgano o parte del cuerpo. Dado que esta alteración puede afectar a diferentes zonas, su complejidad depende de dónde se localice dicha afectación.

Una vez explicado, en términos generales, qué es la hipoplasia, ahora vamos a hablar de la que nos afecta a nosotros. Es decir, la que está localizada en la boca y, más concretamente, en el esmalte de los dientes.

¿Qué es la hipoplasia dental?

La hipoplasia es un defecto de los dientes que conlleva que éstos tengan menos cantidad de esmalte de lo habitual.

Esta alteración tiene lugar durante el desarrollo del diente y, más concretamente, en el proceso de formación del esmalte.

Por tanto, la hipoplasia dental aparece antes de que la pieza dental erupcione.

¿Cómo se manifiesta este defecto?

La hipoplasia del esmalte puede dar lugar tanto a manchas blancas o marrones como a surcos en los dientes.

En función de la severidad del defecto, estas señales pueden ser prácticamente inapreciables o muy visibles, otorgando al diente un aspecto dañado y deteriorado.

¿Qué es el esmalte dental?

Ahora que ya hemos explicado qué es la hipoplasia y cómo se manifiesta, vamos a recordar qué es exactamente el esmalte de los dientes.

El esmalte es la capa más superficial o externa de la pieza dental. Está compuesto por un mineral llamado hidroxiapatita, que es el más duro del cuerpo humano.

Por otra parte, vamos a aclarar que aunque el esmalte forme la capa más visible de la pieza dental -ya que es la parte externa-, éste no es el principal responsable del color del diente.

Esto se debe a que el esmalte es una capa translúcida. Por tanto, la pieza dental debe su color a la dentina, una capa más interna cuyo tono viene determinado por la genética de la persona.

Cuida tus dientes
Si se estropea, el esmalte de los dientes no se regenera por sí mismo. Por tanto, es importante que lo cuides lo máximo posible

Causas de la hipoplasia del esmalte

Como ya hemos citado previamente, la hipoplasia dental tiene lugar durante el desarrollo de la estructura del diente.

La alteración se debe a que en ese periodo se produjo una situación o circunstancia propicia para su aparición.

Te interesará »  Diseño digital de la sonrisa: ¿Qué es y qué ventajas me aporta?

Ejemplos de estas situaciones o circunstancias serían la malnutrición, una infección, la fiebre o una enfermedad.

Por tanto, podemos decir que durante la niñez nuestro organismo experimentó un problema que tuvo como consecuencia la hipoplasia dental.

Debido a que este defecto pudo deberse a diferentes motivos y a que se desarrolló en una etapa temprana de nuestra vida, en muchas ocasiones es difícil determinar la causa exacta que lo originó.

¿Qué consecuencias tiene esta alteración?

Como ya hemos explicado anteriormente, el esmalte constituye la capa más superficial de la pieza dental.

Por este motivo, tiene una función protectora. Es decir, esta capa es responsable de proteger los dientes contra agresiones externas, como pueden ser los ácidos y la placa bacteriana.

Ello hace que una menor cantidad de esmalte convierta al diente en más propenso a padecer problemas como las caries o las enfermedades periodontales (gingivitis o periodontitis).

El tratamiento para solucionar la hipoplasia del esmalte dependerá del daño o deterioro que haya sufrido el diente

Tratamiento y soluciones para la pérdida de esmalte

Antes de detallar las soluciones para la hipoplasia dental, es conveniente recordar la importancia de cuidar el esmalte.

Esto se debe a que, si se daña o deteriora, no se regenera por sí mismo.

Para cuidar el esmalte es conveniente seguir unos buenos hábitos de alimentación, como pueden ser evitar el abuso del azúcar o el consumo de alimentos muy duros.

Mientras el azúcar es el principal causante de la caries, los alimentos muy duros pueden romper o fisurar el esmalte.

Una vez recordado esto, a continuación vamos a detallar las soluciones a las manchas -blancas o marrones- y a los surcos en los dientes provocados por la hipoplasia.

Dichos tratamientos variarán en función del grado de afectación del esmalte y pueden ser los siguientes:

Sellado dental

Los sellantes dentales sirven para proteger la superficie afectada por la hipoplasia y se utilizan cuando los signos de ésta son muy leves.

Blanqueamiento dental

Se lleva a cabo cuando las manchas en los dientes son blancas. De esta manera, el blanqueamiento dental consigue que todos los dientes tengan un color más uniforme.

Microabrasión dental

Este es un tipo de tratamiento al que se recurre cuando las manchas son severas.

Consiste en pulir la capa del esmalte que está dañada, de manera que eliminamos la mancha.

Posteriormente, la capa del diente pulida se rellenará con composite.

Carillas o coronas dentales

Cuando el daño es muy severo, será necesario recurrir a otras soluciones como las carillas o las coronas dentales.

Te interesará »  Dientes torcidos

Tanto las carillas (porcelana o composite) como las coronas (porcelana, metal-porcelana o zirconio) son tratamientos completamente personalizados.

Por tanto, aspectos como el color, el material, el tamaño o la forma se planifican en función de las necesidades de cada paciente.

Implantes dentales

Los implantes serían el último recurso que se debería utilizar, ya que lo más recomendable para el paciente es que seamos conservadores con sus dientes.

Sin embargo, cuando el deterioro de la pieza dental es extremo, sí es necesario contemplar la posibilidad de extraerla y colocar un implante.

Al igual que en el caso anterior, este tratamiento es completamente individualizado en función del paciente.

Es decir, tanto el tipo de cirugía que se lleva a cabo para insertar el implante como la corona que se coloca después se planifican para cada persona.

Como ves, de la misma manera que existen varias causas que provocan la hipoplasia del esmalte, hay diferentes formas de tratarla.

Por tanto, si presentas manchas o surcos debido a este problema, te invitamos a una primera consulta gratuita a nuestra clínica dental.

De esta manera, los especialistas en Estética podrán examinarte y determinar cuál es el tratamiento más adecuado para ti.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…